cargando

En twitter:

PosData
Lunes 06 julio, 2020

Ni a López Obrador ni a Cuitláhuac importan nuestra salud

Estamos solos, dice el maestro Carlos Ronzón Verónica
•Cuenta la historia de la negligencia que sufrió con el fallecimiento de su señora madre
•Un hijo corriendo desesperado de un hospital a otro para ver si atendían a su mamá
•Un viaje al infierno


Por Carlos Ernesto Ronzón Verónica

El sábado 20 de junio a las 8:30 llame al 911 y después de 15 minutos me devolvió la llamada bomberos conurbados de Veracruz para una encuesta. Después a las 9:30 por fin aparece la ambulancia, pero ya estaba uno trasladando al paciente pues tras una hora y estando a 10 cuadras de la emergencia no llegaron, empezando el peregrinar por los hospitales, pero por tener temperatura el paciente nadie te recibe, pues para ellos todo es COVID19; solo demostrando la falta de capacitación y protocolos del sistema de salud.

  • Carlos Ernesto Ronzón Verónica. La muerte de su señora madre

Por fin lo reciben a uno en la Beneficencia Española, que ya no es beneficencia, es un hospital MUY CARO, que por ser fin de semana es atendido por médicos muy jóvenes y con poca experiencia clínica, y ahí empieza el calvario para poder trasladar al paciente. El IMSS no lo recibe por no ser paciente con síntomas COVID19 y los privados no lo reciben pues para ellos por tener temperatura es COVID. Cuando por fin se logró un traslado a un hospital una joven mujer médico contradice todo lo dicho por sus homólogos y afirma que es COVID sin prueba alguna y hace fracasar el traslado. Son ya las 22 horas del sábado, ya habían pasado 12 horas.
Fue empezar de nuevo y utilizar todas las relaciones y amigos para que recibieran al paciente en el IMSS como derechohabiente, esto se logra a las 9 de la mañana del domingo 21 de junio, 24 horas habían pasado y por protocolo se hizo en una ambulancia COVID de la Cruz Roja que cobro una tarifa mayor por lo mismo.
Al llegar al HGZ no. 71 del IMSS ubicado en la calle Díaz Mirón de Veracruz, Veracruz, es recibido por médicos del área COVID por protocolo, quienes verificando síntomas descartan que sea un paciente COVID, lo cual certifica el Coordinador Médico y se canaliza a Urgencias ahí mismo en el HGZ 71 del IMSS, solo se baja una rampa y llega uno, al moverlo ahí los socorristas de la Cruz Roja de VERACRUZ, quienes estuvieron presentes y escucharon el diagnóstico del médico especialista del área COVID, de QUE NO ERA COVID. Sin mediar palabra la rescatista de la Cruz Roja, que no tiene estudios de Medicina, le afirma al personal de urgencias que es COVID y los médicos del área de urgencias, haciendo a un lado a la ciencia y al diagnóstico de su colega, rechazan al paciente y lo regresan a Zona COVID y el medico encargado del área de urgencias le dice al familiar del paciente que si quiere puede ingresar en área COVID o llevarse a su paciente, pero el paciente se estaba muriendo y ningún hospital quería recibir, así que se condenó a un paciente de 80 años con una crisis de diabetes y cardiaca a ingresarla a zona COVID, además de que por subir de nuevo la rampa la ambulancia de la Cruz Roja de Veracruz cobro $500.00 en efectivo y sin recibo.
Ya en el HGZ 71 l lunes 22 no dieron informes ni atención alguna. El martes 23 se buscó al DIRECTOR del Hospital que solo cobra, pero nunca asiste y el subdirector tampoco quiso atender al familiar del paciente, mandó a un asistente, quien en todo momento se dedicó a cubrir su negligencia del IMSS y con un trato deshumanizado, indolente como un burócrata que solo cuida su chamba, se negaron a valorar los estudios médicos de tomografía y demás que se trajo en el ingreso e incluso ese mismo día llego el resultado de la prueba COVID del Instituto de Diagnóstico y Referencia Epidemiológico (INDRE) de la Ciudad de México con el RESULTADO NEGATIVO. Y no hicieron nada en el IMSS por trasladar al paciente a cardiología o neurología, lo dejaron en la misma área.
El miércoles 24 en la mañana por fin nos recibe subdirector y estando ahí nos notifican que nuestro paciente había fallecido sin nunca haber recibido la atención de lo que tenía, pues entre la burocracia, la política de ahorro del presidente y la indolencia y arrogancia del personal de la Dirección y subdirección del Hospital del IMSS sólo validaron la negligencia de la decisión del personal de urgencias de ese mismo Hospital General de Zona 71 del IMSS, que hizo a un lado la ciencia y le hizo caso al rumor y chismes de una socorrista de la CRUZ ROJA de Veracruz, totalmente deshumanizada y sin vocación que sólo le interesaba cobrar más dinero.
Las lecciones que nos deja es que hay que cuidarse mucho, PUES ESTAMOS SOLOS EN ESTA PANDEMIA, porque el personal de salud público y privado está muy mal capacitado y sin protocolos.
DOS: que debe uno evitar caer con chupa sangres como los de la Beneficencia Española, HOY Hospital Español, que solo es un negocio deshumanizado y con médicos novatos. TRES: Yo no invito a nadie, PERO yo no volveré a donar ni un PESO a la CRUZ ROJA de Veracruz hasta que recobren el sentido social y humanitario para lo que fue creado por sus fundadores, ahora es un vulgar negocio que deja morir la gente en sus puertas.
CUATRO: Nada más peligroso que caer en el IMSS y sobre todo en el HGZ No. 71, no justifico la violencia que son objeto, pero ahora la comprendo pues todo ese tiempo que estuve ahí fui testigo de lo deshumanizados, indolentes y negligentes que es el grueso del personal del IMSS, muy preocupados por el contagio, pero ahí al lado de los enfermos ahí están comiendo y viendo sus celulares sin ninguna medida de seguridad y totalmente despreocupados del sufrimiento de pacientes y familiares.
Reconozco el trabajo del personal de área COVID, trabajo social del IMSS, pero el personal de la Dirección del hospital y de urgencias del HGZ 71 de VERACRUZ es la peor gente que me he topado en mi vida.
Alzo la voz por todos los que desde el 20 al 24 de junio nos encontramos corriendo de un hospital a otro en la desesperación por ver cómo morían nuestros seres queridos y seguramente esto sigue así y así ha estado pasando.
Qué esperanza podemos tener si la NO primera dama responde. “YO NO SOY MEDICO, a lo mejor usted si, Ande ayúdelos”, esa frase resume el fracaso e indolencia de la política de salud del gobierno de MORENA. Y en lo que a mi corresponde me costó la vida de mi madre.


3 comentario(s)

Mateo Yepez López 07 Jul, 2020 - 02:46
Mis más sentido pésame Carlos,eso que viviste es solo la punta del iceberg,pues es en todos o en la mayoría de los hospitales del sector gubernamental, acá en la cuenca del papaloapan,la gente prefiere luchar para vivir o morir en sus casas por tanta burocracia y negligencia,tienen pavor ir alos hospitales

Rodolfo Suarez Castellanos 07 Jul, 2020 - 01:58
Todo su texto es realista y su conclusión sobre la medicina privada y publica son una carga pesada. Yo si le creo. El último párrafo sale sobrando, no es auténticamente suya.
La mentalidad grulla del trópico salió a flote.

Marisa 06 Jul, 2020 - 17:12
Que tristeza, lamentablemente es la triste realidad .. mi más sentido pésame ..

Deja un comentario

Acerca del blog

Blog de noticias desde Veracruz.
Aquí, deseamos contar la historia de cada día.
Y cada día es un nuevo comienzo.
Y todos los días se empieza de cero...

Portal de noticias de Veracruz.