cargando

En twitter:

Barandal
Viernes 19 junio, 2020

El paraíso socialista

•Estragos de la utopía
•El obradorismo

ESCALERAS: El sexenio guinda y marrón, Morena en el Palacio Nacional, es el tiempo, se afirma, del socialismo. El socialismo con rostro humano. El socialismo tipo AMLO, de igual manera como hubo un socialismo tipo Fidel Castro, tipo Ernesto Che Guevara, tipo José Mujica, tipo Evo Morales, tipo, ajá, Daniel Ortega, tipo Estelita Perón.

Luis Velázquez

Y más allá de las ideologías que solo han dejado que 6 de cada diez personas en el mundo estén en la miseria, la mitad del planeta caminando como migrantes sin papeles a otras latitudes para sobrevivir, el socialismo también causa estragos.

PASAMANOS: Socialismo. Todo es de todos. Cada quien ganará un salario según sus necesidades familiares. Todo compartido, oh patria socialista.
La dictadura del proletariado soñaron Carlos Marx, Federico Engels, Lenin y León Trostky.
“Por el bien de todos, ajá, primeros los pobres. “Y los pobres entre los pobres”, es decir, los indígenas y campesinos ultra contra súper jodidos.
Que una vida digna para los ancianos y las madres solteras y las viudas abandonadas.
Que todos los niños tienen el legítimo derecho a tener una calidad de vida de primera, nunca de segunda ni tercera.

CORREDORES: “Patria o muerte” fue el lema un tiempo de los socialistas soñando con el paraíso terrenal.
Que comandante Che Guevara cantaba el caifán mayor, Oscar Chávez.
Que Fidel Castro acabaría con las jineteras en Cuba y luego de que muriera las jineteras seguían impetuosas como el atractivo turístico en el malecón y el bulevar de La Habana.
Incluso, jineteras de lujín, pues ahora, chicas estudiantes y hasta de la universidad han sustituido a las viejas cortesanas chambeando en la madrugada habanera.

BALCONES: Fue aquel, es, el peor resultado del socialismo humanista.
Los gringos dejaron en Cuba el mundo exquisito de trabajadoras sexuales. Incluso, Cuba se convirtió en el burdel favorito de Estados Unidos. Mujeres de color sabrosas, sabrosísimas. Carnes espléndidas. Pasiones arrabaleras. Noches intensas, llenas de fiebre.
Y el fracaso del socialismo alcanzó el estadio más bajo de la dignidad cubana.
Un socialista recibió la bendición superior y bautizó a su perro como “El socialista”, y el perrito, claro, entendía al llamado del dueño.

PASILLOS: El mundo, destripado en la ideología. Republicanos contra demócratas. Liberales contra conservadores. Socialistas contra capitalistas. La izquierda contra la derecha. El centro contra la derecha y la izquierda.
La vida, convulsionada en medio de tantos ismos, el cáncer más terrible y espantoso de la humanidad.
Caray, en Brasil hay veintiséis partidos políticos. En Estados Unidos, solo dos. En México, unos diez.
Todos, sin excepción, naufragando en la utopía social, dejando miseria y pobreza.
6 de los 8 millones de habitantes de Veracruz, en la jodidez total. Medio millón de habitantes solo hacen dos comidas al día, y mal comidas. Uno de cada 3 jefes de familia lleva el itacate a casa con el dinerito obtenido en el changarrito en la vía pública.

VENTANAS: Una cosita llamada desde años anteriores es el socialismo con rostro humano. El mismo quizá predicado por Jesús en el templo y a la orilla del mar a los pescadores, de donde eligiera al mayor número de los apóstoles, incluido Judas, el traidor, el traidor socialista.
Para fortuna de todos ellos, cada ciudadano necesita creer en algo y en alguien. Soñar con una mejor calidad de vida para la familia.
Pero el paraíso socialista, igual que todas las ideologías, es “una tomadura de pelo”.


Deja un comentario

Acerca del blog

Blog de noticias desde Veracruz.
Aquí, deseamos contar la historia de cada día.
Y cada día es un nuevo comienzo.
Y todos los días se empieza de cero...

Portal de noticias de Veracruz.