cargando

En twitter:

8 Columnas
Martes 02 junio, 2020

Muerte, desempleo y corrupción, la nueva normalidad


Reynaldo Escobar

Los caciques campiranos siempre han estado presentes en el medio rural, donde disponen de “vidas y haciendas” de los trabajadores del campo y de sus familias; en cambio, los caciques de cuello blanco son los que disponen y deciden por los habitantes...

de las ciudades medias. Los hombres fuertes de cada lugar (como se les identifica) usurpan la voluntad de los habitantes del conglomerado social, a pesar de que la Constitución Política Federal en sus artículos 39 y 41, disponen que la soberanía radica en el pueblo y éste la ejerce a través de las autoridades Federales y Locales.
Resulta evidente que el gobierno no resistió la presión de los caciques, quienes controlan la actividad económica y dependen las fuentes de trabajo, para haber aceptado el riesgo de muerte que representa regresar a laborar sin que la curva de contaminación del coronavirus se haya “aplanado”. Es por ello que las manifestaciones de quienes han sido despedidos (que ya se cuentan medio millón de personas), se hayan respondido con la apertura de negocios para que, busquen su diario sustento.
Por tanto, si el Presidente López Obrador y el Doctor López-Gatell, disponen el regreso a “la nueva normalidad”, el pueblo obedecerá, aunque se reporte el semáforo rojo en todo el país y se informe de la muerte de 10 mil Mexicanos, y 100 mil contagiados, a causa del Covid- 19.
Finalmente resulta extraño que, cuidadoso en asuntos de “corrupción”, como ha sido AMLO, no haya ido a fondo para aclarar los señalamientos en contra de la Secretaria de Energía, Norma Rocío Nahle García, nativa de Zacatecas y abierta aspirante, junto con el defenestrado ex Director de Aduanas, a gobernar Veracruz.
A Rocío Nahle se le involucró en un incidente del Relleno Sanitario de Chinameca, Ver.; se le criticó por su actuación en la junta de la OPEP, que representó un quebranto multimillonaria a PEMEX; también en el combate a las energías limpias, para ayudar a Manuel Bartlett, titular de la CFE; se le señaló de apoyar a sus “sobrinos” en la venta de ventiladores al IMSS, para atender la pandemia; y la última acusación a Nahle, es por favorecer a su compadre Arturo Quintanilla Hayek, a través de un contrato para la refinería Dos Bocas, por la suma de 4, 968 millones.
¿Qué más falta?, para que desde el Palacio Nacional regresen al Senado a la Titular de SENER, a preparar su proyecto político, que con esos antecedentes no será nada fácil.


Deja un comentario

Acerca del blog

Blog de noticias desde Veracruz.
Aquí, deseamos contar la historia de cada día.
Y cada día es un nuevo comienzo.
Y todos los días se empieza de cero...

Portal de noticias de Veracruz.