cargando

En twitter:

Expediente 2020
Sábado 06 junio, 2020

Grandeza del gabinete

¡Vaya grandeza del gabinete federal! La secretaría de Energía, con Manuel Bartlett en la CFE y su hijito. La secretaria de Trabajo, con la familia en la nómina. La ex secretaria del Medio Ambiente, creyendo en los duendes. El secretario de Relaciones Exteriores, quitando programas sociales a los migrantes.
Y ahora, la secretaría de Gobernación con su gran descubrimiento para combatir los feminicidios y la violencia contra las mujeres.

Luis Velázquez

El programa “Respira y cuenta hasta diez”.
Por ejemplo:
Si una mujer tiene enfrente a un asaltante, un violador, un feminicida, entonces, que respire profundo y tome aire y cuente hasta 10.
Así, ninguna mujer perderá la paciencia y se salvará.
Y el asaltante, violador y feminicida, de igual manera, “para que la violencia no le gane” ha de respirar y contar hasta diez. Y se arrepienta.
“Erradicaré cualquier tipo de agresión contra las mujeres” dijo la secretaria Olga Sánchez Cordero.
¡Ah!
Pobre la diputada local de Veracruz, ex panista convertida en Morenista, Miriam Ferráez, cuando propuso un Toque de Queda para que las mujeres se confinaran en sus casas y evitaran los ultrajes, las violaciones, las desapariciones y los asesinatos.
Pobre aquel ministro de Dios quien culpara a las mujeres de que las violan y asesinan por la forma provocativa con que visten.
Desde la más alta tribuna federal de la nación, la nueva estrategia… y que, caray, en el mejor de los casos, llena de ternura.
Miguel Alemán Valdés y Adolfo Ruiz Cortines fueron secretarios de Gobernación y nunca vislumbraron estrategias así para combatir un mal social.
Luis Echeverría Álvarez fue secretario de Gobernación de Gustavo Díaz Ordaz y siempre lo inculparon como el autor de la masacre de Tlatelolco el dos de octubre y de “Los halcones” del 7 de julio, cuya matanza puede apreciarse en la película “Roma” de Alejandro González Iñárritu.
La grandeza de Estadistas del gabinete legal de Amlove, paz y amor.

LA TERNURA GUINDA DE MORENA
Mucho se duda que una mujer, ni siquiera, vaya un hombre, puedan contar hasta diez para nunca perder la paciencia cuando están frente a un asaltante, un violador o un asesino de mujeres.
Y, caray, pedir a los delincuentes que cuenten hasta diez “para que la violencia no les gane”, híjole, lo menos que puede creerse es que un malandro se ponga a contar hasta diez para arrepentirse de su hecho delictivo a punto de cometer.
El sexenio guinda y marrón debutó cuando el presidente de la república puso en la cancha pública la amnistía para los malandros.
Después, cuando saludó de mano a la señora madre de Joaquín Guzmán Loera, El Chapo, condenado a cadena perpetua en Estados Unidos.
Luego, cuando Amlove comisionó a unos funcionarios para cabildear en EU si era posible la extradición de El Chapo como su madre solicitara al presidente de la república.
Ahora, válganos diría el cronista Francisco Ortiz Pinchetti, pedir a los malosos cuenten hasta diez, etcétera, etcétera.
Mucha, demasiada, excesiva ternura oficial. Pensarán que el ciudadano común y sencillo en edad de votar es tonto, ingenuo, turulato, y se le puede “tomar el pelo”.
Se entiende la desesperación de la secretaría de Gobernación porque la violencia y los feminicidios se multiplican, imparables e inderrotables.
Pero otra cosita es poner en la cancha, digamos, buenas intenciones que ni las mujeres tienen espacio y tiempo para pensar ante un feminicida ni tampoco los agresores sopesan como posibilidad.
Pero, bueno, así son las elites políticas en usufructo del poder, y como escribió en su tuiter el ex Procurador de Justicia de la Ciudad de México y de la República, Ignacio Rey Morales Lechuga, a estas alturas se ignora quién causa más daño, si el Covi 19 o la 4T.

MUNDO SÓRDIDO PARA LAS MUJERES
La secretaria de Gobernación fue maestra de la UNAM. Ministra de la Suprema Corte de Justicia de la nación. Amiga privilegiada de Amlove.
Tiene, entonces, un nombre, un prestigio, un crédito, que cuidar.
Y aun cuando, todo indica, la SEGOB recomendó el “Respira y cuenta hasta 10” a través del Consejo Nacional de Población, los comunicados han de revisarse con lupa, microscopio y lentes de aumento.
De por medio está la dependencia. Más, cuando es exhibida. Y de fea forma.
Queda claro que el gobierno federal ha fracasado en la esencia del llamado Estado de Derecho para garantizar la seguridad en la vida y en los bienes.
Pero más aún, para garantizar la vida de las mujeres. Niñas, ancianas, mujeres maduras y de la séptima década.
El mes de abril, por ejemplo, fue considerado el peor de varios sexenios en la historia de los feminicidios.
Y Seguridad Nacional, todo indica, por ningún lado parece hallar una política eficaz para contrarrestar la tendencia delictiva.
Cada vez, las mujeres son asesinadas con más saña y barbarie. Sin clemencia ni misericordia.
Uno, secuestradas. Dos, desaparecidas. Tres, ultrajadas. Cuatro, sometidas a la sevicia sexual, la trata de personas.
Cinco, explotadas. Seis, asesinadas. Siete, decapitadas. Ocho, arrojados sus cadáveres en la vía pública. Nueve, tiradas en las aguas de los ríos para flotar aguas abajo.
Y de ñapa, pedirles que cuenten hasta diez.
De risa.
¡Vaya gabinete!


Deja un comentario

Acerca del blog

Blog de noticias desde Veracruz.
Aquí, deseamos contar la historia de cada día.
Y cada día es un nuevo comienzo.
Y todos los días se empieza de cero...

Portal de noticias de Veracruz.