cargando

En twitter:

Barandal
Martes 16 abril, 2019

Historia de una amistad frustrada

•Yunes, ingrato con Guzmán Avilés
•Pelea estelar por CDE del PAN

ESCALERAS: Otra ruptura política se ha dado. Era ya, pero ahora está formalizada. En el CDE del PAN, fragmentados por la presidencia del CDE. Pero más que fractura partidista se trata de un hoyanco amical.
Un par de amigos han roto..., quizá, para siempre. Miguel Ángel Yunes Linares y Joaquín Guzmán Avilés. Y aun cuando de por medio está Pepe Mancha, con la elección anulada por el Tribunal Electoral Veracruzano, lo singular es la otra rotura.

Luis Velázquez

En todo caso, Mancha ni Guzmán son amigos. Simples colegas, más que compañeros, de viaje.

PASAMANOS: Yunes y Guzmán iniciaron la amistad quizá, por ejemplo, desde Vicente Fox y/o Felipe Calderón.
Recién desembarcado en el panismo, en su primera y segunda aventura para la gubernatura, 2010 ante Javier Duarte, y 2016 ante Héctor Yunes Landa, Guzmán Avilés llevó a Yunes de la mano, pues a ningún panista municipal y regional conocía.
Incluso, Guzmán garantizó en el norte de Veracruz el triunfo de Felipe Calderón como candidato presidencial.
Todo, para enaltecer la figura de Yunes.
En el año 2016, candidato a gobernador, Guzmán Avilés fue decisivo para el triunfo de Yunes.
Y en reconocimiento, hacia el final del día y de la noche electoral, Yunes apenas, apenitas lo nombró secretario de Desarrollo Agropecuario cuando merecía, mínimo, la secretaría General de Gobierno, o Desarrollo Social.
La factura empezó a develarse.
Y más, cuando Yunes estranguló el presupuesto de SEDARPA y de 600 millones de pesos anuales lo redujo a cien millones, no más para fregar y expresarse como el jefe máximo.

CORREDORES: “El chapito” aguantó vara. Con una SEDARPA sin recursos, limitada en la acción y la operación política, siguió para adelante, y aterrizó proyectos, planes, programas.
Entonces, se atravesó la presidencia del CDE del PAN, y Guzmán Avilés levantó la mano.
Pero Yunes se la jugó con Pepe Mancha, a tal grado que el proceso partidista fue denominado elección de Estado.
Yunes, pues, deshonró la amistad. Y la gratitud, pues en todo caso, Yunes debía más a Guzmán que al revés.
Y aun cuando dos hermanos de Guzmán son diputados federales y uno más presidente municipal, Guzmán Avilés solito, sin Yunes, puede. Su capital político está fuera de duda.

BALCONES: En el camino se atravesó el primogénito. Y el hijo mayor de Yunes fue contundente con Guzmán Avilés cuando buscara precisar actitudes:
“El PAN en Veracruz es mío” dijo Miguel Ángel Yunes Márquez.
Y yo, aclaró, estoy con Pepe Mancha.
Para entonces, en la cancha política era ultra contra súper conocido el paraíso terrenal que la yunicidad había sido y era para Mancha con obra pública concesionada por dedazo.

PASILLOS: El primer deslinde de Guzmán Avilés fue cuando en la campaña electoral se trasladó a Soledad de Doblado, el pueblo natal de Yunes, y filmó un video donde denunciaba la elección de Estado.
Ganó Pepe Mancha. Impugnó Guzmán. Ahora, el revés del Tribunal.
Así lo dijo Guzmán Avilés:
Uno: Yunes Linares financió la campaña partidista de Mancha con recursos de las secretarías de Desarrollo Social y Protección Civil.
Dos. “Pepe Mancha metió las manos donde no debía”.
Tres. Desde la LXIV Legislatura, con el diputado manchista, Sergio Hernández como presidente de la Junta de Coordinación Política, también fue financiada la campaña de Pepe Mancha.
Y cuatro. Guzmán Avilés reveló que habían entregado al Tribunal pruebas suficientes de sus acusaciones.

VENTANAS: Para entonces, el diputado presidente de la Mesa Directiva, el tuxpeño José Manuel Pozos Castro, había asestado el siguiente manotazo:
El Congreso anterior otorgó jugosos convenios a Pepe Mancha para su periódico digital.
Pero también el ORFIS, Órgano de Fiscalización Superior, puso “el dedo en la llega purulenta”:
La Secretaría de Infraestructura y Obra Pública y otras más otorgaron contratos por casi mil millones de pesos a las constructoras de Pepe Mancha… por dedazo.

PUERTAS: Y al mejor estilo yunista, sin pruebas, Pepe Mancha reviró diciendo que MORENA en Veracruz se metió en la elección del CDE del PAN, y por eso las denuncias en su contra y el revés del Tribunal.
Nada, claro, citó sobre las denuncias del ORFIS y de la LXV Legislatura y que son investigadas y pronto, quizá “antes de que el gallo cante tres veces”, el dictamen habrá de proceder, con todo y que la pelota está en la cancha del Fiscal, yunista desde el occipital hasta el metacarpio y por eso mismo, hipotético protector de Pepe Mancha, tan manchado que anda.

CERRADURAS: He ahí la historia de las desavenencias entre un par de examigos panistas, que fueron priistas en sus tiempos.
Todo dio Guzmán Avilés a Yunes Linares.
Incluso, le puso el paraíso terrenal a sus pies políticos.
Pero así como la política los acercó en un momento de sus vidas, la política, mejor dicho, los intereses económicos y sociales los distanció, repitiéndose la vieja historia bíblica de Yunes con Elba Esther Gordillo, Roberto Madrazo Pintado, Emilio Chuayffet Chemor y Rafael Moreno Valle, entre otros.

PATIO: El presidente Lázaro Cárdenas del Río expulsó del país a Plutarco Elías Calles. Calles “le colmó el plato” cuando unos callistas dinamitaron un tren en el puerto de Veracruz como parte de la estrategia para derrocarlo.
Lázaro Cárdenas escribió en su diario:
“Tuve que disciplinar mi condición sentimental”.
La referencia viene “como anillo al dedo” para describir lo que ha pasado entre Guzmán Avilés y Yunes Linares.
Quizá, digamos, pudiera darse una reconciliación “diplomática” entre las partes, pero nunca más será igual.
Yunes Linares “mostró el diente” a “El chapito”, y si Guzmán Avilés volviera a creer sería inverosímil. “Estaría durmiendo con el enemigo”, pues, y como decía Fernando Gutiérrez Barrios, catador de la naturaleza humana, “quien traiciona una vez… traiciona siempre”.
Y más cuando en el pasado proceso electoral del PAN, la yunicidad anduvo por ahí filtrando, sin pruebas, intriga rapaz, que Guzmán Avilés y el diputado Enrique Cambranis habían sido hipnotizados por el becerro de oro.
En el PRI, diez de catorce jefes militantes renunciaron a la presidencia luego de documentar “los dados cargados a favor” de Marlon Ramírez.
En el PAN, Guzmán Avilés sigue luchando, político opositor con principios y valores.


Deja un comentario

Acerca del blog

Blog de noticias desde Veracruz.
Aquí, deseamos contar la historia de cada día.
Y cada día es un nuevo comienzo.
Y todos los días se empieza de cero...

Portal de noticias de Veracruz.