cargando

En twitter:

Escenarios
Martes 07 julio, 2020

Veracruz sombrío

•Tiradero de cadáveres
•Tiradero de impunidad

UNO. Veracruz sombrío

Detrás del discurso oficial están el tiradero de cadáveres, los feminicidios, los infanticidios y la impunidad.
También, la miseria indígena y la pobreza campesina y la jodidez obrera.
El empobrecimiento de las clases medias.

Luis Velázquez

La baja calidad educativa y la pésima calidad de la salud pública.
Desde el poder siempre alardean de la justicia social, pero nunca los hechos respaldan la homilía política.
Por el contrario, en cada nuevo amanecer más sangre, más crímenes, más hogares enlutados, más niños huérfanos, más parejas viudas.

DOS. Mundo rosáceo
En el boletín cacarean el paraíso socialista por venir. Siempre, en futuro.
Pero así como por el gobierno de Veracruz han pasado setenta y ocho gobernadores, el resultado social es uno solo.
6 de los 8 millones de habitantes están en la pobreza y la miseria según el INEGI.
Y en un Veracruz pródigo en recursos naturales y con doscientas familias dueñas de más del 60 por ciento de la riqueza estatal, ta’canijo, cuesta mucho, demasiado, creer en la palabra oficial repetida una y otra vez en el boletín de prensa.


Cada gobernador y su gabinete legal y ampliado venden esperanzas.
Incapaces del bienestar social para la mayoría, únicamente les resta inflamar el corazón humano de ilusiones, utopías, sueños, quimeras.
Pero en el día con día, la adversidad económica, sobre todo, origina demasiados estragos.
En muchos hogares, saldrán corriendo al Monte de Piedad para pignorar el único patrimonio familiar como es, sería, el anillo de matrimonio.
“¡Tenemos hambre!”, es el grito colectivo en el tiempo del coronavirus y que como advirtiera el subsecretario de Salud federal, va pa´largo.

CUATRO. Veracruz, patas arriba…
La vida está vuelta un infierno. Un cóctel explosivo merodea todos los días en un elevado número de males de la caja de Pandora.
A, el COVID. B, la recesión. C, la hambruna que anticipan los expertos. D, la desesperación social.
E, el tiradero de cadáveres. F, los feminicidios. G, los infanticidios, H, la impunidad.
Es el signo del tiempo vivido. Herencia, secuela histórica, del pasado. Pero diecinueve meses después, el peor infierno, y ni modo de seguir inculpando a los ex gobernadores y ex presidentes de la república.

CINCO. Ninguna lucecita alumbra el túnel
Lo peor sobreviene cuando la fe y la esperanza se han perdido.
Y cuando en el largo y extenso túnel social, ninguna lucecita alumbrada la pesada oscuridad.
Y el camino se vuelve más largo y más extenso y más lleno de espinas y cardos y más triste.
Y más triste porque nada, absolutamente nada emociona ni alienta la posibilidad del cambio.
Los hechos concretos, específicos y macizos son el único aval de un político y una dinastía gobernante.
Y ni modo de conservar la fe y la esperanza con tantos muertos y tantos desempleados por todos lados.

SEIS. Pánico oficial
Nunca se olvidará, por ejemplo, el asesinato de dos niños y dos mujeres en una colonia popular en Papantla, cuando, además, un tercer niño salvara la vida tirándose a un barranco a orilla de su casita.
Aquella masacre generó pavor social en la elite gobernante. Ni una sola palabra del secretario de Seguridad Pública. Tampoco de la Fiscal General. Menos, del góber bendecido por AMLO.
Silencio total y absoluto. Indiferencia. Mejor dicho, desdén y menosprecio, creyendo que sin ocuparse de la matanza dejaría de existir y/o pasaría como humo.
El demagógico discurso oficial agravado por la insensibilidad social y la soberbia.
¡Vaya grandeza moral de la izquierda en el poder!


Deja un comentario

Acerca del blog

Blog de noticias desde Veracruz.
Aquí, deseamos contar la historia de cada día.
Y cada día es un nuevo comienzo.
Y todos los días se empieza de cero...

Portal de noticias de Veracruz.