cargando

En twitter:

Expediente 2019
Lunes 18 marzo, 2019

“Todo está bien”

Pues bien, “sabedlo príncipes y vasallos” (Salvador Díaz Mirón), luego de los tráileres y camionetas incendiadas en las carreteras de Veracruz y luego del fuego cruzado en Tierra Blanca con 5 muertos y después del rafagueo a policías en Córdoba y la granada en Jáltipan, el gobierno de Veracruz dijo:
“Estén todos tranquilos”.

Luis Velázquez

Incluso, arremedando al ex gobernador preso en el Reclusorio Norte de la Ciudad de México, aquel de que “Aquí no pasa nada”, el sexenio de la izquierda acuñó nueva frase célebre:
“Todo está bien”.
Y en tanto el preso más famoso del Reclusorio Norte se solazaba diciendo que en Veracruz los malandros sólo roban Frutsis y refrescos de cola, en el tiempo de la llamada por decreto Cuarta Transformación del País, la tesis política y filosófica es la siguiente:
Luego de la balacera de dos horas en Tierra Blanca, comer hot dogs en un puesto callejero del pueblo.
Pero además, tomándose la foto rociando sal en el hot dogs con una sonrisa más grande que la sandía inmortal de Diego Rivera, y trepándola a las redes sociales, mientras, a lo lejos, lejitos, un montón de policías cuidan al jefe máximo, de igual manera cuando tres días después llegara a la cabecera municipal de Soledad Atzompa (en ningún momento a la comunidad de los linchamientos) con unas veinte patrullas y policías “armados hasta los dientes” y helicópteros sobresolando la montaña negra de la sierra de Zongolica.
“Todos tranquilos”. “Aquí, no pasa nada”.
Además, y como en el pasado inmediato, si hay fuego cruzado y tráileres y camionetas y autobuses incendiados y ataques a policías y muertos se debe única y exclusivamente a que el gobierno de Veracruz está enfrentando con todo y en todo a los carteles y cartelitos para restablecer la paz.
Por eso, “sabedlo príncipes y vasallos”, “todos tranquilos”.
Pronto, Veracruz, de norte a sur y de este a oeste, será de nuevo el paraíso perdido, la tierra prometida, la Comuna soñada por Tomás Moro y Emiliano Zapata, habitada por la raza cósmica que deseaba José Vasconcelos, uno de los primeros candidatos independientes a la presidencia de la república.

INCRÉDULOS, TENED FE Y ESPERANZA

“Todos tranquilos" pues.
Hacia el día 103 del sexenio de la izquierda, la estadística de la muerte era de 460 asesinatos, de los cuales, 48 feminicidios, más 80 secuestros.
Pero “todo está bien”.
“Los días bonitos, bonitos entre los bonitos” ya llegaron.
¡Tened fe y esperanza! ¡Creed en el jefe máximo!
En todo caso si hay nubarrones huracanados sólo son “unas nubes de verano que pretenden oscurecer el sol” como escribiera Diódoro Cobo Peña en uno de sus poemas imborrables.
Hay secuestrados y desaparecidos, pero pronto saldrá el sol.
Hay asesinatos, pero pronto dejarán de oírse los tiros en fuego cruzado.
Hay fosas clandestinas con más cadáveres, pero son del pasado.
Hay robos en casas habitación y comercios y bancos, pero pronto los malandros saldrán huyendo despavoridos a esconderse a las cuevas de las montañas en los estados vecinos.
“Todo está bien” y porfis, que sirvan hot dogs para todos… que la casa paga.
Y de paso, que un mariachi toque y cante “Las golondrinas” a los capos y barones de la droga y sus pistoleros, sicarios y halcones, porque pronto, “antes de que el gallo cante tres veces”, se irán, igual, igualito que “las oscuras golondrinas” de Bécquer.
¡El nuevo día ha nacido! ¡El día del socialismo por la vía electoral! ¡El día del hombre y de la mujer, el día de Veracruz, el día más feliz de los 8 millones de habitantes de Veracruz!
Y si en el duartazgo la felicidad era hartarse con Frutsis, palomitas y refrescos de cola, ahora es por decreto superior atragantarse con hot dogs.

ESTILO PERSONAL DE EJERCER EL PODER

Allí donde existía un motín, una rebelión, Fidel Herrera Beltrán llegaba de inmediato.
Por ejemplo, minutos después de un motín de reos en el penal de Pacho Viejo exigiendo pagos pendientes, el góber fogoso los enfrentó y pulverizó la sublevación.
Javier Duarte siempre los evadió y enviaba a sus operadores.
Miguel Ángel Yunes Linares también los enfrentaba, sin rodeos.
“¡Bestias!” llamó a los malosos que asesinaron con alevosía, ventaja y premeditación a 4 niños en una colonia popular de Coatzacoalcos, y en donde también ejecutaron a sus padres, al padre que porque era un malandro.
Ahora, el gobierno de Veracruz llega al lugar del siniestro social y político días después, apaciguado el infierno.
Fue a Chinameca, cuando la toma de la conflictiva y ríspida presa Yuribia, en Tatahuicapan, en el sur de Veracruz, aun cuando, ni modo, son los riesgos, le fue mal.
Fue a Atzompa, donde le pusieron un jorongo que casi le llegaba a los pies y una corona y un collar de flores, luego del linchamiento de 6 presuntos malandros, pero nunca se acercó a una de las tres comunidades donde el infierno floreció.
Fue cuando el carnaval jarocho, al que cerrara la llave de SEFIPLAN, pero a un juego de béisbol, el deporte preferido del presidente de la república, semanas después de anunciar que pronto, pronto, pronto, gran noticia para Veracruz con el regreso del equipo “El Águila” y que, bueno, luego de tanta alharaca fue diferido hasta, parece, dentro de un año.
Horas después, llegó a Tierra Blanca, después de la emboscada a la Fuerza Civil y para demostrar que “todo está bien” y todo mundo, la ciudadanía, la población, ha de estar tranquila, el gobierno estatal comió hot dogs en puesto callejero.
He ahí el estilo personal de ejercer el poder… que tanto, digamos, creerían, gusta, encanta y fascina a la población.
¡Hot dogs, para todos, el platillo preferido sexenal!, de igual manera como antes fueron los Frutsis.


Deja un comentario

Acerca del blog

Blog de noticias desde Veracruz.
Aquí, deseamos contar la historia de cada día.
Y cada día es un nuevo comienzo.
Y todos los días se empieza de cero...

Portal de noticias de Veracruz.