cargando

En twitter:

Diario de un reportero
Sábado 15 agosto, 2020

Ningún respeto por la vida

Niños y mujeres, en la mira
•La 4T, gigantesco panteón


DOMINGO
Aguas desbordadas



En el tiempo de “La Sonora Matancera”, sexenio de Agustín Acosta Lagunes, los sicarios y pistoleros tenían límites. Por ejemplo, siempre respetaron la vida de los niños, las mujeres y los ancianos.
En el sexenio de la izquierda en el siglo XXI, aquella soñando con el paraíso socialista en Veracruz, los límites han sido transgredidos.
Con la misma saña y barbarie, los niños, las mujeres y los ancianos son asesinados. Y con tiro de gracia. Y con saña y barbarie. Toda la crueldad del mundo.
Ningún respeto a la vida, estrategia, digamos, de los carteles y cartelitos para multiplicar el horror y el terror en la población, igual, igualito, que en el tiempo de los realistas en la guerra de Independencia cuando colgaban los cadáveres de los indígenas y campesinos de los árboles a orilla de los caminos de terracería para evitar que la población siguiera a Miguel Hidalgo y José María Morelos.

Luis Velázquez

Más de cuarenta niños ejecutados. Veracruz, en el primero y segundo lugar nacional en feminicidios. Seniles asesinados, que sólo para el robo.
Las aguas de la violencia, desbordadas, sin ninguna posibilidad de que algún día, antes del año 2024, regresen a su cauce.

LUNES
Crímenes de niños

Con Javier Duarte, asesinaron niños. Con Miguel Ángel Yunes Linares, también. Con Cuitláhuac García, ni se diga.
Y en todos los casos, la más insólita impunidad.
La guerra contra los malandros únicamente ha servido para aterrorizar a la población en cada nuevo amanecer.
El horror que se creía olvidado, mejor dicho, superado, está vigente. Los niños, las mujeres y los ancianos muertos lo recuerdan y exhiben el llamado Estado de Derecho.
Son las imágenes de Veracruz en el resto del país.
Es más, resulta difícil comparar el estilo de ejercer el poder entre Duarte y Cuitláhuac, por ejemplo a partir de una sola premisa:
¿Qué es peor, en todo caso, igual de peor, o más peor: secuestrar y desaparecer personas como en el duartazgo o el crimen de niños, mujeres y ancianos como en el cuitlanazo?
El terrorismo en su más alto decibel.
Está claro que los malandros adoptaron la masacre de menores de edad y mujeres como estrategia.
Y al mismo tiempo, manifiesta ha quedada la capacidad de la secretaría de Seguridad Pública, SSP, y la Fiscalía General para reordenar la vida.

MARTES
Terrorismo en tierra fértil

Hay episodios demasiado sangrientos en el tiempo de MORENA en Veracruz.
Por ejemplo:
En Coatzacoalcos, aquella señora secuestrada cuando regresaba a casa luego de dejar a sus hijos en la escuela.
Días después, apareció sin vida. Parece, decapitada. La cabeza tirada en la vía pública por un lado y el cuerpo por el otro.
La niña de doce asesinada en Santa Ana Atzacan con su familia en su casa por malosos disparando como si estuvieran en un frente bélico.
Los 2 niños asesinados en una colonia popular de Papantla junto con dos señoras, en tanto un tercer niño se tiró a un barranco para salvar la vida y que dejara tan pasmados a los titulares de la SSP y Fiscalía que ninguna palabra pronunciaron, como si de hecho y derecho ocurrieran en el otro extremo del mundo.
Las 2 ancianas, una de 96 años y otra de 69 años, madre e hija, ejecutadas en la ciudad de Veracruz en su casa que por un asaltante y homicida solitario con el único objetivo del robo.
Los cadáveres de mujeres abandonados en medio de cañaverales y en los caminos de terracería y en las calles de Veracruz.
El terrorismo germinando en tierra fértil.

MIÉRCOLES
Muchas cruces en el panteón

El dolor y el sufrimiento han ido demasiado lejos. Niños huérfanos. Esposos viudos. Padres ancianos a la deriva. Sillas vacías en la mesa del comedor. Recámaras solitarias. Muchas cruces en el camposanto.
Cada parte social, sin embargo, se aplica en la tarea. Pero sin resultados concretos, específicos y macizos.
Los Colectivos, integrados con padres con hijos desaparecidos, siguen buscando a los suyos y se mantienen en la resistencia pacífica en zócalos, calles y avenidas y carreteras, protestando y reclamando la mirada oficial.
Los académicos, documentando el oleaje de violencia e impunidad y exigiendo un alto a la masacre.
Algunos reporteros escribiendo y publicando libros sobre los muertos para que nunca se olviden.
Pero la saña y la barbarie siguen, imparables e inderrotables. Más niños asesinados. Más mujeres criminalizadas. Más ancianos ejecutados.
Los malandros, sobre la parte más débil de la sociedad. Mentes enfermas, quizá resentidas, disparando en los cuerpos de los niños, por ejemplo, incluso, de hasta 2 años de edad, como en la matanza de Minatitlán en aquella fiesta familiar.

JUEVES
El delito de ser mujer

Javier Duarte llenó de ignominia a Veracruz con “el rincón del mundo más peligroso para el periodismo”, 19 reporteros asesinados y 3 desaparecidos.
El góber bendecido de López Obrador, con los feminicidios en un momento cuando en el país hay diez mujeres asesinadas cada día y en donde el 95 por ciento de las mujeres ejecutadas quedan en la impunidad según datos oficiales en el documental “Pan y circo”, de Diego García Luna.
Mujeres asesinadas con odio y ferocidad, crueldad y cizaña, como en Veracruz.
En la premisa universal, asesinadas por el delito de ser mujeres.
El machismo. La misoginia. La indiscriminación. La inseguridad. El patriarcado. El sistema de opresión.
El desdén y menosprecio por los elementales derechos humanos considerando que todos tenemos derecho a tener derechos.
Pero además, cuando la autoridad suele investigar si es que investiga, la tendencia a crear bolas de humo.
Además, la venta burda y barata de esperanzas a los familiares de que los feminicidas físicos e intelectuales fueron identificados, como el caso de la reportera María Elena Ferral, de Papantla, y que sirviera para que la LXV Legislatura invistiera a la Fiscal General para un ejercicio de 9 años seguiditos en el poder.

VIERNES
Incruento bombardeo

Niños asesinados con odio. Mujeres ejecutadas con odio. Ancianos criminalizados con odio.
Veracruz, en un conflicto abismal donde el horror compite con las atrocidades del resto del país y del mundo.
Y como asegura el politólogo Carlos Ronzón Verónica, las mujeres son asesinadas 2 y 3 ocasiones, pues muertas las inculpan de su propio asesinato.
Y como en el caso de algunos sacerdotes, hasta los satanizan por la forma en que visten con falditas provocativas quince o más centímetros arriba de la rodilla y bien pegaditas.
Pareciera como si desde alguna zona oscura del poder existiera un bombardeo incruento en contra de los niños, las mujeres y los ancianos.
Y en un Veracruz donde la vida de todos ellos ha dejado de respetarse y en donde nadie está seguro y siente que los días y noches están prendidos con alfileres, entonces, parece, asemeja, un exterminio, cámaras de gases nazis, campos de concentración estalinistas.
Ningún respeto por la vida humana.
Todos los días, con la soga al cuello.
Solo falta un bombardeo químico como en la guerra de Vietnam, el genocidio en My Lai, las fosas comunes y clandestinas de América Latina.
La 4T, reducida a un camposanto gigantesco de niños, mujeres y ancianos.


Deja un comentario

Acerca del blog

Blog de noticias desde Veracruz.
Aquí, deseamos contar la historia de cada día.
Y cada día es un nuevo comienzo.
Y todos los días se empieza de cero...

Portal de noticias de Veracruz.