cargando

En twitter:

8 Columnas
Martes 04 agosto, 2020

Historias Memorables


Escritor megalómano
•Sueños imperiales
•Su gran resbalón

Héctor Fuentes


Honoré de Balzac, el famoso autor de "La comedia humana", la historia de la sociedad francesa antes y después de la revolución, fue un magalómano. Y los sueños imperiales y faraónicos que siempre...

tuvo lo descarrilaron por completo.
Por ejemplo, hijo de familia con economía limitada, soñaba con volverse rico.
Además, soñaba con que los ricos de abolengo y prosapia lo aceptaran.
Más todavía, soñaba con que la nobleza francesa, incluso, hasta los zares de Rusia, lo miraran como uno de los suyos.
Soñaba, además, con locuras.
La más grande sus locuras fue casarse con una mujer rica, de abolengo, esposa de un hombre rico, que tuviera acceso a la elite francesa y europea y que le contara las historias íntimas de los ricos de prosapia para volverlas novelas.
Más, mucho más:
Soñaba con volverse amante de una mujer casada, con hijos y rica que lo mantuviera.
Mucho más:
Siempre anduvo buscando una mujer rica, casada con un hombre rico, de abolengo, y viejo, para que pronto muriera y se casara con la viuda y en automático se volviera rico.
Y rico, en la total riqueza, en ningún momento para vivir como un fifí y mantenido, gigolo, sino para escribir sin premuras ni angustias económicas.
Nunca, claro, alcanzó, digamos, su legítimo sueño.
Fue amante de varias mujeres ricas y aun cuando lo ayudaban con recursos y hasta pagaban las deudas milenarias que arrastraba jamás logró el sueño imperial y faraónico.
Hacia el final de los días y luego de invertir unos quince años acosando a una princesa rusa con hijos y casada con un hombre millonario quien falleciera, la mujer, de la época zarista, le puso muchas trabas para legalizar el amasiato.
Y cuando ella, por fin, aceptó, Balzac estaba muy enfermo y a los pocos meses falleció.
El sueño se había desmoronado.
La inteligencia incandescente que tenía nunca le permitió mirar la vida y la realidad con mesura y cordura pues los ricos suelen formar círculos muy cerrados y a nadie dejan entrar.
Y si permiten el acceso a una persona es con el único objetivo de utilizarlo.
Más en el caso de los ricos, digamos, de abolengo, ricos de nacimiento, ricos por herencia familiar.

SOÑAR CON IMPOSIBLES

Balzac solía vivir encerrado en su casa y escribía durante 16, 17 horas seguidas, ininterrumpidas.
Y cuando enloqueció con la señora de la nobleza rusa perdió los estribos y abandonaba su obra literaria para viajar de París a Rusia en aquel tiempo cuando en diligencias, carruaje, ,y que se tardaban meses para llegar al destino.
Una quincena, un mes, de viaje, durmiendo en posadas a orilla de los caminos, significaba que dejaba de escribir solo para llegar a la mansión de aquella señora, objeto de su tentación corporal y sueño imperial y faraónico.
Además de los meses en el pueblo aquel... sin escribir.
Por eso es que "La Comedia Humana" quedó inconclusa.
Además, tenía la oposición de la familia de aquella Madame pues lo consideraban un escritor fracasado, oportunista, de baja estatura, gordo, panzón, carón, y feo.
Pero, bueno, toda su inteligencia incandescente sirvió para soñar y perder el control de su vida soñando con imposibles.
Y sin embargo, escribió obras maestras de la literatura universal y que despertaron el respeto y la admiración, entre otros, de Víctor Hugo.


1 comentario(s)

carlos saduc 05 Ago, 2020 - 16:15
¿Cuáles son las tres obras -que haya leído completas- que más le han gustado de Balzac, don Héctor?

Deja un comentario

Acerca del blog

Blog de noticias desde Veracruz.
Aquí, deseamos contar la historia de cada día.
Y cada día es un nuevo comienzo.
Y todos los días se empieza de cero...

Portal de noticias de Veracruz.