cargando

En twitter:

8 Columnas
Lunes 03 agosto, 2020

Veracruz Es Una Fiesta


Noche salvaje
•Autobús asaltado
•Viaje al infierno

Luis Velázquez


Veracruz busca a unos pistoleros. Son el par de sicarios que la noche del viernes hicieron la parada a un autobús de pasajeros y cada un subió por su lado y pagó el boleto.

Y cada uno se sentó, digamos, de manera estratégica.
Uno, a la mitad. Y el otro, en la última hilera de asientos.
Viajaban unos veinte pasajeros, El autobús cubría la ruta de Los Tuxtlas. De Veracruz a Catemaco. Había salido de la ciudad de Veracruz, quizá, hacia las 8 y medio, 9 de la noche.
De acuerdo con el chofer, Miguel Ángel, de 32 años, en Boca del Río, a la altura de la Unidad Deportiva Hugo Sánchez, dos tipos le hicieron el alto.
Y unos kilómetros adelante, cuando el autobús circulaba a la altura del poblado Campo Verde, de pronto, el par de sicarios se levantó de sus asientos y sacaron las pistolas.
Y pistola en mano sembraron y multiplicaron el horror y el terror, el miedo y el pánico.
Más aún, con la noche encima.
A punta de pistola asaltaron a todos y cada uno de los veinte pasajeros.
Les quitaron el dinerito.
Los relojes y los anillos.
Los celulares.
Las bolsas de mano a las mujeres.
La policía calcula que el monto del asalto fue de unos cincuenta mil pesos.
Un sicario vestía camisa sport color negro y el otro tenía una gorra color verde.
Uno y otro con una pistola tipo escuadra.
En el atraco un tiro se le fue a un sicario. O de plano, disparó.
Hirió de un cabalazo en la cabeza al pasajero Rogelio Chagala Fiscal, de 38 años, habitante del Cerro de Las Iguanas, en San Andrés Tuxtla.
Herido, sangrando de la cabeza, Rogelio Chagala pudo bajarse del autobús y se perdió en la noche y en medio del monte.
Después, fue encontrado por la policía y trasladado al Hospital de Alvarado, el más cercano.
Los sicarios bajaron del autobús y también se perdieron en la salvaje noche de Veracruz, en medio del monte.
Hacia las once de la noche, la policía tuvo el primer acercamiento con el chofer y los pasajeros del autobús de Transportes Los Tuxtlas, más o menos, a la altura del poblado La Piedra.

LA NOCHE SALVAJE DE VERACRUZ
Ningún pasajero los delató. Quizá, amenazados, fueron silenciados. Ni siquiera, vaya, y hasta donde se sabe si se sabe bien, quisieron hacer un retrato hablado.
Sólo recuerdan la forma en que vestían. Una camisita y una gorrita.
Pero de sus rasgos físicos, nada.
Acaso, la parálisis del miedo y el terror.
Quizá, la noche y el autobús con la luz apagada.
El chofer, sometido.
Todo, en un Veracruz "estragado por todas las formas posibles de violencia" (Jan Martínez Ahrens).
Par de sicarios, digamos, solitarios, a quienes como sucedía con "La Sonora Matancera" en el sexenio de Agustín Silvestre Acosta Lagunes, el jefe máximo, Felipe Lagunes Castillo, "El indio", les daba una noche a la semana para que hicieran y deshicieran como parte de su salario y todo lo que robaran y atracaran era para ellos.
Al momento, 3 días después, ninguna pista más tiene la policía sobre el par de sicarios.
Nadie sabe quiénes fueron. El grupo delictivo al que pertenecen. Si son sicarios solitarios.
El rastro de los dos se ha perdido en la noche salvaje de Veracruz.


Deja un comentario

Acerca del blog

Blog de noticias desde Veracruz.
Aquí, deseamos contar la historia de cada día.
Y cada día es un nuevo comienzo.
Y todos los días se empieza de cero...

Portal de noticias de Veracruz.