cargando

En twitter:

Expediente 2020
Viernes 09 octubre, 2020

Silenciar periodistas...

Regina Martínez Pérez, corresponsal de Proceso en Veracruz, fue la quinta reportera asesinada en el sexenio de Javier Duarte. Sucedió el 28 de abril del año 2012. Murió asfixiada. Para entonces, otra periodista, Yolanda Ordaz, de Notiver, había sido secuestrada en su casa, desaparecida, asesinada, decapitada y tirado su cadáver en un callejón de Boca del Río.
Ocho años después, el crimen sigue impune, de igual manera como la mayoría de los treinta homicidios de trabajadores de la información del sexenio de Miguel Alemán Velasco a la fecha, incluidos los tres corresponsales en el gobierno de Cuitláhuac García Jiménez.

Luis Velázquez

Y en tanto, la Fiscalía General de Veracruz ya dio carpetazo al crimen de Regina Martínez, en el otro extremo del mundo, una ONG, conocida como la red "Forbidden Stories" investiga el homicidio, quizá el más conocido en el país y el extranjero.
Bastaría referir que Forbidden Storiees (en español, Historias Prohibidas) recibió el "Gran Premio al Proyecto de Periodismo del Año" en la Cumbre Anual de Periodismo de Francia.
Su lema de batalla es sencillo, pero trascendente: "Silenciaron a los periodistas, no silenciarán las historias".
El caso de Regina trascendió más, primero, porque era corresponsal del mejor semanario del país como es Proceso.
Segundo, porque don Julio Scherer García, entonces, el director general, viajó con su equipo a Xalapa para exigir cuentas a Javier Duarte y a quien luego de su exposición, don Julio reviró con tres palabras concretas, específicas y macizas:
"No le creemos".
Y tercero, porque los periodistas del mundo se han ocupado de su homicidio y que llevara al gobierno de Veracruz con Duarte a detener a dos presuntos implicados, uno de los cuales fue dejado en libertad por falta de pruebas y el otro, parece, murió de Sida en la cárcel.
Forbideen Stories tiene un eslogan irreprochable, el siguiente: "Somos una red de periodistas cuya misión es continuar y publicar el trabajo de otros periodistas que enfrentan amenazas, prisión o asesinato".
Se ocupan de temas cruciales, entre otros, los derechos humanos, la corrupción, la salud y el medio ambiente.

SIGUEN PISTA AL CRIMEN DE REGINA MARTÍNEZ

En el mundo, dice la red, "los periodistas enfrentan amenazas, arrestos y asesinatos. (Y por eso mismo), hay historias que las corporaciones, los grupos del crimen organizados y los gobiernos no quieren que se publiquen".
Por eso, a su red se han incorporado montón de medios de diversos rincones del planeta. Entre ellos, de Francia, Reino Unidos, Alemania, Texas y Bélgica.
Para el estudio en marcha eligieron las historias de tres mujeres asesinadas en el ejercicio reporteril.
Una, en Malta. Y dos en México. Una de ellas, el caso de Regina Martínez.
En Malta, Daphnne Caruana Galizia, fue asesinada el 16 de octubre del año 2017 cuando una bomba fue colocada en su coche. Ella investigaba la corrupción con dinero en paraíso fiscales y que salpicara al primer ministro maltés, Josephe Muscat.
En México, el asesinato de Miroslava Breacht, corresponsal de La Jornada, perpetado el 23 de marzo del año 2017. Ella investigaba "los grupos del crimen organizado en el norte del país y sus nexos con la clase política. Las pistas sobre su muerte apuntan a ese entramado de complicidad entre los políticos y los carteles del narcotráfico, de la cual no quiso ser cómplice".
El tercer asesinato es el de Regina Martínez Pérez.
Dice la red: "El proyecto Regina está en curso y se han sumado medios informativos de México y Estados Unidos".
En una parte de su relatoría, Forbidden Stories asienta lo siguiente:
La investigación que se realiza "echará abajo la versión gubernamental de que su asesinato quedó esclarecido durante el gobierno del priista Javier Duarte, quien le asignó el caso al entonces Fiscal del Estado, Amadeo Flores Espinoza".
Y, bueno, cuando una ONG internacional se está ocupada de tan graves pendientes sociales quizá convendría al gobierno de Veracruz y a su Fiscalía General revisar, primero, la carpeta de investigación sobre el crimen de Regina, pues tantos años después continúa impune.
Y segundo, aplicarse en el esclarecimiento de los asesinos físicos e intelectuales de los tres corresponsales del Gráfico de Xalapa, Diario de Xalapa y El Mundo de Córdoba ejecutados en el tiempo del góber de MORENA, vaya a sufrir un revés global.

REPORTEROS INCÓMODOS

La red tiene misión encomiable en la tierra.
Uno. Reclamar justicia por reporteros asesinados.
Dos. Proteger a los reporteros incómodos.
Tres. Continuar el trabajo de los periodistas ejecutados investigando el pendiente.
Cuatro. "Enviar señal poderosa a los enemigos de la prensa", conscientes de que una cosita es detener a un mensajero, pero otra, mil años luz de distancia, detener el mensaje.
Cinco. Conjuntar a reporteros para trabajar juntos y concluir los reportajes de investigación que los colegas asesinados dejaron inconcluso.
Fue el caso, por ejemplo, del reportero Don Bolles, hace 41 años, en la explosión de un automóvil cuando investigaba un fraude de tierras.
Entonces, 38 periodistas de 28 periódicos y estaciones de televisión de Estados Unidos se integraron en un frente común para terminar la investigación.
Por eso, incluyeron en su mística de servicio el crimen de Regina Martínez Pérez.


Deja un comentario

Acerca del blog

Blog de noticias desde Veracruz.
Aquí, deseamos contar la historia de cada día.
Y cada día es un nuevo comienzo.
Y todos los días se empieza de cero...

Portal de noticias de Veracruz.