cargando

En twitter:

Expediente 2019
Sábado 31 agosto, 2019

La peor pesadilla

La semana terminó con la peor pesadilla en los últimos 9 meses, digamos, igual o peor que la masacre de Coatzacoalcos en un centro nocturno, 25 muertos. Un abogado en el poblado Villa Juanita, municipio de San Juan Evangelista, fue rafagueado en su casa con cuatrocientos tiros, de los cuales, como la canción de Rosita Alvírez, solo uno era mortal. Los otros 399, digamos, disparando a diestra y siniestra para ver cuál balazo lo mataba.

Luis Velázquez

Saña y barbarie. Crueldad y rudeza innecesaria. Los carteles siguen imponiendo su ley. El gobierno de Veracruz, rebasado, en su principio de Peter. El Estado de Derecho, descarrilado en la ruleta rusa.
Nunca antes en la historia local, ni siquiera, vaya, en el sexenio de Agustín Acosta Lagunes cuando el líder de la Unión Nacional de Cañeros, CNC, Roque Spinoso Foglia, fue asesinado con su primo y un amigo, de ciento veinte balazos.
Los 400 balazos de San Juan Evangelista quizá, digamos, equiparados con los tiros disparados por los soldados en el Porfirismo en Río Blanco y que dejara trescientos obreros textiles sin vida.
Y, bueno, si los malandros disparan, mejor dicho, rafaguean, bombardean, aprietan el botón nuclear con 400 tiros, como si jugaran "el tiro al blanco", sin el miedo ni el temor ni el pavor a la secretaría de Seguridad Pública, entonces, y como dijera el arzobispo de Xalapa, "solo queda rezar", porque, como arguyera el alcalde de la capital, resultó infructífero "cuidarse unos a otros".
Por fortuna, dice Hipólito Reyes Larios, Dios está mirando a Veracruz y muchas señoras le han confesado que Dios las salvó de un secuestro.
Con los 400 tiros de Villa Juanita solo queda evocar el final de la película "El Infierno", donde Damián Alcázar rafaguea con cien, doscientos, trescientos tiros al cacique y su esposa y sus funcionarios municipales y sus pistoleros y nadie quedó vivo.
En San Juan Evangelista, solo un hombre fue asesinado con 400 tiros. Era abogado y se llamaba Luis Gómez Nájera y tenía 60 años, y según la cronica, con nadie se metía. Era un hombre bueno.
Un día después, la policía todavía seguía contando los casquillos levantados (hasta de R-15) después del peor infierno, la peor pesadilla, sufrida y padecida.

VEINTE MUERTOS EN UN PUEBLO

Fue el ataque más demoledor en la historia local.
Indicativo, por lo siguiente.
En Juanita, según cuenta el cronista Ignacio Carvajal García, un sobrino de Luis Gómez Nájera, de nombre Víctor Idelfonso Gómez, de 26 años, fue asesinado con más de cien disparos.
Antes, a un ladito, en Acayucan, el comandante de la policía municipal, Mariano Rodríguez Pérez, fue acribiillado en su casa el 6 de febrero del año morenista que corre,
Días después, el ex alcalde de San Juan Evangelista, Adalberto Moreno Lara, de 56 años, también fue ejecutado.
Y en el mismo mes de febrero, la comandancia fue rafagueada en un abierta provocación de los pistoleros, intentando dar muerte a los policías pero solo alcanzaron a balear la fachada del palacio.
Y como la violencia a nadie respeta, el 26 de marzo fue asesinado el dirigente de MORENA, Ernesto Morrugales Ramos.
Total, en el transcurso del año, en el municipio de San Juan Evangelista han perdido la vida unas veinte personas, todas, de forma violenta. Es decir, la huella criminal de los carteles y cartelitos y delincuencia común.
El colmo de los colmos, la peor pesadilla, el rincón del infierno fue alcanzado con los 400 tiros a la casa de Luis Gómez Nájera para acabar con su vida.

UN SEXENIO DE OCURRENCIAS

Han matado a 46 menores en Veracruz. Una niña de 12 años en Santa Ana Atzacan. Han asesinado a 160 mujeres. Una de ellas, la presidenta municipal de Mixtla de Altamirano. Varias, ultrajadas, cercenadas y decapitadas. Una, tirado el cadáver a un río. Otra más, acribillada por la espalda "con alevosía, ventaja y premeditación", los tres agravantes de la ley.
Quince políticos han sido asesinados. 8 activistas. Doce miembros de la comunidad gay. 18 policías. Un reportero. Más de mil 300 asesinatos en la era Hugo Gutiérrez Maldonado, secretario de Seguridad Pública, SSP.
Pero de todos, el más impresionante, los 400 tiros al licenciado de Juanita.
Veracruz, entonces, en las grandes ligas. La inseguridad y la impunidad, en su más alto decibel.
La tierra jarocha, "la noche tibia y callada de Veracruz", un paraíso terrenal para los malosos.
Ellos siguen ganando la batalla al gobierno.
Y mientras, el titular de la SSP, acompañado de policías, sembrando florecitas en los parques públicos para envidia de la secretaria del Medio Ambiente y los directores de Parques y Jardines de los Ayuntamiento sureños.
Un sexenio lleno de ocurrencias para tapar "el ojo al macho" de la incapacidad policiaca.


Deja un comentario

Acerca del blog

Blog de noticias desde Veracruz.
Aquí, deseamos contar la historia de cada día.
Y cada día es un nuevo comienzo.
Y todos los días se empieza de cero...

Portal de noticias de Veracruz.