cargando

En twitter:

Escenarios
Viernes 13 septiembre, 2019

Veracruz, entre masacres

•Puro archivo muerto
•Inseguridad e impunidad

UNO. Veracruz, entre masacres

Fue la matanza de Coatzacoalcos (31 muertos, por lo pronto), y ya nadie se acuerda en Veracruz. Y más, luego de ser atraída por la Fiscalía General de la República, donde la fama pública es el silencio eterno.

Luis Velázquez

Fue la masacre de Minatitlán (14 muertos, entre ellos, un niño de un año en brazos de su madre, su madre muerta) y en el olvidado ha quedado.
Fue la masacre de Soledad Atzompa (6 malandros linchados y quemados vivos) y entró a la leyenda popular.
Fue la masacre de quince políticos y líderes sindicales y 180 mujeres y 46 menores de edad y 18 policías y 6 activistas y doce miembros de la comunidad sexual y doscientos taxistas y un reportero y ya nadie lo recuerda. Incluso, “si la muerte tiene permiso” (Edmundo Valadés), entonces, los crímenes, los homicidios, los asesinatos se han vuelto un hecho normal en Veracruz.

DOS. Puro archivo muerto
Fue el asesinato de la presidenta municipal de Mixtla de Altamirano y su esposo y el chofer del Ayuntamiento, los 3 emboscados una noche en la montaña negra de Zongolica, y todo ha quedado en el olvido.
Fue el crimen del activista de Xalapa, Abiram Hernández Fernández, y de pronto, el silencio total y absoluto, “haiga sido como haiga sido”.
Fue el secuestro y desaparición y crimen de una madre de familia en Coatzacoalcos, esposa de un empresario, decapitada, y como si nunca hubiera existido.
Fue el secuestro y desaparición y asesinato de una chica de 18 años de edad en el norte de Veracruz, tirado su cadáver en Tantoco luego de que la su señora madre se declara insolvente para pagar el rescate, y al momento, ningún detenido.
Fue el asesinato “con alevosía, ventaja y premeditación” del primer reportero en la era de MORENA (5 con Miguel Ángel Yunes Linares y 19 con Javier Duarte, más 3 desaparecidos), y luego de tantas cacayacas mediáticas, ni fu ni fa. El expediente, en el archivo muerto.
Fue la encendida revolución silenciosa y pacífica de Coatzacoalcos con marchas en las calles y avenidas, con plantones frente al palacio municipal, con cartas enviadas a la ONU, con una cartita en la Plataforma digital, con protestas frente a las oficinas del gobierno de Veracruz en la Ciudad de México, y un día, todo reducido al silencio, los brazos cruzados, la resignación, creyendo en la palabra oficial, cuando la historia demuestra que todos los políticos son unos mentirosos y farsantes, así les levanten la mano y sean vitoreados.

TRES. Tiradero de cadáveres
Fueron, han sido, son ya, cuarenta y seis (46) menores de edad asesinados, la mayoría de 17 años de edad, incluidos el bebé de un año en la masacre de Minatitlán (que también atraída por la Fiscalía General de la República para así liberar a la FGV), y ningún detenido.
Por vez primera, el infanticidio en Veracruz en su más alto decibel. Y si resulta imperdonable el crimen (tarea de la secretaría de Seguridad Pública), peor la impunidad (tarea de la Fiscalía).
Madres y padres de familia asesinados. Niños asesinados. Jóvenes asesinados. Ancianos asesinados.
El paisaje urbano, suburbano, rural e indígena de Veracruz convertido en un tiradero de cadáveres. Cuerpos flotando en los ríos aguas abajo. Cadáveres tirados en un pozo artesiano de agua dado de baja. Cuerpos arrojados entre los cañaverales y a orilla de los caminos. Cadáveres expuestos en calles y avenidas con narcomensajes. Cuerpos decapitados, cercenados, embolsados y tirados al vacío.
Es el nuevo Veracruz. Es el diario vivir. “La muerte tiene permiso” y también, la impunidad.


Deja un comentario

Acerca del blog

Blog de noticias desde Veracruz.
Aquí, deseamos contar la historia de cada día.
Y cada día es un nuevo comienzo.
Y todos los días se empieza de cero...

Portal de noticias de Veracruz.