cargando

En twitter:

Expediente 2020
Sábado 05 septiembre, 2020

Pitorreo oficial

El arte de gobernar y hasta de ejercer el poder en Veracruz está convertido en un pitorreo. Quizá porque las neuronas apenas dan para. Acaso por la inexperiencia pública. Quizá porque las tribus políticas se divierten y llenas de frivolidad vacua, les valen los pendientes sociales.
Y si alguna duda tuviera el lector, he aquí algunos modelos en el tiempo de la 4T, la purificación moral y la honestidad valiente.

Luis Velázquez

Las ocurrencias del góber, por ejemplo, de machete en mano cortar el monte en un lote público. Y todavía, acompañado de su Cartel de Reporteros para trascender el momento estelar y perpetuar la genialidad de Estadista.
El secretario General de Gobierno defendiendo a su góber precioso del machetazo y luego enseguida agarrar la moruna para lanzar cruzada cívica de limpieza en Xalapa y en donde, todo indica, los jardineros del Ayuntamiento son ineficientes pues necesitan ayuda política.
La ocurrencia aquella de la secretaria de Turismo de que “Veracruz se antoja” y que solo alcanzara para ponerse un vaso en la cabeza y bailar “El querreque” a unos prestadores de servicio en España, parte de una girita insulsa e intrascendente.
La filosofía política del secretario de Salud de que “a los reporteros ningún chile embona”… más que a él, quizá, todos.
La venta de mangos, higos y pambazos en Xalapa para, digamos, salir de la recesión, inventada por la secretaría de Desarrollo Económico.
El titular de la Junta de Coordinación Política de la LXV Legislatura, el JJ, tendido en un sofá en el Congreso con las nalguitas al aire recibiendo una inyección y el video lanzado ex profeso a las redes sociales y que sirvió para que uno que otro columnista le apodara “El nalgón” declarando sus pompis patrimonio histórico estatal.
El secretario de Educación imponiendo a un cadenero de su tiempo de strippero como jefe de prensa del Poder Legislativo.
El director de Comunicación Social ejercitándose todos los días en un gimnasio en tanto la mitad de la población se pitorrea del góber precioso, fifí y sabadaba.
“La pistola al cincho” con que apareció en su primer evento, en Coatzacoalcos, el secretario de Seguridad Pública, visitando edificio escolar con niños mirándolo asombrados.

VIENTOS DISTRACTORES

La locura frenética de los secretarios del gabinete legal del gobierno de Veracruz interponiendo denuncias penales contra yunistas, duartistas y fidelistas, y más de un año y medio después, solo un detenido en el penal de Pacho Viejo.
Once meses prófugos de la justicia los ex Fiscales Jorge Wínckler Ortiz y Marcos Even Torres Zamudio sin que la Fiscalía General los pueda detener.
Un gatito presidiendo como adorno la oficina de la directora del Instituto de Pensiones, a tono, digamos, con aquel presidente municipal de Cosamaloapan quien tenía sesenta carritos de juguete encima del escritorio para divertirse en las horas perpetuas del aburrimiento.
El festín por el anuncio en la mañanera del Tren Ligero de Xalapa a Veracruz o de Veracruz a Xalapa.
El secretario General de Gobierno cacareando que efectuó girita en Acultzingo y que nunca encontró o se topó con las autodefensas en la región, igual que en la montaña negra de Zongolica, para garantizar la seguridad en la vida y los bienes de la población.
El amor y el deseo floreciendo en las milpas de Zongolica descubierto por el presidente municipal como gran atractivo turístico.
La obsesiva obsesión del góber de que la violencia va a la baja, en caída libre, pues hay en Veracruz miles de chicos de unos 27 años hacia atrás que desde el día de su nacimiento hasta anoche únicamente han visto un oleaje de violencia, incertidumbre, zozobra, sangre, huesos y cadáveres como paisaje urbano, suburbano, rural e indígena.
El comunicado de un grupo de empresarios al gobierno de Veracruz pidiendo el despido de varios secretarios del gabinete legal empezando por el de Seguridad Pública y de pronto, ¡zas!, el revire del secretario de Finanzas y Planeación diciendo que la iniciativa privada quiso sacarles mil millones de pesos por servicios públicos que nunca acreditaron.
El góber, convirtiendo en pitorreo supremo la revocación de mandato.
El góber, claro, con su pitorreo estelar de que en dos años pacificaría Veracruz cuando han transcurrido 21 meses y el estado, convertido en un tiradero de cadáveres y de impunidad.
La ocurrencia del góber de la Ley Bozal, la Ley Mordaza, que pretendía instaurar en la LXV Legislatura, iniciativa de ley presentada por una diputada local de MORENA para amarrar la lengua a sus colegas que lanzaran cacayacas en contra del equipo gubernamental.
Pero, bueno, el relajito anterior se queda corto ante un meme circulando en Estados Unidos donde Donald Trump está sentado y a su espalda aparece Jesucristo, de pie, tomándolo de la mano y dando su respaldo para la reelección presidencial.
El reality-show, pues. Quizá vientos distractores. Acaso vientos distractores, digamos, “para ordeñar la vaca”.

GRAN SHOW EN TIERRA FÉRTIL

Por eso, el CDE del PRD Veracruz anunció la Comisión Contra la Corrupción para seguir la pista a los ilícitos en el gobierno del estado, documentarlos e interponer denuncias penales en la Fiscalía Anticorrupción y que, bueno, de ser así, ya se vería si proceden o las archivan o les hacen los trámites cansados y se las llevan en el palabrerío.
En tanto, el PRD anunció que tienen integrados algunos expedientes en ningún momento con “los pelos de la burra en la mano sino la burra completa” en contra de los titulares de las siguientes secretarías:
Una, Infraestructura y Obra Pública. Dos, Educación. Tres, Salud. Cuatro, Desarrollo Agropecuario. Cinco, el DIF. Y 6, contra la diputada local de MORENA, expanista, Ana Míriam Ferráez.
Los delitos, por ahora, son nepotismo, abuso de poder, opacidad y desvío de recursos públicos.
A primera vista, se trata de una decisión política de buen nivel para que con la lupa, los lentes de aumento y el microscopio investiguen y documenten los (presuntos) hechos corruptores.
Ha de recordar, por ejemplo, que en el sexenio de Javier Duarte existieron pruebas de sobra de la oposición en su contra pero el presidente Enrique Peña Nieto nunca quiso escuchar las denuncias en el tendedero público hasta que de plano llegó Miguel Ángel Yunes Linares como gobernador y apretó tuercas y Duarte terminó en el Reclusorio Norte de la Ciudad de México.
El CDE del PRD considerará, entonces, el antecedente para pulir y volver a pulir la estrategia de la Comisión Contra la Corrupción y que más allá de la cruzada electorera serviría a la 4T para la purificación moral y la honestidad valiente en Veracruz.
En tanto, ejercer el poder y gobernar con el pitorreo por delante seguirá creciendo en tierra fértil.


Deja un comentario

Acerca del blog

Blog de noticias desde Veracruz.
Aquí, deseamos contar la historia de cada día.
Y cada día es un nuevo comienzo.
Y todos los días se empieza de cero...

Portal de noticias de Veracruz.