cargando

En twitter:

Expediente 2020
Lunes 22 junio, 2020

Todos seremos ricos...

¡Gracias, muchísimas gracias, Julen Rementería! ¡Gracias, senador de la república! Lo que nunca lograron Carlos Marx, Federico Engels, Lenin, León Trotsky, Ernesto el Che Guevara, Tomás Moro, Pancho Villa, Emiliano Zapata, incluso, la madre Conchita y Jesús León Toral asesinando a Álvaro Obregón, tampoco Vicente Fox, usted, nos habría hecho sentir que pronto, antes de que el gallito cante 3 veces, luego de que la pandemia se vaya, todos viviremos en el paraíso terrenal.

Luis Velázquez

¡Hosanna, hosanna, y porfis, que sirvan igual para todos... que la casa paga! como suele exclamarse en el viaje etílico.
En su twitter usted publicó lo siguiente el 16 de junio:
"Yo siempre voy a trabajar para que los mexicanos honestos, trabajadores y de bien puedan comprar los pares de zapatos que quieran...
Los autos que quieran...
Y los Rolex que quieran.
Quiero que los mexicanos sean ricos y veo como enemigo a todo aquel que los quiera ver pobres".
¡Gracias, senador, bendiciones!
¡Ojalá el PAN lo nomine candidato a gobernador en el año 2024 y gane en las urnas, porque luego luego, los 8 millones y medio de habitantes de Veracruz que para entonces seremos, seremos ricos, ricos, ricos, ricos, ricos!, ¡ay qué rico!
Vicente Fox, por ejemplo, soñó con que cada mexicano tuviera un volcho en la puerta de su casa.
El secretario de Hacienda y Crédito Público de Felipe Calderón dijo que el salario mínimo alcanza a las familias para una educación de excelencia para los hijos y para irse de vacaciones cada año.
Pedro Aspe, también titular de Hacienda, dijo que "el desempleo era un mito genial!
Usted, ha trascendido a todos. Quiere "que los mexicanos sean ricos"..., que ya nos conformaríamos con una riqueza como la suya, por ejemplo.
Además, Lenin, el Che y Emiliano Zapata, entre otros, se quedaron cortos soñando con la tierra prometida porque usted, vasco al fin, fuerte y vigoroso, lleno de energía para luchar por un mundo mejor, ha declarado sus enemigos a todos aquellos "que quieran seguir viendo a los mexicanos como pobres".
¡Proletariados de Veracruz y del país, uníos a Julen Rementería!
¡Todos con él!
¡Seamos su ejército de pobres y jodidos y luchemos a su lado!
¡Seremos ricos!
Ahora sí, mansión de cara al Golfo de México...
Jardineros para cuidar las florecitas y el pasto...
Veterinarios especiales para mantener con salud a las mascotas...
Maestros de inglés y francés, mínimo, pa´los niños...
Asistente doméstica para la limpieza de la casa y otra para cocinar y otra para servir la mesa y otra para lavar y planchar...
Camionetas blindadas en la puerta con choferes que también sean guardaespaldas...
Cuentitas bancarias...
Casita de campo a orilla de la laguna sobre el promontorio...
Yate para los fines de semana...
Vacaciones en el otro extremo del mundo y hasta un castillo como Salma Hayek en París..., entre otros satisfactores materiales.
¡Ricos, seremos ricos, gracias, muchísimas gracias, mi Julen!

JULEN FUMÓ MOTA Y DE LA MALA...
Ahora sí, senador, "se pasó de tueste".
Con el desastre epidemiológico, habría usted fumado mota y de la mala.
Quizá, digamos, se habría usted pasado y en el trance esotérico escribió y envió usted su twitter a las redes sociales.
Hace más de dos mil niños, Jesús abanderó en el mundo la gran lucha social para dignificar la vida diaria de los pobres.
Y estamos peor.
Los años de Vicente Fox garantizando un volcho en la puerta de la casa de todos los mexicanos fueron suficientes para el pitorreo y al mismo tiempo, para la burla, la humillación y el escarnio.
¡Bendito Dios que usted como panista trabaje, como dice, "por los mexicanos honestos y trabajadores".
Bendito Dios que en sus oraciones de todos los días, cuando por ejemplo iba usted a misa en la iglesia de San Pedro y San Pablo y hasta pasaba al púlpito a leer el pasaje bíblico del domingo, esté el deseo, la utopía, el sueño, la ilusión, la quimera, de que cada mexicano "pueda comprar los pares de zapatos que desean" (hay zapatos, por ejemplo, de diez mil pesos).
Y que cada mexicano se "compre el auto que quiera"... aunque sea, claro, de juguetito y de madera para los niños con todo y que para el millón de indígenas de Veracruz, por ejemplo, con tener un burrito en casa basta y sobra.
Y bendito Dios que usted sueña con que cada mexicano "se compre los Rolex que quieran"... y lo que, claro, parece una burla, aun cuando, claro, bien pudiera usted referirse a los suyos, los ricos, los ricos entre los ricos, la gente VIP con la que usted convive, como alguna vez, por ejemplo, dijera Rafael Fuster de que "anoche nos reunimos a cenar los más selectos de Costa de Oro".
¡Vaya resbalón, senador!
Acuérdese usted del Eclesiastés cuando dice que cada ser humano ha de amarrarse la lengua.
Casi casi, ponerse un bozal.
Y/o como dice el vejete del pueblo, "en boca cerrada no entran moscas" y "entre más calladito... más bonito".


1 comentario(s)

Nieves Sánchez Gomez 22 Jun, 2020 - 15:56
Como Siempre .... Excelente Mi Apreciable y Admirado Maestro!!!

Deja un comentario

Acerca del blog

Blog de noticias desde Veracruz.
Aquí, deseamos contar la historia de cada día.
Y cada día es un nuevo comienzo.
Y todos los días se empieza de cero...

Portal de noticias de Veracruz.