cargando

En twitter:

PosData
Jueves 11 abril, 2019

Revés de López Obrador a jarochos: niegan permiso al alcalde Fernando Yunes para un nuevo relleno sanitario

Alcalde panista de Veracruz, Fernando Yunes, vapuleado otra vez por la Federación ante claro enfrentamiento por diferencias partidistas
•Antes fueron el Carnaval y los 500 años del puerto, ahora no le dan permiso para iniciar construcción de nuevo relleno sanitario, incluso la SEMARNAT rechaza que se someta a consulta popular con los jarochos
•Proyecto estaría ubicado en zona sur de ex hacienda de Santa Fe y contemplaría la clausura del relleno actual, que es un vertedero de veneno
•Antes López Obrador quiso poner un relleno en Chinameca para honrar a sus paisanos en el sur y no pudo


Por IGNACIO CARVAJAL

Después de su fallida promesa de campaña de darle a los habitantes del sur de Veracruz un relleno sanitario, el Presidente Andrés Manuel López Obrador dejó ir la importunidad de reivindicarse con sus “queridos paisanos” del puerto de Veracruz, pues a nivel federal están rechazando un proyecto para sanear el tiradero en la zona norte.

El pasado 4 de febrero, el Presidente tenía planeado anunciar la clausura del basurero a cielo abierto de Las Matas, entre Minatitlán y Coatzacoalcos.
Así lo había ofrecido en campaña, en cambio, tuvo que desestimar esta promesa pues el días antes el gobernador de Veracruz, Cuitláhuac García Jiménez, tuvo que cancelar le proyecto ante cientos de habitantes de Chinameca que rechazaron recibir unas mil toneladas de basura al día de ciudades del sur.
Esta vez es la misma Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SERMARNAT) la que frenó de golpe la instalación del proyecto para el nuevo relleno sanitario, y la clausura del actual, que demanda el puerto jarocho.
En su último número, la Gaceta Ecológica -editada la SEMARNAT- dio a conocer la no procedencia del Informe Preventivo (IP) del Proyecto del Nuevo Relleno Sanitario para Veracruz, registrado bajo el folio 30VE2018ID151, ingresado por el municipio en noviembre del 2018.
En el dictamen, contestado a la síndica, Aida Lamadrid Rodríguez, se establece que el proyecto “no es procedente” porque no se ajusta a diversas normas y por tecnicismos medioambientales y legales.
En el escrito de 10 horas se expresa que para el proyecto que planea montar la administración del panista Fernando Yunes Márquez es necesaria una Manifestación de Impacto Ambiental y no un Informe Preventivo.
Aunque en el mismo documento la Dirección General de Impacto y Riesgo Ambiental (DCIRA) reconoce que el escrito se ajusta a la mayoría de normatividades ambientales de su tipo, rechaza dar el aval federal por diferencias de “criterios”.
En el punto de vista del director del área, Salvador Hernández Silva, es necesaria una manifestación de impacto ambiental en donde se indique el “diseño, construcción, operación, mantenimiento y clausura de un relleno sanitario para la disposición final de residuos sólidos urbanos (RSU) y de manejo especial (RME)”, y no solo criterios.
Por ello, se concluye que si el municipio “persiste en la realización de las actividades del proyecto, deberá presentar una Manifestación de Impacto Ambiental, de acuerdo con lo establecido en los artículos30 de la LGEEPAy 9 de su RlGEEPAMEIA”.
Básicamente -se entiende- la negatividad es por uso de términos y de palabras. Le dejan en claro al gobierno panista que pueden poner un recurso de revisión.
En el IP, encargado por el ayuntamiento de Veracruz a la empresa ECOSFERA, del Estado de México, se dice que el nuevo relleno se construiría en un área colindante al actual, en la ex hacienda de Santa Fe.
El relleno en donde actualmente se lanzan los desechos, ha sido rebasado en su capacidad desde hace varios años y actualmente es un foco de contaminación para miles de familias de la zona norte de la ciudad.
El nuevo espacio contaría con una capacidad anual de 249 mil 452 toneladas, y un ingreso diario de 617 mil toneladas de basura, tendría una vida útil de al menos ocho años, que se podrían extender a once.
En el proyecto se contempla la construcción de una planta de separación de residuos que daría empleo a los conocidos “pepenadores” que hoy operan en condiciones insalubre y con alto tiesto para su salud.
Este hecho se sumaría a la serie de desaires efectuados desde el gobierno federal y estatal, los dos de MORENA, al panista Fernando Yunes -hijo del ex gobernador Miguel Ángel Yunes Linares- y a sus gobernados.
Los otros fueron la no asistencia a la celebración de los 500 años de la fundación el puerto jarocho y dejar plantado incluso a autoridades del gobierno de España, que han anunciado su arribo a esta festividad.
Antes el gobernador Cuitláhuac García Jiménez no quiso apoyar con recursos monetarios el carnaval de Veracruz, dejando en claro su distanciamiento de la zona más poblada del estado, por diferencias partidistas.
En el documento se expone que enero pasado, ya con el IP ingresado a la ventanilla de la SEMARNAT, una ciudadana de Medellín de Bravo solicitó que el permiso fuera sometido a una consulta, con el mismo modelo de las llevadas por AMLO a nivel nacional para su toma de decisiones, sin embargo, en el mismo mes, y en corto tiempo, la SEMARNAT declaró improcedente la solicitud.


Deja un comentario

Acerca del blog

Blog de noticias desde Veracruz.
Aquí, deseamos contar la historia de cada día.
Y cada día es un nuevo comienzo.
Y todos los días se empieza de cero...

Portal de noticias de Veracruz.