cargando

En twitter:

Barandal
Viernes 26 abril, 2019

Jorge Carvallo, atrás del PRI

•Marlon Ramírez, su bienamado
•Historias oscuras del poder

ESCALERAS: Si es cierto que en política “no hay hombre sin hombre”, entonces, el hombre de Marlon Ramírez, candidato a la presidencia del CDE del PRI, es Jorge Alejandro Carvallo Delfín, “el hijo más ruin que he tenido” según describiera su padre.
Solo que los priistas consideran a Marlon como la miniatura de Carvallo.

Luis Velázquez

Además, insólito: en tanto Carvallo fue encumbrado en los altares públicos por Fidel Herrera Beltrán y Javier Duarte, librado de la cárcel por Miguel Ángel Yunes Linares, Carvallo ha sido incapaz de enaltecer a Marlon, apenas, apenitas, con carguitos menores.
Y por eso mismo, un resentido porque nunca ha sido candidato a un puesto de elección popular (alcalde, diputado local o federal), y si fue a regidor en el año 2017 se debió a su traición a su ex amigo Raúl Díaz Diez, a quien bajó del caballo “a la mitad del río” para volverse, meses después, un regidor azul.
En todo caso, azulado, y azulado al lado del alcalde Fernando Yunes Márquez.

PASAMANOS: Pero, bueno, muchas lecciones ha dado Carvallo a Marlon para flotar “en el proceloso mar de la política” como decía Juan Maldonado Pereda, Q.E.P.D., cuatro veces diputado federal y secretario General de Gobierno con Ramón Aguirre, jefe de Gobierno en la Ciudad de México en el salinato.
Por ejemplo, todo, absolutamente (poder y dinero) le dieron Fidel Herrera y Duarte a Carvallo.
Y “en la primera de cambios”, Carvallo jugó las contras a a Fidel y Duarte uniéndose a Miguel Ángel Yunes Linares, el enemigo público número uno de los dos.
Carvallo, por ejemplo, operó la reunión en su departamento de soltero de la avenida “Vía Muerta” de Boca del Río, con Fernando Yunes de interlocutor, entre Duarte y Yunes.
Después, Carvallo llevó a Fernando Yunes con Duarte en el palacio de gobierno de Xalapa cuando fuera candidato a senador y, se afirma en la cancha partidista, el apoyo de Duarte a Fernando.

CORREDORES: Diputado local, Carvallo Delfín ungió a Marlon Ramírez secretario de Fiscalización en el Congreso local.
Entonces, los envidiosos y quisquillosos aseguran que montaron un despacho contable para auditar a los presidentes municipales, a modo, claro, camisa de fuerza a la medida.
Además, y para borrar huellas y pistas, el despacho tenía oficinas itinerantes pues a cada rato cambiaban de domicilio y, parece, de ciudad.
Marlon, sin embargo, dice su biógrafo, se le metió a Enrique Jackson, ultra contra súper asesor político y amigo de Fidel Herrera y Duarte.
Y Jackson, más que Carvallo, lo encumbró como subsecretario General de Gobierno, con debut y despedida.
Y hasta donde pudo, o quiso, Carvallo lo rescató.
Ahora, es su candidato a la presidencia del CDE del PRI, todos afirman, aliados con el clan de los Yunes azules.
Es decir, y de ser así, que el deslinde político de Carvallo y Marlon de Fidel y Duarte continúa.
Con todo y la versión de que Carvallo Delfín llevó a Marlon con Fidel a la Ciudad de México, quizá, pasándose de listos.
Se ignora si también habrían visitado a Duarte en el Reclusorio Norte de la Ciudad de México donde les invitaría a comer con el sazón del chino que tiene a su servicio y con quien, además, juega cartas, atendidos siempre por un secretario particular de Duarte en la penitenciaría.

BALCONES: Carvallo llegó a Veracruz con Fidel Herrera en un Volkswagen viejito, color rojo, se dice, y terminó trepado en los dos helicópteros de su propiedad, uno de los cuales se descompuso con el tiempo y se ignora si lo vendió o arregló.
La fama pública registra que terminó de dueño de un rancho, además de una flotilla de transportes de carga.
Acaso soñó así con seguir el ejemplo de su amigo entrañable, el cacique de Zongolica, Mario Zepahua Valencia, dueño de una flotilla de autobuses de pasajeros conocida como “Las Adelitas”.

PASILLOS: Secretario particular de Fidel Herrera, igual que Érick Lagos, el trascendido es que ambos cobraban el diezmo a los constructores a cambio de obra pública por dedazo..
Ahora, se adueñó de una organización cañera ubicada con el nombre de “Gramínea”, la tercera importante en el país luego de la Unión Nacional de Cañeros (Daniel Pérez Valdés) y de la Pequeña Propiedad (Carlos Blackcaller).
Carvallo se quedó con “Gramínea” luego del asesinato en Cosamaloapan de su líder, Rafael Castro Honorato, cuya esposa fue nombrada síndica en el Ayuntamiento local.
Pero, cuidado, en el campo cañero hay mucho, demasiado recelo, y desde el asesinato con 120 balazos de Roque Spinozo Foglia, líder nacional, en el sexenio de Agustín Acosta Lagunes, más de treinta dirigentes han sido ejecutados (cuatro en la yunicidad), todos en la impunidad galopante.
La disputa por las canonjías (descuentos obligados a los cañeros) enciende las pasiones directivas.

VENTANAS: Y más por lo siguiente:
El año anterior, Carvallo Delfín peleó hasta donde pudo la diputación local pluri para integrar la LXV Legislatura.
Incluso, ya elegido Juan Carlos Molina Palacios, presidente de la Liga de Comunidades Agrarias, dueño de ranchos donde hace experimentos genéticos de ganado para vender en el extranjero, próspero cañero, arraigada en la Cuenca del Papalopan, Carvallo intentó tumbarlo de la curul y se movió con mala suerte en Veracruz y en el altiplano.

PUERTAS: En los libros de la historia quedó registrado que Carvallo se deslindó de Fidel y Duarte. Más de Duarte, a quien nunca ha llevado una palabra de aliento en el Reclusorio Norte de la Ciudad de México.
Marlon traicionó a Raúl Díaz y engañó a Damara, Yolanda Gutiérrez y Marcela Aguilera, a quienes ofreció la secretaría General del CDE del PRI.
Antonio Benítez Lucho y Raúl Díaz Diez aseguran que atrás de Marlon están Carvallo y Yunes Linares, ex amigo de la profe Elba Esther Gordillo, Roberto Madrazo Pintado y Emilio Chuayffet Chemor, entre otros.
Y, bueno, si Marlon quedara con el CDE del PRI, y sin tener una bolita de cristal para vislumbrar el futuro, la pregunta sería si Carvallo y Marlon traicionarían a Yunes Linares.
De ser así, cuidado, porque con Yunes Linares nadie juega.
Y una cosita es terminar enfermo y en una silla de ruedas como Fidel y otra, encarcelado como Duarte y otra, flotando en el Golfo de México o en la desembocadura del Río Jamapa.


Deja un comentario

Acerca del blog

Blog de noticias desde Veracruz.
Aquí, deseamos contar la historia de cada día.
Y cada día es un nuevo comienzo.
Y todos los días se empieza de cero...

Portal de noticias de Veracruz.