cargando

En twitter:

Expediente 2020
Sábado 21 noviembre, 2020

A toro pasado...

Durante 24 meses, Miguel Ángel Yunes Linares, el góber azul, tuvo un solo objetivo como fue encarcelar a Fidel Herrera Beltrán. Nunca pudo. Quedó con las ganas. Lo más que logró fue privar de su libertad a Javier Duarte y exiliar a Karime Macías en Londres.
El góber de la 4T ha tenido el mismo deseo, con todo y que en el fidelismo a su padre le fue bien, tiempo aquel como diputado local y líder camaral y según versiones, hasta el negocio de un bar le autorizaron por el rumbo de San Bruno.

Luis Velázquez

Incluso, el secretario de Salud, Roberto Ramos Alor, se fue en contra de los yunistas, los duartistas y los fidelistas, incluidos el trío de mandatarios, llenándose la boca y la garganta de presuntos desvíos de recursos públicos a través de sus titulares de Salud.
Al momento, dos años después, el sexenio de la izquierda ha quedado con las ganas. Y a pesar de tantas denuncias penales en la Fiscalía General en contra de los antecesores, nunca han procedido. Solo hay un detenido. Un funcionario de SEFIPLAN en el bienio panista.
El fuego amigo y enemigo en contra de Fidel ha continuado. El martes 17 de noviembre, el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard Casaubón, reveló que la dependencia a su cargo en ningún momento investiga a Fidel. Ni por corrupción ni tampoco por desvío de recursos cuando fue cónsul de México en Barcelona.
Dijo Ebrard: "En el caso particular, la secretaría en este momento no tienen ningún proceso penal ni administrativo en contra de Fidel Herrera".
Fidel, convaleciente en una silla de ruedas desde hace mucho tiempo, está, digamos, retirado del palenque político, quizá, en forma directa y activa como era que solía trabajar veinte de las 24 horas del día y cada día lo empezaba hacia las 3, 4 de la mañana cuando todos dormían.
Incluso, la fama pública de que despertaba a los secretarios del gabinete legal y ampliado como si fueran las 8, 9 de la mañana.
Y más allá de que tenga, como todo ser humano, pecados veniales y mortales según reza la doctrina, todo indica que sus detractores y enemigos únicamente han tratado de enlodarlo, pues, y en todo caso, si interpusieron denuncias penales en contra nunca prosperaron.

LA POLÍTICA, TRAGADERO DE HOMBRES

Nadie puede negar la inteligencia incandescente de Fidel. Tampoco la trayectoria pública que tuviera iniciada en la provincia cuando Rafael Murillo Vidal gobernaba Veracruz y en el altiplano cuando Luis Echeverría era candidato presidencial.
Diputado federal en 4 ocasiones, senador de la república, funcionario federal, dirigente priista y gobernador, ejerció la política como una carrera civil y lo que tanto lo enaltece en un sistema político convertido "en un tragadero de hombres y mujeres" en cada sexenio cuando unas tribus partidistas llegan al poder y otras se van y las nuevas, por lo regular, intentan aniquilar por completo a las antecesoras.
Su fama, liderazgo y ascendencia en Veracruz es así:
Por ejemplo, cuando gobernaban Veracruz Javier Duarte y Miguel Ángel Yunes Linares, y ahora, Cuitláhuac García, muchos ciudadanos de a pie decían que extrañaban y extrañan a Fidel.
Y se pudiera estar de acuerdo o en desacuerdo con su ejercicio personal del poder y la tarea de gobernar, pero la mayoría de la gente quedó contenta.
Incluso, hasta sus famosas "cabeceadas", que en el lenguaje popular significa "echar rollos", dejaban contenta a la gente porque sus díceres eran inteligentes y hacía reír.
Como los príncipes rusos, pues, "jodidos, pero contentos".
Tanto encantó que, por ejemplo, trascendió como un seductor y como dice un presidente municipal de su tiempo, "nunca le vi una mujer fea", más bien parecidas al ideal del arzobispo de Xalapa, Hipólito Reyes Larios, para quien la mujer perfecta es "la honesta, la honrada y la hermosa".
Las tres Haches, vaya.
Y si cometió desvíos de fondos públicos, nunca sus enemigos integraron expedientes inapelables para proceder.

SU ÚNICO ERROR

Muchos años después, tuvo, sin embargo, un error. Fue la designación de Javier Duarte, primero, como el candidato a la gubernatura, y segundo, la operación política para garantizar su triunfo en las urnas.
Tan es así que Duarte terminó preso en el Reclusorio Norte de la Ciudad de México condenado a 9 años de cárcel, en tanto su ex pareja, Karime Macías, exiliada en Londres, la ciudad más cara del mundo, y unos treinta funcionarios del gabinete legal y ampliado encarcelados en el penal de Pacho Viejo por Yunes Linares, más unos sesenta policías acusados de desaparición forzada y de cuya sentencia nadie sabe en el tiempo de la 4T.
"A toro pasado", a Fidel le ganó, quizá, el corazón o el hígado, y/o en el peor de los casos, la complicidad a partir de que "lo dejó hacer y lo dejó pasar".
Con todo, nunca Yunes y su equipo descubrieron pruebas suficientes para la denuncia penal en su contra por malos manejos.
Podrán, entonces, seguir rascándole cuando desde entonces han transcurrido los 6 años de Javier Duarte, los 2 años de Yunes y 2 del góber de la 4T, es decir, diez años, y la ley, más que nunca, está de su lado, que lo ampara, en todo caso, por la prescripción de delitos.
Su hijo, Javier Herrera Borunda, busca, por ahora, la candidatura a diputado federal por el PVEM en el distrito de Cosamaloapan, soñando con la candidatura a gobernador en el año 2024, capitalizando el nombre, el crédito, el prestigio, del padre.


Deja un comentario

Acerca del blog

Blog de noticias desde Veracruz.
Aquí, deseamos contar la historia de cada día.
Y cada día es un nuevo comienzo.
Y todos los días se empieza de cero...

Portal de noticias de Veracruz.