cargando

En twitter:

Barandal
Martes 02 julio, 2019

Bombardean a Cuitláhuac

•“Los 8 del patíbulo”
•Ocho diputados incómodos

ESCALERAS: Si fuera una película del viejo oeste se llamaría “Los 8 del patíbulo”. Un filme de Luis Buñuel, “Los renegados de Cuitláhuac”. O un filme de los hermanos Almada, “Los indeseables”. O una película estelar de Charles Bronson, se llamaría “Los vengadores solitarios”. O de Woody Allen, “Los apóstoles del diablo”.
Pero solo son 8 diputados locales de MORENA desencantados con el estilo personal de ejercer el poder del góber de AMLOve en Veracruz.

Luis Velázquez

Y todos ellos, líderes en sus distritos de la izquierda.
Son 8. Nahúm Álvarez Pellico, León David Jiménez Reyes, José Andrés Castellanos Velázquez, Magdaleno Rosales Torres, Amado Cruz Malpica, Cristina Alarcón, Omar Miranda y Érik Iván Aguilar López.
Érik Aguilar, el último en bombardear el palacio de Cuitláhuac. Duro y tupido. Sin tregua ni clemencia. También, sin misericordia.

PASAMANOS: Derecho, derechito al corazón de Cuitláhuac, su talón de Aquiles, su parte más débil y frágil:
“Yo no confío en la seguridad pública de Veracruz y por eso traigo la mía”.
Y lo dijo a parte de la prensa nacional. Y como el diputado del PT tiene, más que la estatura de Chabelo, la de Rocky Stallone, y le gusta vestir bien, elegante y señorial, entonces, dejó herida de muerte la soberbia del reino de Cuitlalandia.
¡Pobre del secretario de Seguridad Pública, “con el enemigo (el crítico, el disidente) en casa”!
En todo caso, la independencia del Poder Legislativo del Ejecutivo.
¡Ay, los tiempos aquellos del priismo y el panismo cuando los poderes Legislativo y Judicial estaban sometidos al Poder Ejecutivo!

CORREDORES: Aguilar López es aquel diputado local que el día de su toma de posesión llegó al Congreso acompañado de un mariachi que lo seguía tocando y cantando “Pero sigo siendo el rey”, en las calles y avenidas de Xalapa.
El mismito que anunciara que se armaría para sentirse seguro y por lo pronto, mientras consigue el permiso de la secretaría de la Defensa Nacional trae su escolta personal.
El mismito que bombardeara al secretario de Salud, aquel de que “a los reporteros ningún chile embona”, doctor Roberto Ramos Alor, jubilado del IMSS, por el caso de la epidemia de dengue en Alto Lucero.
“Los políticos son incapaces de dormir si sus egos son heridos”, escribió Norman Mailer, y Aguilar López sigue abriendo las venas abiertas del desencanto social en contra de Cuitláhuac.
Cuidado, al paso que va, definido el objetivo, su homóloga, la panista Marijose Gamboa Torales, igual de bragada, ya lo está seduciendo para que deserte del PT y afilie al PAN.
De ser así, el viraje ideológico sería extremoso. De la izquierda radical a la derecha radical, casi casi el Gregorio Samsa de Frank Kafka.

BALCONES: Érik Aguilar es un hombre con la misma estatura de Ernest Hemingway, con sensibilidad artística pues toca varios instrumentos musicales, pero alterna su vida con el poder político delirante, pues anda metido en la pata de los caballos corriendo el riesgo de salir crucificado.
Ya se agarró con el titular de Salud. Ahora, con el titular de Seguridad Pública. Y también, con el góber. Su espada, su nombre, su prestigio, su crédito, su presente y futuro, en prenda.
Dandy de Misantla, el pueblo que elabora pan exquisito, quizá competiría en el año 2021 con la diputada Marigraz, la Barbie del Congreso, por la presidencia municipal.
Y por añadidura, nadie dudaría que con su rafagueo a los secretarios del gabinete legal, además de su congruencia ideológica, los está agarrando de piñatitas.

PASILLOS: La atmósfera social en Veracruz en tensa, quizá teatral, con tantos asesinatos, feminicidios e infanticidios. Incluso, políticos ejecutados. Pero nada del otro mundo que antes no se haya dicho.
Los buenos contra los malos. Las elites políticas contra las elites. Los grupos contra los grupos.
Aguilar López tendrá su parte de romántico igual que los otros 7 diputados locales del ejército de renegados a Cuitlalandia, pues solo un romántico enfrenta el aparato gubernamental.
Y si Hugo Gutiérrez Maldonado, el titular de la SSP, es como aquel político apodado “El diablo” en tiempo de Agustín Acosta Lagunes, o como algún policía de Fernando Gutiérrez Barrios, entonces, nadie lo desea, pero el diputado del PT puede amanecer en la barranca de la muerte de Misantla, reducido a una bola de cebo.

VENTANAS: El diputado tiene el cuerpo de tiburón, pero pareciera tener adentro de las entrañas un tiburón alojado, al revés, digamos, del cuento de León Tolstoi, donde un cocodrilo se traga a un hombre y el hombre es tan feliz en el interior del animal que rechaza volver a la tierra.
Y ese tiburón revoloteando las aletas en sus entrañas lo está haciendo más bragado que nunca, con todo y su cara de niño que al mismo tiempo se divierte.
Incluso, y según quienes han estado cerca de su persona y hasta platicado aseguran que expele una dulzura cristiana como su aroma síquico (Norman Mailer, en Miami y el sitio de Chicago).

PUERTAS: Una cosita es saber que todos algún día moriremos. Y otra, mil años luz de distancia, es despertar a media noche sobresaltado por el tiroteo en la calle y de que pronto, ¡zas!, una bala perdida acabe contigo o con tu pareja desnuda durmiendo a un lado.
Pero con todo y los riesgos, Aguilar López encarna la esperanza social casi casi perdida en la población.
Y perdida, porque los sacerdotes y obispos de la iglesia en Veracruz, y las ONG, y los académicos, y varios pueblos, y los Colectivos, han clamado tranquilidad y nadie los escucha.
En el gobierno de Veracruz están sordos. Apáticos. Indiferentes. Y Érik Aguilar es una voz colectiva que honra y enaltece a los diputados locales de la izquierda inconformes con el estilo de ejercer el poder de Cuitlalandia.


Deja un comentario

Acerca del blog

Blog de noticias desde Veracruz.
Aquí, deseamos contar la historia de cada día.
Y cada día es un nuevo comienzo.
Y todos los días se empieza de cero...

Portal de noticias de Veracruz.