cargando

En twitter:

Barandal
Jueves 13 agosto, 2020

Atolladero económico

•Recesión, pero que COVID
•Adversidad canija y atroz

ESCALERAS: Con todo y tantos contagiados y muertos en Veracruz (y en el país) por el virus, la pandemia está o estaría quedando atrás. En ningún momento, porque la batalla epidemiológica esté ganada, sino porque encima hay mal peor. Es la recesión. 7 de cada 10 empresas, negocios y comercios, sin liquidez. Y quebrados. Y cerrados. Y por añadidura, el desempleo creciente, inderrotable, canijo, devastador.

Luis Velázquez

El reporte de los expertos es apocalíptico. Hacia el final del coronavirus, profetizan, habrá doce millones y medio más de desempleados en el país.

PASAMANOS: Palabras mayores en la zona conurbada Veracruz-Boca del Río con el cierre definitivo de doscientos restaurantes.
Palabras mayores que TAMSA, la industria privada más importante del Estado de Veracruz, lleve más de dos mil despidos, en tanto los trabajadores sindicalizados protestan en la vía pública.
Palabras mayores que el gremio de los meseros se lanzara a pedir limosna en la calle porque “el hambre muchas cornadas da” y los niños nada saben de recesión ni de los estragos del COVID.
El desempleo es inédito. Incluso, las cúpulas empresariales, CONCANACO, CANACINTRA y COPARMEX, se lanzaron en contra del gobierno de Veracruz por su errática política económica.
CORREDORES: De por sí, Veracruz, en el atolladero.
Un millón de paisanos en Estados Unidos como migrantes sin papeles.
Veracruz, primer lugar nacional en la producción y exportación en el interior de la república de trabajadoras sexuales.
Uno de cada 3 jefes de familia llevando el itacate y la torta a casa con el ingresito del changarro en la vía pública.
6 de los 8 millones de habitantes de Veracruz en la miseria y la pobreza.
Medio millón de paisanos solo hacen dos comidas al día, y mal comidas, de tan jodidos que están.
El peor de los mundos, en las zonas indígenas y rurales, con todo y arrastrar una miseria atroz desde hace varios siglos. Mejor dicho, toda la vida.

BALCONES: Las señales son pavorosas. El peor de los mundos en la puerta. Ninguna lucecita alumbrando el largo y extenso túnel de la desventura y el desencanto.
Incluso, en una nueva adivinanza, el Señor Presidente de la República vaticinó ahora que en este mes de agosto sobrevendrá la recuperación económica.
Ajá.
Solo que la recesión, el desempleo, el subempleo, los salarios de hambre y el oxígeno a las empresas, negocios, industrias, comercios y changarros, nunca ha sido, es ni será por decreto presidencial.

PASILLOS: Los hechos son los hechos y los hechos mandan y los hechos constituyen el único aval de los políticos y los gobernantes.
La realidad es dura y adversa. Cada vez, más desempleados. Y más familias en el desamparo económico y social.
Cada vez, más empresas cerradas. Unas, de manera definitiva. Otras, provisional.
Y aun cuando el Señor Presidente se afana en vender esperanzas y emocionar a los corazones para levantar el vuelo, el optimismo, la buena vibra y el mejor karma, la realidad es la realidad, así digan misa y alardeen que con la estampita de “Detente enemigo…”, la vida será feliz.

VENTANAS: Un pueblo con hambre y con los jefes de familia desempleados y con hijos, esposa y padres de familia seniles, incapacitados, y con una pensión, si la tienen, de dos mil y tres mil pesos, va derecho al abismo social, el rincón más profundo del infierno.
Y para salvarse hasta donde posible sea… es capaz de todo.
Más, cuando los hijos lloran porque tienen hambre.
En las familias hay desolación y tristeza. Peor aún, la desesperación está multiplicándose.


Deja un comentario

Acerca del blog

Blog de noticias desde Veracruz.
Aquí, deseamos contar la historia de cada día.
Y cada día es un nuevo comienzo.
Y todos los días se empieza de cero...

Portal de noticias de Veracruz.