cargando

En twitter:

Barandal
Lunes 14 septiembre, 2020

Peor mundo femenino

•167 desaparecidas
•Exhibe U.V. a Morenistas

ESCALERAS: Nada duele tanto en el corazón y las neuronas como la desaparición de un familiar. Más, mucho más, cuando es una mujer. Del mes de enero a julio de este año, en Veracruz ciento sesenta y siete (167) mujeres desaparecidas. Más sesenta feminicidios. Más 57 mujeres asesinados. Más 350 casos de violencia contra ellas.

Luis Velázquez

El Observatorio Universitario de Violencias contra las Mujeres así lo exhibe en la cancha pública (AVC, Perla Sandoval).
El peor mundo para la población femenina. Mundo atroz, sórdido, siniestro, sombrío. Un largo y extenso túnel donde ninguna lucecita alumbra.

PASAMANOS: 167 mujeres desaparecidas. Es decir, 167 hogares, en la incertidumbre y la zozobra. El corazón y el cerebro, en una carrera vertiginosa por encontrar la punta del iceberg.
Y en el lado oficial, ninguna esperanza. Por el contrario, el desdén, el menosprecio, el desprecio, la indiferencia, la apatía, incluso, el valemadrismo.
En el tiempo de la izquierda en el palacio, la campeona defensora de los derechos humanos de todos los tiempos, las mujeres desaparecidas.
¡Ah! ¡Vaya contradicción entre el discurso izquierdoso y la realidad real!

CORREDORES: Un día, de pronto, el reporte en casa. Una mujer, familiar, desaparecida. Que fue a un mandadito y nunca regresó. Que estaba con las amigas haciendo tarea y jamás llegó a casa. Que la levantaron en la calle o avenida. Que la secuestraron en su domicilio particular. Que la plagiaron y desaparecieron y la mataron y tiraron su cadáver en la carretera, a orilla del cañaveral, en el río para flotar aguas abajo.
En automático, los familiares a buscar una pista. El esposo. El hermano. Los padres. Los hijos, en la tensión cardíaca más dura y que a nadie se desea.
Un día tras otro seguir la búsqueda infructuosa. Como dice el refrán, “por tierra, mar y cielo”. Y nada.

BALCONES: Lo peor entre lo peor: de la búsqueda inútil en las comisarías, comandancias, cárceles, cuarteles, Cruz Roja, hospitales, pasar a la búsqueda de fosas clandestinas.
Y reunirse con otros padres con hijos desaparecidos. Y entre todos, empujar la carreta en los lotes baldíos, los ranchos, las colonias populares, para ver si por ahí descubren una fosa clandestina y si en la fosa hay cadáveres y si existe la esperanza de que sea el familiar para de ser así, la cristiana sepultura.

PASILLOS: Y en la búsqueda, pasar un año y otro y otro, y del sexenio de Javier Duarte brincar al gobierno marrón y guinda y saber que todo sigue igual, o peor, mucho peor, porque han transcurrido muchos años.
Y de pronto, el Observatorio Universitario exhibiendo en el tendedero público la realidad infame. De los meses de enero a julio del año desventurado que camina (desventurado por el coronavirus, la recesión, el desempleo, la inseguridad, la impunidad y las mujeres desaparecidas) un aproximado de 167 mujeres a quienes la familia les perdió la huella, el rastro, las pistas.

VENTANAS: Lo peor entre lo peor, la indiferencia oficial.
Los padres, las madres, los parientes, las ONG, los activistas, las académicas, la iglesia, todos, juntos o cada quien por su lado, clamando por la pronta, rápida y expedita aparición de las mujeres desaparecidas.
Y en el lado oficial están sordos. Les vale.
Los municipios de Poza Rica, Veracruz, Martínez de la Torre, Tuxpan, Acayucan, Xalapa y Papantla, con los focos rojos más encendidos que nunca con el número de mujeres desaparecidas.
En el gobierno de Veracruz, ninguna misericordia ni piedad. Desconocen el concepto universal de la solidaridad.


Deja un comentario

Acerca del blog

Blog de noticias desde Veracruz.
Aquí, deseamos contar la historia de cada día.
Y cada día es un nuevo comienzo.
Y todos los días se empieza de cero...

Portal de noticias de Veracruz.