cargando

En twitter:

PosData
Viernes 23 octubre, 2020

Los desaparecidos de Cuitláhuac García

Los diez tianguistas de Ciudad Mendoza y Río fueron levantados por elementos policiacos en Ixtacozquitlán el 26 de octubre de 2019
•Familiares marcharán el próximo lunes de Ciudad Mendoza a Ixtacozquitlán reclamando justicia, simple y llanamente, justicia, ¡vaya reclamo!


ANTONIO OSORIO/Misión especial

Ciudad Mendoza, Ver.- El próximo lunes 26 se cumplirá un año de la desaparición de 7 tianguistas del municipio de Ciudad Mendoza, quienes fueran detenidos por policías municipales de Ixtaczoquitlán y luego desaparecidos, dejando tristeza y dolor entre sus familias, que todavía mantienen la esperanza de encontrarlos, aun cuando las autoridades no tienen pistas sobre el paradero de las víctimas. Por eso, marcharán en señal de protesta para exigir justicia.

  • Siete comerciantes desaparecieron tras ser detenidos por policías municipales de Ixtaczoquitlán

  • Siete comerciantes desaparecieron tras ser detenidos por policías municipales de Ixtaczoquitlán

  • Siete comerciantes desaparecieron tras ser detenidos por policías municipales de Ixtaczoquitlán

  • Siete comerciantes desaparecieron tras ser detenidos por policías municipales de Ixtaczoquitlán

  • Siete comerciantes desaparecieron tras ser detenidos por policías municipales de Ixtaczoquitlán

  • Siete comerciantes desaparecieron tras ser detenidos por policías municipales de Ixtaczoquitlán

  • Siete comerciantes desaparecieron tras ser detenidos por policías municipales de Ixtaczoquitlán

  • Siete comerciantes desaparecieron tras ser detenidos por policías municipales de Ixtaczoquitlán

  • Siete comerciantes desaparecieron tras ser detenidos por policías municipales de Ixtaczoquitlán

  • Siete comerciantes desaparecieron tras ser detenidos por policías municipales de Ixtaczoquitlán

Las víctimas de desaparición fueron los hermanos Jorge Obet y Joel Reyes Flores, de 41 y 43 años de edad respectivamente, junto con la esposa del segundo, Luisa Carrera Valdés, de 30 años, además de sus compañeros tianguistas Ricardo Montesinos Núñez, Daniel García Reyes, Humberto Gil García y Jorge Alducin, de 20, 25, 32 y 45 años, respectivamente, y quienes fueron privados de la libertad el 26 de octubre del 2019, a manos de policías de Ixtaczoquitlán, quienes los interceptaron cuando regresaban de Fortín, tras haber ido a dejar una camioneta con ropa.

“Ya se va a cumplir un año de la desaparición de nuestros familiares, y las autoridades no han resuelto nada, por eso vamos a hacer una marcha hasta el Palacio Municipal de Ixtaczoquitlán”, dio a conocer uno de los familiares.

El reporte oficial, detalla que la detención ocurrió el 26 de octubre, sobre el bulevar Fernando Gutiérrez Barrios, en el municipio de Ixtaczoquitlán, donde inicialmente 5 personas fueron intervenidas por una falta administrativa, por alteración del orden público y faltas a la autoridad, además del aseguramiento de un vehículo.

El informe precisó que alrededor de las 16:35 horas de ese día, elementos de la Policía Municipal de Ixtaczoquitlán, al mando del jefe de grupo Adán Hernández Suárez, y a bordo de la patrulla SPM-330, durante recorridos de prevención y vigilancia, sobre el Boulevard Fernando Gutiérrez Barrios, se percataron de un taxi, con número Económico 170, perteneciente al municipio de Fortín de las Flores, mismo que era conducido de manera “temeraria”, por lo cual le marcaron alto para realizar una inspección preventiva.

Ahí, fue intervenido el conductor, identificado como Jorge Arturo Gómez Camarillo, de 24 años, con domicilio en la avenida 6, entre calles 8 y 10, de la colonia San Pablo, en Fortín, quien manejaba el automóvil Nissan, Tsuru, año 2015, con placas A-025-XEF del Estado de Veracruz.

Asimismo, el documento estableció que junto con el taxista iban: el comerciante Joel Reyes Flores, de 43 años, con domicilio en la calle Paseo de Tenango, número 65, en la colonia Felipe Carrillo Puerto, del municipio de Rio Blanco; Ricardo Montesinos Núñez, de 20 años, con domicilio en la calle Belisario Domínguez, de la colonia Jardín, en el municipio de Ciudad Mendoza; Daniel García Reyes, de 25 años con domicilio en avenida Ignacio Rayón, número 7, colonia El Águila, en el municipio de Nogales, y Humberto Gil García, de 32 años, con domicilio en la calle Juana de Arco, número 17, en Ciudad Mendoza.

Según los policías que hicieron la detención, los comerciantes, al momento de la inspección se comportaron de forma agresiva y prepotente, motivo por el cual fueron intervenidos y llevados a las instalaciones de la comandancia Municipal de Ixtaczoquitlán, para ser puestos a disposición del Juez

calificador para la responsabilidad que les resultara; además, el vehículo fue trasladado, por personal de Grúas Garrido, al corralón correspondiente.

Los policías municipales fueron apoyados por sus compañeros de la patrulla SPM-335, al mando del policía Juan Simón Aburto Córdoba, con cuatro elementos a su mando; también por la unidad SPM-239, al mando del policía Marcos Alejandro Hernández García y por la patrulla número SPM-240, al mando del policía Tomas Luna López.

Los comerciantes, habían sido encarcelados presuntamente por órdenes del director de Gobernación, Octavio Alejandro Pérez.

Cerca de las 20:00 horas de ese día, llegaron a la comandancia los familiares de uno de los detenidos. Era la esposa y el hermano de Joel Reyes, Luisa Carrera y Jorge Obed Reyes, acompañados por su conocido Jorge Alducin y un abogado.

Tras pagar la multa correspondiente, los comerciantes quedaron libres, pero cuando se retiraban, a bordo de la camioneta del abogado, fueron “levantados” por sujetos desconocidos que dejaron en el lugar solo al taxista y al abogado.

También, se estableció que el taxi fue enviado a un corralón de grúas del municipio de Córdoba, y que al día siguiente el chofer acudió a renunciar a su trabajo y a entregar las llaves al propietario de la unidad, argumentando que ya no quería saber nada de ese trabajo.

Las cámaras de video-vigilancia, instaladas en la comandancia, captaron el momento en el que salieron todos juntos y cuando se subieron a una camioneta roja; luego, ya no se supo nada de ellos, ni las autoridades dieron una respuesta.

Los familiares aseguraron que los tianguistas no andaban metidos en cosas ilícitas, sino trabajando en la venta de ropa; ya que regresaban de dejar mercancía, de Fortín hacia Ciudad Mendoza, pero fueron detenidos en el tramo de Fortín a Ixtaczoquitlán.

A casi un año de los hechos, la pesadilla sigue para los padres, hijos y hermanos de las víctimas, quienes además han sufrido la indolencia de las autoridades, ya que desde que iniciaron sus movilizaciones y manifestaciones prácticamente han tenido “oídos sordos” tanto de las autoridades municipales, a cargo del presidente municipal de Ixtaczoquitlán, Miguel Ángel Castelán Crivelli, así como del gobernador Cuitláhuac García Jiménez, y hasta de la diputada María Francisco Candelas Doce.

Aun cuando la Fiscalía integró una carpeta de investigación por desaparición forzada, y dos elementos de la Policía de Ixtaczoquitlán fueron detenidos, persiste el dolor de los familiares, quienes aseguran que no hay avances en las investigaciones.

Con el apoyo del Colectivo de Familias de Desaparecidos Córdoba-Orizaba, los familiares de los comerciantes siguen con la búsqueda, que pareciera no tener fin, ya que mantienen las esperanzas de encontrar a sus seres queridos.

El próximo lunes 26, los afectados volverán a reunirse para iniciar una marcha desde el arco de Mendoza hasta el Palacio Municipal de Ixtaczoquitlán, donde realizarán diversas acciones para exigir justicia para sus seres queridos.


Deja un comentario

Acerca del blog

Blog de noticias desde Veracruz.
Aquí, deseamos contar la historia de cada día.
Y cada día es un nuevo comienzo.
Y todos los días se empieza de cero...

Portal de noticias de Veracruz.