cargando

En twitter:

Barandal
Viernes 21 junio, 2019

Cruz muy pesada

•Zapatos quedaron grandes
•Desencanto en Veracruz

ESCALERAS: Hay un descontento social acumulado y reciclado en Veracruz. Por ejemplo, inverosímil que 6 de los 8 millones de habitantes estén en la miseria y la pobreza: Además, en la estadística oficial del INEGI y CONEVAL.
Es un hartazgo que data de varios sexenios. Muchos. Intrépido y temerario decir un año equis. Y con todo, la duda si la venta de esperanzas por parte de MORENA terminará en añicos. O peor.

Luis Velázquez

Muchas, demasiadas expectativas levantó AMLO, encarnando, claro, a MORENA, su movimiento político.
Pero si los meses y los años siguen caminando sin que el llamado bienestar social se traduzca en el bolsillo, entonces, todo se habrá desplomado. MORENA y los morenos serán igual que los priistas y panistas.

PASAMANOS: Un sexenio, ya se sabe, resulta insuficiente para terminar con tantos años de desigualdad económica, social, educativa, de salud, de seguridad, de procuración de justicia y de desarrollo humano.
Bastaría referir, por ejemplo, que el escritor Paco Ignacio Taibo II, director del Fondo de Cultura Económica, estuvo en Veracruz y aseguró que hay medio millón de personas de 14 años de edad en adelante analfabetas, es decir, que no saben leer ni escribir.
Y, lo peor: semestre y medio ha transcurrido sin que el secretario de Educación mire la realidad avasallante. Le vale. O parece.

CORREDORES: Varias voces de izquierda quedaron en el camino social de Veracruz.
Manuel Velasco, “El ratón”, fue candidato de la izquierda a gobernador y perdió.
Heberto Castillo también de la izquierda y perdió.
La profe Gloria Sánchez fue candidata y perdió.
Arturo Hérviz, del PRD, fue candidato a la silla embrujada del palacio y cuando perdió su primera reacción fue levantar jubiloso y victorioso la mano de Miguel Alemán Velasco, el priista ganador.
Es más, Ignacio Rey Morales Lechuga fue candidato, digamos, de la izquierda, opositor al priismo, y perdió.
Ahora, la gran oportunidad de oro del góber de AMLO a quien ha vitoreado y levantado la mano en repetidas ocasiones para darle oxígeno político y social.
Incluso, el entonces perredista, Juan Vergel, y el panista Enrique Cambranis, integraron una alianza de la izquierda y la derecha para lanzar candidatos comunes a las alcaldías y diputaciones locales y Javier Duarte reventó la posibilidad antes del día de las urnas.

BALCONES: Hay en los ciudadanos repulsión social a las elites políticas. Ellas, y nadie más, son las responsables de la terrible y espantosa desigualdad económica, el punto de partida del desarrollo humano.
Mucho daño causaron los priistas y los panistas a la población. Y el resultado es una gente escéptica, incrédula, y que del mes de julio del año anterior, fecha de las urnas, a la fecha, está atrapada en el desencanto.
La semana anterior, y más allá de la lucha enconada entre los partidos políticos por el poder, hasta algunos diputados locales de MORENA se fueron “con todo y sin medida” en contra de algunos secretarios del gabinete legal y ampliado del gobierno de Veracruz.

PASILLOS: Un semestre y medio ha sido suficiente para visibilizar el Veracruz de las clases sociales empobrecidas con el hambre, desempleo, subempleos, salarios de hambre, ningún empleo creado y cero inversión pública.
Los pequeños asalariados, que son la mayoría poblacional, apostando a la esperanza vana. Palabrerío hueco. Discurso insulso, intrascendente.
Cuidado, Veracruz se está volviendo ingobernable. Soledad Atzompa, el Valle de Uxpanapa, Mariano Escobedo, Jáltipan, las ciudades de Veracruz y Xalapa, Maltrata, etcétera, los pueblos sublevados y en resistencia pacífica.

VENTANAS: De hecho y derecho se está viviendo y padeciendo un Estado Ruinoso y Arruinado, más allá del concepto universal del Estado de Derecho y más, mucho más allá del Estado Delincuencial, el Estado Fallido, el Estado de Sitio y el Toque de Queda.
Incluso, el gobierno de Veracruz ha sido incapaz de levantar expectativas vendiendo esperanzas.
La cruz social es demasiado pesada. Los zapatos les quedaron “demasiado largos” por más y más que el presidente de la república se la pase vitoreando a su gobernador.

PUERTAS: Descompuesto el sistema político, la población necesita, más que de un político, un gran líder social, un extraordinario médico social para recetar los medicamentos necesarios.
Y cuando el grueso de la población sólo aspira a mejorar su destino colectivo, el Príncipe, el tlatoani, el gurú, ha perdido hasta el respeto ciudadano y en “las llamadas benditas sociales” a cada rato, a veces “a tiro por viaje”, desde el anonimato la gente se pitorrea.
Perdido el respeto, ya nada queda. Más que el vacío. El desencanto. La decepción.


Deja un comentario

Acerca del blog

Blog de noticias desde Veracruz.
Aquí, deseamos contar la historia de cada día.
Y cada día es un nuevo comienzo.
Y todos los días se empieza de cero...

Portal de noticias de Veracruz.