cargando

En twitter:

PosData
Viernes 31 mayo, 2019

Mal empezó y sigue Cuitláhuac: Marijose Gamboa

Promesas incumplidas por todos
•"Tremenda falta de coordinación e incapacidad absoluta"
•"Es claro que la violencia está desbordada"


Parte Tres y última

El 19 de marzo del año que corre, la diputada panista, Marijose Gamboa Torales, hizo un balance de la LXV Legislatura, incluyendo los días que iban de la era Cuitláhuac García como gobernador.
Sus tesis fueron, las mismas de hoy:
El Congreso y el sexenio "empezamos muy mal".

  • Cuitláhuac. Seis meses perdidos

Con promesas incumplidas por todos lados.
Basta leer los medios para advertir, dijo, "la tremenda falta de coordinación e incapacidad absoluta, pues es claro que la violencia está desbordada".
El pasado 10 de marzo se cumplieron los primeros cien días de la administración estatal, lapso en el que se supone, efectivamente, empezamos mal. Usted acaba de dar en la clave, diputado. Ese es el problema, que empezamos muy mal.
Se supone, se debería haber dado los primeros pasos para cumplir todo aquello que se prometió en campaña por parte del grupo en el poder. Nos parece que es tiempo de brindar un primer balance de la gestión del actual gobierno; sin embargo, lamentamos que el titular del Ejecutivo no haya dado a conocer a los veracruzanos los avances para cubrir los retos a los que él se comprometió. Nadie le dijo que se comprometiera, él se comprometió.
Quiero recordar solamente algunos de los ejes de la campaña del actual gobernador:
Uno. Prometió atender el tema de la seguridad diciendo, resolveremos el problema de la violencia con un plan integral de seguridad de cuatro puntos. Esto fue lo que dijo: Punto uno, acabar con el abandono del campo. No acabamos de entender nunca cómo se estaba relacionando una cosa con otra, pero él dijo que ése era su primer eje de seguridad, acabar con el abandono del campo.
El segundo, brindar oportunidades a jóvenes. El tercero, pagar mejor a los policías, capacitarlos para que no se corrompieran. Y el cuarto, coordinación de fuerzas federales y estatales. Al respecto, tenemos que señalar que después de cien días de gobierno nadie conoce aún el plan integral de seguridad.
Es gravísimo, dado que ni siquiera tenemos un mapa que indique más o menos el camino por el que hemos de transcurrir. No vemos esa coordinación prometida con las fuerzas federales y estatales. Tan sólo basta leer los medios de comunicación para darse cuenta que lo que hay es una tremenda falta de coordinación e incapacidad absoluta, pues es claro que la violencia está desbordada.
En Veracruz se han registrado más de 400 homicidios dolosos desde el inicio de la presente administración y lamento que a todos los compañeros, ex compañeros de Morena que hoy forman parte de la administración estatal se les haya perdido el ábaco porque los dos años anteriores lo llevaron completito. 400 homicidios nada m poderes autónomos y manejar, lamentablemente, a su antojo, al gobernador. Lamentamos lo que está ocurriendo en Veracruz. Lamentamos que, hoy más que nunca, se haga presente el crimen organizado en nuestro territorio.
Lamentamos que el secretario de Gobierno ni el gobernador o probablemente el gobernador embaucado por el secretario de Gobierno, como lo ha tenido en los últimos meses, se atreva a decir que la Fiscalía General del Estado tiene que ver con… o tiene que detener la delincuencia organizada. Por favor, estamos con problemas, tenemos problemas serios y requerimos autoridades serias para enfrentarlas. ¿No sabe el gobernador del Estado la diferencia entre los delitos del fuero común y del fuero federal? ¿No sabe el secretario de Gobierno qué delitos le corresponden a la Federación y cuáles al Estado? ¿Desconoce que cualquier cosa que tenga que ver con delitos del crimen organizado, de delincuencia organizada, corresponden única y exclusivamente a las autoridades federales atenderlos? ¿No sabe la facultad de cada dependencia? Así nos van a gobernar o se lo dijo el secretario de Gobierno al gobernador y éste lo repitió y de nueva cuenta lo deja en un tremendo ridículo a nivel nacional.
Lo peor de todo es que ya no nos sorprende nada. Desde la campaña pudimos advertir que al hoy gobernador, a Cuitláhuac García, pues no le dejaban o no le enseñaban o no le explicaban las propuestas en materia de seguridad. Para colmo, en su carácter de gobernador, se presenta al Congreso de la Unión, a la audiencia pública sobre la Guardia Nacional, y da a conocer que las fuerzas policiales estatales son superadas y cito tal cual, textual, lo que dijo el gobernador del Estado, allá en el Congreso de la Unión. Dijo: “Las fuerzas policiales estatales están superadas en armamento por el crimen organizado”. Dijo: “El Estado no tiene la capacidad económica para contar con una política… una policía capacitada, profesional, limpia, con criterios”. Dijo: “Veracruz sólo tiene 4,700 elementos para 8 mil… 8 millones de veracruzanos”.
En conclusión, ¿qué dijo? Pues no podemos. Eso fue lo que fue a decir al Congreso de la Unión. Reconocer que el Estado no puede, que es igual a invitar a las células delincuenciales a venirse acá, a Veracruz, pues está reconociendo el gobernador del Estado que no hay forma y que no puede.
Pues entonces, en esta sola e irresponsable declaración deja a Veracruz, a los veracruzanos, en la más absoluta vulnerabilidad. Hoy, los policías que dan la cara, hoy, a los mismos policías que llamó corruptos en el Congreso de la Unión, también exigen junto con los ciudadanos, exigen una estrategia de seguridad. Los están usando como carne de cañón y lo saben. Los están enviando al matadero y no les importa. Otra promesa que hizo también, en relación al campo, prometió que Veracruz sería la reserva alimentaria de México. Que iba a impulsar desde aquí la producción agrícola y ganadera, elevando la producción, la comercialización, la exportación, el almacenamiento, pero tampoco hemos visto una sola acción encaminada a cumplir esta promesa, la cual reconocemos es valiosa y ojalá se cumpliera.
Se comprometió a apoyar proyectos productivos sustentables con resultado a mediano plazo, impulsando la micro y mediana empresa, atraer inversión nacional y extranjera. Aquí es necesario preguntarse, ¿cómo, gobernador? ¿Cómo, caramba, va a cumplir esta promesa hablando de Veracruz como usted mismo habla? También es necesario plantear el tema de educación.
Propuso que con la reforma educativa se cancelaría el pago de cuotas escolares en educación básica; sin embargo, nuevamente la ignorancia de la ley no le permitió ver que esto ya está contemplado en la norma y en caso de que se sigan dando estas malas prácticas, pues tendría que haber ya políticas públicas que hagan presumir la erradicación de las mismas.
En materia de salud se comprometió a rehabilitar la red de clínicas y hospitales estatales, a surtir medicinas y hoy incluso la titular de la Comisión Nacional de Protección Social de Salud, en un enorme gesto de congruencia y cordura, dijo a los medios de comunicación que no había justificación alguna para que los hospitales de Veracruz no tuvieran medicamentos ya que la Federación les transfirió el recurso. ¿Dónde está ese recurso? Lo dijo su propia delegada, no nosotros. A pesar de esto, seguimos viendo los mismos asuntos.
El Hospital Materno Infantil de Coatzacoalcos sin equipamiento, Veracruz sin presupuesto para la atención del VIH, por el que celebro la iniciativa de la compañera el día de hoy. Infraestructura se dejó… se comprometió el hoy gobernador a rehabilitar 7,680 kilómetros de carreteras durante 6 años; sin embargo, hasta este momento, más de 100 días, no existe una sola obra iniciada o al menos anunciada por el gobernador del Estado. Lo único, a los únicos actos y las únicas obras a las que ha acudido es al listón, al corte de listón de una obra de una jurisdicción municipal y a la inauguración de una fuente en la ciudad de Xalapa.
¿Ésas han sido las dos magnas obras que van a reconstruir Veracruz, como él dijo, y transformar en tres meses y corriendo? Además, en materia de desarrollo no conocen establecido el rumbo ya que no tenemos Plan Veracruzano de Desarrollo a pesar de que esta Soberanía aprobó una ley de planeación. En el tema gobernabilidad ni hablar. Se comprometió a la austeridad, a la honestidad, a una administración impecable y, de entrada, no nos avisó al Congreso, a este Congreso del Estado, en un claro desprecio a la autonomía de los poderes, que había pedido, que había contratado una deuda por 4,500 millones de pesos.
Nos tuvimos que enterar por un medio de comunicación. Tampoco ha ejercido acciones contra el nepotismo vivido en la Secretaría de Trabajo y Previsión Social ni en el ejercido por el secretario de Salud o incluso por diputados de este mismo Congreso ni mucho menos lo hará contra sus propios familiares, hoy incrustados en la nómina estatal, ganando dinero, pues que a nadie le queda claro.
Por el contrario, el salario de él y de sus secretarios de despacho y sus propios compañeros que tienen valor no lo podrán negar, rebasan por muchos los asignados en la pasada administración, contrariando su política de austeridad, escudándose en supuestas amenazas de impugnar la ley de remuneraciones por parte de organizaciones autónomas.
Congruencia, congruencia, pregonó que al acabar con la corrupción se tendría un ahorro por 16 mil millones de pesos y, por el contario, lo único que sabemos es que solicitó 4,500 millones de pesos sin decirle a nadie y que para hoy mete una iniciativa para solicitar 1,600 millones más; 6,100 millones de pesos en tres meses es lo que ha pedido como deuda. Congruencia. Lamentablemente, vemos que la mayoría de las acciones emprendidas en el Estado provienen de la estrategia federal, pero lo que realmente necesitamos es un plan hecho a la medida para las necesidades de nuestro Estado.
No puede seguirse colgando, como se colgó en campaña de la figura de un solo hombre, que es el presidente de la República. El presidente tiene un país por el cual responder. Veracruz tiene necesidades específicas y por eso se nombra un gobernador, tendría que estar entendiéndolo ya y actuando en consecuencia ya; 100 días de incompetencia, 100 días de falta de capacidad, 100 días de falta de diálogo, 100 días de ausencia de oficio político, 100 días de falta de profesionalismo en las áreas de gobierno, 100 días de promesas incumplidas, 100 días de desprecio absoluto a la autonomía de los poderes, 100 días de desprecio absoluto a su propia palabra. Es cuanto, diputado presidente.


Deja un comentario

Acerca del blog

Blog de noticias desde Veracruz.
Aquí, deseamos contar la historia de cada día.
Y cada día es un nuevo comienzo.
Y todos los días se empieza de cero...

Portal de noticias de Veracruz.