cargando

En twitter:

Barandal
Viernes 23 octubre, 2020

Ejército de desempleados

•Piden limosna en cruceros
•Nuevo paisaje en Veracruz

ESCALERAS: Hay un nuevo paisaje y pasaje urbano en Veracruz. Montón, número incalculable, de mujeres y hombres en los cruceros pidiendo limosna. Todos, desempleados. Todos, sufriendo la peor recesión en la historia local. Incluso, ellos mismos lo dicen sin rodeos.

Luis Velázquez

Antes, mucho antes, los pedigüeños en la calle y la avenida eran unos cuantos. Por lo regular, ancianos. Incluso, sosteniendo un bastón en la mano para apoyarse. Caminando paso a pasito. Los pies, engarrotados por los dolores musculares. La espalda, encorvada.

PASAMANOS: Ahora hay mujeres y hombres jóvenes. Meseros, por lo general. Músicos. Trabajadoras domésticas.
En Poza Rica, unos mil trabajadores de eventos sociales y turísticos en rueda de prensa para dar a conocerse como cesantes. 7 meses, tiempo del coronavirus, sin chambear.
Empresarios, propietarios de salones de fiesta, músicos, banqueteros y fotógrafos, reclamando una oportunidad laboral a las elites políticas que les siguen negando la reapertura.
Un informe de la secretaría de Salud resulta devastador. En un día de la semana anterior, 79 muertos. Y en menos de 24 horas, 7 mil 200 personas más contagiadas.

CORREDORES: La señora L. es madre soltera. Tres hijos. Los tres, menores. Es asistente doméstica. Y las patronas con quienes laboraba la suspendieron… hasta nuevo aviso, hace ya un semestre.
Ella es una de las mujeres en la vía pública extendiendo la mano en el crucero cuando el semáforo está en rojo y pidiendo limosna.
Todos, apelando al corazón humano. Y aun cuando es cierto que de maicito en maicito la gallinita llena el buche, también es verdad que con donativos de 10, 20 pesos de los conductores en los cruceros a los pedigüeños, a ningún lado.

BALCONES: La recesión ha originado fenómeno sociológico indicativo.
En los cruceros de la ciudad de Veracruz hay gente solicitando limosna proveniente de otras demarcaciones.
“Soy de Córdoba” dice un cesante, “pero vine a Veracruz porque hay aquí más movimiento. Y en Córdoba, demasiada competencia con tanta gente desempleada”.
Es un hombre de unos cincuenta años de edad. Lo despidieron en la chamba donde llevaba veinte años de antigüedad. El único argumento fue la caída de los productos con el COVID y la recesión.
Entonces, tocó puertas y todas cerradas. Y en la desesperación social ha apostado a la limosna.

PASILLOS: El ejército de desempleados fuera de control, descarrilado.
El riesgo y el temor es que de la recesión pasemos a la hambruna. Y luego, a la peor angustia familiar cuando los ahorritos, si los hay, estén agotados. Y hasta el anillo matrimonial, el único patrimonio de valor, se haya perdido en el Monte de Piedad.
Los días son oscuros y ni modo que la autoridad pida, como Winston Churchill, “sangre, dolor y lágrimas”.

VENTANAS: Por fortuna, los soldados de la patria, siervos de la nación de la 4T son fuertes y resistentes para confrontar los embates.
El triángulo de Las Bermudas, el día D, el Waterloo, se antoja un camino largo y extenso lleno de espinas y cardos.
Y nadie, por ahora, puede vaticinar el desenlace en un pueblo donde hay COVID, recesión, empresas y negocios quebrados y el desempleo como un cóctel explosivo.
Un día, el escritor Carlos Monsiváis llegó al Zócalo de la ciudad jarocha y ocupó una mesa y de pronto sacó de su bolsillo un montón de monedas de diez pesos. Dijo:
“Aquí, En Los Portales mucha mendicidad. Y me irrita. Y por eso traigo moneditas para darle a todos”.


Deja un comentario

Acerca del blog

Blog de noticias desde Veracruz.
Aquí, deseamos contar la historia de cada día.
Y cada día es un nuevo comienzo.
Y todos los días se empieza de cero...

Portal de noticias de Veracruz.