cargando

En twitter:

Miércoles 22 enero, 2020

Las primas incómodas

•Guadalupe Hernández Hervis, alias La Jefa, alcanzó su libertad en septiembre del 2019, cuando su prima, Verónica Hernández Giadans, era encargada del despacho de la Fiscalía del Estado

•Un día antes de que un juez federal le diera un amparo a Guadalupe Hernández, su prima, la fiscal, se reunió con el fiscal General de la República, Alejandro Gertz Manero

•Verónica Hernández Giadans aceptó su parentesco con La Jefa, pero que no tienen relación desde hace 30 años, dijo en la LXV Legislatura

•Sus padres, con relación familiar y empresarial. En una compañía aparece Rafael Palomba Márquez, jefe policíaco encarcelado por proteger a Barón de la droga/Ignacio Carvajal

  • Verónica Hernández posa para la foto con el titular de la F.G.R., Alejandro Gertz

  • Las primas

  • Autotransportes Tepango, empresa fundada por los padres de Verónica Hernández y Guadalupe Hernández

  • Historial del amparo que absolvió a Guadalupe Hernández Hervis; septiembre, mes clave

  • Rafael Palomba, comisario en una de las empresas de la familia de la fiscal sustituta

El primero de abril del 2017 la capital del estado fue cimbrada por un cruento enfrentamiento entre personal de la Procuradurí­a General de la República y una peligrosa banda de secuestradores.
Los efectivos federales, apoyados por oficiales de la Unidad Especializada en el Combate al Secuestro (UECS) de la Fiscalí­a General del Estado llevaban varios dí­as monitoreando la actividad en una casa de seguridad de la colonia Framboyanes, que era operaba por una banda vinculada a numerosos secuestros.
Federales y personal de la UECS arribaron a ese inmueble siguiendo la pista a dos secuestros cometidos a finales de febrero del 2017, el dueño del bar Marshall, Ricardo H.R, y el propietario de una importante florerí­a de la capital.
Cuando estaban seguros de que ahí­ estaban los cautivos, y se preparó el operativo de rescate, fueron recibidos a balazos por integrantes de la banda. El saldo fue la liberación con vida de ambas ví­ctimas, dos policí­as lesionados y la captura de íngel “N” y Vidal “N”, de 20 y 47 años de edad, integrantes de ese grupo criminal.
Por ese caso, la PGR abrió la carpeta FED/SEIDO/UEIDMS-TAB/0000612/2017, que al paso de las investigaciones derivó en el señalamiento contra Guadalupe Hernández Hervis, La Jefa, quien ahora se sabe es prima hermana de la encargada del despacho de la Fiscalí­a General del Estado, quien fue designada ahí­ por la Comisión Permanente de la LXV Legislatura, para remover temporalmente a Jorge Wí­nckler Ortiz con el argumento de que no contaban con exámenes de confianza.
Fue así­ como Guadalupe Hernández Hervis, La Jefa, se convirtió en blanco de autoridades federales en el sexenio de Enrique Peña Nieto.
En julio del 2017, es detenido Hernán Martí­nez Zavaleta, El H, supuesto jefe criminal para el cártel de los Zetas en el sureste del paí­s, con cabecera de operaciones en Coatzacoalcos, y según esas pesquisas federales, superior jerárquico de Hernández Hervis.
Junto a Hernán Martí­nez es apresado Juan Adiel Garcí­a Lezama, ex pareja sentimental de Guadalupe Hernández Hervis, son enviados a penales federales acusados de portar armas de fuego sin permiso, droga y granadas. Aunque se les buscaba por su presunta participación en el multihomicidio de una familia en Coatzacoalcos, a finales de junio del 2017.
La Jefa es apresada en el contexto de visitas a Juan Adiel Garcí­a Lezama por personal de la Agencia de Investigación Criminal (AIC) de la entonces Procuradurí­a General de la República (PGR) ahora FGR, bajo el mandato emanado de la carpeta FED/SEIDO/UEIDMS-TAB/0000612/2017, mediante la cual se le vinculó a proceso, y se le envió a un penal femenil en Coatlán del Rí­o, Morelos.

YA ESTí LIBRE
Actualmente Hernández Hervis goza de libertad, el juez Alejandro Quijano Álvarez, en el expediente 1271, del Juzgado Segundo de Distrito del estado de Veracruz, otorgó un amparo dejando sin efecto la vinculación a proceso en su contra por los delitos citados en la carpeta FED/SEIDO/UEIDMS-TAB/0000612/2017.
En sus redes sociales, Hernández Hervis dejó constancia de estar libre en una foto que subió a su red social Facebook, acompañada de su familia, el 19 de septiembre de 2019, un dí­a antes salió el encierro gracias a los efectos del amparo 1271 que protegió sus derechos a una legí­tima defensa y la exoneró de los cargos impuestos en todas las audiencias celebradas para acusarla.
El pasado mes de marzo de 2019, el togado federal determinó que a Hernández Hervis no se le otorgó una defensa adecuada y los yerros del juez de control y la propia FGR fueron fundamentales para que el amparo fuera brindado liso y llano.
En la sentencia, en manos de este reportero, se describe que durante la audiencia de imputación con fecha 22 de septiembre de 2017, el defensor público detalló al juez de control que no podí­a defender a La Jefa, pues la acusada presuntamente habí­a secuestrado a un conocido suyo; aun sabiendo eso, su señorí­a le pidió quedarse argumentando que la imputación solo era una comunicación entre el ministerio público y el imputado.
La FGR secundó esa petición. Una vez realizada la imputación, pero el ministro se adelantó al plazo de resolución de la situación jurí­dica, es decir, la audiencia de vinculación a proceso.
En la audiencia, se pidió a Guadalupe Hernández que determinara si se apegaba al plazo de las 72 ó 144 horas y ésta pidió la duplicidad del término. Hasta este momento, la FGR no se habí­a pronunciado. Una vez establecido el plazo para resolver la situación jurí­dica, la Fiscalí­a pidió nuevamente resolver sobre ese punto; el juez le señaló que ya se habí­a resuelto. Se pidió la prisión preventiva oficiosa y se citó a nueva audiencia.
En la continuación, un nuevo defensor público de la jefa pidió la nulidad de lo determinado previamente. El juzgador se negó y el abogado exhibió que nunca se leyeron los datos de prueba con los que contaba la autoridad para ser combatidos por la defensa, supuestas llamadas que habí­an sido interceptadas por las autoridades, además que la imputada no habí­a entendido de qué se le acusaba, pues si bien fue llevada por delincuencia organizada, finalmente le notificaron que la procesaban por dos secuestros agravados, el del florero y el dueño del bar.
Derivado de esto, la autoridad federal encontró que se violó el debido proceso, los principios de igualdad entre las partes y el acceso a una adecuada defensa.

LA FAMILIA NO SE NIEGA
Durante su comparecencia ante diputados locales, la encargada del despacho de la Fiscalí­a General del Estado, aceptó lo que en dí­as recientes informó la periodista Claudia Guerrero, una liga familiar muy estrecha con Guadalupe Hernández Hervis.
Y aunque la justicia federal absuelve a su familiar, dejando sin efecto las audiencias en donde fue señalada porque se le violaron sus derechos de defensa adecuada, Hernández Giadans afirma que "a la familia no se le elige", marcando su distancia con la prima.
Y va más allá al afirmar que son al menos 30 años de no verse, afirmación que está cuestionada por las relaciones comerciales y empresariales entre los padres de las dos primas y que se describirá más adelante.
“No voy a negar un parentesco que existe, sin embargo, de las conductas que hace mi familia yo no voy a responder”, expuso Verónica Hernández en el pleno del Congreso Local, pero lo que se le olvidó agregar y explicar, es qué pasó con dos carpetas de investigación de la Unidad Especializada en Combate al Secuestro (UECS) de la Fiscalí­a que ahora encabeza, y que fueron abiertas paralelamente a la carpeta federal por la cual se llevó a su familiar a tribunales.
Se trata de los expedientes 23/2017 y la 22/2017, las dos en colaboración con Fiscalí­a Federal de la República y que, esas sí­, son responsabilidad de Verónica Hernández Giadans.
Fuentes allegadas a la integración de esas carpetas, indicaron que no avanzan desde la llegada de la nueva fiscal, y en ellas se menciona a una lí­der criminal con el alias de La Jefa.
Las dos carpetas fueron integradas en abril del 2017 por los casos citados arriba, el dueño del bar y el florista.
El rescate de esa dos ví­ctimas fue anunciado con bombo y platillo por los altos mandos de la ex PGR en abril del 20017, el ex director de la Agencia de Investigación Criminal, Omar Hamid Garcí­a Harfuch, y la ex coordinadora nacional antisecuestros, Patricia Bugarin, que a su vez dieron desglose a las autoridades locales representadas por la UECS.
Hasta ahora se desconoce el avance en esas dos carpetas, pero lo que sí­ pasó, es que la encargada del despacho de la Fiscalí­a General del Estado, se reunió con el Fiscal General de la República, Alejandro Gertz Manero el 17 de septiembre, es decir, un dí­a antes de la celebración de la audiencia en donde su prima resultó absuelta de los cargos federales por las deficiencias de la investigación.

SU GRUPO
En la carpeta FED/SEIDO/UEIDMS-TAB/0000612/2017 se incluye una ficha con el organigrama de la estructura criminal a la que presuntamente serví­a la prima de la Fiscal sustituta, una célula asentada en Coatzacoalcos, con amplias influencias en otros estados del sureste mexicano lidereada por Hernán Martí­nez Zavaleta, comandante H.
La ficha, a la que tuvo acceso este reportero, se ubica a Hernán Martí­nez Zavaleta, comandante H, a la cabeza de la estructura, y se le denomina jefe de plaza; en el segundo mando, una foto de la Guadalupe Hernández Hervis, ligada sentimentalmente a Juan Adiel Garcí­a Lezama y a Victor Manuel Novales Cano, todos detenidos en julio del 2017 en Tabasco.
Debajo de la Jefa, en esa estructura criminal, está Otilio Hernández Ramí­rez, El Nazy o El Apa, quien fue ejecutado en julio del 2017 en un enfrentamiento con presuntos rivales en la colonia Progreso Macuiltépetl, de Xalapa.
En ese momento, las autoridades veracruzanas describieron a Otilio Hernández Ramí­rez como jefe criminal de Los Zetas, de una cédula especializada en secuestros, que operaba en Palma Sola, Emilio Carranza, Vega de la Torre y Xalapa, fuentes de la Fiscalí­a General del estado informaron anónimamente que el Nazi estaba vinculado al menos a cinco carpetas por secuestros.
Cuando se le detuvo en Tabasco, el comandante H era buscado por su presunta participación en el multihomicidio de la familia el 24 de junio de 2017, en la colonia Calzadas, de Coatzacoalcos.
Miguel íngel Yunes Linares, ex gobernador de Veracruz, desde el Grupo de Coordinación Veracruz, acusó a Hernán Martí­nez de haber ordenado el homicidio de dos adultos y sus cuatro hijos, todos niños.
Según el gobernador Yunes Linares, el padre de esa familia habí­a participado en un hecho violento que despertó la furia del lí­der criminal que habrí­a ordenado esa masacre en venganza.
Es hecho violento fue el asesinato de Bernardo Cruz Mota, El niño Sicario, ocurrido el 23 de junio en calles de la colonia Benito Júarez de Coatzacoalcos.
En su asesinato, se sumaron varios pistoleros, así­ como un taxista con su vehí­culo, ese presuntamente fue el padre de los menores, que con su vida, la de su esposa e hijos pagó la ofensa.
Debe asentarse que hasta el dí­a de hoy, se desconoce si Hernán Martí­nez Zavaleta ha sido acusado formalmente por el multihomicidio, pues hasta ahora todo ha sido mediático.

LIGAS EMPRESARIALES
Documentos en poder de este periodista, indican que la encargada del despacho de la Fiscalí­a es hija de Diego Hernández Medina; en tanto, La Jefa, lo es de Othón Hernández Medina. Los dos son importantes empresarios del transporte desde hace varias décadas en la región de Los Tuxtlas, Orizaba y Córdoba.
Así­, aunque la fiscal Verónica Hernández afirme que desde hace más de 30 años no ve a su prima, cierto es que la familia de ambas ha estado unida y asociada en los negocios relacionados con el transporte público.
En 1962, antes de que nacieran Guadalupe y Verónica Hernández, sus padres, los hermanos Othón y Diego Hernández Medina se asocian con otros para fundar Autotransportes Tepango, S.A. de C.V., ante el notario Humberto Cubria Hernández, en San Andrés Tuxtla.
El documento registrado bajo el número 100MQ dio fe para la creación de la empresa en donde los dos hermanos de las mujeres polémicas, hasta por 50 años para la firma de transportes.
En la sociedad participaron Diego Hernández Medina, Concepción Hernández Carrillo, Othón Hernández Medina, Emilio Dí­az López y Joaquí­n Hernández Azamar.
A lo largo de los años, y en el transcurso, hubo cambios en la empresa, pues a la sociedad se agregaron otros notables empresarios del transporte como Mario César Olvera Demuner y Mario Olvera de Gasperí­n. Desde hace 10 años no hay movimientos en el estatus legal de la empresa, según los documentos existentes en el Registro Público de la Propiedad.
Paralelamente inició la carrera como notario por parte de Diego Hernández Medina, oficio por el cual también pasó su hija, Verónica Hernández, quien la ejerció durante 2002 y 2010.
En 1991, siguiendo la vena transportista, un primo de la encargada del despacho de la Fiscalí­a, Othón Hernández Medina, hermano de la Jefa, funda Transportes Santiago S.A. de C.V. ante la fe pública del notario Manuel Pérez Kuri Pablo, teniendo de socios a Concepción Morales Artiaga, Martha Alicia Prieto Morales, Claudia Morales Artigas, Marí­a de Jesús Virgen Avendaño y Marí­a del Carmen Hernández Hernández.
En el documento, identificado con el folio 100IR del Registro Público de comercio, llama la atención el nombre del comisario que fue designado para esa empresa, nada más y nada menos que Felipe Rafael Palomba Márquez.
Palomba Márquez fue apresado en 2002 tras la captura de Alvino Quintero, operador del Cártel del Golfo y del Cártel de Juárez que durante muchos años vivió en Veracruz, bajo la protección de altos mandos del gobierno de Veracruz.
Sobre Alvino Quintero, tras su captura, en mayo del 2002, el titular de la Secretarí­a de la Defensa Nacional, Gerardo de la Vega Garcí­a, dijo: “su nombre no tiene tanto glamour, pero está al nivel de El Chapo, Amado Carrillo y los Arellano Félix.
En 2005 un juez condenó a Felipe Rafael Palomba Márquez a 25 años por delincuencia organizada, pues se comprobó su participación en los delitos cometidos por la banda de Alvino Quintero y actualmente sigue preso.

APARECE LA JEFA
La primera mención pública sobre Guadalupe Hernández Hervis la realiza el diario Reforma en 2017, al informar que ella, una persona que estaba siendo investigada por delincuencia organizada y secuestros, sostení­a comunicación directa con el titular de la SSP en ese entonces, Jaime Téllez Marié.
El diario indicó que Téllez estaba bajo investigación federal por llamadas telefónicas con Guadalupe Hernández Hervis, los agentes dieron con ese ví­nculo al dar seguimiento al celular de la prima de la fiscal.
El diario expuso que el ex secretario habí­a sido llamado a declarar para aclarar su relación
Jaime Téllez dijo que la conocí­a, y que era su informante sobre los casos de violencia que se daban en el sur, por lo cual su información la capitalizaba para tomar medidas de prevención y ubicar a criminalidad.
“La conozco de referencia. En una ocasión se fue a entrevistar conmigo, platiqué con ella. Ella me dijo que tení­a información de las personas que estaban ocasionando los homicidios en la zona de Catemaco, en la zona de Coatzacoalcos y me refirió que la persona que lo estaba haciendo es una persona que era su pareja sentimental, una persona de nombre Adiel que habí­a trabajado antes en la Policí­a ministerial, posteriormente me entero que esta persona no me estaba dando la información con el ánimo de colaborar, sino que por la propia información que nos da SEIDO me entero que esta persona que era la jefa de plaza del 35Z en la zona de Xalapa”, afirmó Téllez Marié a las autoridades.

LA DEJAN SOLA
Hasta ahora, el gobierno de Veracruz no se ha pronunciado sobre las confesiones de la encargada del despacho de la Fiscalí­a, aunque el gobernador Cuitláhuac Garcí­a Jiménez la ubicó como “honesta” a unas horas de que llegó a tomar la oficina central en Arco Sur.
En redes sociales, la etiqueta La Jefa, ayer y hoy han sido tendencia sin que los operadores mediáticos del gobierno de la Cuarta Transformación puedan hacer algo para revertir la paliza mediática que han recibido en últimas horas.
La bancada del PRD en San Lázaro ya se pronunció por la destitución de Verónica Hernández del cargo para que se le investigue, la bancada de MORENA no ha salido a defenderla.
Ni sus principales padrinos, el secretario de Gobierno, Éric Patrocinio Cisneros y el presidente de la Junta de Coordinación Polí­tica del Congreso local, Juan Javier Gómez Cazarí­n, han expresado alguna palabra de aliento o defensa para la mujer que tuvo el valor de encarar el reto polí­tico de sacar a Jorge Wí­nckler Ortiz y a todo su grupo de la Fiscalí­a. La están dejando sola.


Deja un comentario

Acerca del blog

Blog de noticias desde Veracruz.
Aquí, deseamos contar la historia de cada día.
Y cada día es un nuevo comienzo.
Y todos los días se empieza de cero...

Portal de noticias de Veracruz.