cargando

En twitter:

02 junio, 2019

Semestre del terror con Cuitláhuac

•52 taxistas asesinados en 24 municipios de la entidad; entre las víctimas una mujer del puerto de Veracruz

•Hasta 17 policías fueron alcanzados por la “ola” criminal

•Activistas como Abiram Hernández fueron acallados, y los casos permanecen impunes

•Crímenes que pusieron “en jaque” a las corporaciones, con todo y la Guardia Nacional/Por Antonio Osorio Ojeda/Parte Dos

  • Violan y asesinan a mujer en Coatzacoalcos

  • Ejecutado en Las Choapas

El primer semestre del gobierno, encabezado por Cuitláhuac García Jiménez, quedó marcado con los casi 900 muertos que se registraron en la mayoría de los municipios veracruzanos, entre los que se contabilizan 52 homicidios de taxistas, 15 de policías y ex policías, así como al menos 10 activistas y dirigentes.
La “ola” de violencia que mantiene prácticamente en “jaque” a los gobiernos municipales, estatal y federal, ha dejado alrededor de 900 homicidios en todo el estado, y de los 180 días que lleva el nuevo gobierno, solo en dos, el 19 de enero y el 10 de marzo, no se registraron hechos delictivos.
La radiografía de la violencia desenfrenada muestra una realidad en la que poco o nada han servido las estrategias para el combate a la delincuencia, como la llegada de la Guardia Nacional, que, a un mes de su llegada a la zona sur, pocos resultados ha logrado; ni las protestas y marchas de agrupaciones civiles o de la iglesia, con sus llamados a la conversión de quienes hacen el mal, han podido atenuar la estela criminal.
En Córdoba, una coalición de taxistas, en su desesperación porque se combata la delincuencia que en los últimos días ha flagelado al sector, lanzó un ultimátum a las autoridades para que garanticen las medidas de seguridad o realizarán movimientos que podrían paralizar la circulación en el centro de la ciudad.
Ante el malestar ciudadano y la indignación, subsiste la “guerra” que parece no tener fin entre el gobernador Cuitláhuac García Jiménez y el fiscal Jorge Winckler Ortiz, quienes se “echan la pelota” en la prevención e investigación de los delitos.

ASESINAN A 52 TAXISTAS EN DIVERSOS MUNICIPIOS Y SIGUEN ATACANDO AL SECTOR

Uno de los sectores que más ha sido lacerado por la “ola” de violencia que se vive en Veracruz son los taxistas; entre el 3 de diciembre del año pasado y el 28 de mayo fueron asesinados 52 trabajadores del volante en al menos 24 municipios de la entidad, de los que destacan Xalapa con 7 ejecuciones y Minatitlán con 6, seguidos de Córdoba, Cosoleacaque y Papantla con 3 cada uno.
Los casos más recientes ocurrieron en municipios la zona centro como Córdoba, donde constantemente se reportan taxistas desparecidos, así como en Xalapa, donde en unas horas fueron asesinados entre 4 y 5 ruleteros, algunos de ellos presuntamente involucrados en diversos hechos irregulares.
Hubo desde homicidios a balazos hasta crímenes con saña, pues algunas víctimas aparecieron maniatadas, con el “tiro de gracia”, y otras incluso descuartizadas en sus vehículos.
En seis meses fueron asesinados 7 taxistas en Xalapa, 6 en Minatitlán, 3 en Córdoba, 3 en Cosoleacaque, 3 en Papantla, 2 en Coatzacoalcos, 2 en Jáltipan, 2 en Acayucan, 2 en Veracruz, 2 en San Andrés Tuxtla, 2 en Agua Dulce, 2 en Martínez de la Torre y 2 en Río Blanco, mientras que al menos un taxista fue asesinado en los municipios de Texistepec, Nogales, Omealca, Poza Rica, Coatepec, Tantoyuca, Naranjos, San Andrés Tlalnehuayocan, Tecolutla, Tihuatlán, Coatzintla.
En sólo dos días, el 27 y 28 de febrero, cinco taxistas fueron ejecutados en Xalapa. El 27 de febrero, fueron asesinados dos taxistas cuando se encontraban en un sitio de taxis, ubicado en el fraccionamiento Lomas de Santa Fe, en Xalapa. Una de las víctimas quedó en su unidad y otra cerca del automóvil que conducía. Ellos fueron Lorenzo Camacho y Julio Sánchez Landa, señalados de pertenecer a un grupo de taxistas identificados como “Los Caguamos”, con supuestos nexos con delincuentes.
Al día siguiente, otros tres taxistas murieron y 9 personas quedaron heridas, entre ellos dos mujeres, tras un ataque armado, en la zona de Plaza Cristal en Xalapa, donde sujetos armados rafaguearon otro sitio de taxis. Uno de los conductores falleció en el lugar, mientras que otros dos perdieron la vida mientras eran atendidos en el Centro de Alta Especialidad (CAE).
En el municipio de Cosoleacaque, en un solo día, 28 de marzo, mataron a dos taxistas, uno de ellos menor de edad.
En la tarde asesinaron a Adalberto García Vasconcelos, de 17 años, que se desempeñaba como taxista, y quedó tirado en la calle principal del fraccionamiento Villas Ana María, cerca de la carretera Coatzacoalcos-Mina-Cánticas; los criminales se llevaron el automóvil y lo abandonaron lejos del sitio del homicidio. El otro taxista fue ejecutado por la noche, fue el conductor de la unidad número 65 de este municipio, el cual fue atacado en la calle Ignacio de la Llave, en la colonia Gustavo Díaz Ordaz, cerca del pozo VI.
El 3 y el 9 de abril, dos conductores fueron asesinados y quemados en el interior de sus vehículos. Primero fue el municipio de Naranjos, donde un taxista fue calcinado dentro de la unidad que manejaba, tras ser perseguido e interceptado por sujetos armados, a la altura del TEBAEV de Amatlán.
La víctima, conocida como “El Hércules”, manejaba el taxi número económico 251 de ese municipio, pero varios sujetos armados lo persiguieron desde la cabecera municipal de Naranjos, por la carretera estatal Naranjos-Amatlán, siendo a la altura del Tebaev de Amatlán donde le dieron alcance, asesinándolo a balazos dentro de su unidad y posteriormente la incendiaron con todo y el cuerpo dentro.
Seis días después, en Agua Dulce, otro taxi fue incendiado por sujetos desconocidos, también con todo y su conductor adentro.
Los hechos fueron en el camino a la panga, en la colonia El Muelle, donde sujetos desconocidos interceptaron al taxi número económico 283, cuyo conductor fue asesinado y quedó en el interior de la unidad. No conformes con la ejecución, los criminales le prendieron fuego al vehículo, que fue consumido por las llamas.
Otro taxi incendiado, aunque sin el chofer apareció en una localidad del municipio de Jalacingo el 25 de febrero. Félix Antonio Hernández Ventura, alias “El Aceite”, de 46 años y con domicilio en la calle Camilo Sesto de la colonia El Mirador, en Martínez de la Torre, fue ejecutado, luego de haber estado desaparecido por cuatro días.
Un caso que causó indignación fue el homicidio de la mujer taxista Sara Martínez Sandoval, conductora del taxi 6577 del puerto de Veracruz, quien el 5 de abril fue encontrada asesinada, y había desaparecido cinco días antes, cuando salió a un viaje desde Infonavit Las Vegas, del puerto de Veracruz hacia Actopan; luego, la unidad que manejaba apareció con rastros de sangre. Según sus compañeros, ella era una persona muy querida en el gremio, ya que había comprado su vehículo para tratar de ganarse la vida como taxista.
Jesús Rivera García, dirigente de taxistas en Córdoba, lamentó la situación que se está viviendo con los trabajadores del volante, y al señalar que además de los homicidios registrados, los agremiados han sufrido alrededor de 150 agresiones como asaltos y lesiones, por lo que exigió a la alcaldesa Leticia López garantizar la seguridad.
Los afectados dieron un plazo de 3 días a las autoridades para que atienda diversos aspectos de la seguridad, como instalar dispositivos de localización a las unidades, ya que en caso contrario realizarán movilizaciones.

Los taxistas que han sido asesinados con el nuevo gobierno son los siguientes:

1.- Juan Carlos Sánchez Jiménez, conductor del taxi número 99 del municipio de Río Blanco, vecino de la colonia El Águila, de Nogales, fue asesinado a balazos el 3 de diciembre en Río Blanco.
2.- Roberto Enrique Landa Aguirre, de 26 años, con domicilio en la localidad El Mirador, municipio de Nogales, quien permanecía desaparecido tras haber sido “levantado”, apareció ejecutado el 17 de diciembre a orillas de la autopista México-Veracruz, a la altura del kilómetro 263, en el tramo Orizaba-Ciudad Mendoza, con huellas de tortura y al menos un balazo en la cabeza.
3.- El 26 de diciembre, un taxista de Coatzacoalcos fue asesinado a balazos, en el municipio de Cosoleacaque, cuando llegaba a un restaurante de carnitas, ubicado en el kilómetro 14 de la antigua carretera a Minatitlán.
4.- El 30 de diciembre, en San Andrés Tuxtla, fue asesinado José Luis Chagala Escribano, de 24 años, vecino de la comunidad El Popotal, quien presentó un balazo en la cabeza; el cuerpo tenía cubierta la cabeza con un trapo y estaba maniatado.
5.- El 12 de enero, el taxista de Acayucan Erick Guadalupe C.J., mejor conocido como “El Chucky”, de 24 años, fue asesinado a balazos cuando viajaba en su unidad, en la colonia Revolución de Coatzacoalcos, donde fue interceptado por sujetos armados que le dispararon y lo lesionaron; aun cuando fue auxiliado por su familia, murió antes de ingresar al hospital.
6.- En Cosoleacaque, el día 14 fue asesinado Iván “N”, conductor del taxi 1251 de Minatitlán, cuando manejaba su unidad por la calle 24 de Febrero, en la colonia Francisco I. Madero.
7.- Uriel Rivera Martínez, de 35 años, quien tenía su domicilio en la comunidad La Defensa, municipio de Misantla, fue ejecutado el 16 de enero, en Martínez de la Torre. El taxista había sido “levantado”, y su cuerpo, maniatado, apareció en unas parcelas, donde fue visto por pobladores.
8.- El 27 de enero fue ultimado el taxista José Luís Cortés Cruz, alias “El Mamalón”, de la localidad El Volador, municipio de Papantla. Fue encontrado sin vida en su unidad, en el tramo carretero Papantla-Espinal, a la altura de la comunidad San Lorenzo y Anexos, en el municipio de Papantla.
9.- El 29 de enero, fue ejecutado el taxista de Minatitlán, Juan Silvestre Hernández Sánchez, de 54 años, al ser atacado a balazos por desconocidos, cuando manejaba el taxi 2165 por calles de la colonia Ejido Tlacoteno.
10-11.- El 7 de febrero dos taxistas, uno de Minatitlán y otro de Cosoleacaque fueron asesinados. El primer caso ocurrió en la calle Salvador Díaz Mirón, en la colonia Obrera, de Minatitlán, donde el taxista identificado como Jorge “N”, chofer del taxi número 108 de Minatitlán, fue asesinado por sujetos armados y su cuerpo quedó tirado en una banqueta con un mensaje de amenazas.
Otro crimen fue en Cosoleacaque, en el estacionamiento de la refaccionaria “Auto Zone” del Infonavit Paquital, donde Irving Santiago Torres, chofer del taxi número 1918, en el cual se encontraba, fue sorprendido por sujetos armados que le dispararon.
12.- El 13 de febrero fue ejecutado Luis Morales, conductor del taxi número económico 799 de Papantla. El taxista fue ultimado a balazos y golpeado con una roca en la cabeza, en el camino que conduce a la colonia Margarita Morán Veliz, de Papantla, donde apareció el taxi abandonado y a unos metros del camino, entre la maleza, el cuerpo de la víctima.
13.- En el municipio de Tantoyuca, el 15 de febrero, fue asesinado un trabajador del volante, cuando circulaba por la carretera federal Alazan-Canoas, llevando a su esposa y a una niña de 9 años, quienes habrían resultado lesionadas en el ataque armado.
14.- Félix Antonio Hernández Ventura, alias “El Aceite”, de 46 años y con domicilio en la calle Camilo Sesto de la colonia El Mirador, en Martínez de la Torre, fue ejecutado el 25 de febrero, luego de haber estado desaparecido por cuatro días; el taxi fue que traía a su cargo fue hallado calcinado, en una localidad del municipio de Jalacingo.
15-16.- El 27 de febrero, dos taxistas fueron ejecutados cuando se encontraban en un sitio de taxis, ubicado en el fraccionamiento Lomas de Santa Fe, en Xalapa. Una de las víctimas quedó en su unidad y otra cerca del automóvil que conducía. Los ruleteros asesinados fueron identificados como Lorenzo Camacho y Julio Sánchez Landa, quienes fueron señalados de pertenecer a un grupo de taxistas identificados como “Los Caguamos”, con supuestos nexos con delincuentes.
17-19.- El 28 de febrero, tres taxistas murieron y 9 personas quedaron heridas, entre ellos dos mujeres, tras un ataque armado, en la zona de Plaza Cristal en Xalapa, donde sujetos armados rafaguearon un sitio de taxis. Uno de los conductores falleció en el lugar, mientras que otros dos perdieron la vida mientras eran atendidos en el Centro de Alta Especialidad (CAE).
20.- Juan Eleazar Rendón Cruz, de 36 años, domiciliado en Poza Rica, conductor del taxi número 1685 de esa jurisdicción, fue asesinado a balazos la madrugada del 2 de marzo, al ser perseguido por delincuentes, hasta que chocó y lo acribillaron.
21.- El 7 de marzo, el taxista Jonathan Gallegos Solórzano, de unos 30 años y con domicilio en la colonia Francisco Villa, de Coatzacoalcos, conducía el taxi número 2111, en el cual iba también su madre. En la colonia Benito Juárez Norte de Coatzacoalcos, fue atacado por sujetos armados que viajaban en otro taxi, el cual había sido robado momentos antes. De acuerdo con familiares, el ruletero había sido amenazado por policías estatales.
22.- El 25 de marzo, el cuerpo descuartizado de un taxista fue encontrado en la cajuela de su vehículo, en la colonia Cerro Alto, en el municipio de Cosoleacaque.
Se trata de un automóvil Nissan, tipo Tsuru, taxi número económico 160 del municipio de Minatitlán, el cual fue abandonado sobre el bulevar Instituto Tecnológico, en la colonia Insurgentes Norte.
23.- Un taxista fue asesinado el 26 de marzo, presuntamente a machetazos, y su cuerpo encontrado a un costado de la unidad, sobre un camino de terracería que conduce a la comunidad Encinal Ojapa, en el municipio de Texistepec.
Se trató del cadáver Fabián Hernández Damián, de oficio taxista, conductor del taxi número 758 de Acayucan, quien tenía su domicilio en la colonia Santa Lucía, en el municipio de Oluta y el cual presentaba heridas punzocortantes en la cabeza.
24-25.- El 14 de marzo fue asesinado Raúl Luna Gutiérrez, de 27 años, asesinado en la avenida Paseos de Tenango, esquina con calle Los Fresnos de la colonia Felipe Carrillo Puerto, en el municipio de Río Blanco. En el lugar fue encontrado el taxi número económico 61 y a unos metros de la unidad fue el cuerpo del hoy extinto, el cual estaba boca arriba y con varios balazos.
En Coatzacoalcos, fue ultimado José Alfonso G. R. Los hechos fueron en la calle principal, frente a una tienda de conveniencia, en el fraccionamiento Villas de Santa Martha, donde fue sorprendido por sujetos desconocidos.
26-27.- En Cosoleacaque, el 28 de marzo fueron asesinados dos taxistas, uno fue Adalberto García Vasconcelos, de 17 años, ejecutado en la entrada del fraccionamiento Villas Ana María, mientras que el otro fue el conductor de la unidad número 65 del mismo municipio, y fue ejecutado en la colonia Gustavo Díaz Ordaz.
28.- El 3 de abril, un taxista fue calcinado dentro de la unidad que manejaba, tras ser perseguido e interceptado por sujetos armados, a la altura del Tebaev de Amatlán.
Los hechos ocurrieron cuando el taxista conocido como “El Hércules”, manejaba el taxi número económico 251 de este municipio, y varios sujetos armados lo persiguieron desde la cabecera municipal de Naranjos por la carretera estatal Naranjos-Amatlán, siendo a la altura del TEBAEV de Amatlán donde le dieron alcance, asesinándolo a balazos dentro de su unidad y posteriormente la incendiaron con todo y el cuerpo dentro.
29.- El 4 de abril, un taxista fue asesinado a balazos al ser atacado por sujetos armados cuando manejaba su automóvil, en calles de la colonia Bohemia, en Minatitlán. Se trata del conductor del taxi número económico 1434, quien circulaba por las calles Yucatán y Justo Sierra de la mencionada colonia, donde lo alcanzaron sujetos que viajaban en otro vehículo y le dispararon en repetidas ocasiones.
31.- El 5 de abril, un taxista fue ejecutado y encajuelado en su automóvil, el cual fue abandonado en el kilómetro 265 la autopista de México-Veracruz, en el tramo Nogales-Río Blanco; la víctima se encontraba maniatada, degollada y con huellas de tortura. Miguel Ángel Miranda López, tenía 24 años y vivía en la avenida Norte 16, de la colonia Emiliano Zapata, en Orizaba. Manejaba el taxi número económico 1420 de Orizaba.
32.- El 5 de abril, fue encontrada asesinada la conductora de taxi 6577, Sara Martínez Sandoval, del Puerto de Veracruz, quien 5 días antes salió a un viaje desde Infonavit Las Vegas hacia Actopan; la unidad que manejaba, apareció con rastros de sangre, pero sin ella.
33.- El 9 de abril, un taxi fue incendiado por sujetos desconocidos con todo y su conductor en el interior, en el municipio de Agua Dulce, provocando movilización de las corporaciones de emergencia. Los hechos se suscitaron en el camino a la panga, en la colonia El Muelle, donde presuntamente sujetos desconocidos interceptaron al automóvil Nissan-Tsuru, taxi número económico 283, cuyo conductor presuntamente fue asesinado y quedó en el interior de la unidad. No conformes con la ejecución, los criminales le prendieron fuego al vehículo, que fue consumido por las llamas.
34.- El 11 de abril, tras seis días de agonía, Carlos Alberto “N”, de 40 años, taxista de Minatitlán que había sido herido a balazos, murió en el hospital. El 4 de abril manejaba el taxi número 1434 y a altura de la calle Yucatán casi esquina con la avenida Justo Sierra, en la colonia Bohemia, fue atacado a balazos por desconocidos.
35.- El 14 de abril, un taxista fue asesinado a balazos al ser atacado por sujetos que aparentemente lo asaltaron, en un camino de terracería que conduce a la comunidad de Rancho Viejo, en el municipio de San Andrés Tlalnelhuayocan. Se trata del ruletero identificado como Francisco H. A., conductor del taxi 002 del citado municipio, y el cual presentó al menos dos balazos, uno de ellos a la altura de la tetilla izquierda.
36.- Un taxista de 18 años fue ejecutado y encajuelado en su vehículo, el cual fue abandonado en un retorno del kilómetro 37 de la carretera Coatzacoalcos-Villahermosa, donde fue encontrado el 19 de abril. Se trata de Adán Santamaría Cáceres, quien tenía 18 años de edad, y tenía su domicilio en el municipio de Agua Dulce. La víctima trabajaba como taxista y traía a su cargo la unidad número económico 31, fue asesinado por desconocidos, quienes lo encajuelaron y dejaron el vehículo a orillas de la autopista, donde fue visto por los usuarios.
37-38.- El 19 de abril, dos taxistas fueron asesinados a balazos, al ser atacados por sujetos armados, en la carretera Jáltipan-Cosoleacaque, donde uno de los choferes bajó de la unidad y corrió, pero fue alcanzado por las balas, mientras que el otro también recibió disparos y se fue a un barranco con todo y su vehículo. Los hoy finados fueron identificados como Moisés Ramírez Ortega, con domicilio en la colonia San Miguel, de Jáltipan, y Armando Basurto Baeza, domiciliado en el mismo municipio.
39.- El 23 de abril, un taxista fue asesinado a tiros por desconocidos, cuando circulaba por calles de la colonia Manantiales de Coatepec. Jesús David C. V., de 25 años, manejaba el taxi número económico 160, por la calle León Felipe y Camilo Cela, y tras ser perseguido y asesinado terminó por estrellarse contra la reja y fachada de una vivienda.
40.- El 24 de abril, el conductor del taxi número XL-193 de Xalapa fue ejecutado a balazos, cuando circulaba por calles de la colonia Héroes Ferrocarrileros, donde fue atacado por sujetos que viajaban en una motocicleta.
41.- El 27 de abril, un ataque armado a ocupantes de un taxi, en el centro de Acayucan dejó un saldo de dos muertos y dos lesionados –un niño y una mujer de 60 años. Las víctimas fueron identificadas como Javier Domínguez de 25 años, alias “El Conejo”, vecino de Tierra Colorada, y Epitasio Pérez Santos, de 36 años, y con domicilio en localidad Miguel Hidalgo, en Acayucan.
42.- Un taxista que había sido secuestrado fue encontrado muerto el 2 de mayo, en estado de descomposición, en un terreno baldío, en el municipio de Tecolutla. La víctima fue torturada y ultimada a balazos. Se trata Marcos Sánchez, quien había desaparecido desde el 30 de abril, cuando se encontraba laborando en su unidad. El hoy finado fungió como funcionario municipal en los trienios de los ex alcaldes Javier Rivera, Wenceslao Santiago y parte de la actual administración, encabezada por Juan Ángel Espejo.
43.- El cuerpo sin vida de un hombre, que resultó ser un taxista, fue encontrado el 6 de mayo, en estado de descomposición, a orillas de la carretera federal 180, en el municipio de San Andrés Tuxtla. Adán Cansino Carmona, tenía su domicilio en la colonia 3 de Mayo de San Andrés Tuxtla.
Su cuerpo, hallado en el tramo comprendido entre Santiago y San Andrés Tuxtla a la altura de la curva de San Matías, presentó huellas de violencia.
44.- El 11 de mayo, un taxista fue encontrado ejecutado, en casa una construcción de la colonia Santa Isabel, en el municipio de Tihuatlán. El hoy finado fue identificado como Luis Rey “N”, mejor conocido como “La Huicha”, quien era el conductor del taxi número económico 296 del municipio de Tihuatlán y recibió varios balazos.
45.- El 14 de mayo, un taxista de 65 años fue asesinado a golpes, a manos de desconocidos, y su cuerpo abandonado en el patio de su casa, ubicada en la colonia Fernando López Arias del puerto de Veracruz. Se trata de Clemente M.G. de 65 años, quien se encontraba amordazado y con huellas de violencia.
46.- El 16 de mayo, un taxista fue hallado muerto y en estado de descomposición, en el interior de su domicilio, en el municipio de Coatzintla. Faustino Aguilar Maldonado, vivía solo y frecuentemente era visitado por una mujer.
47.- El 16 de mayo, el taxista Enrique García Yoshida, de 39 años y con domicilio en la colonia Antorchista, conductor del taxi número económico 400 del municipio de Papantla, fue ejecutado a balazos, al ser atacado por sujetos armados que lo persiguieron en una terracería, donde tras recibir varios impactos de bala perdió el control de la unidad y volcó fuera del camino.
48.- Un taxista fue ejecutado el 21 de mayo en el fraccionamiento FESAPAUV Cristal, en Xalapa. Era el conductor del taxi número económico 3106, el cual recibió un balazo en la cabeza. Los hechos se suscitaron en la calle Poza Rica-Tuxpan del citado fraccionamiento, cuando sujetos que viajaban en una motocicleta interceptaron al ruletero y le dispararon.
49.- El 23 de mayo, Cupertino Vázquez, de 40 años, vecino de San Isidro Palotal, manejaba el taxi número económico CO-476 de Córdoba, pero a la altura del puente que se ubica en el tramo que va del COBAEV hacia Agustín Millán, fue emboscado por sujetos desconocidos que aparentemente trataron de asaltarlo y como no se detuvo le dispararon.
50.- El 25 de mayo, un taxista cordobés que tenía tres días desaparecido fue ejecutado y arrojado a orillas de la autopista Córdoba-Orizaba, donde fue localizado. Ignacio Mendoza Maciel, tenía 55 años y manejaba el taxi número CO-503 de Córdoba, en el cual fue visto por última vez cuando esperaba pasaje afuera del Hospital General “Córdoba”.
51.- El 26 de mayo, Humberto Villarauz Alducin, chofer del taxi número económico 97 de Omealca, que había sido reportado como desaparecido, fue encontrado muerto en un camino vecinal de la comunidad de Balsa Larga, en el municipio de Omealca.
52.- El 28 de mayo, un taxista cordobés -el tercero en una semana- fue asesinado a balazos, tras ser atacado por sujetos armados en la localidad San Matías Los Mangos. La nueva víctima fue Pablo Gilberto Álvarez Páez, quien tenía 45 años y vivía en el fraccionamiento Jardines del Sur.

LOS ACTIVISTAS ACALLADOS EN LA ERA CUITLÁHUAC

Al menos 10 activistas fueron asesinados en los primeros meses de la nueva administración estatal, siendo el caso más grave el de Abiram Hernández Fernández, asesinado en su vivienda de Xalapa, y cuyo caso hasta ahora sigue impune.
Abiram, activista, colaborador en la búsqueda de desaparecidos, defensor de los derechos humanos e integrante del “Centro de Servicios Municipales Heriberto Jara” (CESEM), fue asesinado a golpes el pasado 30 de marzo, y su cuerpo localizado en el interior de su casa, en la Avenida del Café, número 15, en la colonia Arboleda del Sumidero.
Se presume que el activista, quien tenía 37 años, fue atacado por uno o más sujetos, quienes lo golpearon en la cabeza presuntamente con un objeto contundente.
El hoy finado, era abogado y sociólogo, y partícipe en procesos jurídicos de personas desaparecidas, participando en foros y mesas de discusión sobre derechos humanos. Fue fundador de Colectivo por La Paz y actualmente era coordinador del Centro de Servicios Municipales “Heriberto Jara Corona”.
El cuerpo de Abiram fue encontrado por familiares quienes pidieron auxilio a las autoridades, arribando al sitio paramédicos, aunque nada pudieron hacer para reanimarlo, en tanto que policías estatales acordonaron el área y posteriormente las autoridades realizaron las diligencias de rigor para el levantamiento del cadáver.
El hecho causó indignación de grupos de activistas defensores de la paz, incluyendo a ministros de la iglesia que también son activistas, quienes condenaron el hecho, haciendo un llamado a las autoridades para que el crimen no quede impune, pero también llamando a los criminales a la conversión para que dejen de causar más daño a la sociedad.
“Desde aquí repudiamos este crimen de nuestro hermano Abiram Hernández, activista del CESEM de Xalapa, que fue asesinado en el interior de su casa; exigimos a las autoridades que se investigue el caso para que no quede impune y también pedimos por los que cometieron el asesinato para que se reconcilien con Dios y dejen de hacer el mal”, afirmó el activista social y sacerdote Julián Verónica Fernández, en su homilía del domingo 31 de marzo, en la parroquia de “Nuestra Señora de los Dolores”, en la localidad Paraje Nuevo, en el municipio de Amatlán de los Reyes.
Además de las voces de repudio e indignación que exigieron a las autoridades que el crimen no quede impune, también la Oficina en México del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ONU-DH) urgió al esclarecimiento del homicidio de Abiram Hernández Fernández.
A través de un comunicado, la ONU-DH destacó la labor de Hernández Fernández en el Centro de Servicios Municipales “Heriberto Jara”, especialmente con las familias de personas desaparecidas.
“Este crimen no sólo impacta a la familia y compañeros de Abiram sino que, como nos han recordado las familias de personas desaparecidas a las que acompañaba, deja un profundo hueco en muchas víctimas de graves violaciones a los derechos humanos”, indicó Jan Jarab, representante de la ONU-DH en México.
La oficina de Naciones Unidas subrayó que Abiram Hernández Fernández es el noveno defensor de derechos humanos que es asesinado en este año, mientras que en todo 2018 hubo 13 víctimas.
“Este crimen debe ser investigado de forma exhaustiva, considerando todas las posibles líneas de investigación y agotándolas de forma integral, incluida la posible relación del crimen con la actividad de defensa de derechos humanos”, agregó Jarab, según el comunicado. “Esta investigación debe hacerse sin estigmatizar a Abiram, ni revictimizar a su familia o colegas”, añadió.
La ONU-DH llamó a las autoridades de Veracruz a realizar la investigación con apego a los más altos estándares de debida diligencia y a garantizar la atención y protección necesarias para la familia y colegas de la víctima.

MÓNICA CHÁZARO FUE ASESINADA EN EL PUERTO DE VERACRUZ

Mónica Cházaro Montalvo era una profesionista, psicóloga y activista social, pero noche del 30 de diciembre del 2018, apareció asesinada cerca de la laguna de la colonia Las Brisas, del puerto de Veracruz.
Con toda una vida por delante, a sus 32 años le fueron arrebatados sueños y las aspiraciones de querer ayudar a la gente. Hoy su familia no desea saber nada del tema, sólo pide a Dios el consuelo y poder vender la casa para irse a vivir a otro lugar.
Mónica amaba a los animales y formó parte de movimientos sociales como el “#Yosoy132” que surgió en el año 2012 como rechazo de estudiantes universitarios hacia el entonces presidente Enrique Peña Nieto.
La joven se encontraba desaparecida y la noche del 30 de diciembre fue hallada sin vida, con huellas de violencia, en la avenida Veracruz esquina con la calle Antonio Exome, junto a la laguna Lagartos de la colonia Las Brisas, del puerto de Veracruz
A través de las redes sociales sus familiares y conocidos habían buscado ayuda para tratar de encontrarla, pero luego, con el paso de las horas conocieron la desgracia.
El cuerpo estaba tirado boca abajo, con pantalón de mezclilla, blusa negra y zapatos tenis. Tras el llamado de auxilio, al sitio arribaron paramédicos, aunque sólo confirmaron que la joven estaba muerta.
Tras la llegada de policías estatales y navales, así como personal de la Fiscalía se estableció que la víctima presentó huellas de estrangulamiento, además de una puñalada en el tórax.
Iván “N”, publicó en las redes que “Mónica era una chica a la que le gustaba ayudar a la gente, trabajar y deseaba tener su consultorio de psicología para poder ayudar a los que lo necesitaran.
“Eso era, hasta el día de ayer cuando fue cobardemente privada de su vida por un celular y talvez algo de dinero, una persona que no le hacía daño a nadie y que su único objetivo era salir adelante aún pese a las dificultades, pese a las críticas y problemas de la vida, pero esos sueños y esas ganas de desmoronaron junto con la gente que quería y respetaba, todo por dinero, por avaricia, tengan cuidado ahí afuera, vean en qué mundo vivimos, que por algo como los vicios pueden provocar”. Agregó que “ayer fue ella, antes hubo más y seguirán habiendo, porque apoyamos el estigma del que no tranza no avanza, porque vemos algo mal y volteando la mirada, si leen esto cuiden mucho a sus seres queridos, avisen si salen, siempre hablen vayan juntos a donde tengan que ir, eviten sitios peligrosos, no apoyen el comercio de artículos robados, yo ayer no sabía que sería la última vez que la vería, que escucharía un te quiero”.

OTROS ACTIVISTAS ASESINADOS EN LA ERA CUITLÁHUAC

La “ola” de violencia que se mantiene día y noche en todas partes, cobró en pocos meses crímenes como el del estilista Armando Ladrón de Guevara Jiménez, de 23 años, mejor conocido como Armando Bojórquez, ocurrido 5 marzo, en Carlos A. Carrillo.
El cuerpo de la víctima fue abandonado en el interior de su vivienda, en la colonia José López Portillo, de Carlos A. Carrillo.
El hoy finado pertenecía a la comunidad gay de Cosamaloapan, donde participaba en actividades en busca de la defensa de sus derechos, aunque de acuerdo con versiones a últimas fechas había sido amenazado por sus preferencias sexuales.
El estilista, era originario de Cosamaloapan, estaba desaparecido desde dos días antes, cuando salió de la vivienda de sus padres para ir a otra de las propiedades de la familia, ubicada en la calle Yucatán número 3, entre Veracruz y Nuevo León, de la misma colonia, para darle de comer a un perro.
En ese sitio, fue asesinado a manos de desconocidos, siendo localizado por sus familiares, semidesnudo, con indicios de haber sido atacado sexualmente, y con un cuchillo clavado en el cuello.
Por otra parte, el 17 de marzo, en la congregación de Villa Juanita, municipio de San Juan Evangelista, fue ejecutado a balazos Ernesto Morrugares Ramos, ex reportero y corresponsal de varios medios de comunicación, y también ex secretario general del Comité Municipal del partido Movimiento Regeneración Nacional (Morena).
Tras su participación en los medios y la política, Ernesto se ganaba la vida actualmente manejando un taxi, pero fue acallado por manos criminales.
El hoy extinto fue atacado por sujetos armados cuando se encontraba cerca del automóvil que manejaba, frente a una fonda; sus agresores le dispararon en varias ocasiones y a pesar de que intentó correr, fue alcanzado y ejecutado.
El occiso era hermano de Fiscal de delitos Diversos del distrito judicial de Las Choapas, Daniel Morrugares Ramos, y de supervisor escolar de Acayucan, Paulino Morrugares Ramos. Además, hace algunos años fue corresponsal de una estación de radio en Acayucan y de otros medios de comunicación.
Unos 20 casquillos de proyectil de arma de fuego fueron recogidos ese día por personal de la Fiscalía, el cual posteriormente ordenó el levantamiento del cuerpo.

YOLANDA RIVERA MURIÓ BUSCANDO A SU HIJA

El 25 de enero, en la ciudad de Veracruz, dejó de existir la activista Yolanda Rivera Treviño, madre de la joven Ámbar Nayelli Suárez Rivera, estudiante de la carrera de Odontología en la Universidad Veracruzana, y a quien nunca dejó de buscar, desde que desapareció, en el año 2013.
La desgracia por la ausencia de su hija la orilló a Yolanda a sumarse a la “Red de Madres”, un grupo de búsqueda de personas desaparecidas, pues tenía esperanza de volver a ver a la joven, quien el 2 de octubre del 2013 fue privada de la libertad por desconocidos, en la zona conurbada Veracruz-Boca del Río.
Luego de más de cinco años de incansable búsqueda, la mujer tuvo que ser hospitalizada en una clínica, después de que fuera intervenida quirúrgicamente hasta en tres ocasiones y se le colocara un marcapasos, debido a una enfermedad que la aquejaba, y que finalmente le arrebató la vida.
La mujer conoció a decenas de amigos con los que compartió el dolor y con quienes convivió en las distintas actividades de lucha que emprendieron en busca de sus hijos, para tocar puertas y ser escuchados.
Según testimonios de algunos compañeros de los colectivos, lo más doloroso es saber que el ama de casa nunca logró saber qué ocurrió con su hija desaparecida. Ahora, la muerte de Yolanda deja un vacío en el corazón de quienes convivieron con ella, señalaron.
Aun cuando en el caso de esta mujer había un detenido, que era el médico Francisco Mendoza Ruiz, ex pareja de la joven desaparecida y capturado en el año 2016, Yolanda siempre estuvo al tanto de los procedimientos legales que se llevaban a cabo ante el Juzgado, para evitar que el único implicado quedara libre.
Además, apoyada por su familia, amigos y compañeros, tuvo el valor de hablar ante los medios de comunicación para denunciar la desaparición de su hija y exigir el actuar de las autoridades.
Incluso, en una ocasión los afectados bloquearon la avenida Juan Pablo II para exigir una respuesta de las autoridades, de la entonces Procuraduría General del Estado y del mismo gobierno estatal, entonces encabezado por Javier Duarte de Ochoa.

CINCO DIRIGENTES ASESINADOS TAMBIÉN EN LA NUEVA ADMINISTRACIÓN

El 7 de diciembre del año 2018, en el municipio de San Juan Evangelista, fue asesinado el dirigente local del partido Movimiento Regeneración Nacional (MORENA), Agustín Pegueros Alcántara, quien tenía 69 años. Fue ultimado a balazos, tras discutir con un sujeto en el interior de una tienda, en la localidad Villa Juanita.
Pegueros Alcántara tenía su domicilio en la avenida Miguel Hidalgo, de la referida localidad, y era dirigente y fundador del partido Morena en esa región.
Días después, el 16 de diciembre, en Coatzacoalcos, fue asesinado el dirigente sindical de la Unión de Transportistas de la CTM en el municipio de Moloacán, Marcos Medina Castellanos.
Tras permanecer secuestrado 15 días, el líder sindical fue encontrado sin vida, maniatado y entre unos matorrales, a orillas de la carretera Coatzacoalcos-Minatitlán, a la altura del lugar conocido como Las Matas.
Luego, el 18 de diciembre, en el municipio de Ciudad Mendoza, fue privado de la vida el líder de los comerciantes del mercado “Morelos”, Aarón Gómez Vergara, de 46 años. El dirigente murió en el hospital del Seguro Social, después de haber sido atacado a balazos por dos sujetos.
El hoy finado tenía su domicilio en la calle Francisco I. Madero de Río Blanco, era propietario de una fonda y dirigente de los locatarios del mercado “Morelos” de Ciudad Mendoza.
Asimismo, el 22 de enero de este año, en el municipio de Agua Dulce, fueron asesinados la dirigente sindical Lorena González León y su esposo Víctor Manuel Pérez Muzo, tras ser atacados a balazos junto con su hijo, quien quedó herido.
Los hechos se suscitaron cuando la familia se encontraba en su casa, en la calle Naranjo y avenida Blasillo, en la colonia Cuatro Caminos.
Hasta el lugar llegaron sujetos armados, quienes luego de ingresar a la vivienda dispararon contra las víctimas. En el lugar murieron el hombre, así como la dirigente sindical obrero y laboratorista del hospital de Pemex, quien presuntamente se encontraba embarazada.
Finalmente, el pasado 5 de febrero, en el interior de la plaza comercial “Clavijero” de la ciudad de Xalapa fue ejecutada a balazos la dirigente de los locatarios, María del Carmen Ruiz Hernández.
Los hechos ocurrieron cuando al lugar llegaron dos sujetos en una motocicleta y uno de ellos ingresó a la plaza comercial, donde encontró a la mujer y tras discutir con ella le disparó en al menos seis ocasiones.
En todos estos casos, las autoridades tomaron conocimiento, iniciaron investigaciones, pero hasta el momento no han sido capturados los responsables de los homicidios.

Matan a 17 policías y expolicías

En el primer semestre del nuevo gobierno, la violencia alcanzó a elementos de distintas corporaciones de seguridad en Veracruz, donde al menos 17 policías, entre ellos dos mujeres, fueron asesinados.
Por ejemplo, el 9 de diciembre, dos hombres, entre ellos un elemento de la Policía Federal, fueron asesinados en el interior de un bar, en el municipio de Coyutla, al ser atacados por un sujeto desconocido, sin que las corporaciones de seguridad lograran detenerlo.
Las víctimas fueron el policía federal Andrés Vicente Felipe, así como el carpintero Ezequiel León Luna, de 28 y 32 años, respectivamente, quienes convivían en el bar denominado “Play Platino”, de la calle Escuadrón, en el centro de la cabecera municipal, pero tras discutir con un sujeto, éste los amenazó y les disparó.
Asimismo, el 14 de diciembre, dos agentes de la Policía Ministerial fueron emboscados en Nogales y uno de ellos murió a manos de los criminales.
Luego, el 20 diciembre, un elemento de la Policía Estatal fue asesinado a balazos, a manos de un grupo de delincuentes, que lo recibieron a tiros cuando llegaba a brindar auxilio, tras el reporte de robo a un cajero automático, en los bajos del Palacio Municipal de Medellín de Bravo.
Se trató del policía Israel de Jesús Rubio, conocido como “El Azteca”, quien se encontraba adscrito a la comandancia municipal, quien quedó tirado, con varios impactos de bala, mientras los delincuentes escaparon.
Días después, el 26 de diciembre, el primer comandante de la Policía Municipal de Yanga, Edgar Hernández Blanco, fue ejecutado y su cuerpo encontrado en un camino vecinal, en medio de unos cañaverales, de la localidad Tamarindo, en el municipio de Cuitláhuac, cerca de la carretera federal Córdoba-Veracruz. Horas antes, el hoy finado fue “levantado” por sujetos armados en la congregación Palmillas, municipio de Yanga, tras un enfrentamiento a balazos, donde tres policías resultaron heridos.
El 4 de enero, un ex comandante de la Policía Municipal fue asesinado a balazos en la colonia Atalpa, en el municipio de Altotonga, sin que las autoridades lograran la captura del o los responsables.
En otro hecho, el 31 de enero, un policía de la Fuerza Civil fue asesinado y otros dos quedaron heridos en un enfrentamiento con delincuentes, en la carretera federal La Tinaja-Ciudad Alemán, a la altura de una gasera, cuando trasladaban a un sujeto que momentos antes había sido detenido con un camión robado. Tras el enfrentamiento, el grupo criminal dejó abandonados cinco de once vehículos que llevaban.
Ese mismo día, en la carretera federal Córdoba-Veracruz, en el Rancho Trejo, en Amatlán de los Reyes, dos guardias de una empresa de seguridad privada fueron ejecutados, y sus cuerpos encontrados en el interior de la unidad en la que viajaban.
Días después, el 3 de febrero, el comandante Deivi Rivera Guzmán y ex delegado de la Secretaría Pública fue asesinado en su vivienda de la colonia Progreso, de Xalapa. Era comandante de la banda de guerra de la SSP, y dentro de los cargos que había tenido se encuentra el de ex delegado de la corporación en la región de Papantla.
Asimismo, el 5 de febrero, el director de Seguridad Pública Municipal de San Juan Evangelista, teniente de la Secretaría de Marina-Armada de México, Mariano Rodríguez Pérez, murió en un hospital, tras haber sido herido a balazos por desconocidos, cuando viajaba en una camioneta, en el barrio Villalta de Acayucan.
El 29 de marzo fue encontrada ejecutada Blanca Patricia Alonso Hernández, quien era elemento de la Policía Municipal en Platón Sánchez y se encontraba desaparecida, luego de que aparentemente fue “levantada” por un grupo de sujetos armados.
El 11 de abril, una emboscada dejó un policía muerto y dos heridos, en San Juan Evangelista, tras el ataque armado de sujetos desconocidos en contra de elementos de la Policía Municipal, a la altura de la localidad La Cerquilla.
La agresión inició en la carretera 145D Sayula-Ciudad Alemán, desde donde los uniformados fueron perseguidos hasta el parque central de La Cerquilla, donde se registró un primer enfrentamiento, donde murió uno de los uniformados, y posteriormente, un segundo enfrentamiento, ocurrió en la localidad La Lima, donde presuntamente dos elementos fueron “levantados” por el comando criminal.
Versiones indicaron que el ataque ocurrió cuando cerca de Acayucan, a bordo de una patrulla viajaba el comandante Raúl Ricaño junto a su esposa y sus escoltas, cuando fueron sorprendidos por grupo de sujetos armados.
El 15 de abril, el ex comandante de la Policía Municipal de Soconusco, Julián Zárate Oropeza, fue asesinado a balazos, en el municipio de Acayucan; la víctima se encontraba en su automóvil, esperando a su esposa e hijo, afuera de una guardería, del barrio Zapotal, cuando fue atacado por sujetos armados.
Los hechos ocurrieron en la calle Porfirio Díaz esquina Gutiérrez Zamora, donde se hallaba el ex jefe policial, tras haber llegado a recoger a su hijo a la guardería, junto con su esposa Valentina Amores Guillén.
El ex comandante, de 43 años y con domicilio en el barrio San Diego de Acayucan, se encontraba en su automóvil Volkswagen tipo Jetta, color rojo, con placas NEU-9157 del Estado de México, cuando fue sorprendido por varios sujetos que le dispararon en unas 20 ocasiones, dejándolo gravemente herido.
La mañana del 26 de abril fue encontrada asesinada la elemento de la Policía Municipal Acreditable, Zuleyma Bazán Lili; la víctima se encontraba en una casa que rentaba, en el municipio de Chacaltianguis, en la Cuenca del Papaloapan. Aparentemente, la mujer fue estrangulada por su esposo, identificado como Ángel “N”.
El 4 de mayo, en Minatitlán, dos policías y un civil murieron tras una persecución y enfrentamiento, en la misma zona donde horas antes había sido aprehendido Adrián "N", alias "El Pelón", presunto autor intelectual de la masacre de 13 personas el 19 de abril.
Los hechos ocurrieron en la colonia Ruiz Cortines, a la altura del monumento a Lázaro Cárdenas del Río.
Las víctimas fueron el elemento de la Unidad de Recuperación de Vehículos de SSPE, José Reynaldo Antonio Arellano Plazas, el Policía Federal Karlos Sammy Aubry Espinoza y el civil Edi Paredes Rodríguez.
Por otra parte, el 11 de mayo fue ejecutado el comandante de la Policía Municipal de Tezonapa, José Aurelio Ríos Avendaño, clave “Palma”, y su cuerpo encontrado a orillas de la carretera estatal Córdoba-Tezonapa, a la altura del lugar conocido como Kilómetro G29, en el municipio de Omealca. El jefe policiaco había sido “levantado” por un grupo armado la noche anterior.


Deja un comentario

Acerca del blog

Blog de noticias desde Veracruz.
Aquí, deseamos contar la historia de cada día.
Y cada día es un nuevo comienzo.
Y todos los días se empieza de cero...

Portal de noticias de Veracruz.