cargando

En twitter:

Barandal
Sábado 10 octubre, 2020

Desencanto social

•Que salimos del hoyo
•Venta de esperanzas

ESCALERAS: La vida tiene, como las monedas, dos caras. Sol y águila. Derecho y reverso. Una cara en la vida pública. AMLO, el presidente de la república, insiste, que vamos “saliendo del hoyo”. Y otra, la realidad contraria. La gente sencilla, la gente que todos los días se desvive por llegar a la quincena, está harta.

Luis Velázquez

Primero, la miseria y la pobreza. Segundo, apechugando la venta burda y barata de la esperanza social de una mejor calidad de vida.

PASAMANOS: Tercero, entre la espada y la espada todos los días y noches por tanta inseguridad. Cuarto, porque en cada periodo constitucional, la ilusión social se reproduce, pero pasado un ratito, “la tomadura de pelo”.
Cada político encumbrado en el poder sexenal ha sido una especie de tren bala que destaza la voluntad humana y hace que la población electoral pierda la emoción colectiva.
Incluso, ninguna duda de que una que otra tribu política ha significado un cambio, pero sin resultados.
La numeralia lo testimonia. En Veracruz, por ejemplo, 6 de los 8 millones de habitantes están en la miseria.
Además de la creciente desigualdad económica y social. Los ricos, cada vez más ricos. Y los pobres, cada vez más jodidos.

CORREDORES: El presidente asegura que estamos “saliendo del hoyo” a partir del coronavirus. Okey. Pero solo en su mirada política. La mirada que así desea ver.
“Tocamos fondo”, dijo en la última gira en Veracruz, “y lo peor ya pasó”.
Ajá. Ya pasó, dejando la más espantosa recesión en los últimos cien años. Empresas, negocios y comercios quebrados y cerrados. Desempleo galopante. Todos los días, el número de muertos por el coronavirus, además del tiradero de cadáveres por la violencia. La calidad de vida de la población, por los suelos.

BALCONES: “Vamos saliendo del hoyo” dice el presidente. Pero el peor hoyo en que estamos es la única ideología vigente. No la de la izquierda, sino la del egotismo. El cultivo del ego desaforado.
Exijo, ha dicho AMLO, “lealtad a ciegas”. Caray, la lealtad a ciegas solo existe en las dictaduras.
Además, la lealtad es como el amor y la amistad, una autopista, con varios carriles, que van y vienen.
La regla universal. Te doy y me das. Las partes son, han de ser, recíprocas. Riegas mi jardín y riego el tuyo. Así, las flores y las plantas germinan y florecen.
Más de quince funcionarios federales han renunciado a AMLO, entre quienes, claro, están los renunciados.
Y si en las elites políticas la maquinaria está fallando, peor la relación química con los ciudadanos de a pie.

PASILLOS: La población común está harta de que en cada sexenio les vendan el paraíso terrenal.
Casi 2 años después del comienzo del sexenio de MORENA en Veracruz, la vida está peor.
Uno, los feminicidios, los secuestros y las extorsiones, en el primer lugar nacional.
Dos, el tiradero de cadáveres y el tiradero de impunidad.
Tres, una población cada vez más desempleada. Jefes de familia sin poder llevar el itacate a casa y lo que tarde o temprano originará, quizá ya, catastrófica desesperación social, como aquellos meseros y trabajadoras domésticas pidiendo limosna en las calles y avenidas.
Cuatro, la fama pública de corrupción en el gobierno del Estado. Casos, por ejemplo, la compra por dedazo de patrullas, ambulancias y medicinas. Y la asignación de obra pública a empresas foráneas en detrimento de las locales.
De ñapa, el presidente vendiendo el milagro de que “estamos saliendo del hoyo”. La gente de a pie, desencantada.


1 comentario(s)

Nieves Sánchez Gomez 11 Oct, 2020 - 14:14
Excelente Sabio y Cierto Análisis,Mi Querido Y Admirado desde Siempre ,MAESTRO

Deja un comentario

Acerca del blog

Blog de noticias desde Veracruz.
Aquí, deseamos contar la historia de cada día.
Y cada día es un nuevo comienzo.
Y todos los días se empieza de cero...

Portal de noticias de Veracruz.