cargando

En twitter:

Expediente 2020
Martes 23 junio, 2020

Buen karma

Pocos, excepcionales secretarios como el de Salud, Roberto Ramos Alor, tienen buen karma. Por más ramalazos que le dan, parece inamovible, inderrotable. Incluso, el nepotismo fue poca cosita ante los servicios públicos concesionados por dedazo. Más todavía: cuando en las redes sociales fue exhibido como “El besucón” dando un besito a un chico, el góber bendecido salió en su defensa y aseguró que era fotomontaje.

Luis Velázquez

El primer bombardeo en su contra fue cuando incorporara a la nómina de familiares y amigos. Y hasta fue avalado por la ex Contralora, Leslie Garibo.
El segundo, cuando comprara por dedazo medicinas a la empresa propiedad del entonces delegado federal en Jalisco, y quien luego del desaguisado, fue cesado…, mientras Ramos Alor siguió… bendecido desde arriba.
El último disparo a la yugular fue el miércoles 10 de junio cuando trascendiera que otorgó contratos millonarios a una empresa conocida como el “Cartel de la Sangre” y que en su momento fue denunciada por el mismito presidente de la república (Notiver, Noemí Valdez).
Nada ni nadie lo mueve ni tambalea.
Quizá cae en gracia en el interior del gabinete con su bata de médico con que siempre aparece en eventos públicos y que parece piyama.
Acaso el bigotazo hace sonreír a los Morenos.
Quizá tenga madrina poderosa, pues siempre trascendió que llegó al cargo por la secretaría de Energía, Rocío Nahle, aun cuando él mismo precisara que el pueblo de Coatzacoalcos lo había elegido cuando a todas vistas se trata de un cargo público de confianza.
En su momento fue canonizado cuando hizo a un lado su cargo como director del Hospital Regional de Coatzacoalcos durante un año y medio en el bienio del panista Miguel Ángel Yunes Linares y fue a un mitin de Nahle y lo despidieron y sirvió para ser declarado héroe, mártir, santo, gran luchador social de la izquierda.
Acaso como le permitieron tanto nepotismo está “dejando hacer y dejando pasar” los negocitos que un superior le encarga y sirve de tapadera.
Quizá se presta a “las pichadas”, con todo y que “ningún chile le embona”, pero como también llevaría “agua a su molino”, todos felices.
E´to pa´ti y e´to pa´mí, la esencia democrática.

LA PUNTA DEL ICEBERG
Mucha tarea, entonces, para los partidos de oposición y los legisladores locales y federales y hasta para los medios, digamos.
El contrato millonario de la secretaría de Salud de Veracruz al “cartel de la Sangre” es, sería, apenas, apenitas, la punta del iceberg.
Una cosita es el contrato millonario.
Pero otra, mil años luz de distancia, son las razones para ese contrato millonario por dedazo. Casi 271 millones de pesos y que en el tiempo priista significaban 27 millones para el ganador… por el diezmo. Más, si era diezmo y medio. Más, mucho más, doble diezmo.
Además, ni modo que el secretario de Salud esté favoreciendo por sus pistolas al “Cartel de la Sangre”.
Primero, no es autónomo ni soberano. Segundo, tiene jefes encima. Tercero, “donde manda capitán nunca gobierna marinero”. Cuatro, ni modo que sea temerario y se vaya por la libre.
Demasiada chamba, entonces, para el senador Julen Rementería del Puerto. Y para el CDE del PRI, PAN y PRD, si es que en verdad quieren ser oposición real, pues luego del reality-show contra Zenyazen Escobar, SEV, por las empresas fantasmas, el silencio.
Silencio que también es lenguaje.
De lo contrario, con puros discursitos mediáticos ni a la esquina electoral llegarán.
Hay instancias legales para agotar la posibilidad y frenar el estercolero guinda y marrón y que a estos niveles tiene carta de adopción priista y panista.
Por un lado, la dinastía de la izquierda truena contra los corruptos del pasado, y por el otro, vaya resbalones en que están, estarían incurriendo.

“AHÍ VIENE EL LOBO”
Varios casos de tráficos de influencia y conflictos de intereses y dedazo en servicios y obra pública han sido archivados en el último año y medio.
El nepotismo, engavetado. La compra de medicinas, en el archivo muerto. Archivada la compra de patrullas. Archivada, la compra de ambulancias.
Archivada la denuncia del ex director de Acuerdos y Seguimientos del Instituto de Educativos, quizá, porque llevaba al titular de la SEV, el profe Zenyazen Escobar.
Archivada la denuncia del senador Julen Rementería en contra de Zenyazen y sus empresas fantasmas.
Hora, entonces, de que la oposición adopte otra estrategia porque el escándalo político, social y mediático… a ningún lado lleva.
Y menos, cuando los denunciantes buscan o buscarían, ajá, el beneficio social más allá de las pasioncillas partidistas y electorales.
Notiver ya exhibió a 8 columnas, en portada, el buen karma del secretario de Salud con el “Cartel de la Sangre”.
¿Y?
El efecto mediático habrá durado la mañana del miércoles 10 de junio. Quizá la tarde, comidilla del día.
Ahora toca a la oposición seguir escarbando, incluso, con la denuncia penal en la Fiscalía General.
Y en caso de que, como es natural, reciban la denuncia y dejen pasar el tiempo en el limbo, entonces, otras instancias superiores.
La enseñanza histórica de la corrupción priista, panista y perredista es seguir empujando la carreta de la ley de manera tenaz, sin aflojar el paso ni soltar la rienda.
México fue llevado al primer lugar de corrupción política en el mundo.
Y ahora, pareciera que el pastorcito de Oaxaca pastoreando las ovejas es el símbolo gritando “ahí viene el lobo, ahí viene el lobo”, casi casi como el ladrón gritando “detengan al ladrón, detengan al ladrón”.


Deja un comentario

Acerca del blog

Blog de noticias desde Veracruz.
Aquí, deseamos contar la historia de cada día.
Y cada día es un nuevo comienzo.
Y todos los días se empieza de cero...

Portal de noticias de Veracruz.