cargando

En twitter:

PosData
08 marzo, 2020

Estudiantes y empresarias, las Brujas del Mar

Ellas son las integrantes del colectivo que convocó a millones de mujeres a un paro de labores
•Combinan los estudios y trabajo con el activismo
•La colectiva empezó en un grupo de Facebook


Por ANA ALICIA OSORIO/Testigo Púrpura

Estudiantes, pequeñas empresarias, trabajadoras independientes, mujeres determinadas a terminar con la violencia de género con pequeñas y decididas acciones: ellas son las Brujas del Mar.
Con un diseño que hicieron para dar a conocer el paro del 9 de marzo, las integrantes de esta colectiva de Veracruz han dado la vuelta al mundo convocando a miles de mujeres a unirse a este acto de protesta para visibilizar la importancia de las mujeres en la sociedad y las ausencias que dejan aquellas que son asesinadas.

  • Integrantes del colectivo Brujas del Mar

  • Fernanda, integrante del colectivo Brujas del Mar

  • Metztli, integrante del colectivo Brujas del Mar

  • Arussi y Olga, integrantes del colectivo Brujas del Mar

Ninguna se esperaba la repercusión que tuvieron con esta imagen, pues no es la primera vez que se convoca a un paro nacional en México tal como ha sucedido en otros países. Pero con esa convocatoria unieron a las mujeres de México.
Apenas el año pasado surgió la colectiva. Primero fue un grupo cerrado de Facebook para compartir información sobre feminismo y violencias de género, luego algunas integrantes decidieron reunirse para platicar e intercambiar puntos de vista para después convertirse en una colectiva que ayuda a mujeres, según cuenta Arussi Hunda que ahora funge como la vocera de este grupo.

EL ROSTRO VISIBLE DE LAS BRUJAS
Hasta ahora el rostro que ha dado la vuelta en cientos de noticieros a raíz del paro nacional de mujeres ha sido Arussi Hunda quien es la encargada de dar las entrevistas en los medios de comunicación, pero no es la única integrante de la colectiva.
Ella se ha dedicado muchos años a manejar las redes sociales de antros y bares en la zona conurbada Veracruz- Boca del Río, por lo que ha sido conocida y fue una de las manos atrás de la publicación que las llevó a la fama.
Es justamente ese el trabajo que ha tenido que combinar ahora con las entrevistas, las llamadas de otras colectivas y todo el trabajo que implica organizarse para las movilizaciones del 8 de marzo y el paro nacional de este 9 de marzo.
“El feminismo llegó ( a mi vida) hace como seis años yo creo y llegó sin querer, me fui cuestionando algunas cosas y empecé a aprender otras, creo que aprendí sola, ahorita se siente chido poder compartir con otras personas”, contó a sus 32 años.
Ella considera que el feminismo le salvó la vida pero que además la ha hecho compartir con muchas otras mujeres.
Tras la exposición mediática que ha tenido, una fotografía de ella con Felipe Calderón ha dado la vuelta al internet por lo que en sus redes sociales explicó que se trata de una imagen de hace años y que acudió al evento a acompañar a otras personas pero eso no hace que la colectiva tenga alguna inclinación partidista.
Aunque ella es la visible, afirmó, que Las Brujas del Mar está compuesta por más de mil mujeres de las cuales son cerca de 15 quienes están en la organización de las múltiples actividades que realizan.

BRUJAS ESTUDIANTES
Noemí, una joven de 23 años que ahora es una de las integrantes de Brujas del Mar. Ella estudia idiomas y se da tiempo para combinarlo con la labor que hacen en Brujas del Mar.
“El feminismo llegó a mi vida por una situación de emergencia cuando estaban persiguiendo a una señora con machete en mano y entonces tuve que moverme para ver de qué manera la apoyaba, en ese entonces ya había escuchado de un grupo de mujeres en Veracruz aunque el grupo tenía otro nombre y así fue como me acerqué con ellas y al feminismo”, contó.
Desde Las Brujas del Mar es donde, dijo, ha obtenido información acerca de la violencia de género en un país donde la sociedad civil calcula que se cometen 10 feminicidios al día; desde la colectiva ha conocido las teorías del movimiento que busca acabar con las desigualdades de género; desde allí ha aprendido sobre los micromachismos como esas pequeñas violencias diarias que pasan casi desapercibidas.
María Fernanda Acosta, es una de las integrantes de esa colectiva. A sus 23 años y recién egresada de la licenciatura en Ciencias de la Comunicación ha observado el feminismo desde distintos países.
Durante su estancia en la Facultad de Ciencias de la Comunicación hizo una movilidad académica a Argentina, justo en el tiempo en que cobró fuerza la Marea Verde: el movimiento que busca la ampliación de causales de aborto legal en Argentina y en toda Latinoamérica.
“En intercambio en Argentina me tocó vivir en esta ola feminista que sacudió a toda Latinoamérica (…) pude conectar más con la violencia que estábamos viviendo las mujeres, me di cuenta que no era la cuestión de un país”, señaló.
Hace unos cuantos meses terminó la escuela y ahora se encuentra en búsqueda de comenzar a ejercer su profesión mientras sigue acoplando sus tiempos al activismo.

LAS BRUJAS PARA NO REPETIR ERRORES
Algunas integrantes de las Brujas del Mar han encontrado en el movimiento feminista de Veracruz y en su colectiva una oportunidad de salir de las violencias que ellas mismas vivieron y que no quieren repetir como sucedió con Olga González.
“El feminismo llegó a mi vida desde hace algunos años y la verdad es que cuando lo veo en retrospectiva quisiera que el feminismo hubiera llegado desde antes”, contó la pequeña empresaria de 36 años que ya había pertenecido a otra colectiva pero que ahora encontró el refugio con las Brujas del Mar.
Además de la colectiva ella tenía un pequeño negocio donde se dan algunos cursos y talleres; hace algunos meses inició, junto a otras mujeres, la primera cafetería feminista en la zona pero finalmente decidió cerrarla.
Metztli, de 23 años, es una docente que desde hace algunos años veía las marchas y protestas que se daban en diferentes partes del mundo pero ahora ella misma se ha convertido en protagonista de estas movilizaciones como parte del colectivo.
Entre los tiempos de su trabajo y las acciones que hace en la colectiva, dijo que le gusta formar parte de este movimiento porque es una oportunidad de alzar la voz.
"El feminismo llegó a mi vida cuando veía las marchas y las protestas que se daban en México, llegó en un momento en mi vida cuando más lo necesitaba, me ha dejado cosas buenas y positivas, gracias a eso fue empatizar y cuestionarme toda la violencia que vivimos las mujeres por el hecho de serlo”, narró.
Rebeca a sus 28 años, es otra pequeña empresaria que sus tiempos libres dedica a la colectiva Brujas del Mar que la colectiva le significa “unión y mujeres chingonas”.

EL PARO Y MÁS
Además del paro nacional de “Un día sin nosotras”, las Brujas del Mar han hecho distintas convocatorias y propuestas para ayudar a las mujeres en el estado de Veracruz.
Una red para monitorear a las mujeres que regresan a sus casas y que ha sido replicado en otras partes del país, un mercadito para impulsar a las pequeñas empresarias a aumentar sus ventas, conferencias y movilizaciones son algunas de las actividades que han realizado.
“La verdad es que las brujas luego se ponen bien creativas y son bien aventadas, muchas veces tengo que llevarles el ritmo, quieren hacer de todos (…) hay tantas ideas, tantas cosas que tenemos que hacer y con tan pocos recursos que tenemos que ser creativas”, aseguró Arussi Hunda.


Deja un comentario

Acerca del blog

Blog de noticias desde Veracruz.
Aquí, deseamos contar la historia de cada día.
Y cada día es un nuevo comienzo.
Y todos los días se empieza de cero...

Portal de noticias de Veracruz.