cargando

En twitter:

Expediente 2020
Jueves 15 octubre, 2020

Calambres al Arzobispo

El gobierno de Veracruz recrudece su frente de batalla con o ante la iglesia. Un nuevo hoyo más en la búsqueda de la concordia. Más, cuando el aparato oficial es descomunal, inmenso, ante la elite católica.
Se dirá, por ejemplo que en todo caso se trata del poder terrenal frente al poder celestial. Luzbel contra Dios. El bien contra el mal.

Luis Velázquez

Pero al mismo tiempo, nunca podrá equipararse la fuerza del poder político con la fuerza del poder eclesiástico.
Y por eso mismo, nada como abonar la concordia desde el poder público.
Pero, bueno, en Veracruz, la vida política en la 4T se concibe de otra manera.
El domingo once de octubre, desde la homilía en la Catedral, el arzobispo Hipólito Reyes Larios enalteció los movimientos de protesta en Veracruz que han salido a las calles y avenidas, entre otras cositas, para expresarse en contra de la minería y tóxica y de la despenalización del aborto.
Puso como modelo el movimiento social en Actopan, Alto Lucero, Chiconquiaco y Yecuatla.
Al día siguiente, desde el palacio de enfrente, el gobierno de Veracruz lanzó a su Fiscal General, la primera mujer en la historia local, en contra del Arzobispo.
Y se fue, sin rodeos ni medias tintas, a la yugular.
Por ejemplo, resucitó las carpetas de denuncias penales y de investigación en contra de catorce sacerdotes acusados de pederastia.
La Fiscal dijo que irán por ellos.
“Ojo por ojo y diente por diente”. “El que se lleva se aguanta”. Te alabo y me alabas. Me criticas y te critico. Te haces pato y me hago pato.
Ya se verá si los tambores de guerra suenan y resuenan como un simple calambre. Pero con todo, el manotazo ya fue asestado.
Más porque las carpetas de investigación están desde el año 2017, es decir, el primero del gobernador Miguel Ángel Yunes Linares y que fueron, se entendería, archivadas por el Fiscal General, Jorge Wínckler Ortiz.
Tal cual siguieron en el año 2018, el último de Yunes Linares. Y en los primeros dos de Cuitláhuac García Jiménez.
Y como ahora el sexenio de MORENA los necesita para acalambrar al Arzobispo, el jefe máximo de la iglesia, entonces, a resucitar los expedientes para ver, digamos, si Hipólito Reyes Larios es doblegado y se arrodilla ante el góber machetero, y se ponen un bozal y dejan de rafaguear al gobierno del estado.
Las tribus de MORENA, ya saben, quieren “lealtad a ciegas” y lealtad ciega de todos, sin excepción. Son los nuevos Mesías. Los siervos de la nación. Los soldados de la patria.
Nada raro será que en los días que caminan, el arzobispo sea bombardeado desde las redes sociales de los chairos.

QUE NADIE CALLE LAS INJUSTICIAS…

Dijo el Arzobispo: “Las movilizaciones sociales donde se muestra el descontento de la gente son plausibles” (Notiver, Noemí Valdés, 12 de octubre, 20).
Simple y llanamente, para Reyes Larios, ningún ciudadano de Veracruz, de norte a sur y de este a oeste, víctima de una injusticia ha de permanecer callado.
Nada, refirió, como inconformarse, rebelarse, manifestarse, expresarse en la calle y la avenida y en la carretera con plantones, marchas, movilizaciones, discurso contestatarios, redes sociales, facebook, tuiters, comunicados y declaraciones mediáticas, plataformas tecnológicas, cartas a la ONU, etcétera.
Un pueblo en llamas y con armas sociales, pues.
Y como es natural, en el gobierno de Veracruz significó “la gota que derramó el vaso” porque desde hace tiempecito, la cúpula eclesiástica ha retomado el discurso social a tono con montón de Encíclicas.
Y ni hablar, la Fiscal General obedeció con prisa y de prisa la orden superior y resucitó las carpetas de investigación de catorce sacerdotes acusados de abusos y excesos sexuales.
En su momento, fueron archivadas. Mejor dicho, y sin duda, negociadas. Y negociadas, incluso, en los primeros dos años de Cuitláhuac García.
Ahora, el fuego amigo y enemigo entre las cúpulas.
Las víctimas y los familiares de las víctimas estarán satisfechas, pues si antes llegaron a la denuncia penal y hasta apenas, apenitas ahora les dan curso, irán de gane, con todo y las circunstancias políticas en que se están dando.
El arzobispo, claro, apechugará la advertencia y hasta llegaría a la Ciudad de México para hablar con los Cardenales y el Nuncio Apostólico y frenar el proceso penal, pues; de entrada, la Fiscalía
General habrá de proceder a la búsqueda de los curas pedófilos para su captura, con todo y que el Papa Francisco está por llamar “pan al pan y vino al vino”.
Pero en el lado del aparato gubernamental también medirán fuerza y llegarían hasta el Palacio Nacional para, quizá, y en todo caso, renegociar.
Y es que a ninguna parte conviene el litigio. Bastaría recordar, por ejemplo, que las elecciones (en el caso, presidentes municipales, síndicos y regidores y diputados locales y federales a mediados del año entrante) se pierden, cierto, en las urnas, pero antes, mucho antes, suelen perderse en el confesionario y la homilía.
Pendientes, entonces. Los caballos broncos están en el carril y los gallos en el palenque y los picotazos han empezado.
Antes, el secretario General de Gobierno, Éric Cisneros, el supremo hacedor de la Fiscal General, se lanzó en contra de diputados locales y presidentes municipales y líderes partidistas y hasta medios incómodos, entre otros.
Ahora, con el bombardeo al arzobispo, la pelea estelar de su vida en el sexenio que camina.
Como dice el viejito, “ya se verá de qué cueros salen más y mejores correas”.


1 comentario(s)

Nieves Sánchez Gomezexce 15 Oct, 2020 - 14:09
Excelente Mi Querido Amigo y MAESTRO!!!

Deja un comentario

Acerca del blog

Blog de noticias desde Veracruz.
Aquí, deseamos contar la historia de cada día.
Y cada día es un nuevo comienzo.
Y todos los días se empieza de cero...

Portal de noticias de Veracruz.