cargando

En twitter:

Diario de un reportero
Sábado 30 mayo, 2020

La peste del amor

Macondo, en pecado mortal
•Cien años de soledad


DOMINGO
El amor es una peste



Más allá de la pandemia del coronavirus y de la peste blanca y de la peste del insomnio que lleva a la peste del olvido, quizá la peor es la peste del amor. La describe Gabriel García Márquez en la novela Cien años de soledad con un montón de amores contrariados, intensos y frenéticos en Macondo.
Tanto que, por ejemplo, un día pasó un sacerdote por Macondo y quedó atónito pensando que vivían como en Sodoma y Gomorra y decidió quedarse para “legalizar los concubinarios”, pero fracasó en la utopía porque todos “vivían en pecado mortal” y los problemas del amor, incluidas las infidelidades, las arreglaban entre ellos y todos en paz.
José Arcadio Buendía lo supo cuando su hijo Aureliano Buendía, el famoso coronel de la novela estelar del Premio Nobel de Literatura, sintió un amor arrebatado por una de las hijas de su peor enemigo, el concejal del pueblo, y le dijo: “El amor es una peste”.

Luis Velázquez

La peor peste en la historia de la humanidad, a tal grado que los hijos han matado a los padres y viceversa disputando la misma mujer, como sucede, digamos, en el filme cinematográfico de Juliette Binoche y Jerome Irons, “Obsesión”.

LUNES
La primera daifa de Macondo

La peste del amor en Cien años de soledad empieza cuando en la casa de José Arcadio sus tres hijos se empinan con amores desaforados.
Uno, su hijo Aureliano con Remedios. Dos, Amaranta, su hija, con un amor solitario que nunca se atreve a identificar pero que la trae turuleta. Y Rebeca, la hija adoptiva, que se adueña del maestro italiano que llega al pueblo para impartir clases de danza.
José Arcadio asesta el manotazo y advierte a su hijo Aureliano que solamente por su cadáver pasará su matrimonio.
Pero a la larga, la peste del amor vence y el padre de Aureliano termina de amiguito del padre de Remedios jugando dominó y ajedrez.
La peste del amor alcanza su plenitud cuando una mujer, de hecho y derecho, una trabajadora sexual, Pilar Ternera, “diestra en las cosas del mundo” inicia en el sexo a los dos hijos de José Arcadio, y con el par de hijos tiene hijos y que, ni hablar, ingresan a la casta de los Buendía.
Luego, uno de los hijos se va con los gitanos que pasan por el pueblo pues queda prendido de una gitana de nueve años.

MARTES
Una Celestina en Macondo

La peste del amor suele causar movimientos telúricos en el corazón. Por ejemplo, cuando Aureliano Buendía se enamora de Remedios, la hija menor de las 6 hijas, de 9 años de edad, todas mujeres, del concejal.
Entonces, José Arcadio y su hijo Aureliano van a su casa para pedir la mano de la niña.
Y luego de la exposición, el concejal reacciona con furia. Dice:
--Carajo, tengo 6 hijas, 5 en edad casadera, listas para traer hijos al mundo y ustedes vienen a pedir la mano de la única que todavía se orina en la cama.
Después, llaman a la niña y adormitada aparece en la sala y le preguntan si está enamorada de Aureliano Buendía. Y contesta:
“¡Déjenme dormir!”.
Entonces, aparece Pilar Ternera. En la cama, ella advierte la calentura de amor que trae arrobado a Aureliano, su galán. Y le pregunta la causa de su éxtasis. Y le cuenta. Y le dice que ella se la “pondrá en bandeja de plata”.
Y semanas después le informa que la niña está lista para casarse con él.

MIÉRCOLES
Un pueblo “patas arriba”

Durante muchos años, Macondo estuvo “patas arriba” con los sobresaltos del amor.
Por ejemplo:
Amaranta y Rebeca son hermanas putativas. Y como las niñas están creciendo, su madre, Úrsula Iguarán, decide ampliar la casa con un salón gigantesco para el bailongo del siglo.
Y compran una pianola en casa francesa que les envía a un maestro italiano de música y danza para enseñar a las hijas.
En las clases, aquel maestro finito y delgado seduce al par de hermanas y las dos entran en una pelea más atroz que las batallas del general Aureliano Buendía, y quien por cierto, en plena guerra, tuvo amoríos con diecisiete mujeres con quienes procreó 17 hijos.
La peste del amor se apodera, entonces, de las dos hermanas y Amaranta amenaza de muerte a su hermana Rebeca y le advierte que únicamente sobre su cadáver podrá casarse con el maestrito italiano, quien en el duelo de amor y de pasiones revolcadas la ha elegido.
Muchos meses después de una batalla prolongada sin tregua, Amaranta se queda con el profesor, en tanto su hermana Rebeca queda prendida de su hermano putativo, Arcadio, quien regresa de un viaje eterno con los gitanos y es un toro salvaje para hacer el sexo y el amor, y a quien disputan las trabajadoras sexuales de Macondo.

JUEVES
El amor a la esperanza

La obra novelística de García Márquez gira alrededor del amor. Por ejemplo, solía decir que su obra maestra era “El coronel no tiene quien le escriba”, porque en realidad era su propia historia, de cuando vivía en París como corresponsal de un periódico de Colombia y de pronto lo cerraron y quedó a la deriva.
Entonces, vivía en la azotea de un edificio que la administradora le había permitido mientras, entre otras cositas, escribía su obra cumbre, y le llegaba un dinerito de sus amigos en Colombia, entre ellos, Plinio Apuleyo Mendoza.
Igual que el coronel en la novela (filmada en Chalcaltianguis, Veracruz, con Fernando Luján y Salma Hayek) quien durante quince años la pasa esperando cada viernes la llegada de la pensión, el Gabo también vivía esperando la ayuda de los amigos.
La novela, entonces, tiene significado polisémico alrededor del amor.
El amor a la esperanza, soñando con la pensión y que nunca llega.
El amor a un gallo, en el que el coronel confía para ganar la pelea estelar en el palenque y salir de la pobreza.
El amor a los amigos, en quienes el coronel confía a ciegas.
El amor a la esposa, con quien ha envejecido, y a cuyo único hijo perdieran en la guerrilla.

VIERNES
Remordimientos de conciencia

La peste del amor es un vaso comunicante del Nobel de Literatura.
Por ejemplo:
El amor en los tiempos del cólera… es la novela donde cuenta la historia de sus padres.
Crónica de una muerte anunciada es la historia del asesinato de un amigo del Gabo a quien matan porque mantuvo pasión contrariada con una chica comprometida con un hombre millonario.
La triste y cándida historia de Eréndira y su abuela desalmada es la historia de una chica que arrastra una deuda con la abuela y para cobrarse, la abuela la pasea de pueblo en pueblo en la esclavitud sexual.
Además, la abuela, tranquila y dichosa, convencida de su filosofía de que en la peste del amor, lo peor de la vida son los remordimientos de conciencia y de que nadie metido en los líos del corazón los ha de tener porque entonces en automático ahuyenta las horas felices.


Deja un comentario

Acerca del blog

Blog de noticias desde Veracruz.
Aquí, deseamos contar la historia de cada día.
Y cada día es un nuevo comienzo.
Y todos los días se empieza de cero...

Portal de noticias de Veracruz.