cargando

En twitter:

Expediente 2019
Lunes 22 abril, 2019

Migrantes, un botín

Una pesadilla social más. Veracruz, un infierno para los migrantes. Igual, claro, que en otros estados. Pero su paso por “la noche tibia y callada” que miraba y sentía Agustín Lara, el peor infierno.
Y, de ñapa, el jueves 19 de abril, la volcadura de un tráiler donde viajaban decenas de ilegales de América Central, originarios de Honduras y Salvador. Eran las tres de la mañana en la carretera, a la altura de Vega de Alatorre.

Luis Velázquez

“Sentimos la muerte”, dijo una mujer, sumida en la miseria y la pobreza.
“En mi pueblo, unos días tienes para comer y otros nada”.
El asunto ha dejado de ser un fenómeno migratorio para convertirse en la delincuencia trasnacional.
Los indocumentados como una mercancía dice el sacerdote José Alejandro Solalinde Guerra.
Los malandros de Honduras, Guatemala y Salvador, operando en México, los migrantes, un motín y un botín.
Además, claro, de los carteles nacionales, en la gran disputa.
Y, por tanto, un tema de seguridad nacional.
Carteles de América Central. Carteles de México. El tráfico de personas. El tráfico de órganos. El tráfico de droga. El tráfico de mujeres reclutadas para la prostitución y la trata de blancas. El tráfico de hombres para convertirlos en gatilleros. El secuestro para chantajear a sus familiares, ya en sus países de origen, ya en Estados Unidos, el destino paradisiaco, la tierra prometida.
De los estados del país por donde caminan, Veracruz, el peor.
Veracruz, un fosario de migrantes denunció Solalinde tiempo anterior.
Tan es así que el sacerdote de la Teología de la Liberación puso en Acayucan una filial de su albergue “Los hermanos en el camino”, y días después que le matan en la calle a un hondureño. Era camarógrafo. Se llamaba Edwin Pérez Rivera. Fue en la yunicidad.
Pero en el mes de diciembre del año anterior, que unos policías municipales de Isla, que unos polleros (nunca el asunto esclarecido luego del rafagueo verbal entre el secretario General de Gobierno y el presidente municipal) emboscaron a unos guatemaltecos y mataron a una mujer y dejaron heridos a 4 más, entre ellos, un menor.
Luego, en la ciudad heroica de Veracruz asesinaron en la calle a un hondureño que con su esposa pedía limosna, acaso, digamos, la disputa por las calles y avenidas para limosnear.

CARTELES DE AMÉRICA CENTRAL

Las bandas criminales de América Central y México operando el asunto migratorio.
Y como dice el activista Rubén Figueroa, del Movimiento Mesoamericano, el tema se ha recrudecido porque, a la fecha, casi 5 meses después de MORENA en el Palacio Federal y el gobierno de Veracruz, no hay reglas.
La migración, fuera de control.
Los migrantes parten de sus pueblos a EU. Y desde el momento, la delincuencia organizada de América Central los enlista. Y les pone su sello.
Y cuando pasan por Chiapas, Oaxaca, Tabasco, Veracruz, Tamaulipas, Nuevo León, o Puebla, etcétera, como en cada entidad federativa dominan y predominan unos carteles, dueños del territorio local, los carteles centroamericanos van pagando el llamado derecho de paso.
Y si desde América Central, algún migrante se resiste a pagar la cuota a los capos de sus pueblos, entonces, lo habilitan de malandro si es hombre y de prostituta si es mujer.
El otro operativo es el secuestro del migrante para obligar a los familiares a pagar la cuota.
Y si la familia se declara sin liquidez, entonces, aparece el llamado “burraje”, en que cada migrante es utilizado para pasar droga a Estados Unidos.
Además, las ejecuciones de las pandillas de los carteles para ajustar cuentas con los migrantes insumisos y/o que en todo caso salieron huyendo de sus pueblos.
Así, los malandros de aquellos países se enlazan y entrelazan con los malosos mexicanos y la delincuencia trasnacional sigue ganando la batalla.
Los migrantes, dice Solalinde, como una mercancía. Un botín. Un negocio ilícito. Canijo. Poderoso.

EVIDENCIA SOLALINDE POLÍTICA MIGRATORIA

La migración dejó de ser un fenómeno de tránsito irregular de personas para transfigurarse en un caso de carteles internacionales.
Y sin embargo, dice el politólogo Ramón Benítez, hay una disputa en el gobierno federal por el tema migratorio.
Hoy, está a cargo de la secretaría de Gobernación. Pero el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard Casaubón, pensando en el año 2024 para quedarse con la candidatura presidencial, cabildea para que la migración le sea asignada y proyectarse más en el continente y dejar atrás, digamos, a los otros posibles, como el senador Ricardo Monreal y el diputado federal, Martí Batres, porque a Manuel Bartlett Díaz, el director de la Comisión Federal de Electricidad, ya se le pasó el tiempo, más que político, biológico.
Pero el asunto es de delincuencia trasnacional y en donde le corresponden, claro, a la SEGOB, pero también a la secretaría de Seguridad Nacional y a la Guardia Nacional, a la que han otorgado facultades en la iniciativa de ley enviada al Congreso de la Unión.
Ya se conocerá el desenlace. Pero mientras, han transcurrido 5 meses del obradorismo, y los ilegales siguen padeciendo el mismo infierno en su paso por el país, a tal grado que Solalinde, quien descubriera a un nuevo Niño Dios con la cara de AMLO, está evidenciando ya la política migratoria.


Deja un comentario

Acerca del blog

Blog de noticias desde Veracruz.
Aquí, deseamos contar la historia de cada día.
Y cada día es un nuevo comienzo.
Y todos los días se empieza de cero...

Portal de noticias de Veracruz.