cargando

En twitter:

Escenarios
Martes 11 junio, 2019

“Chiles que embonan”

•El chilpaya y el titular de la SS
•Cargada contra los medios

UNO. El chile, símbolo político

Si Carlos Marx convirtió al topo en su emblema político, el topo que husmea en la superficie de la tierra la temperatura social, entonces el doctor Roberto Ramos Alor, secretario de Salud, ha adoptado al chile como el símbolo de su filosofía política.

Luis Velázquez

De entrada, en todos los pueblos de México de cara al Golfo de México, por ejemplo, la palabra, incluso, el concepto chile, tiene significado polisémico y, entre otras cositas, se refiere al miembro viril del hombre y que en el diccionario popular tiene más de mil nombres para describirse.
En Alvarado, ni se diga, con tanto fósforo bitacal, la palabra chile conjunta y resume todas las pasiones descarriladas de la vida.
La guapa ex diputada local y directora de Turismo con Javier Duarte, Dalia Edith Pérez Castañeda, filmó un video inolvidable sobre los chiles xalapeños que fue un éxito quizá en el mundo, porque tal es la fama de los chilitos.
Los amigos y adversarios bautizaron al priista Mario Tejeda Tejeda como “El chilito” para referirse a su estatura.

DOS. El chile chilpaya y el titular de la SS

Hay, claro, una diversidad de guisos con el chile. Desde los inofensivos chiles en nogada y que es un chile poblano hasta los picosos chiles rellenos.
En México, como se sabe, quizá en América Latina porque hace 500 años los españoles trajeron muchas cositas, entre ellas, el chile, la dieta implica comer chile. Una comida sin chile sabe a nada. Y si el chile hace bailar la bamba, mucho mejor. Y si luego el estómago se convulsiona y arde todo el día, que Dios padre se compadezca.
Por eso, cuando aquel día el secretario de Salud dijo a la prensa que “ningún chile les embona”, con todo y que luego pidió disculpas por Facebook, habría que preguntarle, mínimo, si a él hay “chiles que le embonan”, digamos, para estar a tono, y como reza la ley penitenciaria, “ojo por ojo y diente por diente”.
En el menú, por ejemplo, está el chile habanero que según la ama de casa pica mucho, pero es el que menos daño causa.
Está el chile xalapeño que también suele picar mucho. El chile chipotle que pica más o menos. El chilpaya, el más chiquito de tamaño y que, bueno, quizá habría servido de inspiración al secretario de Salud para su referencia filosófica a los medios.
El chile verde, flaco y gordo, alimento “a calzón quitado” del campesino. El chile guajillo, que no pica nada.
En el rancho hay un chile llamado “mira para arriba”, porque en la planta es el más paradito de todos.
El chile ancho, que también pica. El chile piquín, el que se le echa a las naranjas para el sabor. El chile en vinagre que tanto éxito tienen en las tienditas del pueblo.
Es decir, en el anecdotario hay suficientes ejemplares para cumplir con la frase jarocha de “háblame al chile”, casi casi como en el programa de “De pisa y corre”, Imagen TV, con Nachito Lozano y que así, de cariñito, le llaman las amas de casa.

TRES. Cargada contra los medios…

En la era Cuitláhuac, la prensa está viviendo tiempo intenso y frenético.
Por ejemplo, la frasecita célebre más connotada es “a ustedes ningún chile les embona”, propiedad intelectual del secretario de Salud, llamado ahora “El chavo ruco en su punto”.
Pero la reportera Eirinet Gómez López enlistó la filosofía comunicativa del sexenio de MORENA en Veracruz, entre otras, las siguientes.
La prensa me torpedea, dijo el gobernador, cuando semanas antes se pitorreó con una pregunta sobre la compra de patrullas y burlón extendió las manos y zangoloteó los dedos exclamando “huy, huy, qué grave”.
Además, claro, su mesianismo asegurando que “nunca a los medios se les había permitido cuestionar” lo que expresa, primero, su ignorancia política y social, segundo, su protagonismo porque la libertad de prensa y de expresión están consagradas en la Constitución.
Mesianismo enloquecedor cuando, de ñapa, alardeó que “mi coraza es la honestidad”, por ejemplo, con el caso de la compra de las patrullas, las ambulancias y las medicinas y del nepotismo en su más alto decibel evidenciado por AMLO.
La agresión en la LXV Legislatura a la reportera de Papantla, Concepción Sánchez, a tal grado que un policía casi levantó en vilo para evitar entrevistas incómodas.
La prensa sólo pregunta burradas según el diputado de MORENA, Wenceslao Gutiérrez Martínez.
“Los medios magnifican el drama de la violencia y favorecen una política de oposición destructiva” según la senadora Gloria Sánchez.
Los medios dañan mucho la imagen de Veracruz y sólo se fijan en la violencia según otra diputada de MORENA, María Esther López Callejas.
Los medios escandalizan con la violencia según la secretaria de Turismo, Xóchitl Arbesú.
Es la hora de definir de qué lado están los medios advirtió el secretario General de Gobierno, Éric Cisneros.
La locura fue alcanzada por la secretaria de Trabajo, Guadalupe Argüelles, quien con todo y su nepotismo contrató a un sobrino para bloquear a los reporteros indeseables.
Y el colmo, el titipuchal de requisitos a los medios para darse de alta como proveedor de servicios.
Y, bueno, si se compara su dicho con el dicho del titular de Salud un sicólogo diría que entre los Morenistas hay fijaciones cuando uno compara a los reporteros con un burro de rancho y otro con un chile.


1 comentario(s)

Roberto Montano 11 Jun, 2019 - 13:09
Si de chiles se trata, el Dr. Alor debe ser un especialista, ni con agua bendita me borro de la mente aquella imagen que de él compartieron cuando un chile le plantó un besote en la boca.

Deja un comentario

Acerca del blog

Blog de noticias desde Veracruz.
Aquí, deseamos contar la historia de cada día.
Y cada día es un nuevo comienzo.
Y todos los días se empieza de cero...

Portal de noticias de Veracruz.