cargando

En twitter:

8 Columnas
Martes 23 julio, 2019

Ejecutan a mujer policía en Atoyac


Van 16 policías asesinados en los siete meses de la Cuitlamanía

Tras cuatro días de haber sido “levantada”, este lunes apareció ejecutada una mujer policía del municipio de Paso del Macho, flotando en las aguas del río Atoyac, a la altura de Potrero Nuevo. Se trata de la oficial Guadalupe Peña Juárez, de 44 años de edad,...

y con domicilio en la localidad Ojo Chico o Ignacio Zaragoza, municipio de Amatlán de los Reyes, quien trabajaba como elemento administrativo en la Policía de Paso del Macho y también como asesora de la Policía Municipal de Amatlán de los Reyes, donde impartía cursos de capacitación a los uniformados.
Guadalupe forma parte de los 16 policías y comandantes que han sido asesinados durante los 7 meses y 22 días que lleva el nuevo gobierno. Junto con ella, otras dos mujeres policías también han perdido la vida.
El hallazgo ocurrió la mañana de este lunes, cuando habitantes de Potrero Nuevo, municipio de Atoyac, pasaron a orillas del río del mismo nombre, siendo a la altura del rancho San Fermín donde descubrieron el cuerpo de una mujer.
Peña Juárez había sido privada de la libertad la noche del pasado jueves 18, por sujetos que la interceptaron cuando viajaba en su camioneta, en el camino Atoyaquillo-Ojo de Agua Chico, en el municipio de Amatlán de los Reyes.
La oficial manejaba una camioneta Chevrolet, tipo Tracker, roja, por el camino mencionado, donde fue interceptada por sujetos desconocidos que viajaban en otro vehículo.
Ese día, tras el llamado de auxilio a las corporaciones, al lugar acudieron elementos de distintas corporaciones como la Policía Municipal, Estatal, Fuerza Civil y la Policía Militar, quienes desplegaron operativos en la zona, donde solamente fue hallada la fascia de la camioneta roja, a la altura de la curva de la salida de Ojo Chico hacia La Pesca.
Fue hasta este lunes cuando la mujer fue encontrada asesinada a puñaladas y con huellas de violencia en las aguas del río Atoyac, a la altura del rancho San Fermín, en la localidad Potrero Nuevo, donde policías municipales y estatales confirmaron el hallazgo.
Posteriormente, al sitio se trasladaron las autoridades de la Fiscalía, quienes tras realizar las diligencias de rigor ordenaron el rescate del cuerpo, el cual fue trasladado al Semefo de Córdoba.

”Lupita” se metió a trabajar como policía para sacar adelante a cuatro hijos

Guadalupe Peña Juárez, la mujer policía que fue secuestrada y asesinada, en Atoyac, dejó en la orfandad a cuatro hijos, dos mayores y dos menores de edad.
Desde pequeña, “Lupita”, como era conocida, creció en el poblado Ojo Chico, en el municipio de Amatlán de los Reyes; era hija única del matrimonio formado por Ciro Peña y Domitila Juárez, una familia de campesinos dedicados al cultivo de caña y café.
En medio de la pobreza, estudió y posteriormente formó su familia, cuando tenía menos de 20 años.
Años después, huérfana de padre y madre, y al separarse de su pareja, se enfrentó al trabajo rudo de policía, donde se abrió paso para sacar a delante a sus hijos.
Gracias a su dedicación y esmero, la joven formó parte de varias corporaciones como la Policía Municipal de Amatlán, la de Atoyac y recientemente en Paso del Macho, donde tras varios años de estar como radioperadora, fue designada como jefa administrativa de la corporación.
En sus ratos libres, “Lupita” se daba tiempo para trasladarse a la cabecera municipal de Amatlán, donde también daba cursos de capacitación a los elementos.
Por las mañanas, los vecinos la miraban pasar a toda velocidad en su motocicleta o en una cuatrimoto para llegar a tiempo a sus labores. De tez morena y trato amable, muchos amigos la recuerdan por su sonrisa y su disposición para ayudar a sus vecinos.
Luego, pasaba varios días acuartelada, de guardia o cubriendo faltas de algún compañero, para después volver con su familia.
Así transcurría su vida, hasta que la noche del jueves 18 fue “levantada” por sujetos armados que la interceptaron en la carretera Atoyaquillo-Atoyac, en el tramo Ojo Chico-La Pesca, cuando viajaba en su Tracker roja, la cual se presume chocó con el vehículo de sus captores, debido a que dejó tirada la fascia delatera.
Guadalupe tuvo la mala suerte de ser plagiada cuando se ocupada de los preparativos para el “cabo de año” de su madre, que sería al día siguiente y que tuvo que ser suspendido ante la desaparición de la mujer.
El hecho causó consternación entre sus familiares, amigos y conocidos, quienes lamentaron el feminicidio y a través de las redes sociales agradecieron la ayuda brindada por las personas que colaboraron en su búsqueda.

Van 16 policías y comandantes asesinados en la Cuitlamanía

En los 7 meses y 22 días del nuevo gobierno, la violencia alcanzó a elementos de distintas corporaciones de seguridad en Veracruz, donde al menos 16 policías y comandantes, entre ellos tres mujeres, han sido asesinados.
Por ejemplo, el 9 de diciembre, dos hombres, entre ellos un elemento de la Policía Federal, fueron ejecutados en el interior de un bar, en el municipio de Coyutla.
Las víctimas fueron el policía federal Andrés Vicente Felipe, así como el carpintero Ezequiel León Luna, de 28 y 32 años, respectivamente, quienes convivían en el bar denominado “Play Platino”, de la calle Escuadrón, en el centro de la cabecera municipal, pero tras discutir con un sujeto, éste los amenazó y les disparó.
Asimismo, el 14 de diciembre, dos agentes de la Policía Ministerial fueron emboscados en Nogales y uno de ellos murió a manos de los criminales.
Luego, el 20 diciembre, un elemento de la Policía Estatal fue asesinado a balazos, a manos de un grupo de delincuentes, que lo recibieron a tiros cuando llegaba a brindar auxilio, tras el reporte de robo a un cajero automático, en los bajos del Palacio Municipal de Medellín de Bravo.
Israel de Jesús Rubio, conocido como “El Azteca”, se encontraba adscrito a la comandancia municipal, pero tras el enfrentamiento quedó muerto, mientras los delincuentes escaparon.
Días después, el 26 de diciembre, el primer comandante de la Policía Municipal de Yanga, Edgar Hernández Blanco, fue ejecutado y su cuerpo encontrado en un camino vecinal, en medio de unos cañaverales, de la localidad Tamarindo, en el municipio de Cuitláhuac, cerca de la carretera federal Córdoba-Veracruz. Horas antes, había sido “levantado” por sujetos armados en la congregación
Palmillas, municipio de Yanga, tras un enfrentamiento a balazos, donde tres policías resultaron heridos.
El 4 de enero, un ex comandante de la Policía Municipal fue asesinado a balazos en la colonia Atalpa, en el municipio de Altotonga, sin que las autoridades lograran la captura del o los responsables.
En otro hecho, el 31 de enero, un policía de la Fuerza Civil fue asesinado y otros dos quedaron heridos en un enfrentamiento con delincuentes, en la carretera federal La Tinaja-Ciudad Alemán, a la altura de una gasera, cuando trasladaban a un sujeto que momentos antes había sido detenido con un camión robado. Tras el enfrentamiento, el grupo criminal dejó abandonados cinco de once vehículos que llevaban.
Días después, el 3 de febrero, el comandante Deivi Rivera Guzmán fue asesinado en su vivienda de la colonia Progreso, de Xalapa. Era comandante de la banda de guerra de la SSP, y dentro de los cargos que había tenido se encuentra el de ex delegado de la corporación en la región de Papantla.
Asimismo, el 5 de febrero, el director de Seguridad Pública Municipal de San Juan Evangelista, teniente de la Secretaría de Marina-Armada de México, Mariano Rodríguez Pérez, murió en un hospital, tras haber sido herido a balazos por desconocidos, cuando viajaba en una camioneta, en el barrio Villalta de Acayucan.

El 29 de marzo fue encontrada ejecutada Blanca Patricia Alonso Hernández, elemento de la Policía Municipal en Platón Sánchez y quien se encontraba desaparecida, luego de que aparentemente fue “levantada” por un grupo de sujetos armados.
El 11 de abril, una emboscada dejó un policía muerto y dos heridos, en San Juan Evangelista, tras el ataque armado de sujetos desconocidos en contra de elementos de la Policía Municipal, a la altura de la localidad La Cerquilla.
La agresión inició en la carretera 145D Sayula-Ciudad Alemán, desde donde los uniformados fueron perseguidos hasta el parque central de La Cerquilla, donde se registró un primer enfrentamiento, y ahí murió uno de los uniformados; posteriormente, un segundo enfrentamiento, ocurrió en la localidad La Lima, donde presuntamente dos elementos fueron “levantados” por el comando criminal.
Versiones indicaron que el ataque ocurrió cuando cerca de Acayucan, a bordo de una patrulla viajaba el comandante Raúl Ricaño junto a su esposa y sus escoltas, cuando fueron sorprendidos por grupo de sujetos armados.
El 15 de abril, el ex comandante de la Policía Municipal de Soconusco, Julián Zárate Oropeza, fue asesinado a balazos, en el municipio de Acayucan; la víctima se encontraba en su automóvil, esperando a su esposa e hijo, afuera de una guardería, del barrio Zapotal, cuando fue atacado por sujetos armados.
Los hechos ocurrieron en la calle Porfirio Díaz esquina Gutiérrez Zamora, donde se hallaba el ex jefe policial, tras haber llegado a recoger a su hijo a la guardería, junto con su esposa Valentina Amores Guillén.
El ex comandante, de 43 años y con domicilio en el barrio San Diego de Acayucan, se encontraba en su automóvil Volkswagen tipo Jetta, color rojo, con placas NEU-9157 del Estado de México, cuando fue sorprendido por varios sujetos que le dispararon en unas 20 ocasiones, dejándolo gravemente herido.

La mañana del 26 de abril fue localizada asesinada la elemento de la Policía Municipal Acreditable, Zuleyma Bazán Lili; la víctima se encontraba en una casa que rentaba, en el municipio de Chacaltianguis, en la Cuenca del Papaloapan. Aparentemente, la mujer fue estrangulada por su pareja, identificado como Ángel “N”.
El 4 de mayo, en Minatitlán, dos policías y un civil murieron tras una persecución y enfrentamiento, en la misma zona donde horas antes había sido aprehendido Adrián "N", alias "El Pelón", presunto autor intelectual de la masacre de 13 personas el 19 de abril.
Los hechos ocurrieron en la colonia Ruiz Cortines, a la altura del monumento a Lázaro Cárdenas del Río.
Las víctimas fueron el elemento de la Unidad de Recuperación de Vehículos de SSPE, José Reynaldo Antonio Arellano Plazas, el Policía Federal Karlos Sammy Aubry Espinoza y el civil Eddy Paredes Rodríguez.
El 11 de mayo, fue ejecutado el comandante de la Policía Municipal de Tezonapa, José Aurelio Ríos Avendaño, clave “Palma”, y su cuerpo encontrado a orillas de la carretera estatal Córdoba-Tezonapa, a la altura del lugar conocido como Kilómetro G29, en el municipio de Omealca. El jefe policiaco había sido “levantado” por un grupo armado la noche anterior.

En Atoyac, suman 11 víctimas en lo que va del año

En el presente año, 11 personas han sido asesinadas en el municipio de Atoyac, entre las víctimas se encuentran mujeres, taxistas y hasta un funcionario público del Ayuntamiento, quien fue ultimado luego se haber sido secuestrado.
El pasado 26 de junio, un hombre fue asesinado a balazos, a un costado de las vías del tren en la localidad Villa General Miguel Alemán o Potrero Nuevo.
Informes obtenidos señalan que la víctima, identificada de manera extraoficial como Omar de Jesús Z. R., de aproximadamente 35 años, vestía una playera blanca, un short y tenis, sin contar con algún documento que permitiera identificarlo.
Días antes, el domingo 23 de junio, fue encontrado un taxista ejecutado, en un cañal del Rancho San Fermín, a la altura del puente La Angostura.
La víctima fue Juan Carlos Morales Soriano, de 33 años, vecino de la colonia Tranca de Tubos, de Córdoba, el cual se hallaba amarrado de las manos y amordazado, presentando al menos dos balazos en la cabeza.
Unos campesinos que pasaron por el lugar fueron los que descubrieron el cuerpo, por lo que de inmediato dieron parte a las autoridades locales; luego, arribaron al sitio policías de la Dirección de Seguridad Pública Municipal, encabezados por el primer comandante Maximino Flores, quienes una vez que ubicaron el cuerpo de la víctima procedieron a acordonar la zona.
Un día después, el lunes 24, otro hombre fue asesinado y su cuerpo arrojado en un camino vecinal, entre cañales, sobre la carretera Potrero Nuevo-Cuitláhuac, a la altura del basurero de la localidad Corral de Piedra, perteneciente a Atoyac.

La víctima fue un hombre de aproximadamente 35 años, sin zapatos y con la cabeza cubierta con un pantalón de mezclilla. El cuerpo estaba boca abajo, maniatado y con huellas de violencia.

Asimismo, el 30 de mayo, fue encontrado el cuerpo de un hombre entre cañales en la localidad La Pesca, a un costado del Rancho Los López, presentando huellas de tortura.

La víctima fue un hombre de aproximadamente de 30 años, que vestía una playera color azul marino y un short tipo bermuda color verde y azul, mismo que presentaba huellas de tortura.
Campesinos que se dirigían a sus labores, encontraron el cadáver, por lo que de inmediato dieron aviso a las autoridades locales.
Policías de Seguridad Pública Estatal confirmaron el hecho y solicitaron la presencia de las autoridades de la Fiscalía, quienes tomaron conocimiento y ordenaron el levantamiento del cuerpo.
Además, el pasado 15 de abril, tras permanecer 19 días secuestrado, fue encontrado ejecutado Lauro Ávila Mena, suplente del alcalde de Atoyac, Óscar Pimentel Ugarte, cuyo cuerpo fue localizado en una cueva, en la colonia La Lagunilla, cerca del cerro “Las Antenas”, en la cabecera municipal de Atoyac; la víctima presentó impactos de arma de fuego y se encontraba en estado de descomposición; los familiares no lograron pagar el rescate millonario que exigieron los plagiarios.
Lauro Ávila Mena, era el suplente del presidente municipal de Atoyac, emanado del partido Nueva Alianza, Oscar Pimentel Ugarte, y también era encargado del área de Catastro Municipal.
La tarde del pasado 27 de marzo, el funcionario municipal se encontraba atendiendo una tienda de abarrotes de su propiedad, cuando llegaron sujetos armados, quienes lo sometieron y se lo llevaron en un vehículo.
Aunque algunos medios de comunicación divulgaron erróneamente que había sido liberado tras operativos policiacos, lo cierto es que Ávila Mena permaneció privado de su libertad, y aparentemente sus captores exigieron el pago de cuatro millones de pesos para liberarlo.
Sin embargo, debido a la insolvencia económica de la familia y al no lograr reunir la suma exigida, los plagiarios decidieron matarlo, arrojándolo en una cueva, cerca de las vías del tren y de la escuela Tebaev de la colonia La Lagunilla.
Por otra parte, el pasado 4 de abril, una pareja fue atacada a balazos en un callejón de la colonia La Cortina, junto a la iglesia de “Cristo Rey” de Potrero Nuevo, en el mismo municipio.
En el lugar murió Martín García Santiago, alias “El Soldado”, de 30 años, quien tenía su domicilio en la colonia La Cortina, mientras que cuatro días después, en un hospital de Orizaba falleció la mujer de nombre Angélica Jazmín Cruz López, de 30 años, vecina de la colonia Unión y Progreso, de Atoyac.
El 3 de febrero, el cuerpo de un hombre ejecutado fue localizado en la misma zona, en el camino que conduce al Conalep de Atoyac; en esa ocasión, aprovechando que andaba en una gira oficial en la zona, el secretario de gobierno Eric Cisneros Burgos se apersonó en las oficinas de la Fiscalía Regional de Atoyac, donde denunció que el personal de esas oficinas no trabajaba los días domingos y que por eso no habían acudido a tomar conocimiento de la ejecución, siendo aclarado el asunto posteriormente por la fiscal XIV de la zona centro, Deisy del Carmen García Solano, quien informó que personal de esa dependencia había acudido a atender el hecho.
El 26 de enero, el cuerpo de Maritza Rojas Martínez, de 27 años y vecina de Atoyac, fue localizado en las aguas de un arroyo, en medio de unos cañales, entre la carretera estatal Córdoba-Atoyac y la escuela Secundaria Técnica número 44 de Potrero Nuevo.
Reportes establecieron que la víctima habría sido violada y posteriormente asesinada, para luego ser tirada en las aguas del arroyo, en unos cañales que se localizan cerca de la vía, a la altura de la delegación de Tránsito del Estado.
El cadáver fue encontrado por habitantes de las colonias Cruz Verde y La Pera, cuando pasaron por una vereda entre los cañales y notaron que en un arroyo sobresalía parte del cuerpo de la víctima.
El 9 de enero, el cuerpo de un hombre ejecutado fue localizado en un camino de terracería que conduce de Potrero Nuevo al poblado La Pesca, municipio de Amatlán de los Reyes. El hallazgo fue realizado por lugareños a la altura del kilómetro 6, del tramo carretero señalado.
La víctima, de aproximadamente 35 años, se encontraba maniatada y presentaba golpes en la cabeza, el tórax y las extremidades, y de acuerdo con los peritos tenía varios días de permanecer en ese lugar.


1 comentario(s)

por enredarse con la maña 10 Ago, 2019 - 19:45

Deja un comentario

Acerca del blog

Blog de noticias desde Veracruz.
Aquí, deseamos contar la historia de cada día.
Y cada día es un nuevo comienzo.
Y todos los días se empieza de cero...

Portal de noticias de Veracruz.