cargando

En twitter:

Escenarios
Jueves 15 octubre, 2020

Acoso visual

•Delito penal
•Derecho de pernada

UNO. Acoso visual

El acoso visual está contemplado en el Código Penal de Veracruz. Y se lanza duro y tupido contra el machismo.
Por ejemplo, en un clausulado habla del acoso visual de un hombre a una mujer. Basta y sobra con que un hombre mire y admire, observe,

Luis Velázquez

escudriñe, de manera insistente a una mujer para que la dama lo pueda denunciar y sea detenido y procesado y quizá hasta condenado.
Ningún hombre, pues, tiene libertad para acosar a una mujer con la mirada.

DOS. Derecho de pernada

El más frecuente de los acosos se da en las oficinas públicas y privadas.
En nombre del poder concentrado, el jefe máximo llega a creerse un seductor y enamora a las secretarias. Incluso, a las subjefas.
De hecho ejercen el viejo concepto del “derecho de pernada” tan común en las viejas haciendas porfiristas, donde el dueño, los hijos del dueño y los capataces se creían propietarios de la vida femenina.
Y abusaban.
Pancho Villa, por ejemplo, cuando tenía unos 14, 15 años de edad, le ganó el brinco al propietario de la hacienda donde su familia trabajaba y que intentaba violar a su hermana, le quitó la pistola, disparó y huyó y escondió en el monte serrano y de ahí se volvió gavillero y después el héroe mítico de la revolución.

TRES. Acoso mítico

En nombre del poder político, social y económico, el acoso ha causado mucho, demasiado daño a las mujeres.
Incluso, desde productores de cine (Harvey Weinstein) hasta presidentes de Estados Unidos (los más famosos, John F. Kennedy y Bill Clinton) hasta ministros de Dios (el padrecito Marcial Maciel, acosando a los seminaristas).

CUATRO. Mujeres incómodas

Pocas mujeres, sin embargo, saben y tienen conocimiento de que el Código Penal de Veracruz incluye el acoso visual como un delito castigado con cárcel.
Acoso visual en las oficinas. Y en el restaurante y el café. La discoteca y el antro. El salón de clases. Un bailongo. En todos lados, pues.
Se trata quizá del delito con mayor incidencia y en donde, por lo regular, la mujer puede ponerse nerviosa y sentirse incómoda cuando de pronto, hay una mirada persistente encima de ella.
Pero…, el Código Penal la protege. Y bastaría con advertir al hombre que así se calman “las ansias de novilleros”.

CINCO. Cartilla sobre el acoso visual

Convendría quizá que las activistas, las ONG, las fundaciones, las académicas, las Brujas del Mar, la Comisión Estatal de Derechos Humanos, las diputadas locales y hasta la secretaría de Educación de Veracruz, difundiera en un cuadernillo, tipo la Cartilla Moral del obradorismo, los artículos del Código Penal sobre el acoso visual para que las mujeres tuvieran conocimiento pleno.
Está muy bien que las mujeres luchen para despenalizar el aborto. Pero alrededor hay circunstancias iguales o peores que también han de enfrentarse.

SEIS. Diferentes tipos de acoso

Hay, claro, acoso telefónico y cibernético, además del acoso físico y sexual, el más depredador.
Y por eso, tan difícil la naturaleza femenina para vivir con libertad y dignidad.
Hay leyes, cierto, pero todo indica, parece, su beneficio social es apenas, apenitas, conocido por el Poder Judicial sin difundirlo y promoverlo en la población femenina.
Muy ocupados están los magistrados, por ejemplo, en la rebatinga por la presidencia del Tribunal Superior de Justicia más que en ocuparse de los pendientes sustanciales, entre tantos otros, convocar la amnistía para las mujeres presas por haber cometido un aborto… sin el permiso de las buenas conciencias.


Deja un comentario

Acerca del blog

Blog de noticias desde Veracruz.
Aquí, deseamos contar la historia de cada día.
Y cada día es un nuevo comienzo.
Y todos los días se empieza de cero...

Portal de noticias de Veracruz.