cargando

En twitter:

Lunes 15 junio, 2020

El canto de la indiferencia

•Chica arrodillada, amordazada, con las manos atadas a la espalda, permaneció 90 minutos plantada en Xalapa para que López Obrador la escuchara; quedó esperando

•Es hermana de Manuel Amante Torres, originarios de Coatepec, desaparecido en el mes de febrero del año 2018

•Su señora madre sigue plantada en el Zócalo de la Ciudad de México desde el 4 de junio, con familiares de otros desaparecidos, para que les ayuden a buscar a los suyos

•Once días en plantón sin que el gobierno federal de Andrés Manuel López Obrador voltee a mirarlos/ Una crónica estremecedora de NOÉ ZAVALETA y fotos de YERANIA ROLÓN

Tomado de Crónica de Xalapa

  • Súplica de familiares de desaparecidos

  • Indiferencia e indolencia de López Obrador

Eridany Amante Torres tiene sus mejillas coloradas, las rodillas un tanto raspadas, lleva 90 minutos amordazada con dos pañoletas negras en ojos y boca. Se amarró las manos con una reata de un cuarto de metro para simular una desaparición forzada, junto con ella, 40 familiares de víctimas de desaparición y desaparición forzada esperan ser atendidas por el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador.
Ante la indiferencia del Estado, la simulación gubernamental y el desdén militar, Eridany Amante canta. Hincada en las afueras del batallón militar, entona “desapariciones” de Rubén Blades: “Salió del trabajo pa’ la escuela, tenía puestos unos jeans y una camisa blanca”, canta la joven y menea su cabeza y cuerpo, se mueve cadenciosamente, un ritmo lento, tortuoso, de dólar. Las manos amarradas atrás, apretando la espalda, unas gotas de sudor escurren por su frente, capta la atención de militares. Los de Ayudantía de Presidencia y los Servidores de la Nación adscritos al gobierno de Veracruz prefieren ignorarla.
Eridany busca a su hermano, Manuel Amante, oriundo de Coatepec y desaparecido en Autlán, Jalisco en febrero del 2018 junto con su novia. En la casa de los Amante Torres hoy no hay nadie en casa. La madre de Eridany y Manuel, Beatriz Torres Zuleta se encuentra haciendo “campamento” en el zócalo de la Ciudad de México desde el 4 de junio pasado, junto con familiares de desaparecidos en todo el país, en espera también, de una audiencia con el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador. Once días han pasado y no han sido recibidos.
“¿Adónde van los desaparecidos?, busca en el agua y en los matorrales.
¿Y por qué es que se desaparecen?, porque no todos somos iguales.
¿Y cuándo vuelve el desaparecido?, cada vez que los trae el pensamiento.
¿Cómo se le habla al desaparecido?, con la emoción apretando por dentro”, se escucha con fuerza en el amplificador llevado por los colectivos María Herrera, Familias Enlaces Xalapa y Por la Paz Xalapa. La mañanera presidencial ya concluyó hace 25 minutos y el comandante supremo de las Fuerzas Armadas del País, Andrés Manuel López Obrador aún no sale.
Entre los familiares de desaparecidos existe el temor de que se haya ido por la puerta de atrás o por el conjunto habitacional donde residen familiares de los gendarmes. En un intento de calmar los ánimos, un empleado de presidencia, joven, pantalón de vestir y chaleco de alta costura les suelta: “Aun no se va, está desayunando”, el pretexto enardece más los ánimos.
Eridany Amante también se pone de pie dando la espalda al batallón militar, viene la lluvia de flashes fotográficos. “Fue el estado, fue el estado”, gritan familiares de desaparecidos.
En un costado dos jovencitas con leggins y chalecos del gobierno de Veracruz toman registro y pasan apuntes por I-Phone X y I-Phone XI a sus superiores: “Los protestantes aquí siguen, cada vez son más”, parecen decir por el auricular: “¿Y estás nalgoncitas de donde las sacaría el gobierno?”, expresa divertida la corresponsal de un medio nacional, al ver cómo las jóvenes lucen nerviosas y espantadas de la imagen maltrecha que se llevará el presidente de Veracruz.
Año y medio ha pasado ya del gobierno de la cuarta transformación y entre diversos colectivos de desaparecidos existe un desencanto del presidente López Obrador y del gobierno del morenista, Cuitláhuac García Jiménez, pues aunque en campaña se les dijo que sería una prioridad la búsqueda de desaparecidos, desde febrero pasado en “La Barranca” y en “La Guapota” no se ha vuelto a hacer una sola búsqueda.
Peor aún, la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas (CEAV) y su titular, Mara Gómez Pérez les anunciaron un recorte presupuestal del 75 por ciento a los gastos operativos con lo cual desaparecería por completo el presupuesto de búsqueda y de atención a víctimas.
Unas fanfarrias anuncian la salida del presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, la Suburban negra con blindaje seis, tardó 127 segundos en cruzar un trayecto de 50 metros pues lució bloqueada de manifestantes: Campesinos, familiares de desaparecidos, empleados del sector salud y manifestantes solitarios. En los dos minutos y 7 segundos, Andrés Manuel López sólo hizo señas de “abrazos” y levantaba el pulgar, a diferencia de otras ocasiones fue incapaz de bajar la ventanilla de la camioneta, para escuchar por al menos cinco segundos a los diversos manifestantes.


Deja un comentario

Acerca del blog

Blog de noticias desde Veracruz.
Aquí, deseamos contar la historia de cada día.
Y cada día es un nuevo comienzo.
Y todos los días se empieza de cero...

Portal de noticias de Veracruz.