cargando

En twitter:

Barandal
Sábado 23 marzo, 2019

La antología de la muerte

•30 asesinatos en tres días
•Ningún municipio a salvo
•La fiesta de las balas

ESCALERAS: El mapa de la muerte quedó reiterado el fin de semana anterior. En tres días, treinta asesinatos. Pero sobre todo, treinta asesinados (10 por día) ubicados de norte a sur y de este a oeste de Veracruz.
Ningún municipio se salva. Ninguna demarcación puede cantar victoria. La vida, prendida con alfileres. Los días y noches, como un largo y extenso túnel sin una lucecita prendida para caminar en medio de las sombras.

Luis Velázquez

Un infierno llamado Veracruz. Igual que en el siglo pasado cuando Agustín Acosta Lagunes, 1980/1986, ejercía el poder y gobernaba.

PASAMANOS: Según la radiografía de la inseguridad, la incertidumbre y la zozobra, hubo asesinados en los siguientes municipios.
Sur de Veracruz: Agua Dulce, Coatzacoalcos, Minatitlán, Cosoleacaque, Ixhuatlán del Sureste y Texistepec.
Norte de Veracruz: Papantla y Álamo Temapache.
Centro de Veracruz: Yanga, Córdoba, Ixtaczoquitlán, Paso del Macho y Atzalan.
Los Llanos de Sotavento: Tlalixcoyan y Tierra Blanca.
Región de Xalapa: Naolinco.
Lo peor: quedó aclarado. En vez de que los policías persigan a los malandros, los malosos a las corporaciones policiacas.
El ataque a las instalaciones de la Fuerza Civil en Jáltipan, por ejemplo, expresa el sórdido y siniestro mundo que se vive y padece.

CORREDORES: Por eso quizá la secretaría de Educación (SEV) cabildea la posibilidad de que en la región de Córdoba, Yanga y Cuitláhuac, con los más encendidos focos rojos, en las escuelas primarias y secundarias capaciten a los niños para protegerse a sí mismos de las balaceras y el tiroteo en un fuego cruzado.
Ha de recordarse, sin embargo, que en un tiempo del último sexenio priista, 2012/2016, también la SEV apostó a entrenar a los educandos para saber los pasos en caso de un tiroteo.
Incluso, hasta con simulacros de balaceras.
Ahora, el delegado de la SEV, Rogelio Gamboa Dorantes, deslizó en la pista educativa que impartirían cursos de la secretaría de Protección Civil tanto para profesores como alumnos (Diario de Xalapa, Guadalupe Castillo, 19 de marzo, 2019).

BALCONES: Se ignora el alcance social de la SEV con su operativo en conjunto, digamos, con Protección Civil.
Peor, claro, sería cruzarse de brazos y hacer una cadena de oración para rezar y rezar, como la iglesia católica en Orizaba, y ver si así, igual que los campesinos siguiendo a Miguel Hidalgo con la estampita de la Virgen de Guadalupe en el sombrero para ver si detendrían las balas, pues con más de 500 asesinatos al momento en los últimos casi 4 meses constituye una epopeya pensar que la ola de violencia se detendrá.

PASILLOS: Ni los simulacros en las escuelas primarias ni las cadenas de oraciones en las iglesias.
Ni tampoco las marchas de feligreses en las calles ni las cartitas a la ONU clamando su intervención.
Ni un “Toque de queda” ni las guardias comunitarias, incluso, podrían, entre otras cositas, nulificar a los carteles y cartelitos dueños de la agenda setting en Veracruz.
Bastaría referir que los soldados y marinos enviados a las calles y poblados para combatir a los carteles por Enrique Peña Nieto y Felipe Calderón solo dejaron más de doscientos mil muertos, con los carteles floreciendo, pues si, cierto, unos capos fueron detenidos, otros más aparecieron, invencibles como parecen.
Ahora, la gran apuesta está en la Guardia Nacional.

VENTANAS: Mientras, Veracruz chorrea sangre.
Y lo más canijo, parte importantísima de la población en la desesperación social, pues las familias ya “no ven lo duro, sino lo tupido” del rafagueo y que ha llegado a mujeres decapitadas y personas secuestradas y asesinadas a pesar de que las familias pagaran el rescate.
Veracruz está atrapado y sin salida en un círculo vicioso.
Los narcos, dueños del Estado Delincuencial.
Y la autoridad gritoneando que “vendrán tiempos bonitos, muy bonitos, lo bonito entre lo bonito, porque aquí todo está bien”.

PUERTAS: Los malandros entraron a Veracruz por la zona norte. Tampico Alto y Pánuco. Llegaron procedentes de Tamaulipas, allí donde dos ex gobernadores priistas fueron denunciados por malas amistades.
Entonces, la más siniestra epopeya cometida fue cuando los sicarios rafaguearon un autobús de pasajeros en la carretera de Tantoyuca a Pánuco, y una niña en brazos de su señora madre fue asesinada.
Tiempo aquel cuando en el puente que une a Veracruz con Tamaulipas tiraron un montón de cadáveres reproduciendo el tiradero de cadáveres en el paso a desnivel de la avenida Ruiz Cortines, en Boca del Río.

CERRADURAS: Luego, del norte caminaron al centro y al este y oeste y al sur, y de pronto, el cáncer dominaba el cuerpo geográfico de la entidad jarocha.
Hace unos 8 años y meses.
Y la vida, un infierno todos los días y noches.
Ahora, la SEV capacitará a los niños para que aprendan a cuidarse ellos mismos en un tiroteo cuando, caray, es tarea del Estado de Derecho garantizar la vida.

PATIO: Por ningún lado se mira ni olfatea la esperanza. Con tantos asesinatos, desapariciones, secuestros y fosas clandestinas, la fe social se ha perdido.
Nada alienta la posibilidad.
Los ex gobernadores ya se fueron y la historia los ha juzgado. Ahora, corresponde la tarea a un nuevo gobierno, el primer sexenio de izquierda ejerciendo el poder.
En Veracruz, la fiesta de las balas.


Deja un comentario

Acerca del blog

Blog de noticias desde Veracruz.
Aquí, deseamos contar la historia de cada día.
Y cada día es un nuevo comienzo.
Y todos los días se empieza de cero...

Portal de noticias de Veracruz.