cargando

En twitter:

Miércoles 29 mayo, 2019

Era Cuitláhuac: casi 900 muertos

•Primer semestre de Morena en el palacio de Xalapa: 105 feminicidios y 36 infanticidios

•Casos dramáticos en municipios del sur, centro y norte del estado, donde de nada han servido las corporaciones encargadas de la seguirdad y la Guardia Nacional

•Masacres de niños en municipios como Atzacan, Las Choapas, Minatitlán, Cosoleacaque y Fortín encienden a la Iglesia

•Víctimas, padres de familia, vendedores ambulantes, maestros, empresarios, activistas y burócratas/Por ANTONIO OSORIO Parte I//Fotos de YERANIA ROLÓN

  • Cuitláhuac. Primer semestre

  • Hugo Gutiérrez. Solito se ha exhibido

La “ola” de violencia que azota a la entidad veracruzana dejó un saldo de casi 900 muertos en el primer semestre de la nueva administración estatal. De diciembre de 2018 a mayo de 2019, el saldo sangriento incluye desde simples homicidios hasta ejecuciones, feminicidios, infanticidios, secuestros con desenlaces fatales, desaparecidos, fosas clandestinas, ataques armados con bloqueos carreteros, enfrentamientos y un estallido social con linchamientos; es la escena criminal que marcó en el primer semestre la administración de Cuitláhuac García Jiménez, dejando una estela de terror, de dolor y de indignación de miles de familias, ante la incapacidad de las autoridades y corporaciones encargadas de garantizar la seguridad, que siguen siendo rebasadas por la delincuencia.
Las víctimas son hombres y mujeres de diferentes edades, padres de familia, de diversas ocupaciones, trabajadores formales e informales, como limpiaparabrisas, vendedores, productores agrícolas, taxistas, comerciantes, maestros, empresarios, policías, activistas, empleados y funcionarios municipales.
Aunque los casos han sido documentados con hechos del diario acontecer, la cifra de víctimas podría ser mayor, ante testimonios de pobladores de varios lugares, donde se registraron ejecuciones de las que sólo los vecinos y las autoridades fueron testigos, pero no los medios de comunicación.
En los últimos seis meses, en Veracruz, el índice de violencia llegó a niveles alarmantes, con hechos insólitos como el asesinato de una alcaldesa, los homicidios de bebés, niños y jóvenes.
También hubo linchamientos en municipios como Soledad Atzompa, donde fueron quemados seis presuntos secuestradores; en Valle de Uxpanapa, donde autodefensas mataron a un hombre que hirió a su esposa y días después falleció; y en Las Choapas, donde a pesar de la presencia policiaca pobladores asesinaron a tres turistas que habían llegado a un ritual a las cascadas de Playa Santa.
Masacres de cuatro, cinco y hasta 13 personas ocurrieron en lugares públicos como restaurantes, bares, centros comerciales, campos deportivos, salones de fiestas, escuelas y hasta en templos religiosos, lo que desató la condena de representantes de la jerarquía católica que exigieron a las autoridades hacer algo para atacar a los grupos criminales que causan “los males”.
La violencia desmedida no solo dejó muertos, sino que sembró terror entre la población, cambió la vida de familias, a quienes dejó sin algún ser querido o las obligó a emigrar a otras ciudades, a cerrar negocios.
El crimen pareció ganar “terreno” frente a la falta de coordinación del gobierno que encabeza Cuitláhuac García Jiménez y la Fiscalía General del Estado, a cargo de Jorge Winckler Ortiz, inmersos en una lucha, una batalla con tintes políticos que pareciera no tener fin, donde quienes salen perdiendo son las víctimas.
El conflicto se agrava con el actuar de funcionarios como el secretario de Seguridad Pública, Hugo Gutiérrez Maldonado, que tan sólo en las redes sociales ha sido más criticado que avalado, como por ejemplo cuando se presentó armado a un evento, o cuando afirmó que como alternativa a la violencia, solo quedaba esperar a que los delincuentes se cansaran de combatir contra la Policía.
En la espiral de violencia, miles de policías de los tres niveles de gobierno se ven rebasados por grupos delincuenciales, incluso más de una decena de elementos cayeron bajo las balas de los grupos criminales, en una reacción contra la embestida del gobierno, específicamente por la lucha de la Fuerza Civil contra un grupo de la delincuencia.
El panorama sombrío ha provocado no solo el reclamo, con marchas y manifestaciones de grupos vulnerables, sino también el estallido social, con linchamientos en diversas regiones de la entidad, gente que hace justicia por propia cuenta, al amparo de grupos sublevados en zonas de alta marginación, como la Sierra de Zongolica.
Además, los constantes enfrentamientos y ataques de grupos armados, también sembraron terror en varias regiones de la entidad, como la zona centro, en la región Córdoba-Orizaba, donde carreteras fueron bloqueadas y varios vehículos incendiados, y ante la amenaza criminal decenas de bares y centros nocturnos se vieron obligados a cerrar sus puertas, contribuyendo al desplome de la actividad comercial.
Ese fue el gesto de los grupos delincuenciales que en este primer semestre del nuevo gobierno mostraron su puño a las nuevas autoridades, las mismas que en otro tiempo exigían la renuncia de los encargados de velar por la seguridad, las mismas que prometieron trabajar para garantizar la seguridad de los ciudadanos.

MATAN A 36 MENORES EN 6 MESES; LOS CASOS MÁS DRAMÁTICOS EN ATZACAN, LAS CHOAPAS, MINATITLÁN, COSOLEACAQUE Y FORTÍN

El pueblo de Las Choapas lloró la muerte de dos niños el 27 de marzo y el 14 de abril. Ellos forman parte de los 36 menores de edad que en este primer semestre del nuevo gobierno fueron asesinados; como si la vida fuera un chiste, que apenas empieza y luego se esfuma.
El primero fue Sergio Salas, de 11 años, estudiante de sexto grado en la escuela primaria “Juan Escutia”; su cuerpo, envuelto en una sábana y una bolsa, fue arrojado en un callejón en la colonia Aviación, en el municipio de Las Choapas. El caso conmovió a la población por las circunstancias en las que ocurrió el infanticidio.
El día anterior, su madre lo envió a un mandado, aparentemente iba a buscar a su padre, pero ya no regresó, siendo hasta la madrugada del día 27 de marzo cuando lo encontraron muerto.
Luego, el 14 de abril, una bala perdida mató a Eduardo Rodríguez Flores, de 10 años, cuando se encontraba en el patio de una cantina clandestina, en la calle Belisario Domínguez, de la colonia Barrio de Las Flores, también en Las Choapas.
Un día antes, Eduardo había cumplido años, por lo que su madre Luz Elena lo festejó con un pastel. Sin embargo, al otro día ella fue a convivir con unos amigos a una cantina clandestina y se lo llevó, pero tras registrarse una riña, un sujeto sacó una pistola con la cual disparó, dándole un balazo al menor.
La tarde del 19 de abril, fue asesinado el bebé Santiago Hernández Olivares, de un año de edad. Tenía apenas dos días de haber cumplido su primer año de vida cuando, durante el Viernes Santo, fue asesinado a “sangre fría” junto con 12 personas más, entre ellos su padre César Hernández Barrera, mientras se encontraban en un convivio, en una palapa, en Minatitlán.
El cuerpo del pequeño, ensangrentado, quedó tendido boca arriba sobre las piernas de su progenitor, quien inútilmente habría tratado de protegerlo.
Ese día, un grupo armado irrumpió en la palapa del salón de fiestas "La Potra", y ejecutó a 13 personas.
Sobrevivientes narraron el horror que vivieron, cuando los criminales entraron al lugar, ubicado en la calle Leona Vicario, de la colonia Obrera, buscando al transexual Hebert Reyes Martínez, conocido como “El Becky”, para después iniciar las detonaciones.
Contaron que mientras los criminales ejecutaban a unas víctimas, a otras les apuntaban con las armas en la cabeza y los obligaban a observar cómo mataban a las personas.
En redes sociales, donde fue publicada la fotografía del bebé en su festejo de su primer año de vida, ciudadanos condenaron el hecho, con el hashtag “#Con los niños no!”.
También fueron difundidos mensajes de presuntos cárteles de otros estados que amenazaron con llegar a la zona para hacer justicia, e incluso pidieron la colaboración del pueblo para denunciar a los criminales, al señalar que la lucha debe ser entre grupos de la delincuencia y no contra las mujeres, ni los niños.
Dentro de la escena criminal que envuelve a Veracruz, los homicidios de menores de edad han lacerado a la sociedad, causando no sólo dolor y sufrimiento a las familias de los pequeños, sino una condena generalizada de la ciudadanía, que protesta y sigue protestando por los infanticidios, al considerar que los menores no son responsables de actos cometidos por adultos, y porque se trata de seres indefensos.
Desde diciembre del 2018 hasta abril del presente año, en Veracruz han sido asesinados 36 menores de edad, de los cuales 21 eran adolescentes que tenían entre 13 y 17 años; otros 15 eran niños de 1 hasta 12 años.
Al menos 12 de las víctimas eran adolescentes de 17 años, estudiantes destacados, con metas y sueños de terminar una carrera profesional, para ayudar a sus familias.
Uno de los casos más recientes fue el de Héctor Suárez Garduño, vendedor de tortillas de 17 años quien vivía en la colonia Nuevo Toxpan, en Córdoba, y fue acribillado a balazos por criminales la tarde del 18 de mayo, en la entrada de la parroquia de “Nuestra Señora de Guadalupe”, en el bulevar Fortín-Córdoba, en la colonia Crucero Nacional, en Fortín; fue asesinado junto con su hermano Erick, de 24 años.
Ante el doble crimen, el obispo de Córdoba, Eduardo Patiño Leal, lamentó los hechos, manifestó su apoyo a los familiares y exigió al gobierno medidas efectivas para atender la inseguridad y combatir la delincuencia, al señalar que no era la primera vez que sucedían hechos violentos cerca de una iglesia, aludiendo a feligreses que meses antes fueron asaltados en la parroquia de San Nicolás.
El 13 de diciembre de 2018, la niña Blanca Itzel Morales Romero, de 12 años, con domicilio en la colonia Revolución, municipio de Santa Ana Atacan, murió durante un ataque armado, en el que también murieron sus padres, su abuela y un vecino.
La onda criminal incluyó a jóvenes, estudiantes con metas, como Manuel Cano H., de 15 años, quien la noche del 4 de enero de 2019 se encontraba en su casa, de la calle José Vasconcelos y avenida Chapultepec, número 2, en la colonia Manantial, en Boca del Río. De pronto, sujetos armados llegaron al domicilio, donde amenazaron a su padre, el maestro de danza Manuel Cano Valencia, de 53 años, aparentemente para asaltarlo. El menor quiso defender a su progenitor, pero fue atacado a balazos, y al momento su padre intervino, pero también fue acribillado, falleciendo padre e hijo, mientras los criminales escaparon.
Otro estudiante, de excelencia, era Saúl Gamboa Palomba, de 17 años, alumno del último semestre en el Conalep en el puerto de Veracruz; era estimado entre sus compañeros y maestros, y ya hasta contaba con una beca para estudiar en el Instituto Tecnológico de Monterrey, pero el martes 26 de marzo fue asesinado a puñaladas en su casa, ubicada en la colonia Astilleros, en el puerto.
Algunos menores fueron asesinados por sus familiares, como Elsy, de 9 años, quien murió luego de que presuntamente su madrastra la empujó de una escalera y se golpeó en la cabeza.
La niña vivía con su padre Pedro Guzmán Elotlán y su madrastra María Rosalino Vázquez, en la colonia México, en Coscomatepec, pero el 21 de abril apareció muerta y envuelta en una sábana, en la comunidad Pueblito Matlaluca, en el municipio de Zentla. Autoridades de la Fiscalía detuvieron a la pareja.
Un caso similar fue el de la adolescente Jeimy “N”, de 14 años, asesinada a puñaladas el 17 de febrero, también a manos de su padrastro, cuando quiso defender a su madre que era maltratada por el sujeto, en la colonia Arroyo del Mollejón, en Poza Rica. Elementos de la Fuerza Civil detuvieron al responsable, José Ángel “N”, de 40 años.
Alfredo Baxin Morales y Said Santiago Marcial Quino, de 11 y 16 años respectivamente, fueron ejecutados el 22 de marzo, junto con otro joven de nombre Juventino Colorado Domínguez, de 22 años, al ser atacados a balazos en la colonia Salinas de Gortari en Cosoleacaque, cuando ensayaban un vals para unos XV años.
Además, el pasado 29 de abril, el pequeño Lázaro, de 5 años, fue asesinado por su padre Lázaro Alfonso Márquez, de 42 años, quien posteriormente se ahorcó, en el interior del Jardín de Niños “Rosalía Castro”, en Cosoleacaque.
Ante el descontrol generado por la violencia, el 26 de abril fueron presentados mil elementos de la Guardia Nacional al sur de Veracruz, para instalar Bases de Operaciones Mixtas (BOM) junto con las Fuerzas Estatales, en los municipios de Cosoleacaque, Minatitlán y Coatzacoalcos, con el anuncio de extenderse a la zona centro, a los municipios de Córdoba y Zongolica, azotados por la violencia.
Aunque la llegada de las corporaciones fue encabezada por el presidente Andrés Manuel López Obrador y el gobernador Cuitláhuac García Jiménez, en los días subsecuentes continuaron diversos hechos de violencia, y empezaron las quejas de los vecinos, sobre el retiro de las Fuerzas Armadas.
La Guardia Nacional causó un revuelo similar a la llegada de la Gendarmería Nacional en el año 2017, presentada por el entonces gobernador Miguel Ángel Yunes Linares y el ex secretario de gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, que pocos resultados tuvo en materia de combate a la inseguridad.

LOS MENORES ASESINADOS EN VERACRUZ DURANTE LOS SEIS MESES DEL NUEVO GOBIERNO

1.- Jonathan “N”, de 17 años, vecino de la localidad San José de Gracia, perteneciente a Amatlán; ataque armado, en Rancho Trejo, Amatlán, el 10 de diciembre de 2018.
2.- Blanca Itzel Morales Romero, de 12 años, con domicilio en la colonia Revolución, municipio de Santa Ana Atacan; ataque armado, 13 de diciembre de 2018.
3.- Itzel Mar Betancourt, de 17 años, domiciliada en Naranjos, Veracruz, madre de un niño de 3 años; secuestrada y ejecutada el 15 de diciembre de 2018, en Tancoco.
4.- Bebé de un año, atacada a golpes por su padre, en Calcahualco; murió en el IMSS de Córdoba, el 15 de diciembre del 2018.
5.- César Ramón Tomás, de 14 años, que había sido reportado como desaparecido, fue encontrado muerto, en la congregación Los Naranjos del municipio de Tres Valles, el 30 de diciembre del 2018.
6.- Ángela Monserrat “N”, de 17 años, fue asesinada el 30 de diciembre de 2018, en su vivienda del fraccionamiento Geo Villas Los Pinos, del puerto de Veracruz.
7.- Manuel Cano H., de 15 años, y su padre, el maestro de danza Manuel Cano Valencia, de 53 años, fueron asesinados a balazos el 4 de enero de 2019, luego de que sujetos armados irrumpieron en la vivienda de la familia, en la colonia Manantial, en Boca del Río.
8.- Ana Karen Castro Aguilar, de 16 años y con domicilio en el andador 7 de la unidad habitacional Quetzalcóatl, en la colonia El Espinal, encontrada por los vecinos el 14 de enero de 2019, asesinada y envuelta en una cobija, en una cuartería de la unidad habitacional Netzahualcóyotl, en la colonia El Espinal de Orizaba.
9.- Eidan ‘N’, de 3 años, hallado sin vida encobijado y con huellas de golpes, el 19 de enero, en la carretera Las Vigas-Perote, a la altura del puente “El Manzanar”. Falleció a consecuencia de un golpe en la cabeza que le provocó traumatismo de cráneo con exposición de la masa encefálica
10.- Brandon “N”, de 15 años, el 20 de enero de 2019, murió en el hospital del IMSS de Martínez de la Torre, luego de ser apuñalado por un desconocido, con quien se lio a golpes, cuando la víctima se encontraba en una fiesta familiar, en la localidad Novara, municipio de Atzalan.
11.- J.M.S.G., de 12 años, el 22 de enero fue encontrado muerto en el interior de su casa, en el municipio de Perote.
12.- Un joven de 17 años fue asesinado el 6 de febrero, en un local de venta de ropa americana, en la colonia Obrero Campesina, de Xalapa. Los hechos ocurrieron a un costado del mercado Rendón, cerca de un centro comercial de la calle Francisco Mateos y calle José Rodríguez.
13.- Jeimy “N”, de 14 años, el 17 de febrero, fue asesinada a puñaladas a manos de su padrastro, cuando intentó defender a su madre que era maltratada por el sujeto, en la colonia Arroyo del Mollejón, en Poza Rica. Elementos de la Fuerza Civil detuvieron al padrastro de la menor, José Ángel “N”, de 40 años, mismo que fue puesto a disposición de la Fiscalía.
14-16.- El 22 y el 23 de febrero, habitantes de Soledad Atzompa capturaron, lincharon, mataron y quemaron a seis secuestradores, de los que tres resultaron ser los menores: Jesús Vicente “N”, de 17 años, con domicilio en la localidad Sierra de Agua, municipio de Acultzingo; Carlos Manuel Alonso Santos y Jesús Ángel Soriano Santos, ambos de 17 años y vecinos de la localidad Sierra de Agua, en Acultzingo. El primero campesino y el segundo trabajador de una panadería, de la colonia El Águila, de Nogales
17.- Santiago Emanuel Ortiz Ramírez, de 13 años, asesinado el 16 de marzo, junto con 3 hombres entre ellos un taxista, durante un ataque armado en el municipio de Minatitlán.
18-19.- Alfredo Baxin Morales y Said Santiago Marcial Quino, de 11 y 16 años respectivamente, fueron ejecutados el 22 de marzo, junto con otro joven de nombre Juventino Colorado Domínguez, de 22 años, al ser atacados a balazos en la colonia Salinas de Gortari en Cosoleacaque, cuando ensayaban un vals para unos XV años.
20-21.- Miriam y Olvein Soto Monroy, de 13 y 12 años de edad respectivamente, fueron asesinados a machetazos el 23 de marzo, junto con su madre, Agustina Monroy Pérez, de 42 años, en su vivienda del municipio de Tlachichilco.
22.- Saúl Gamboa Palomba, de 17 años, estudiante de excelencia que cursaba el último semestre en el Conalep; era estimado entre sus compañeros y personal de docente, con una beca para estudiar una carrera en el Instituto Tecnológico de Monterrey, pero el martes 26 de marzo fue asesinado a puñaladas en su vivienda, en la colonia Astilleros, en el puerto de Veracruz.
23.- Sergio Salas, de 11 años de edad, estudiante de sexto grado en la escuela primaria “Juan Escutia”, fue asesinado el 27 de marzo y su cuerpo, envuelto en una sábana y una bolsa, arrojado en un callejón en la colonia Aviación, en el municipio de las Choapas.
24.- Adalberto García Vasconcelos, de 17 años, se desempeñaba como taxista, pero fue asesinado el 28 de marzo, en la calle principal del fraccionamiento Villas Ana María, de Cosoleacaque. Su cuerpo quedó cerca de la carretera Coatzacoalcos-Mina-Cánticas, donde sujetos armados lo atacaron a balazos.
25.- Una niña de 10 años y su madre, Sara “N”, de 28 años, fueron asesinadas, y sus cuerpos encontrados en estado de descomposición, el 11 de abril, en el interior de su casa, en la colonia Benito Juárez, del municipio de Río Blanco.
26.- Eduardo Rodríguez Flores, de 10 años, fue asesinado a balazos el 14 de abril, cuando se encontraba en el patio de una cantina clandestina, en la calle Belisario Domínguez, de la colonia Barrio de Las Flores, en el municipio de Las Choapas, donde dos sujetos reñían y uno de ellos sacó una pistola, con la cual hizo un disparo, dándole al menor.
27.- Amairani Yamileth Valencia Barrera, de 10 años, y su tío Pedro Argüello Carreón, fueron ejecutados a balazos por sujetos armados, el 14 de abril, cuando viajaban en un automóvil, en la calle 29, entre avenidas 2 y 2A, colonia Flores Magón, de Córdoba.
28.- Santiago “N”, de 1 año, y su padre, se encontraban entre las 13 personas ejecutadas a balazos, durante un ataque armado, en un salón de fiestas, en la colonia Obrera, la noche del Viernes Santo, el 19 de abril, en el municipio de Minatitlán. Las víctimas fueron 7 hombres, 5 mujeres y el pequeño.
29.- Elsy “N”, de 7 años, fue encontrada muerta y envuelta en una sábana, en una vivienda de la localidad de Matlaluca, en el municipio de Zentla. Horas después se confirmó que murió al caer de las escaleras de una casa, de donde fue tirada por su madrastra, que en complicidad con el padre de la víctima trató de ocultar el crimen, pero fueron detenidos.
30.- Un niño de 7 años fue asesinado a balazos el 23 de abril, a manos de un grupo delictivo, en el municipio de Las Choapas. Un grupo de sujetos armados persiguió a un hombre identificado como José Eduardo G.D., el cual fue asesinado de varios balazos, y en la balacera también murió el niño.
31.- Cristian N., de 17 años, obrero y con domicilio en la calle 1 de la colonia Antorchista, de Tuxpan, fue atacado a puñaladas durante una riña. El agresor fue detenido por la Policía Municipal y consignado ante las autoridades de la Fiscalía.
32.- Lázaro, de 5 años, fue asesinado el 29 de abril, por su padre Lázaro Alfonso Márquez, de 42 años, quien se ahorcó, en el interior del Jardín de Niños “Rosalía Castro”, en Cosoleacaque.
33.- Jesús Abraham S. M. de 16 años, fue encontrado muerto en Coatepec, el 2 de mayo con huellas de violencia, luego de 24 horas de que su familia lo había reportado como desaparecido.
34.- Héctor Suárez Garduño, vendedor de tortillas de 17 años y con domicilio en la colonia Nuevo Toxpan, en Córdoba, fue acribillado a balazos por criminales la tarde del 18 de mayo, en la entrada de la parroquia de “Nuestra Señora de Guadalupe”, en el bulevar Fortín-Córdoba, en la colonia Crucero Nacional; fue asesinado junto con su hermano Erick, de 24 años.
35.- Un sujeto asesinó a balazos su esposa de 35 años y a su hijo, de 9, el 19 de mayo, en un camino vecinal en la congregación Lomas de Temoctla, en el municipio de Chicontepec, donde los vecinos encontraron los cuerpos de las víctimas y alertaron a las autoridades.
36.- Francisco "N", de 17 años, y su tío Carlos "N", el 19 de mayo fueron asesinados y posteriormente encontrados por sus familiares cerca de un arroyo, en la localidad Salvador Díaz Mirón, en el municipio de Martínez de la Torre. Las víctimas habían salido a pescar el día anterior, pero fueron atacados y ya no volvieron a sus hogares.

ASESINADAS 106 MUJERES EN VERACRUZ CON CUITLÁUAC GARCÍA

El asesinato de al menos 106 mujeres en los primeros seis meses del nuevo gobierno ha llevado a Veracruz ocupar el primer lugar a nivel nacional en feminicidios; en diferentes municipios, la incidencia de muertes de mujeres se capitaliza diariamente a pesar de las estrategias de seguridad, a pesar de las dos alertas de género, a pesar de las acciones que realizan instituciones para prevenir la violencia de género y a pesar de las movilizaciones de grupos como los colectivos y la iglesia.
Durante el primer semestre de la actual administración que encabeza Cuitláhuac García Jiménez el índice de feminicidios se disparó de manera que al menos en los primeros dos meses, en algunas ocasiones, llegó a registrarse una incidencia de hasta tres casos al día.
Asesinatos de niñas, de adolescentes, jovencitas, pero también de mujeres adultas causaron indignación no solo de los familiares, sino de amigos, conocidos, compañeros de trabajo de las víctimas y de la sociedad en su conjunto, que a través de las redes sociales condenó los crímenes, con la exigencia constante al gobierno para atender el problema.
La “ola” feminicida alcanzó a bebés, estudiantes, empleadas, amas de casa, mujeres policía y hasta la presidenta municipal de Mixtla de Altamirano, Maricela Vallejo Orea, quien paradójicamente meses antes había participado, por primera vez, en un foro convocado por el gobierno, donde arremetió la violencia de género y defendió el papel de la mujer.
En el primer semestre del nuevo gobierno, Samantha Aparicio Alvarado, de 25 años, fue la primera mujer asesinada, de las 104 que han ocurrido con el nuevo gobierno.
La mañana del 1 de diciembre, la joven apareció descuartizada y embolsada en la parada de autobuses de Palmillas, a un costado de la carretera federal Córdoba-Veracruz, en el municipio de Yanga.
Dos bolsas de plástico, negras, con los restos de Samantha fueron encontradas por vecinos y horas después, se conoció que los restos eran de la mesera, que trabajaba en el bar “Tropicana” de Córdoba, y que días antes había sido reportada como desaparecida.
Samantha tenía un hermano al que quería mucho, y una hija de 7 años que, según ella, era lo que le daba la alegría de vivir cada día.
En su muro de Facebook, la víctima publicaba fotografías de ella y su familia, y escribía frases que le servían de reflexión para salir adelante en los problemas que enfrentaba cada día.
Este feminicidio causó indignación de familiares y amigos de la joven, quienes condenaron el crimen, del que hasta el momento las autoridades no han tenido avances en las investigaciones.
Las féminas han sido ejecutadas a balazos, algunas por el crimen organizado, otras han aparecido descuartizadas, quemadas, decapitadas, incluso han pagado con la vida a sus secuestradores.
Son víctimas de diferentes edades: mujeres adultas, jóvenes, adolescentes, niñas y hasta una bebé; lo mismo amas de casa que empleadas, profesionistas, empresarias, policías y hasta mujeres que entregaron su vida en la función pública, como en el caso de al menos una alcaldesa.
Se trata de mujeres con hijos, esposos, hermanos, padres, amigos y hasta compañeros de trabajo que condenan los crímenes ante un Gobierno que, a pesar de replantear las estrategias de seguridad, ha sido rebasado por la “ola” criminal.
Del universo de víctimas, se estima que cuando menos 10 eran menores de edad, y por lo menos 15 fueron asesinadas a manos de sus parejas o familiares.
Además, al menos 10 mujeres dejaron hijos, y cuando menos 4 se encontraban embarazadas.
Nombres como “María”, “Itzel”, “Monserrat”, “Karen”, “Lorena” y “Beatriz” resultan comunes entre las víctimas.
Los crímenes de mujeres se siguen dando a todas horas y en cualquier parte, a pesar de las acciones preventivas que han implementado los gobiernos federal, estatal y municipal; a pesar del incremento de las estrategias de seguridad; a pesar las alertas de género emitidas por el gobierno federal para Veracruz, así como en al menos 11 municipios de la entidad.
A pesar de que el feminicidio es considerado por las autoridades como la privación de la vida de una mujer a manos de un hombre, por su condición de ser mujer, por motivos misóginos y sexistas, constituye un hecho que lacera a la sociedad, incluidos los grupos feministas que parecieran no estar de acuerdo en tolerar más casos.
Ante este panorama, sectores como la Iglesia y grupos feministas poco han logrado con los llamados que han hecho a las autoridades, para que instrumenten medidas eficaces para combatir los delitos contra las mujeres.
Debido a la alta incidencia feminicida, al menos durante los primeros 3 meses del nuevo gobierno, se registraron hasta tres casos en un día.
Por ejemplo, el 8 de diciembre, perdió la vida María “N”, una estudiante del municipio de Zozocolco; murió en el hospital de Poza Rica cuatro días después de que fuera violada y presuntamente apuñalada por varios sujetos. También, Graciela Pérez Bernabé, de 23 años, fue asesinada a puñaladas por su esposo, Magdaleno Núñez Castillo, en Papantla, quien a su vez fue detenido por la Policía en Martínez de la Torre, cuando pretendía esconderse en Gutiérrez Zamora. Además, fue asesinada María Herlinda Ruíz Teperia, joven guatemalteca de 28 años, asesinada a balazos en la carretera Rodríguez Clara-Sayula de Alemán, donde un grupo de migrantes fueron baleados aparentemente por policías municipales, dejando también a otras cuatro personas heridas, entre ellas un menor.
El 13 de diciembre, en una casa de la colonia Revolución o “Siete Vicios”, de Santa Ana Atzacan, fue asesinada la niña Blanca Itzel Morales Romero, de 13 años, junto con cuatro familiares más, entre ellos su madre Maribel Romero Vázquez, 27 años, y horas después falleció su abuela, Elia Alicia Romero Vázquez, de 38 años, al ser atacadas por un comando armado. Blanca Itzel era una niña destacada, alumna de secundaria, quien por su buen desempeño académico era la abanderada en la escolta. A la niña y a sus familiares les tocó la mala suerte; fueron a esconderse en una vivienda que no era la suya porque su abuelo ebrio los maltrataba, pero fueron encontrados por criminales llegaron a buscar a un taxista que vendía “huachicol”.
El 15 de diciembre otros tres feminicidios ocurrieron en los municipios de Tancoco Alto, Macatlán y Calcahualco.
Entre la noche del 13 y la madrugada del 14 de enero, fueron asesinadas otras dos mujeres, una -embarazada- en la ciudad de Xalapa y otra en Orizaba.
En Xalapa, cerca de la medianoche del domingo 13, la joven Nancy Carballo Ramos, quien se encontraba embarazada, fue asesinada de un balazo en la cabeza, aparentemente por su pareja, y su cuerpo abandonado en las calles Linderos y 13 de Septiembre de la colonia Lealtad Institucional.
En Orizaba, el lunes 14, vecinos de una cuartería encontraron el cuerpo ensarapado de Ana Karen Castro Aguilar, de 16 años, quien yacía en el pasillo de una vecindad, en la calle Netzahualcóyotl, en la unidad habitacional Quetzacóaltl, de la colonia El Espinal. La víctima estaba boca arriba, cubierta con una cobija gris, con aparentes huellas de violencia.
La joven había dejado de estudiar por falta de recursos y en cambio trabajaba en un puesto de “gorditas” para ayudar a su madre.
El 16 de febrero, otros dos feminicidios se registraron en Poza Rica y Xalapa. En Poza Rica, Jeimy Trinidad Pérez, de 14 años fue asesinada a cuchilladas a manos de su padrastro, en su vivienda de la colonia Arroyo del Mollejón, cuando intentó defender a su madre que era atacada por el hombre, identificado como "El Chilango".
Ese mismo día, en una vivienda de colonia Lomas de Casa Blanca en Xalapa, fue asesinada de varias puñaladas Lizbeth Hernández Dionisio, de 19 años. La víctima tenía unas bolsas de plástico en las manos y aparentemente fue objeto de abuso sexual.
Por si fuera poco, otro doble feminicidio fue el 22 de febrero. Adhimaría Campomanes Melchor, de 39 años, fue ejecutada a balazos en el municipio de Martínez de la Torre, cuando a bordo de su automóvil regresaba a su casa, tras haber ido a dejar a su hijo a la escuela.
Asimismo, Yolanda Mercado García, de 43 años, fue asesinada de un balazo, mientras laboraba como camarera en un hotel, en el municipio de Tecolutla.

PAGAN CON SU VIDA MUJERES SECUESTRADAS, PORQUE SU FAMILIA NO PUDO PAGAR SU RESCATE

El 15 de diciembre del 2018, el primer caso de ejecución de víctimas de secuestro -en el nuevo gobierno-, fue el de la joven Itzel Mar Betancourt, quien tenía 17 años y vivía en el municipio de Naranjos, al norte de la entidad. Era madre de un niño, e hija de la empresaria ferretera Gabriela Mar Betancourt.
La joven padeció un cautiverio de un mes y siete días, y después fue encontrada sin vida, maniatada y vendada de la cabeza, con dos impactos de bala, en un camino de terracería que conduce del poblado El Águila hacia El Bajío, en los límites de los municipios de Naranjos y Tancoco.
Itzel había sido secuestrada el 8 de noviembre, en el centro de la colonia Las Delicias, cuando acudió a recoger a su hijo a la escuela. En un mensaje que se difundió en las redes sociales y en los medios de comunicación, la empresaria le pidió perdón a su hija porque no pudo pagar su rescate.
El crimen causó indignación de familiares, conocidos y de la sociedad en general, luego de que inicialmente la mujer diera a conocer el plagio de su hija y después, al enterarse de su muerte, le pidiera perdón.
El domingo 10 de febrero, en unos cañales del municipio de Tlacotalpan apareció una mujer que había sido plagiada en Amatitlán, pero sus familiares no lograron pagar su rescate.
El ama de casa Janet Rodríguez Márquez, de 30 años, pagó con su vida el precio de que sus familiares no lograran completar los dos millones de pesos que exigían sus captores.
La joven había sido secuestrada el 22 de enero, en Amatitlán, y 19 días después fue encontrada muerta y en estado de descomposición, a orillas de un cañal, en el camino que conduce a la localidad de Mano Perdida, en el municipio de Tlacotalpan.
Luis Alberto Pitalúa Andrade, su esposo, dio a conocer que los secuestradores llamaron por teléfono a su suegro y pidieron tres millones de pesos para soltarla.
Al día siguiente, los delincuentes volvieron a llamar, y a pesar de que los afectados les explicaron que sólo podían reunir 600 mil pesos, lo único que les respondieron es que tenían que llevar el dinero a la carretera, y así lo hicieron el día 27, pero los plagiarios no cumplieron su palabra y mataron a la mujer, arrojando su cadáver a orillas de un cañal, donde fue encontrada por sus familiares.
Otro caso fue el de la enfermera del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) Beatriz Vázquez Osorio, vecina del municipio de Ciudad Mendoza, secuestrada el 6 de enero y encontrada 9 días después, envuelta en sábanas y amarrada, en unos cañales, a orillas de la carretera federal Fortín-Orizaba, a la altura del cerro de Las Antenas, en el municipio de Ixtaczoquitlán.
Reportes establecieron que los familiares de la víctima tampoco lograron pagar el rescate que exigían sus plagiarios, quienes terminaron ejecutando a la mujer y arrojando su cuerpo a orillas de la carretera.
El hallazgo ocurrió la noche del 15 de enero, cuando habitantes de la zona descubrieron que un cuerpo en estado de descomposición, envuelto en unas sábanas y atado con hilo, se encontraba en un cañal, a orillas de la carretera mencionada, en el tramo Fortín-Cuautlapan, a la altura de la entrada al cerro de “Las Antenas” o “Microondas”.
Beatriz Vázquez, quien además de ser enfermera del Seguro Social era madre de familia, había sido privada de la libertad el 6 de enero, en el centro de Ciudad Mendoza, cuando salió a buscar los “Reyes” para su hijo. Se presume que a pesar de que los plagiarios tuvieron contacto con los familiares, éstos no lograron reunir el monto millonario que como rescate era exigido y debido a eso fue asesinada.
El 13 de febrero, una empresaria que había sido secuestrada fue asesinada y decapitada por sus captores, quienes arrojaron su cuerpo maniatado y embolsado, en un terreno de la colonia Benito Juárez Norte, de Coatzacoalcos. Sus ejecutores le dejaron un cartel, donde afirmaron que la mataron porque su marido no pagó su rescate.
Susana Beatriz Carrera Ascencio, fue secuestrada cuando acudió por su hija a la escuela, hecho que provocó protestas en contra del alcalde Víctor Manuel Carranza.
En un paraje ubicado en las calles Lindavista y Universidad, de la colonia Benito Juárez Norte, vecinos localizaron el cuerpo envuelto en de una bolsa de plástico, negra, y junto un cartel que decía “esto me pasó porque mi marido no quiso pagar mi rescate”.
Reportes establecieron que la víctima había sido secuestrada días antes en la colonia Playa Sol, y los captores exigían el pago de 4 millones de pesos a su esposo, Luis Manríquez, quien es propietario de varios locales del giro de aluminio, y una vez que fue notificado de la muerte de su esposa, a través de las redes sociales agradeció a quienes en su momento se solidarizaron para buscar que fuera liberada.
Previamente, ciudadanos se habían manifestado ante el alcalde Víctor Manuel Carranza, cuando anunció el inicio del programa de seguridad en Coatzacoalcos, e incluso entre los manifestantes hubo amigos y conocidos de la víctima, quienes le reclamaron al munícipe su incapacidad para hacer algo ante la “ola” de violencia.
Otro caso fue el 3 de marzo, cuando fue encontrada asesinada Patricia Mariel Pérez González, de 24 años, con domicilio en el puerto de Veracruz, quien también se encontraba secuestrada y apareció asesinada a puñaladas, en el patio de una vivienda, en el centro de la ciudad.
El caso más reciente sería el de María Esther Martínez Carrera, quien el 5 de marzo apareció ejecutada a orillas de la autopista Veracruz-México, en el kilómetro 256, a la altura de la localidad El Infiernillo, municipio de Nogales. Previamente fue privada de la libertad por sujetos armados, quienes la bajaron de su automóvil, el cual posteriormente fue encontrado por las autoridades.

MATARON A SUS PAREJAS

En algunos casos, los homicidios de mujeres también se han dado hacia el interior de la familia, principalmente a manos de sus parejas, de los cuales al menos uno fue detenido por la Policía y se encuentra sujeto a proceso por el crimen que cometió.
El 2 de diciembre, en el poblado Las Charcas, municipio de Tierra Blanca, un hombre de 73 años mató a su pareja de un escopetazo y luego se suicidó.
Coral Ruiz Molina, de 29 años, se encontraba en su casa cuando llegó su esposo, Epigmenio Avendaño Ochoa, de 73 años, quien aparentemente por problemas personales la mató de un escopetazo y luego se disparó, en un hecho que conmovió a familiares y vecinos.
En Papantla, el 8 de diciembre, Graciela Pérez Bernabé, quien tenía 23 años, fue asesinada de varias puñaladas, por su marido, tras discutir por problemas personales.
El responsable, Magdaleno Núñez Castillo, escapó, pero horas después fue capturado por la Policía en la central de autobuses de Martínez de la Torre, cuando pretendía viajar hacia Gutiérrez Zamora para esconderse. La familia de la víctima dijo que la pareja había llegado de Reynosa, Tamaulipas, pero al reñir por problemas personales, el hombre asesinó a la joven.
La mañana del jueves 3 de enero, fue asesinada a balazos Athziri Monserrat Villa Herrera, de 21 años, madre de una niña de 2 años y con cuatro meses de embarazo; los hechos ocurrieron a un costado de las vías del tren, a la altura de la colonia La Sidra, en Córdoba. Versiones indicaron que el autor del crimen habría sido un sujeto, presunto ex pareja de la víctima.
La noche del sábado 5 de enero, la joven Ángela Monserrat Salinas Ramos, de 17 años, fue asesinada de una puñalada en el cuello, cuando se encontraba sola en su casa, en el bulevar Tortuga, número 981, del fraccionamiento Geo Villas Los Pinos, en el puerto de Veracruz En Veracruz. La menor falleció a pesar de haber ingresado al hospital. Las autoridades establecieron como probable responsable al novio de la menor, un empleado de una taquería del mercado Hidalgo.
Nancy Carballo Ramos, embarazada, fue ultimada de un balazo en la cabeza y su cuerpo abandonado en la colonia Lealtad Institucional, en Xalapa, la noche del domingo 13 de enero. Se presume que fue ultimada por su ex pareja.
La madrugada del 14 de enero, fue hallada asesinada la menor Ana Karen Castro Aguilar, de 16 años, tenía su domicilio en el andador 7 de la unidad habitacional Quetzalcóatl, en la colonia El Espinal, de Orizaba; fue asesinada, y encontrada encobijada en una cuartería de la colonia Espinal, vivía sola con su madre Soledad Aguilar Sánchez, a quien ayudaba trabajando en un puesto de picaditas, para conseguir el sustento diario. La Policía Ministerial detuvo a su ex pareja, el ex policía municipal de Orizaba, Rufino “N”, de 27 años, alias “El Chiquilín”, como presunto responsable del homicidio de la menor.
Otro de estos casos fue el de la profesora Edith Quiahua Alamillo, de 37 años, quien el 2 de febrero fue golpeada y estrangulada por su esposo, en su vivienda del municipio de Zongolica, donde horas después el responsable se entregó a las autoridades.
El 11 de febrero, Anabel Juárez Hernández, de 32 años, fue asesinada a manos de su pareja, quien le prendió fuego a su vivienda, en Papantla. El agresor posteriormente se suicidó.

EN VERACRUZ PUERTO, CONSTERNACIÓN POR CRIMEN DE MÓNICA CHÁZARO

“Voy a vender la casa y me largo, ya que más puedo perder si mataron a mi hija”, exclamó una ama de casa, madre de la joven Mónica Cházaro Martínez, psicóloga y activista de 32 años, quien fue asesinada y su cuerpo encontrado la noche del 30 de diciembre del 2018, cerca de un área de ejercicios, junto a la laguna Lagartos de la colonia Las Brisas, en el puerto de Veracruz.
Entre llanto, el ama de casa aseguró que muchas cosas que sacaron los medios de comunicación no ocurrieron como se dijo; además admitió no saber qué fue lo que realmente ocurrió con su hija, quien presuntamente fue asaltada y despojada de su teléfono.
La joven amaba los animales y era una activista que en el año 2012 se unió a un movimiento en contra del entonces candidato presidencial Enrique Peña Nieto. Era muy apreciada por sus amigos y le gustaba ayudar a la gente.
El feminicidio fue en la avenida Veracruz esquina con la calle Antonio Exome, cerca del Cecati 142, en la colonia Brisas, del puerto de Veracruz, donde vecinos descubrieron boca abajo el cuerpo de la joven, misma que presentó huellas de ahorcamiento, además de una herida de arma punzocortante en el tórax.
Mónica había desaparecido horas antes, e incluso a través de las redes sociales sus familiares y conocidos pidieron ayuda para tratar de localizarla.
El cuerpo de Mónica Cházaro fue reconocido preliminarmente por uno de sus vecinos, y trasladado a las instalaciones del Servicio de Medicina Forense (Semefo), mientras las autoridades iniciaron la carpeta de investigación UIPJ/DXVII/FESP2a/3232/2018, por feminicidio, sin que hasta el momento se tengan resultados positivos.

ASESINAN A ALCALDESA DE MIXTLA DE ALTAMIRANO, A SU ESPOSO Y A SU CHOFER

La presidenta municipal de Mixtla de Altamirano, Maricela Vallejo Orea, así como su esposo Efrén Zopiyactle Tlaxcaltecatl y su chofer, Sabino García, fueron asesinados la noche del 25 de abril, cuando viajaban en su camioneta por la carretera estatal Zongolica-Orizaba y a la altura de la localidad Atlanca, municipio de Los Reyes, fueron atacados por sujetos armados.
Ante la gravedad del caso, el presidente municipal de Zongolica, Juan Carlos Mezhua Campos, en representación de los presidentes municipales de la zona de las Altas Montañas, emitió un mensaje en un video que difundió en las redes sociales, en el que hizo un llamado a las autoridades estatales y federales para formar una mesa de seguridad con las autoridades estatales y federales, dejando a un lado las diferencias políticas entre las instituciones y garantizar la seguridad de los familiares de la alcaldesa.
La triple ejecución ocurrió cuando a bordo de su camioneta viajaba la presidenta municipal Maricela Vallejo Orea y su esposo, el presidente del DIF Municipal, Efrén Zopiyactle Tlaxcaltecatl, viajaban en su camioneta, acompañados de su chofer Sabino García, quienes retornaban de Xalapa.
Los funcionarios viajaban de Zongolica hacia Orizaba, pero a la altura de la localidad Atlanca, del municipio de Los Reyes, fueron interceptados por sujetos armados que desde otro vehículo les dispararon, matando a la pareja y al conductor.
Tras los hechos, decenas de policías estatales y federales desplegaron operativos en la zona, cerrando las carreteras de la Sierra de Zongolica para tratar de dar con los responsables.
En un mensaje difundido redes sociales, el secretario de Seguridad Pública, Hugo Gutiérrez Maldonado, envió condolencias a los familiares de las víctimas, asegurando que las Fuerzas del Orden se abocaron a la búsqueda de los responsables, y pidió a la Fiscalía que investigue este triple homicidio.
Maricela Vallejo Orea, junto con otros alcaldes el año pasado renunció a su militancia del partido Movimiento Regeneración Nacional (Morena) y manifestó su apoyo al ex candidato del PAN a la gubernatura, Miguel Ángel Yunes Márquez.
Además, la edil había denunciado amenazas, tras el asesinato de su tío en el año 2017, en la localidad Jalapilla, en el municipio de Rafael Delgado.
"Las mujeres tenemos el derecho de acceder y desarrollarnos en igualdad de condiciones en e ámbito social, económico, cultural, educativo, político y afectivo; tenemos derecho a la vida, a la integridad, a la salud, entre otros derechos civiles, políticos, económicos y sociales", dijo la presidenta municipal, el pasado 25 de enero, al abrir su participación en el foro de coordinación Cero Tolerancia contra la Violencia hacia las Mujeres al que convocó el gobierno estatal.

AL MENOS 17 CASOS FUERON EN LA ZONA CENTRO

Del total de feminicidios, cuando menos 17 fueron en municipios de la zona centro como Yanga, Atoyac, Córdoba y Orizaba.
“Gelo”, Angélica Hernández Irivas, de 29 años, vecina de San Rafael Calería, en Córdoba, e integrante del coro de la iglesia de su pueblo, se convirtió en una víctima más de feminicidios el 6 de mayo de este año.
La joven fue encontrada asesinada en una finca de la localidad San Rafael Calería, donde fue vista por última vez en compañía de su pareja.
“Gelo”, formaba parte del coro de la Iglesia de San Rafael Arcángel, cuyos grupos parroquiales lamentaron el feminicidio y en medio de la consternación por el hecho exigieron justicia para la víctima, quien era una joven muy apreciada, sencilla y alegre, según sus conocidos.
Horas antes, Angélica fue reportada como desaparecida y a través de las redes sociales sus familiares pidieron la colaboración de la ciudadanía para poder encontrarla.
Versiones indicaron que la tarde del sábado fue vista con un sujeto que, a bordo de una motocicleta, se la llevó y posteriormente ya no regresó.
Luego, el 12 de mayo, otro caso similar fue en el municipio de Fortín. Una jovencita de 17 años fue asesinada a golpes y su cuerpo encontrado en un platanar, en la localidad Monte Blanco.
La víctima fue identificada como Alejandra Guadalupe López Gómez, quien tenía 17 años, y vivía en avenida Libertad y calle 5 de Mayo, en Monte Blanco; versiones de familiares señalaron que la hoy finada tenía problemas con su ex esposo, identificado como Javier Rivera, alias ‘El ratón’, con el cual tenía un hijo.
En esta región, se recuerdan casos como el de Samantha Aparicio Alvarado, la mesera de 25 años, con domicilio en Córdoba, madre de una niña de 7 años, quien apareció descuartizada y embolsada, la mañana del 1 de diciembre, en el municipio de Yanga; o el de Blanca Itzel Morales Romero, la niña de 13 años que murió junto con sus padres Alfredo Morales González y Maribel Romero Vázquez, de 32 y 27 años, respectivamente, la noche del 13 de diciembre, cuando fueron asesinados a balazos en el municipio de Santa Ana Atzacan. Por la madrugada del día 14, en el Hospital Regional de Río Blanco, perdieron la vida también su abuela Elia Alicia Romero Vázquez, de 38 años, y Sebastián Morales Flores, de 22 años.
Otro feminicidio fue el de la bebé Denisse Martínez Rivera, de un año y medio de edad, quien falleció en el hospital del IMSS de Córdoba la mañana del 15 de diciembre, después de que fue atacada golpes por su padre en el municipio de Calcahualco. La agresión fue el día anterior, cuando la pequeña fue dejada al cuidado de su progenitor, quien desesperado porque la niña no dejaba de llorar, la golpeó hasta dejarla inconsciente, provocándole heridas internas y fracturas en el tórax.
Uno más, fue el de Athziri Monserrat Villa Herrera, de 21 años, madre de una niña de 2 años y con cuatro meses de embarazo, la fue asesinada a balazos la mañana del jueves 3 de enero, a un costado de las vías del tren, a la altura de la colonia La Sidra, en Córdoba.
También figura el caso de Ana Karen Castro Aguilar, de 16 años, quien tenía su domicilio en el andador 7 de la unidad habitacional Quetzalcóatl, en la colonia El Espinal, de Orizaba; fue asesinada la madrugada del 14 de enero, y encontrada encobijada en una cuartería de la colonia Espinal, vivía sola con su madre Soledad Aguilar Sánchez, a quien ayudaba trabajando en un puesto de picaditas, para conseguir el sustento diario. La Policía Ministerial detuvo al ex policía municipal de Orizaba, Rufino “N”, de 27 años, alias “El Chiquilín”, como presunto responsable del homicidio de la menor.
Un día después, Beatriz Vázquez Osorio, enfermera del IMSS y vecina de Ciudad Mendoza, fue encontrada envuelta en sábanas y atada con hilo, en unos cañaverales, a orillas de la carretera federal Fortín-Orizaba, a la altura del cerro de Las Antenas, en el municipio de Ixtaczoquitlán. Ella era madre de un niño y había sido secuestrada el 6 de enero, pero sus familiares no pudieron pagar el rescate.
En Atoyac, en Potrero Nuevo, en medio de unos cañales localizados a orillas de la carretera estatal Córdoba-Atoyac, el 26 de enero apareció el cuerpo de Maritza Rojas Martínez, de 42 años, con domicilio en Atoyac, quien fue asesinada y arrojada a las aguas de un arroyo, donde fue encontrada, en avanzado estado de descomposición.
Edith Quiahua Alamillo, de 37 años, era maestra de primaria, fue golpeada y estrangulada, el 2 de febrero, por su esposo, en su vivienda del municipio de Zongolica.
María Esther Martínez Carrera, apareció asesinada el 5 de marzo a orillas de la autopista Veracruz-México, en el kilómetro 256, a la altura de la localidad El Infiernillo, municipio de Nogales.
El 17 de marzo, una mujer y un hombre fueron ejecutados por desconocidos, cuando viajaba en un taxi, en el centro de Córdoba. Aún con vida, las víctimas fueron llevadas al hospital de la Cruz Roja, donde fallecieron.
Después, el 21 de marzo, Rocío Flores Fuentes, de 36 años y con domicilio en la colonia Santa Cruz Buenavista, quien era la encargada del autohotel ‘Ilussion’, en Córdoba, fue privada de la vida por delincuentes que asaltaron el establecimiento y le pegaron de cachazos en la cabeza.
En Río Blanco, Sara “N”, de 28 años, y su hija de 10, fueron encontradas asesinadas el 10 de abril, en su vivienda, ubicada en la calle Ricardo Flores Magón, entre Díaz Mirón y Luis G. Urbina, en la colonia Benito Juárez, de la congregación Vicente Guerrero.

CON PROTESTAS, MUJERES PIDEN ALTO A LA VIOLENCIA

El 8 de marzo, como cada año, grupos de mujeres salieron a las calles, en diferentes ciudades de Veracruz y de todo el país, para protestar contra la violencia hacia las mujeres y el incremento de casos de feminicidios.
En Veracruz, hubo movilizaciones en Xalapa, Veracruz puerto y Orizaba, entre otras ciudades, donde grupos de mujeres, así como colectivos condenaron los feminicidios y demandaron el actuar de las autoridades para garantizar la vida de las mujeres, mediante el cumplimiento de las recomendaciones para evitar la violencia de género.

LA LISTA DE LAS VÍCTIMAS QUE PERDIERON LA VIDA TRAS LA LLEGADA DEL NUEVO GOBIERNO

1.- Samantha Aparicio Alvarado, mesera de 25 años, madre de una niña de 7 años, y con domicilio en Córdoba, apareció descuartizada y embolsada, la mañana del 1 de diciembre, en el municipio de Yanga. La “ola” de violencia le dio así la bienvenida al nuevo gobernador de Veracruz, Cuitláhuac García Jiménez.
2.- Coral Ruiz Molina, de 29 años, fue asesinada el 2 de diciembre por su pareja, Epigmenio Avendaño Ochoa, de 73 años; la víctima se encontraba en su casa del poblado Las Charcas, municipio de Tierra Blanca, cuando llegó su esposo, quien aparentemente por problemas personales la mató de un escopetazo y luego se suicidó.
3.- Karen Itzel Mejía Cruz, de 19 años, quien vivía en la calle 16 de Septiembre, en el municipio de Álamo, fue encontrada en estado de descomposición el 7 de diciembre, en una parcela del ejido Raudal Nuevo. Por la vestimenta y sus características, la víctima resultó ser la joven que había sido reportada como desaparecida desde el 30 de noviembre.
4.- Florencia “N”, una estudiante y vecina del municipio de Zozocolco, murió el 8 de diciembre, en el hospital de Poza Rica, cuatro días después de que fuera violada y presuntamente apuñalada por varios sujetos.
5.- Graciela Pérez Bernabé, quien tenía 23 años, el 8 de diciembre fue asesinada a puñaladas por su marido, Magdaleno Núñez Castillo, tras discutir por problemas personales, en su domicilio, en Papantla. El responsable fue capturado por la Policía en la central de autobuses de Martínez de la Torre, cuando pretendía viajar hacia Gutiérrez Zamora para esconderse.
6.- María Herlinda Ruíz Teperia, de 28 años, originaria de Cabulco, Guatemala, fue asesinada a balazos la madrugada del 8 de diciembre, en la carretera federal Rodríguez Clara-Sayula, donde un grupo de migrantes fueron atacados a tiros, supuestamente por elementos de la Policía Municipal, dejando a la mujer de origen guatemalteca muerta y a otras cuatro personas heridas, entre ellas un menor.
7-8-9.- Blanca Itzel Morales Romero, de 13 años; Maribel Romero Vázquez, 27 años, y Elia Alicia Romero Vázquez, de 38 años; nieta, madre y abuela, respectivamente, fueron asesinadas el 13 de diciembre, en una casa de la colonia Revolución, de Santa Ana Atzacan.
10.- Itzel Mar Betancourt, de 17 años, quien vivía en el municipio de Naranjos fue encontrada ejecutada, maniatada, vendada de la cara y con el “tiro de gracia”, la mañana del 15 de diciembre, a orillas del camino de terracería que conduce del poblado El Águila a El Bajío, perteneciente al municipio de Tancoco. Ella era madre de un niño, hija de la empresaria Gabriela Mar Betancourt, dueña de la ferretería “Materiales Chinampa”, pero había sido secuestrada el 8 de noviembre, en el centro de la colonia Las Delicias, cuando acudió a recoger a su hijo a la escuela. Debido a que la empresaria no logró pagar el rescate, los secuestradores ejecutaron a su hija.
11.- Josefina Salazar Jiménez, de 25 años, fue asesinada a golpes y a puñaladas también el 15 de diciembre, en su casa, en la congregación Puxtla, en el municipio de Mecatlán, donde fue atacada por sujetos desconocidos.
12.- Denisse Martínez Rivera, una bebé de un año y medio de edad, falleció en el hospital del IMSS de Córdoba la mañana del 15 de diciembre, después de que fue atacada golpes por su padre en el municipio de Calcahualco. La agresión fue el día anterior, cuando la pequeña fue dejada al cuidado de su progenitor, quien desesperado porque la niña no dejaba de llorar, la golpeó hasta dejarla inconsciente, provocándole heridas internas y fracturas en el tórax.
13.- Aurora Rivera Casanova, fue ejecutada el 19 de diciembre, cuando manejaba una motoneta en el municipio de Chinampa de Gorostiza. Se dirigía hacia su casa, en la calle Niños Héroes, de la colonia Naranjal, pero fue alcanzada por una camioneta, en la que viajaban dos sujetos, quienes le dispararon en al menos cinco ocasiones, dejándola tirada y muerta sobre una banqueta.
14.- Una mujer que hasta el momento no ha sido identificada, fue ejecutada a balazos el 22 de diciembre, en el interior de una casa, en la colonia Vasconcelos, en Xalapa. Ese día, dos hombres fueron asesinados en la misma zona.
15.- Leonila Nieto Contreras, de 43 años, fue asesinada a puñaladas el 23 de diciembre, en el bar denominado “El Rinconcito”, ubicado a orillas de la carretera estatal Santa María-El Chote, en la localidad El Faisán, municipio de San Rafael, donde los vecinos capturaron al responsable, un sujeto identificado como Juan “N”, de 50 años.
16.- Marisol Aguilera Rojas, empleada, fue ultimada a balazos el 24 de diciembre, durante un asalto ocurrido en el centro de Martínez de la Torre. Ella trabajaba en una tienda propiedad del presidente municipal, José de la Torre Sánchez, y junto con dos empleados más fue atacada por sujetos armados, cuando viajaban en un automóvil en el centro de Martínez de la Torre; otra de las víctimas era también ex comandante municipal y escolta del munícipe.
17.- Rocío Florentino Gómez, de 25 años, madre de un niño y empleada de una zapatería, fue asesinada a puñaladas el 25 de diciembre, en su casa de la calle Enrique C. Rébsamen esquina con el callejón Las Cartas, del barrio Villalta, en Acayucan; días después, las autoridades detuvieron al presunto responsable, que resultó ser su primo.
18.- Ivón González Pérez, de 38 años, quien se encontraba embarazada y la noche del 29 de diciembre fue asesinada junto con su esposo, Manuel Antonio Paredes Benavides, cerca de su con domicilio, en la calle Narciso Mendoza, de colonia Guadalupe Victoria, en Martínez de la Torre, donde fueron atacados por sujetos armados.
19.- Mónica Cházaro Martínez, de 32 años, fue encontrada asesinada la noche del 30 de diciembre, cerca de un área de ejercicios, junto a la laguna “Lagartos” en la colonia Las Brisas; la joven estaba desaparecida; su cuerpo tenía huellas de tortura y estrangulamiento. Ella amaba los animales y era una activista que se unió a diferentes movimientos de protesta por desaparecidos.
20.- Athziri Monserrat Villa Herrera, de 21 años, madre de una niña de 2 años y con cuatro meses de embarazo, fue asesinada a balazos la mañana del jueves 3 de enero, a un costado de las vías del tren, a la altura de la colonia La Sidra, en Córdoba.
21.- Karina Hernández Molina, de 43 años fue asesinada cerca de la medianoche del viernes 4 de enero, cuando se hallaba en su habitación, en el último piso de un edificio de la calle Circuito Violeta, Manzana 10, del fraccionamiento Santa Martha, de Coatzacoalcos, donde se presume que llegaron uno o más sujetos, quienes la apuñalaron y prácticamente la degollaron. La mujer fue encontrada por su hijo.
22.- Ángela Monserrat Salinas Ramos, de 17 años, la noche del sábado 5 de enero fue asesinada de una puñalada en el cuello, cuando se encontraba sola en su casa, en el bulevar Tortuga, número 981, del fraccionamiento Geo Villas Los Pinos, en el puerto de Veracruz En Veracruz. La menor falleció a pesar de haber ingresado al hospital.
23.- Una mujer, de entre 25 y 30 años, fue encontrada la mañana del martes 8 de enero, en un camino vecinal que comunica de Tlaltetela hacia la localidad Tetiaxtla, perteneciente al municipio de Ixhuacán de los Reyes, donde corporaciones policiacas desplegaron operativos en busca de los autores del crimen y las autoridades iniciaron las investigaciones para identificarla.
24.- Lorena Cruz Jiménez fue asesinada el 10 de enero, un día antes de cumplir sus 35 años; fue encontrada degollada en el interior del cuarto que rentaba, en el circuito Adolfo López Mateos, entre las calles Chaca y Eucalipto, de la colonia Ampliación Enrique Rodríguez Cano, en el puerto de Tuxpan.
25.- Nancy Carballo Ramos, embarazada, fue asesinada de un balazo en la cabeza y su cuerpo abandonado en la colonia Lealtad Institucional, en Xalapa, la noche del domingo 13 de enero. La víctima tenía un vestido color rosa y un suéter negro.
26.- Ana Karen Castro Aguilar, de 16 años, tenía su domicilio en el andador 7 de la unidad habitacional Quetzalcóatl, en la colonia El Espinal, de Orizaba; fue asesinada la madrugada del 14 de enero, y encontrada encobijada en una cuartería de la colonia Espinal, vivía sola con su madre Soledad Aguilar Sánchez, a quien ayudaba trabajando en un puesto de picaditas, para conseguir el sustento diario. La Policía Ministerial detuvo al ex policía municipal de Orizaba, Rufino “N”, de 27 años, alias “El Chiquilín”, como presunto responsable del homicidio de la menor.
27.- Beatriz Vázquez Osorio, enfermera del IMSS y vecina de Ciudad Mendoza, el 15 de enero fue encontrada envuelta en sábanas y atada con hilo, en unos cañaverales, a orillas de la carretera federal Fortín-Orizaba, a la altura del cerro de Las Antenas, en el municipio de Ixtaczoquitlán. Ella era madre de un niño y había sido secuestrada el 6 de enero, pero sus familiares no pudieron pagar el rescate que exigían los plagiarios, quienes terminaron matando a la mujer y arrojando su cuerpo a orillas de la carretera.
28.- Reyna García Bautista, 45 años, encontrada muerta y en avanzado estado de descomposición la tarde del lunes 21 de enero, en un basurero localizado en el fondo de un barranco, a orillas de la carretera Lagunilla-Papantla, a la altura de la localidad González Ortega. El cuerpo tenía al menos tres días en el lugar y ya estaba siendo deteriorado por la fauna; se presume que presentaba golpes, una pierna fracturada, así como un orificio en el cráneo.
29.- La dirigente sindical, Lorena González León y su esposo Víctor Manuel Pérez Muzo, fueron asesinados a balazos y su hijo quedó herido, el 22 de enero, al ser atacados por sujetos armados, en su vivienda ubicada en la calle Naranjo y avenida Blasillo, de la colonia Cuatro Caminos, en el municipio de Agua Dulce. En el lugar murieron el hombre y la mujer, dirigente sindical obrero y laboratorista del hospital de Pemex, quien presuntamente se encontraba embarazada.
30.- Maritza Rojas Martínez, de 42 años, con domicilio en Atoyac, fue asesinada y su cuerpo arrojado a las aguas de un arroyo, donde fue encontrada el sábado 26 de enero, en avanzado estado de descomposición, en medio de unos cañales, entre la carretera estatal Córdoba-Atoyac y la escuela Secundaria Técnica número 44 de Potrero Nuevo. Reportes establecieron que la víctima habría sido violada y posteriormente asesinada, para luego ser tirada al arroyo.
31.- Edith Quiahua Alamillo, maestra de primaria, de 37 años, golpeada y estrangulada, el 2 de febrero, por su esposo, en su vivienda del municipio de Zongolica.
32.- Silvana Yazmín Ricardez Guízar, de 27 años, asesinada a balazos en Cosoleacaque el 3 de febrero, dedicada al sexoservicio en carreteras y quien tenía aproximadamente un mes de no ser vista por sus familiares.
33.- María del Carmen Ruíz Fernández, dirigente de comerciantes de Plaza Clavijero, asesinada el 7 de febrero en el interior del zoco.
34.- Janeth Rodríguez Fernández, de 30 años, quien se encontraba secuestrada, apareció ejecutada el 9 de febrero, en Tlacotalpan, a pesar de que sus familiares pagaron una parte del rescate.
35.- Anabel Juárez Hernández, de 32 años, fue asesinada a manos de su pareja, quien le prendió fuego a su vivienda, en Papantla, el 11 de febrero. El agresor posteriormente se suicidó.
36.- Susana Beatriz Carrera Ascencio, empresaria de 40 años, con domicilio en Coatzacoalcos, fue ejecutada, decapitada, y tirada en un lote baldío el 13 de febrero; los ejecutores le dejaron un cartel con un mensaje de amenazas, señalando a su esposo de no haber pagado su rescate.
37.- Jeimy Trinidad Pérez, de 14 años, el 17 de febrero fue asesinada a puñaladas por su padrastro, en Poza Rica.
38.- Lizbeth Hernández Dionisio, de 19 años, el 17 de febrero apareció asesinada a puñaladas, en su casa, en Xalapa.
39.- Margarita Hernández Melchor, abogada de 57 años, el 18 de febrero fue asesinada a golpes en el interior de su domicilio, en el puerto de Veracruz.
40.- Adhimaría Campomanes Melchor, de 39 años, ejecutada a balazos el 22 de febrero, cuando a bordo de su automóvil regresaba a su casa, después de haber ido a dejar a su hijo a la escuela, en el municipio de Martínez de la Torre.
41.- Yolanda Mercado García, de 43 años, el 22 de febrero fue asesinada de un balazo, mientras laboraba como camarera en un hotel, en el municipio de Tecolutla.
42.- Karla Berenice López Castañón, de 31 años, vecina de Villahermosa, Tabasco, el 1 de marzo apareció ejecutada en los límites de los municipios de Agua Dulce y Las Choapas; había sido “levantada” el 26 de febrero, en Villahermosa.
43.- Una mujer, de aproximadamente 35 años, apareció ejecutada el 2 de marzo, sobre la carretera Xalapa-Las Trancas, en el municipio de Emiliano Zapata.
44.- Patricia Mariel Pérez González, de 24 años, quien se encontraba secuestrada, apareció asesinada a puñaladas, el 3 de marzo, en una vivienda del centro de Veracruz puerto.
45.- María Esther Martínez Carrera, el 5 de marzo apareció ejecutada a orillas de la autopista Veracruz-México, en el kilómetro 256, a la altura de la localidad El Infiernillo, municipio de Nogales.
46.- Cráneo con ropa de mujer, presuntamente ejecutada y localizada en un cañal, el 7 de marzo, en la localidad Ojo de Agua, en el municipio de Amatlán de los Reyes.
47.- Erika Nieves Narváez, asesinada en Perote
48.- El 11 de marzo, Antonia Felipe Velázquez, quien tenía 35 años y fue asesinada de 8 puñaladas por su esposo, Juan Felipe Rafael, de 50 años., un hombre asesinó a su esposa, quien se encontraba embarazada y planeaba divorciarse, debido al constante maltrato que su pareja le daba, en el municipio de Tlachichilco, localizado en la región conocida como Huasteca Baja, en la sierra de Chicontepec.
49.- El 12 de marzo fue encontrado el cuerpo decapitado de Rosa Aquino Tenorio -presuntamente mesera-, adentro de una vivienda de la colonia La Gravera, en el municipio de Ciudad Isla, donde fue atacada por su ex pareja Víctor Elvis López Solís, de 22 años, motivado porque la mujer no quiso continuar con la relación que tenían.
50-51.-Mujer no identificada encontrada en Río Blanco
52.- Aidé Lourdes Ortega Malota, encontrada en una fosa clandestina en Naolinco, junto a su esposo.
53.- Nora Hilda Loyda Andrés, asesinada en Álamo Temapache cuando viajaba a su pueblo con su esposo.
54.- Ana Victoria Maldonado López, asesinada en Agua Dulce, fue encontrada en un pantano, era de Tabasco.
55.- Mujer que viajaba en un taxi con otro hombre, es asesinada a disparos
56.- Rocío Flores Fuentes, encargada de un motel en Córdoba, donde fue asesinada a disparos en un asalto.
57.- Mujer atacada a balazos y palazos en una palapa de localidad Estero de la Cruz en Tecolutla.
58.- Agustina Morroy Pérez, asesinada junto a sus dos hijos menores de edad en Landero y Coss, Tlachichilco, al parecer por robo.
59.- Miriam Soto Monroy, de 13 años, asesinada junto a su madre y hermano menor en Landero y Coss, Tlachichilco, al parecer por robo.
60.- Enriqueta Álvarez Sáenz, fue asesinada el 24 de marzo, junto con su esposo, el ex agente municipal Luis Manuel Vargas Rivera, cuando en su coche llegaban a un rancho en Tierra Blanca.
61.- María de Jesús Mérida Hernández aparece sin vida dentro de su casa, desnuda, con su esposo en otra habitación, en Huayacocotla.
62.- Zoila Paola España Falfán, encontrada sin vida, apuñaladas, el 25 de marzo, en camino de Coatepec.
63.- Aparece cadáver de mujer sin identificar, con señales de violencia, en un estero de Tuxpan.
64.- El 27 de marzo, María Magdalena de la Cruz Catarino asesinada en su casa a manos de su yerno, en el municipio de Benito Juárez.
65.- El 27 de marzo, Marilú Aguilera García es asesinada en Escolín, Papantla, cuando regresaba de una audiencia con su abogado, y dos personas más.
66.- Viridiana Morgado Tobilla, de 22 años, asesinada en Las Choapas.
67.- Catalina Molina Acevedo, de 35 años, asesinada en Acayucan.
68.- El 29 de marzo fue encontrada ejecutada Blanca Patricia Alonso Hernández, quien era elemento de la Policía Municipal en Platón Sánchez y se encontraba desaparecida, luego de que aparentemente fue “levantada” por un grupo de sujetos armados.
69.- Una mujer sin identificar fue hallada con una cartulina del Cártel del Siglo en Jilotepec, envuelta en bolsas, en la vía pública, sin identificar.
70.- El 1 de abril murió en el hospital, en el puerto de Veracruz, Ana Patricia Reyes Balcázar, después de 23 días, a causa de impactos de bala que le pegó su ex esposo, en zona rural de Minatitlán.
71.- El 2 de abril, la taxista Sara Martínez Sandoval fue encontrada sin vida en un predio, cubierta con llantas, en Medellín de Bravo, había estado desaparecida más de 48 horas.
72.- Mujer joven aparece con otros dos cadáveres, asesinos a disparos, en el municipio de José Azueta, les dejan mensaje grupo Zetas Vieja Escuela.
73.- Lizbeth Cortés Solís, fue arrollada el 6 de abril por un taxista que se la llevó, y horas después apareció asesinada a golpes frente a una escuela, en Poza Rica.
74.- Xiomara Pérez Ramón, el 7 de abril fue asesinada a golpes por su padrastro en Veracruz puerto, quien la enterró en una fosa clandestina atrás de su casa, había antecedentes de violencia doméstica.
75.- Angélica Jazmín Cruz López murió en hospital de Orizaba el 8 de abril por lesiones de bala; el 4 de abril había sido atacada en calles de Atoyac, cuando sicarios llegaron a ejecutar a su novio.
76-77.- El 11 de abril, Sara “N”, y su hija, de 10 años, asesinadas en colonia Benito Juárez de Río Blanco, las mató la pareja de Sara, y padrastro de la menor, Olegario Mendoza Carvajal, quien se dio a la fuga.
78.- Mujer sin identificar en Emiliano Zapata, asesinada cerca de poblado Tres Pasos. Le dispararon.
79.- Mayra M.V, de 26 años, fue secuestrada en Oaxaca, en los límites con Veracruz, y apareció sin vida, con arma blanca, en una casa en obra negra en Tlacojalpan.
80.- Irma Ramírez Trujillo, alias “La Sonia”, destacada militante del PRI y ex jefa de Hacienda en Tierra Blanca, fue asesinada el 18 de abril, al salir de su casa, años antes, su esposo corrió el mismo destino.
81.- El 18 abril, Oricel González Arellanos, de 43 años, asesinada junto a su esposo, en colonia Playón Sur de Minatitlán.
82-85.- El 20 de abril, Ana María Santos Hernández, 62 años; Irma Barrera Álvarez, 44 años; Felicitas Cabrera Gil, 52 años; y Ana María Santos Hernández, 62 años, asesinadas en el Salón de Fiestas Los Potros, de Minatitlán, junto a 9 hombres más.
86.- Alma Gutiérrez, de 50 años, es encontrada asesinada a golpes cerca de la unidad habitacional Villas San Isidro, en Ixhuatlancillo.
87.- Verónica Martínez Cruz de 35 años, fue asesinada a puñaladas y golpes en la localidad de Manantiales, Chicontepec.
88.- Maricela Vallejo Orea, alcaldesa de Mixtla de Altamirano fue asesinada, el 25 de abril, junto a dos personas más cuando transitaba en una carretera cerca de Atlanca, Los Reyes.
89.- La mañana del 26 de abril fue encontrada asesinada la elemento de la Policía Municipal Acreditable, Zuleyma Bazán Lili; la víctima se encontraba en una casa que rentaba, en el municipio de Chacaltianguis, en la Cuenca del Papaloapan. Aparentemente, la mujer fue estrangulada por su esposo, identificado como Ángel “N”.
90.- Elizabeth Castillo Hernández, de 43 años, fue asesinada en una casa de masajes en Xalapa, ella era la encargada, fue amordazada y tapada de los ojos por pistoleros.
91.- Angélica Hernández Irivas, de 30 años, fue encontrada sin vida, el 6 de mayo, entre cafetales de San Rafael Calería, en Córdoba. Su pareja resultó ser sospechoso del crimen.
92.- María Julia Gómez Rebolledo, fue asesinada a balazos en la vía pública en Xalapa, su esposo fue asesinado un mes antes en la misma zona.
93.- Alejandra Guadalupe López Gómez, de 17 años, fue hallada asesinada en parcelas de Fortín de las Flores, la noche anterior no llegó a casa después de haber ido con su novio a un baile por los festejos del 10 de mayo.
94.- El 12 de abril, Erika Platas Hernández fue asesinada a balazos por un grupo de sujetos mientras ella y su familia comían en un restaurante, cerca en Sayula de Alemán, donde intentó salvar a su hijo, pero fue ultimada.
95.- Restos de una mujer, en avanzado estado de putrefacción, aparecieron en colonia San Silverio, de Coatzacoalcos, donde fueron localizados por vecinos que hacían una construcción.
96.- Una mujer que estaba reportada como secuestrada, fue encontrada desmembrada en la localidad Palizada, poblado de Tuxpan.
97.- Amairani Yamileth Valencia Barrera, de 10 años, fue asesinada junto con su padrastro, el 14 de abril, al ser atacados por sujetos armados, cuando llegaban en un automóvil a su casa, en la colonia Flores Magón de Córdoba.
98.- El 9 de mayo, una mujer fue encontrada muerta, recostada sobre una banqueta de la calle 10, en la colonia Cazones, de Poza Rica. Rosalba Salvador R., tenía su domicilio en el fraccionamiento Mangos de Poza Rica. La víctima presentó traumatismo de cráneo severo y huellas de haber sido asfixiada.
99.- El 10 de mayo, una mujer de nombre María Luisa Gómez Rebolledo fue asesinada a balazos en la colonia José Vasconcelos, en Xalapa.
100.- El 11 de mayo, Adriana Xóchitl Hernández Reyes, de 54 años, maestra y directora del Jardín de Niños “Cristóbal Colón” del Infonavit El Morro, en la zona conurbada Veracruz-Boca del Río, fue asesinada a balazos por sujetos que la asaltaron, cuando salía del plantel.
101.- Natali “N”, de 27 años, quien era empleada de una gasolinera, la madrugada del 18 de mayo fue asesinada a balazos, por desconocidos, en su vivienda de la localidad San Cristóbal, en el municipio de Huiloapan.
102.- El 19 de mayo, un sujeto asesinó a balazos su esposa e hijo, de 35 y 9 años respectivamente, en un camino vecinal en la congregación Lomas de Temoctla, en el municipio de Chicontepec.
103.- El 22 de mayo, Saúl L. R. y Fátima Z. G. de 42 y 28 años de edad, respectivamente, fueron atacados a balazos por desconocidos en la calle Acueducto, de la colonia Rafael Murillo Vidal, en Xalapa; las víctimas fueron atendidas por paramédicos del grupo “Panteras” de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) y trasladados a un hospital donde más tarde la fémina falleció.
104.- El 26 de mayo una mujer fue asesinada a balazos a las puertas de su vivienda, en la calle Tinacal, en la colonia Laureles, en la ciudad de Xalapa, sin que las corporaciones policiacas lograran la captura de los responsables.
105.- Cintia Janet González López, de 24 años, recibió siete balazos durante atentado en Coatzacoalcos; después de 12 horas en terapia intensiva murió.


Deja un comentario

Acerca del blog

Blog de noticias desde Veracruz.
Aquí, deseamos contar la historia de cada día.
Y cada día es un nuevo comienzo.
Y todos los días se empieza de cero...

Portal de noticias de Veracruz.