cargando

En twitter:

Expediente 2020
Lunes 29 junio, 2020

Ley Bozal, Ley Pan o Palo

Antes, mucho antes de ser aprobada en la LXV Legislatura, la Ley Bozal opera. Incluso, con una modalidad: en un principio solo era para los 50 diputados locales, advertidos de que si hablan mal del gobierno de Veracruz, entonces, serán acusados de calumnias y difamación. Ahora, la guillotina, aplicada a los presidentes municipales.
Claro, se trata de un versículo anexo y conexo en la Ley Bozal. Bien pudiera llamarse la Ley Pan o Palo. Te disciplinas o te hundes.

Luis Velázquez

Obedeces o serás amenazado, intimidado, acosado, reprimido.
La Ley Pan o Palo fue inaugurada en TV Más, el canal oficial. Y “veinte y las malas”, como hipótesis universal, triangulada de la siguiente manera:
De la JUCOPO, Junta de Coordinación Política, Juan Javier Gómez Cazarín, a la secretaría General de Gobierno, Éric Cisneros Burgos, y de la SEGOB jarocha a TV Más, Víctor Cisneros Burgos.
Fue ideada porque los líderes del CDE del PAN, PRD, Movimiento Ciudadano y PRI advirtieron de castigos ejemplares, que llegarían a la expulsión, a los alcaldes que aprobaron las reformas electorales, una de las cuales blindó al gobernador para evitar la consulta popular de la revocación del mandato.
Entonces, desde TV Más invitaron, en el primer paquete, a 8 presidentes municipales del norte de Veracruz para dialogar con los reporteros del programa “A 8 columnas” y “A 8 columnas” se confesaron “al pie de la letra”.
¡Vaya sorpresas y uniformidad de filosofía política!:
Todos, sin excepción, se expresaron en dos ejes rectores.
Uno. Ninguno de ellos fue obligado por la bancada legislativa de MORENA ni por algún funcionario del gobierno de Veracruz para votar por las reformas electorales en los Ayuntamientos que presiden.
Y dos. Todos aseguraron que el gobierno de Veracruz los ha apoyado con servicios públicos insólitos para dignificar la vida de la población.
Nunca antes tantas coincidencias. Pero más aún, tantas evidencias a las que simple y llanamente, ellos mismos se expusieron “curándose en salud”.
Primero, desde el gobierno de Veracruz les habrían echado montón.
Luego enseguida, desde TV Más los emboscaron.
Si algunos de ellos “ya ordeñaron la vaca” en sus tesorerías…
El ORFIS, Órgano de Fiscalización Superior, les detectó desvíos de recursos oficiales…
Traficaron influencias favoreciendo, digamos, a compañías constructoras con obra pública…
O incidieron en el nepotismo…, entonces, de pronto, un milagro superior los ha salvado y están libres de culpa y sospecha.

ALCALDES BIEN PLANCHADITOS
Sus dichos, frases célebres, memorables, imborrables, citables, indicativas y significativas, me amarro el dedo antes de la cortada, fueron las siguientes de acuerdo con el boletín oficial:
Guillermo Cruz, alcaldesa de Tancoco: “No fuimos obligados porque es un bien para los ciudadanos.
Mariana Galván, Chalma: “Por mucho tiempo no sentimos olvidados, pero tenemos el respaldo del gobierno estatal”.
Abel Díaz Ponce, Tempoal: “A nosotros no nos obligaron a nada. Nunca nos han obligado a nada”.
Román Jiménez, Naranjos. “Estamos coordinados con el gobierno del estado”.
Adrián Domínguez, Tampico Alto: “”El gobierno del estado no nos ha dejado solos”.
Armando Gómez, Ozuluama: “No fuimos presionados”.
Lázaro Avendaño, Chinampa de Goroztiza: “En el tema de la reforma electoral en ningún momento se nos obligó”.
Ader García Escalante, Ixhuatlán de Madero: “”Contamos con el apoyo del gobierno estatal” (Notiver, 26 de junio, 20).
Así hablaron los alcaldes. Y de seguro habrán alcanzado mucha trascendencia social en la población dado la elevada audiencia, primero, de TV Más, y segundo, del programa “A 8 columnas” (¿A 8 columnas?).
Pero por si las dudas, la emboscada a los presidentes municipales fue refriteada con un boletín de prensa de la dirección de Comunicación Social para multiplicar su lectura, conocimiento e impacto social.


Queda claro que los líderes partidistas están haciendo mella en la política pública de Veracruz.
Pero todavía hay varias cositas por esclarecer:
Uno. La estrategia con que 5 diputados locales de oposición fueron convencidos para avalar el nombramiento de la Fiscal General por 9 años.
Dos. La estrategia con que el titular de la JUCOPO de la LXV Legislatura y los secretarios General de Gobierno y Educación convencieron a 129 presidentes municipales de la oposición para avalar las reformas electorales.
Tres. La estrategia para convencer, por lo pronto, a los 8 alcaldes del norte de Veracruz para aceptar una emboscada en TV Más.
Cuatro. Investigar si por medio hubo amenazas oficiales a los ediles.
Cinco. Investigar si existieron cañonazos tipo Álvaro Obregón.
Seis. Rastrear la pista de otros operadores políticos, pues ni modo que el trío de morenistas (Gómez Cazarín, Cisneros y Zenyazen) convencieran a unos cuarenta y tres ediles cada uno si se considera que en total fueron 129 los Judas de los partidos opositores avalando las reformas electorales.
Y, bueno, en el caso de TV Más sólo acataron las órdenes superiores para poner al servicio de la causa morenista el programa “A 8 columnas”, canal oficial en todo caso que constituye su naturaleza.
Y es que como premisa universal resulta inverosímil, insólito, inaceptable, que 129 ediles de oposición avalaran las reformas electorales, a menos, claro, que la autoridad fiscal revisara con lupa, lentes de aumento y microscopio las cuentas públicas de todos ellos y descubrieran tremendo estercolero y aguas negras.
La Ley Bozal, enriquecida y multiplicada con la Ley Pan o Palo.
Tal cual, la izquierda gobierna y ejerce el poder. Sueñan, pobrecitos, con un Veracruz uniformado, sin disidentes ni críticos, todos sumisos y obedientes, callados y disciplinados, los ciudadanos convertidos en unos robots humanos, a sus órdenes, Señor.


Deja un comentario

Acerca del blog

Blog de noticias desde Veracruz.
Aquí, deseamos contar la historia de cada día.
Y cada día es un nuevo comienzo.
Y todos los días se empieza de cero...

Portal de noticias de Veracruz.