cargando

En twitter:

Expediente 2019
Sábado 17 agosto, 2019

En la cuerda floja

8 meses y medio fueron suficientes para el desencanto de la población con el primer gobierno de MORENA en Veracruz. Y mucho se duda si la respiración artificial de AMLO a su góber jarocho lo resucitara... por las siguientes razones:
1) La primera y la segunda y la tercera inyección de oxígeno político a Cuitláhuac sirvió para nada. Se regó en sus pulmones, pero los llenó de agua y perdió la noción de la realidad.

Luis Velázquez/Y Parte Dos

Ni siquiera, vaya, una trepanación cerebral serviría. Y más en un Veracruz tan turbio, en la antesala del derrumbe total y absoluto. Cada vez, por ejemplo, mayor desconfianza social de todos los niveles.
2) Peor, si se considera lo siguiente: nada anuncia una estrategia emergente para alzar el vuelo. Por ejemplo, una vez más anunciaron un segundo juicio político al Fiscal, caray, cuando en 8 meses y medio con toda la fuerza del aparato gubernamental para nada lo han removido. O Cuitláhuac es demasiado novato y se ha empequeñecido o el Fiscal es muy perverso y se ha agigantado.
3) El góber ganó en las urnas gracias a AMLO en la boleta electoral. Pero a partir del ejercicio del poder, los días y las noches lo han derrumbado. Su autoridad moral, social y policiaca, bajo evidencia.
4) Peor todavía: el góber sigue resbalando y desde el altiplano lo mantienen. Continúa como el centro de los hechos políticos vergonzantes, pero AMLO anda ocupado en otros menesteres, o si le han informado lo duda y los toma como un chismerío, o está dando “tiempo al tempo”.
5) Pero herido, puede desangrarse en materia política y electoral, y por añadidura, desfondar a MORENA en el año 2021 cuando la población elija a los 212 presidentes municipales y a los casi mil síndicos y regidores y a los diputados locales y federales.
6) El arribo de la izquierda a la silla embrujada del palacio de Xalapa ha significado una temporada de incertidumbre y zozobra. El tsunami de inseguridad e impunidad, hermanitas gemelas siniestras y sórdidas, como los nuevos jinetes del Apocalipsis. La derecha y el centro nunca pudieron. Miguel Ángel Yunes Linares y Javier Duarte tuvieron su “talón de Aquiles” en los años 2018 y 2016 con la derrota de sus candidatos a gobernador. La izquierda va por el mismo camino.

FALLÓ OLFATO POLÍTICO A AMLO

7) AMLO y Cuitláhuac son tan diferentes y por eso resulta inexplicable la razón (o razones) para haberlo lanzado como su candidato a gobernador en dos ocasiones. Por ejemplo, AMLO es radical y Cuitláhuac parece conservador. AMLO es un activista y Cuitláhuac es un hombre contemplativo y si habla de acción se reduce al discurso patriotero. AMLO es incendiario, Cuitláhuac a nadie prende. AMLO establece una agenda política diaria, a Cuitláhuac, le vale. AMLO anda en gira electoral en el país y Cuitláhuac, en la milonga. Todos los días son sabadaba. AMLO rafaguea a sus antecesores, Cuitláhuac lo hace con tibieza. AMLO piensa en los años 2021 y 2024, “la joya de la corona”, y Cuitláhuac anda en las nubes, extasiado, soñando con “tiempos bonitos, bonitos entre los bonitos, muy bonitos” como él mismo lo proclamara en las redes sociales, su más alto decibel neurológico. AMLO ha asestado manotazos briosos, Cuitláhuac, un muchacho inmaduro y tibio.
8) Además, así como andan las cosas, el góber puede quedar sepultado en toneladas de acusaciones de corrupción, empezando por los Eleazares, anexos y conexos, sin ninguna posibilidad de que Blanca Nieves, la Contralora lo salve. Leslie Garibo perdió la batalla en el primer cruce de espadas.
9) Por ahora, el deslinde de los diputados locales de MORENA de la Cuitlamanía es una simple caricia del tigre. Pero puede volverse un botón nuclear. De continuar la ola de violencia, por ejemplo (cada vez más recrudecida), el góber adoptará como suyo la frase de Piro: “Otra victoria como esta y volveré solo a casa”. En el camino, muchas espinas y cardos en voz de rosas y nardos. A mayor desencanto, mayor distancia de los legisladores de la izquierda. Además, “a río revuelto ganancia de pescadores”. Y sin un árbitro en la cancha, “tirios contra troyanos”.
10) Payasito como iniciara el sexenio (“Soy fifí y sabadaba”, por ejemplo. “Aquí, viajando en ADO de la Ciudad de México a Xalapa”, etcétera) Cuitláhuac terminó cometiendo payasadas. Nunca en la historia local antes de cumplir el primer semestre, un gobernador evidenciando en su política de Estado y renunciado en la cancha social y entre las elites políticas.
11) Ningún otro político de izquierda en Veracruz es tan institucional como Manuel Huerta Ladrón de Guevara, el súper delegado federal. Desde el mes de diciembre 2018 “ha lanzado su espada en prenda” para defender al góber. Pero cada vez parece distanciarse más y más. Cada vez, menos apariciones públicas. Cada vez, centrado en los programas federales, su encomienda. Está, claro, con el góber. Pero sin mezclarse. Cada uno en su función básica. Incluso, manteniendo la prudencia y la mesura sin caer en la tentación provocadora de la esgrima verbal.
12) El góber, encerrado en su laberinto (su primer círculo del poder, sus lacayos y esbirros políticos que le tiran incienso a su paso, los medios soñando con un convenito mensual, los diputados locales de MORENA ansiosos de amarrar un cargo público en el gabinete estatal, sus barbies, etcétera) está más solo que nunca. Simple y llanamente, distanciado de la población y sus graves pendientes sociales. El olfato político le falló a AMLO. Se equivocó con su doble designación.


Deja un comentario

Acerca del blog

Blog de noticias desde Veracruz.
Aquí, deseamos contar la historia de cada día.
Y cada día es un nuevo comienzo.
Y todos los días se empieza de cero...

Portal de noticias de Veracruz.