cargando

En twitter:

Jueves 18 abril, 2019

Primera megafosa con Cuitláhuac

•Fiscalía del estado y la Comisión Nacional de Búsqueda anuncian terreno en la zona centro del estado donde han marcado 36 posibles fosas hasta ahora

•Podrían ser docenas de personas que fueron desaparecidas y sepultadas durante periodos de Fidel Herrera y Javier Duarte de Ochoa

•Con esta megafosa se le estaría dando la bienvenida al Presidente Andrés Manuel López Obrador, quien viene a Veracruz a hablar sobre seguridad

•Cuitláhuac García desestimó a Wínckler horas antes del hallazgo, pero Karla Quintana le ofreció todo el respaldo de la CNB para las exhumaciones/Ignacio Carvajal

  • 36 fosas fueron halladas en terrenos de la zona centro del estado

  • Podría tratarse de la misma dimensión que las fosas de Colinas de Santa Fe

  • Podría tratarse de la misma dimensión que las fosas de Colinas de Santa Fe

La maleza ha crecido libremente durante unos cinco o siete años hasta formar grandes arbustos que compiten en estatura con unos cuantos árboles que se miran, de mayor edad, a la distancia.
Es una gran cortina de vegetación que es cómplice de la peor violación a los derechos humanos documentada durante el primer año de gobierno del nuevo gobernador, Cuitláhuac García Jiménez.
Es la nueva megafosa con 36 puntos que han sido confirmados como depósito de un sin número de cadáveres de personas que aquí fueron sepultadas sin ceremonia fúnebre. Sin despedida de sus seres amados. Sin el duelo y sin derecho a la memoria.
En un recorrido hecho por la zona centro del estado, con la reserva de no revelar la ubicación exacta por seguridad de los elementos que están realizando las labores previas a la exhumación, se escuchó que, mínimo, puede haber entre 180 y 200 cadáveres. Son las estimaciones más conservadoras, algunas la comparan con Colinas de Santa Fe, de la que han rescatado cerca de 300 cadáveres.
Los cálculos los hacen las autoridades en base a la experiencia de Colinas de Santa Fe y El Arbolillo, dónde cada punto positivo contenía de cuatro a cinco cadáveres.
El área dónde se ubican las fosas positivas -dijo en rueda de prensa el Fiscal Jorge Wínckler Ortiz- representa un 10% del predio. El terreno está asegurado y será peinado en su totalidad. Ya saben quién es el dueño.
Se nota que durante muchos años el terreno ha estado abandonado, como si se hubiese detenido el tiempo hasta que los sembradores de cadáveres culminaron su infame labor. Se trata pues, de un terreno ocioso. No hay espacio para cultivar y el área posible de pastoreo de ganado se mira ocupada por grandes manchas de arbusto subtropical.
En el área, a dónde uno quiera moverse, se debe mostrar cuidado pues ante el menor descuido se podría caer o pisar alguno de los posibles puntos marcados.
Dada la naturaleza del terreno, arena y poca presencia de rocas se estima que los cadáveres yacen a muy baja profundidad.
La compactación del suelo, así como el crecimiento de la maleza, son indicios que dicen que podrían ser entre cinco o siete años los que han transcurrido desde que se montó este cementerio clandestino en Veracruz.
Para llegar a él se debe tomar una carretera estatal y una federal antes de cruzar ríos y pequeños poblados donde la gente vive del campo.
Las personas trabajan apaciblemente sin mostrar el mínimo asomo de sorpresa ante el convoy de las autoridades que arribó en estas fechas para comenzar con las tareas forenses. Era como si ya los estuvieran esperando.
Entre 2009 y 2011 estos poblados fueron refugio de células del Cartel de Los Zetas, quienes mantenían asolados a los habitantes y constantemente sostenían enfrentamientos con el Ejército Mexicano. Antes fue una de las áreas bajo la hegemonía del Cartel del Golfo.
Será la temporalidad de los cadáveres la que determine en qué año aproximadamente comenzó a operar este cementerio clandestino.
Aunque las expectativas son altas, a que podrían corresponder a algo que comenzó a fraguarse bajo tierra a finales del sexenio de Fidel Herrera Beltrán y el de Javier Duarte de Ochoa; con uno reinaron Los Zetas y con el otro Jalisco Nueva Generación.
Sólo cuenta con una entrada. Los vehículos convencionales no lo cruzan pues los caminos que conducen a donde el entierro son pasos de ganado, angostos, sinuosos y atestados de arena, por lo que se requieren unidades 4x4.
El camino mide unos 5 kilómetros desde el casco del último pueblo al terreno que hoy está bajo investigación criminal; andarlo, bajo nubes de polvo y el sol cayendo a plomo, no deja de ser estremecedor al recordar que éste resultó el último paso de docenas de seres humanos condenados al anonimato de un tumba sin nombre.
Se trata de un área solitaria donde surgen las preguntas: ¿Qué diablos pasó aquí? ¿Quiénes operaron este centro de extensión criminal? ¿Qué autoridad dio el manto proyecto? ¿Hay mujeres, niños, adultos mayores entre estas víctimas?
Lo que se tiene hasta ahora , según la información de la misma Fiscalía, es que fue encontrado hace poco tiempo mientras se le seguía la pista a una denuncia de 2014 por la desaparición de un particular que llegó hasta este predio. Inicialmente se buscaba una fosa. Durante el proceso de la diligencia se percataron que eran más. Luego de horas de marcar posibles sitios, las autoridades se dieron cuenta de la magnitud del hallazgo con lo que prácticamente se estaría dando el recibimiento al Presidente Andrés Manuel López Obrador, quien en cuestión de horas estará en Veracruz para gira de trabajo relacionada con la seguridad.
Hasta ahora el gobierno de Cuitlahuac García Jiménez no ha expresado una línea al respecto. Sería la primer megafosa que le toca al gobernador de MORENA. Ya antes Javier Duarte de Ochoa tuvo el hallazgo en Colinas de Santa Fe en 2016 y Miguel Ángel Yunes Linares los de Arbolillo y La Barranca de La Aurora en 2017 y 2018.
En ambos casos esos mandatarios iban de la mano con la Fiscalía General que actualmente está enfrascada en un conflicto con el gobernador Cuitláhuac García y sus subordinados.
"El fiscal es muy mentiroso", "el fiscal está bajo sospecha por su actuar", "no está invitado a la reunión de seguridad con el Presidente" lanzó el mandatario contra el fiscal Wínckler, 24 horas antes del anuncio de este nuevo cementerio de la mafia; el primero que le tocará gestionar a García Jiménez.
Antes de ofrecer rueda de prensa en Xalapa, las autoridades involucradas recorrieron el área. A la cabeza del recorrido iba la Comisionada Nacional de Búsqueda, Karla Quintana Osuna, quien lleva varios meses trabajando en el estado de Veracruz.
En el predio Quintana Osuna defendió la permanencia de los colectivos de búsqueda de familiares en los trabajos que vienen para exhumar los cadáveres. "Sin las familias no", repetía constantemente al resaltar la relevancia de la capacidad de los colectivos y su interés superior sobre el tema. Se espera que el martes haya reunión con las líderes de cada movimiento para saber cuáles serían sus tareas en la búsqueda.
Ésta, al menos, es la cuarta vez en que Quintana Osuna está en Veracruz y con el fiscal general Jorge Wínckler escoltándola por los predios de la muerte. La funcionaria federal es muy cercana a Alejandro Encinas, subsecretario de gobierno, y de la titular de la SEGOB, Olga Sánchez Cordero.
En la rueda de prensa incluso Quintana y Wínckler compartieron el micrófono para dialogar ante medios de comunicación.


Deja un comentario

Acerca del blog

Blog de noticias desde Veracruz.
Aquí, deseamos contar la historia de cada día.
Y cada día es un nuevo comienzo.
Y todos los días se empieza de cero...

Portal de noticias de Veracruz.