cargando

En twitter:

Barandal
Miércoles 12 junio, 2019

Odia el góber a los medios

•Desdén y pitorreo
•Signo de la época

ESCALERAS: Está comprobado de manera científica, teórica y práctica que Cuitláhuac, el góber, odia a los medios.
Incluso, que los odia más que Arturo Bermúdez Zurita, el secretario de Seguridad Pública de Javier Duarte que acuñó frase célebre para la historia:
"¡Pinches medios!" les dijo aquel día cuando compareciera en la LXIV Legislatura.

Luis Velázquez

Algunos hechos científicos para comprobar el odio del gobernador de AMLO y Cuitláhuac en Veracruz son los siguientes:
Uno. Un diputado local de MORENA, de nombre Wenceslao, aseguró que los reporteros solo preguntan burradas..., pues así quiso defender al secretario de Seguridad Pública cuando le preguntaron sobre la ola de violencia descarrilada de norte a sur y de este a oeste.

PASAMANOS: Dos. La senadora Gloria Sánchez, la respetada y respetable maestra, dijo en la tribuna del Congreso de la Unión que hay una conspiración mediática en contra de Cuitláhuac.
Tres. El señor secretario de Salud, Roberto Ramos Alor, parcela de poder, se afirma, de la secretaria de Energía, Norma Rocío Nahle García, asegurando que a los reporteros "ningún chile les embona"..., y con lo que dio "veinte y las malas" a Enrique Peña Nieto cuando descubrió que "los reporteros nunca aplauden".
Cuatro. En una entrevista con los medios, el gobernador respondió de la siguiente manera:
"¡Huy, huy, qué grave no contestar!"... a una pregunta, digamos, incómoda, sobre la compra de las patrullas policiacas.
Cinco. La otra declaración de Cuitláhuac de que "los periodistas nos han querido torpedear".... refiriéndose a un bloqueo tanto a él como jefe del Poder Ejecutivo Estatal como a los secretarios del gabinete legal y ampliado y se ignora si también a los diputados locales y federales y senadores de MORENA.

CORREDORES: Seis. La intolerancia y pitorreo cuando a pregunta sobre el nepotismo asegurara que Eleazar Guerrero, subsecretario de Finanzas y Planeación, en ningún momento es su primo, ni primo primero ni segundo ni tercero, ni más lejano, aun cuando simple y sencillamente, está casado con su prima.
Siete. El desdén y menosprecio cuando dijera a los medios que ni modo de investigar la vida privada de su abuela para descifrar el parentesco de toda una generación.
Ocho. La agresión física y verbal de un policía de la LXV Legislatura, contratado por la bancada de MORENA, a la reportero de Papantla, Concepción Sánchez, ocurrida en el recinto "Sebastián Lerdo de Tejada" (el gran amigo jarocho, mejor dicho, xalapeño, por cierto, de Benito Juárez) cuando intentó tomar una foto a un diputado local priista.

BALCONES: Nueve. El determinismo político, social, filosófico y mediático del secretario General de Gobierno de dividir a la prensa en dos frentes enconados. Por un lado, el Cartel del Fiscal, y por el otro, el Cartel de Cuitláhuac, y con lo que se puso a la altura de Ronald Reagan, presidente de Estados Unidos, cuando dijera a los periodistas si estaban con él o estaban contra él.
Diez. Las dieciocho agresiones en lo que va del año en contra de igual número de reporteros y fotógrafos documentada por la Comisión Estatal de Atención y Protección a Periodistas (Ana Laura Pérez) y cuyos detalles fueron entregados al gobernador para detallar la violencia contra los medios que ha ido en cascada, sin que nadie, absolutamente ningún funcionario del gabinete legal del gobierno de Veracruz aseste un manotazo para frenar el tsunami.

PASILLOS: He ahí, entonces, diez hechos y acciones concretas y específicas que documentan desde el lado científico que el gobernador odia a los medios.
Además, y como los odia, si puede, también los usa o ha utilizado a su antojo y berrinche.
Grave, porque apenas ha transcurrido un semestre y todavía por delante hay once semestres más y por tanto, todo puede ocurrir, desde la filosofía de Porfirio Díaz de "pan o palo" hasta la filosofía de Francisco Ignacio Madero de cerrar la llave a todos los medios, aun cuando al mismo tiempo financiara un periódico, "Nueva Patria", a su hermano Gustavo, impuesto como diputado federal y como ministro sin cartera en el gabinete maderista.

VENTANAS: El góber tiene un poder político, social, económico, policiaco y legislativo inmenso. Y aun cuando es un poder efímero que en el mejor de los casos dura 6 años, poder es.
Jefe máximo del gabinete legal y ampliado, jefe de los diputados locales y federales y senadores de MORENA, jefe absoluto de las finanzas, jefe nato de los cuerpos policiacos y los penales, jefe de jefes de su partido político, jefe de una parte sustancial de los medios, ejerce el poder de manera personal en vez de ejercerlo de forma institucional.
Y por eso mismo, más peligroso se vuelve.
Y una palabra suya, un gesto, una insinuación, una mirada, una declaración, una insinuación, un dolor, una queja, un berrinche, todo constituye palabra mayor, palabra superior, y ay de quienes la desacaten.
Por eso mismo, varios actores políticos saben que el góber alimenta el desdén y menosprecio por los medios y hace y deshace.

PUERTAS: Inmune a todo, pronto el góber se ha creído el político más grande de su tiempo.
Antes, por ejemplo, del primero de julio del año 2018 aseguraba que ganaría en las urnas porque el nombre de AMLO iba en la boleta como candidato presidencial.
Y luego de ganar, cambió su discurso y desde entonces ha dicho que, en efecto, ganó por AMLO, pero también por él mismo.
Y es que en el ejercicio personal del poder influyen varios factores, desde el temperamento, el carácter, las simpatías, las diferencias, la educación, la experiencia, los amigos, los cómplices, las barbies, los kens, y si releemos la radiografía de su poder en el primer semestre, entonces, con facilidad pueden derivarse los trastornos de la silla embrujada del palacio y a la que como decía Eufemio Zapata, el hermano menor de Emiliano, había de prender fuego porque a todos enloquece, a unos más y otros menos, pero todos aptos para ser enviados a un siquiatra y de los que, y por desgracia, el secretario de Salud, Roberto Ramos Alor, asegura que escasean en Veracruz.

CERRADURA: El desdén y el odio de Cuitláhuac sobre la prensa es tan insólito que acaso el trauma esté arraigado en sus neuronas, el corazón y el hígado desde hace mucho tiempo, de tal modo que ningún cuerpo de neurólogos, sicólogos, siquiatras y terapeutas familiares lo curarían.
Así, el diputado local que conteste su primer informe de gobernador bien podría iniciar de la siguiente manera su perorata:
"Venerable Congreso de Veracruz, así como vamos, sálvese el que pueda".
También, claro, podría iniciar su discurso copiando a Damián Alcázar en la película, "La ley de Herodes", cuando ungido diputado federal iniciara de la siguiente forma:
"Llego aquí con las manos manchadas de sangre. Pero no me da vergüenza. Están manchadas de sangre porque maté a un hombre que conspiraba contra el jefe máximo".


Deja un comentario

Acerca del blog

Blog de noticias desde Veracruz.
Aquí, deseamos contar la historia de cada día.
Y cada día es un nuevo comienzo.
Y todos los días se empieza de cero...

Portal de noticias de Veracruz.