cargando

En twitter:

Malecón del paseo
Viernes 13 noviembre, 2020

Jarocho universal

•Gran autodidacta
•50 años sin Agustín Lara

EMBARCADERO: Agustín Lara es el jarocho más universal de todos los tiempos... Por encima, incluso, de Roberto Ávila González, beisbol, con los Indios de Cleveland... Más, mucho más que Luis “Pirata” de la Fuente, fútbol... Más que Pepe Guízar, hijo adoptivo de Boca del Río... Más que Paquita la del barrio... Más que el escritor Juan Vicente Melo... Fallecido el 6 de noviembre de 1950, se cumplieron cincuenta años de su muerte... Se casó en 3 ocasiones y tuvo tres hijos

Luis Velázquez

ROMPEOLAS: De sus mujeres, la más famosa fue María Félix, con quien pasaba los días y noches eternos de luna de miel en la habitación nupcial del hotel Mocambo… Y en donde le colocaban un piano para cantarle y tocarle “María bonita” antes de hacer el amor, el champagne enfriándose… María Félix también fue esposa de Jorge Negrete, el famoso charro cantor… Pero con todo y que Agustín Lara era flaquito flaquito, cara rajada por una trabajadora sexual celosa, alcanzó más relieve que Negrete… Autodidacta, aprendió a tocar el piano escuchando a sus maestros… Empírico, sin estudios en alguna facultad de Letras, compuso canciones inmortales…

ASTILLEROS: Todas las noches, la mitad de la población y la otra mitad se sentaba en la sala de sus casas a escuchar la XEW durante una hora con “La hora romántica de Agustín Lara”… En el rancho, era la hora más sagrada para mi padre… Lo escuchaba en silencio, pegada la oreja al radio y llegó a aprenderse casi todas las canciones del músico-poeta que nació o quiso nacer en Tlacotalpan, el pueblo que embrujara a Gabriel García Márquez para filmar con la hija de Charles Chaplin, Geraldine, la película “La viuda de Montiel”…

ESCOLLERAS: De vez en vez, Agustín Lara llegaba los fines de semana a su Casita Blanca de Boca del Río… Según el cronista José Pérez de León, El popocha, y uno de los más asiduos, el músico-poeta esperaba en la puerta a los invitados a cena suculenta el sábado en la noche… Y a cada uno entregaba una botella de champagne, todos conscientes de que era para consumo particular… Ahí, desfilaban los artistas de entonces y uno que otro político, invitado especial… En la madrugada, Lara, fresquecito, tocaba el piano y cantaba… Una delicia aquel tiempo… El paraíso terrenal… Un privilegio para todos…

PLAZOLETA: Era un hombre flaco, flaco, pero fuerte… En el hospital inglés de la ciudad de México demoró veintitrés días y noches en coma y el pueblo de México vivió angustiado, pendiente de su salud… Murió a las 3:50 pm en la habitación 347 de un paro cardiaco y de enfisema pulmonar, pues fumaba mucho… El mejor de sus amigos fue Pedro Vargas… Su mejor intérprete, Toña la negra, a quien conoció en el barrio de La Huaca y la escuchó cantar y la invitó para estar juntos el resto de la vida como su cantante favorita y a quien encumbrara…

PALMERAS: Los cronistas y escritores, Carlos Monsiváis y Ricardo Garibay publicaron los mejores textos sobre Agustín Lara… Lara debutó como pianista en el gran burdel del viejo Distrito Federal en la famosísima casa de citas de “La bandida”, Graciela Olmos, y en donde desfilaban las tribus políticas de la época revolucionaria, incluidos presidentes de la república, secretarios de Estado y gobernadores… Las canciones de “El flaco de oro” siguen vigentes y el pueblo las sigue cantando con la misma devoción… Ningún otro jarocho, antes ni después, más universal, por encima, incluso, y lejos, de Antonio López de Santa Anna, Miguel Alemán Valdés y Adolfo Ruiz Cortines…


Deja un comentario

Acerca del blog

Blog de noticias desde Veracruz.
Aquí, deseamos contar la historia de cada día.
Y cada día es un nuevo comienzo.
Y todos los días se empieza de cero...

Portal de noticias de Veracruz.