cargando

En twitter:

PosData
07 julio, 2019

AMLO: vuelta al presidencialismo priista

•Manotazo en la mesa el cancelar el aeropuerto de Texcoco y controlar las compras gubernamentales y la inversión pública
•Hay una crisis de la capacidad de gobernanza del Estado: en Salud no hay medicinas e insumos, no hay obra pública y falta regulación ambiental y en otros ámbitos
•López Obrador ha promovido la restauración del presidencialismo al estilo priista, pero ahora, ejerce el poder desde una perspectiva personalista
•Estamos ante un proyecto populista de relación entre el Estado y la sociedad: sociólogo Alberto Olvera Rivera, académico de la Universidad Veracruzana


Por EIRINET GÓMEZ/Foto de YERANIA ROLÓN

  • AMLO: al más puro estilo priista

A un año de los comicios electorales del 01 de julio 2018, que llevaron a Andrés Manuel López Obrador a la Presidencia de la República, Alberto Olvera Rivera, investigador del Instituto de Investigaciones Histórico Sociales de la Universidad Veracruzana (IIHS-UV) hizo un balance de los temas y acciones que han ocupado al gobernante.
Explicó que la agenda de López Obrador se ha centrado en tres objetivos principales: reconstruir la balanza del poder entre gobierno y empresarios; acabar con todo tipo de intermediación entre gobierno y sociedad; y garantizar un mayor espacio de soberanía nacional en relación al extranjero.
Sobre el primer punto, el doctor en Sociología por la New School for Social Research de Nueva York, planteó que “él diagnóstico de Andrés Manuel es que los empresarios, tanto nacionales como extranjeros, han impuesto sus decisiones al gobierno, y que eso debe cambiar, el Estado debe regular la economía”.
En el segundo tema, la hipótesis es que “los intereses fácticos, la gente poderosa económica o políticamente, como los sindicatos o corporaciones, han influido mucho en el sistema electoral, en los partidos, hasta llegar a tener un relativo control sobre la política misma”.
Y lo que López Obrador propone, dice el investigador, es que “la política tiene que ser refundada, y para eso, se requiere acabar con todo tipo de intermediación entre gobierno y sociedad”.
En el tercer ámbito, el planteamiento del presidente es que “el país debe ver más hacia dentro, en vez de procurar su integración al mundo, y las relaciones con los otros deben fundarse en la idea de que no se metan conmigo, y no me meteré con ustedes”. Prevalece “una especie de espíritu aislacionista”.
Para Alberto Olvera, las acciones implementadas por el lopezobradorismo en cada uno de estos temas, han significado “una vuelta a las tradiciones priistas, al proyecto nacionalista revolucionario, en la economía, la política, y en las relaciones exteriores”.

TERAPIA DE CHOQUE

¿Qué ha hecho López Obrador para cambiar la relación de poder entre gobierno y empresarios?, el especialista en temas como sociedad civil, participación ciudadana e innovación democrática en América Latina, advierte que el primer acto fue “dar un manotazo en la mesa” al cancelar el aeropuerto de Texcoco y controlar las compras gubernamentales y la inversión pública.
En este punto, Alberto Olvera matiza, al advertir que el presidente tiene razón cuando dice que había una corrupción brutal y una interferencia de los intereses privados en las decisiones públicas.
“El último gobierno del PRI fue una catástrofe absoluta al fomentar la corrupción en todos los niveles de gobierno, hubo una fiesta para los capitales privados y los políticos que no tuvieron control ni autocontrol alguno”.
En respuesta, dice, “el gobierno de López Obrador trata de cerrar esa válvula, y para eso, ha tomado una terapia de choque, al cancelar el aeropuerto de Texcoco, reducir dramáticamente la inversión pública, y cambiar el sistema de compras.

PARÁLISIS GUBERNAMENTAL

Lo alarmante para el investigador es que la reducción de la inversión pública y la pretensión de cambiar el sistema de compras de la noche a la mañana, han derivado en una parálisis de la operación del Estado.
“Su principal efecto ha sido que el sistema de salud esté colapsando, faltan medicinas e insumos, y en general todo el sector público está sufriendo una especie de parálisis”.
Alberto Olvera observa que además de que detuvo la inversión pública, también comenzó a despedir gente, bajo la hipótesis de que había muchos cuadros que vienen de la época neoliberal, y que hay que purgar al estado de malos elementos.
“Pero la forma de hacerlo ha sido brutal, sin mucho criterio, sin selectividad, sin un programa gradual que permita administrar este cambio de perspectiva”.
A un año de los comicios electorales, “estamos experimentando una crisis de la capacidad de gobernanza del Estado, es decir, el Estado ha reducido sus capacidades de hacer cosas”.
“En la Salud hay un colapso, que no es nuevo, pero lo continúa y lo profundiza. En obras públicas hay carencia, no se está haciendo nada. También hay falta de regulación ambiental y en todos los ámbitos”.

POBRES, LOS MÁS AFECTADOS

El coordinador del libro “La justicia denegada. Ensayos sobre acceso a la justicia en Veracruz” editado en 2018, observa que los más afectados por “el colapso administrativo del Estado, derivado de esta política de acabar con la corrupción de la noche a la mañana, son todos los ciudadanos, pero especialmente, los más pobres”.
“¿Por qué a los más pobres? Porque ya de por sí reciben una salud de mala calidad, y ahora es peor aún. Y también porque al cambiar la política social, de subsidios focalizados, implementados por los gobiernos anteriores, se ha dejado sin la mínima protección social a los sectores más vulnerables, a quienes todavía no llegan los nuevos subsidios del gobierno de López Obrador. Entonces, por ahora, los más pobres están peor, sin que haya claridad sobre en qué momento se corregirán esos excesos”.

RESTAURACIÓN DEL PRESIDENCIALISMO

¿Cuál es la propuesta de López Obrador para tratar de acabar con la intermediación entre gobierno y sociedad? El investigador de la UV dijo que desde el 01 de diciembre del 2018, López Obrador ha promovido una recentralización del poder en la Presidencia de la República, la restauración del presidencialismo al estilo priista, pero ahora, desde una perspectiva personalista.
El investigador de la UV explica que “durante la democratización de México se había buscado construir un equilibrio de poderes, que no se logró plenamente en ningún momento, pero que sí se disminuyó el poder de la Presidencia de la República”.
El resultado de la búsqueda de equilibro, abundó, “condujo a una fragmentación del poder, los gobernadores adquirieron importancia, los legislativos, el poder judicial federal adquirió mucha autonomía, no así los estatales".
Ante el diagnóstico lopezobradorista que establece que el “sistema político estaba controlado por poderes fácticos”, la solución que ofrece es la recentralización del poder en la Presidencia de la República, porque él es bueno y no es corrupto”.

AUTORITARISMO

El problema dice el autor de “Veracruz en su laberinto. Autoritarismo, crisis de régimen y violencia en el sexenio de Javier Duarte”, editado en 2018, es que “así como querer eliminar la corrupción pública de súbito produce el colapso de las capacidades del estado, querer quitar la corrupción del sistema político de súbito, mediante la centralización del poder, puede ser que reduzca en algún nivel la corrupción, pero no produce democracia, produce una nueva forma de autoritarismo, que es el presidencialismo sin controles”.
Alberto Olvera cree que “López Obrador quiere reflejar que en esta misión, él es el presidente “salvador, transformador”, y debe concentrar el poder, no sólo porque él piensa que es la solución a los problemas, sino porque se trata de él”.
El investigador considera que las conferencias de prensa diarias, conocidas como las mañaneras, y el festejo del 01 de julio, donde él único que figura y habla es él, son parte de la construcción de un liderazgo personal.
Al erigirse como una especie de salvador de la patria, dice Olvera Rivera, “no solo se trata de una restauración presidencialista, sino además, de la personalización en un líder político que pasa por encima de todos los demás".
"Ya no sólo es presidencialismo sino personalismo”, plantea.

POPULISMO

Otro rasgo de los primeros siete meses de Andrés Manuel en la Presidencia de la República tiene que ver con la anulación de todas las mediaciones en la relación entre gobierno y sociedad.
“Él propone fuera sociedad civil, fuera sindicatos, fuera organizaciones clientelares y corporativas, y conduce a la construcción de una relación directa entre el líder y el pueblo. Es decir, a una forma populista de relación entre el estado y la sociedad”.
Para el investigador, “siempre que se dice que la mejor relación que puede haber entre el líder y la sociedad es que la relación sea directa, entonces tenemos una relación populista”.
Y argumentó que por eso, López Obrador ha establecido que los subsidios, las becas a los jóvenes, a los adultos mayores, se entreguen sin mediaciones, “que se entienda que es un beneficio que entrega directamente el gran benefactor, del presidente para el pueblo”.

ESTATISMO ECONÓMICO

Otro rasgo de este primer tramo de López Obrador en la presidencia de la República, dice el también economista por la UV, es que se busca reconstruir algún tipo de estatismo económico.
“Por eso la centralidad de PEMEX y los mega proyectos de desarrollo impulsados por el Estado. El presidente cree que el Estado debe volver a ser, de alguna forma, quien controle la economía, como lo fue durante muchos años en la época del PRI”.
En este contexto, Alberto Olvera piensa que “si el presidente controla la economía, la política y la relación con la sociedad tenemos la reconstrucción del presidencialismo, pero encima de eso, la construcción de un líder populista, porque este proyecto viene con el personalismo de López obrador, y eso es sumamente peligroso para la democracia”.


3 comentario(s)

Ismael Reyes Lara 08 Jul, 2019 - 14:14
Muy lamentable la posición de nuestro presidente, engaño al pueblo de México, no podemos unirnos a él, cuando solo él toma las decisiones de manera unilateral, él es científico, economista, político,estadista, maestro, médico, agricultor, pescador, ingeniero, químico, petrolero, beisbolista, policía y etc. El da la última palabra que se hace y que no, ha detenido el desarrollo de varias instituciones que deterioran su funcionamiento y nace una pregunta: si ya no hay corrupción, si no se está haciendo obra de envergadura, si está ahorrándose miles de millones de los programas fantasmas, guarderías, casas de protección a la mujer, próspera, seguro popular, centros de investigación, el aeropuerto, del avión presidencial y todos los contratos que se cancelaron, pregunta! donde está todo ese dinero. En sus programas asistenciales y uno nuevo, partida secreta del presidente, diría Loret, que bonito.

León Vladimir 08 Jul, 2019 - 07:27
Interesante entrevista e interesante análisis.

Chave Campos 07 Jul, 2019 - 22:04
Me doy cuenta que éste sr sólo tiene él nombre de nuestro PRESIDENTE AMLO,todo puro AMLO,como sí fuera una recitación,sigo apoyando a AMLO por lo menos le hubiera cambiado un poco no le creo nada, puro cuento para poner en mal a nuestro PRESIDENTE AMLO hasta menciona a nosotros Los Pobres,x que a AMLO,lo apoyamos millones de pobres, GRACIAS x su Recitación, felíz noche bendiçiones,me vale si me tratan de ignorante.

Deja un comentario

Acerca del blog

Blog de noticias desde Veracruz.
Aquí, deseamos contar la historia de cada día.
Y cada día es un nuevo comienzo.
Y todos los días se empieza de cero...

Portal de noticias de Veracruz.