cargando

En twitter:

Lunes 25 febrero, 2019

"Nos van a matar, pero familiares van a venir por ustedes"

•Antes de ser quemados en Soledad Atzompa, secuestradores lanzaron amenaza a la población

•Víctimas tenían nexos con presunto cabecilla de grupo delictivo, “El Bukanas”

•Identifican cuatro cuerpos, dos eran menores; uno supuesto familiar de un funcionario municipal poblano

•"No me hice ojo de hormiga" dice Cuitláhuac García en visita tardía al pueblo/Por ANTONIO OSORIO

Soledad Atzompa, Ver.- “Nos van a matar, pero -nuestros familiares- van a venir por ustedes”, gritaba amenazante uno de los presuntos secuestradores que pedían perdón a la turba que los torturaba, la noche del jueves 21, en una localidad de Soledad Atzompa, tras haber sido detenidos por policías, cuando pretendían llevarse a dos maestros rurales. Este domingo, cuatro de los linchados fueron identificados y entregados a sus familias; dos eran menores de edad, y aparentemente estaban relacionados con el presunto líder de un grupo delictivo, Roberto de los Santos de Jesús, mejor conocido como “El Bukanas”.
Además, en redes sociales, se manejó la versión de que uno de los linchados presuntamente era familiar de un funcionario del municipio de Vicente Guerrero, en el estado de Puebla.
Paralelamente, en medio del terror y la zozobra que se vive en el municipio de Soldad Atzompa, dos días después, una veintena de patrullas y hasta una tanqueta resguardaron la llegada tardía del gobernador Cuitláhuac García Jiménez a la zona de conflicto, donde se encerró por más de tres horas con las autoridades locales, pobladores y guardias comunitarias, a quienes prometió reforzar la seguridad con las fuerzas federales y asignar nuevas patrullas.
Horas antes, fueron identificados cuatro de los seis presuntos delincuentes que entre el jueves y el viernes fueron golpeados, apedreados, baleados y quemados por la turba de más de 500 pobladores de varias localidades.
Cuatro de los seis sujetos linchados y asesinados fueron identificados como: Carlos Manuel Alonso Santos y Jesús Ángel Soriano Santos, ambos de 17 años y vecinos de la localidad Sierra de Agua, en Acultzingo. El primero campesino y el segundo trabajador de una panadería, de la colonia El Águila, de Nogales
También fueron reconocidos: Gerardo Serrano Cruz y Ángel Gustavo Rodríguez de Jesús, de 20 y 26 años, el primero albañil, domiciliado en Acultzingo, y el segundo originario de Puebla, donde laboraba como chofer de tráileres de la compañía Jasan Logistics.
Los hoy finados estarían relacionados con Roberto de los Santos de Jesús, alias “El Bukanas”, identificado como líder del cártel Sangre Nueva Zeta, y ex elemento de la Policía Municipal de Acultzingo, por quien las autoridades ofrecieron el año pasado una recompensa de hasta 5 millones de pesos
Versiones de pobladores dieron a conocer que tras los linchamientos, por su seguridad, la mayoría de los habitantes no han querido salir a otros municipios como Ciudad Mendoza, Nogales, Río Blanco y Acultzingo, debido a que temen una posible venganza de los familiares de las víctimas.
A través de las redes sociales, varias personas avalaron el actuar del pueblo, al señalar que los delincuentes ya se habían “pasado de la raya”, pues no conformes con asaltar tráileres y trenes, ahora habían encontrado su “modus vivendi” en el secuestro de maestros rurales.
Ante el grado de indignación, algunas personas arremetieron también contra los familiares de las víctimas, que lloraron por sus muertos -según publicaciones que hicieron en Facebook-, al comentar que “ya sólo falta que exijan una indemnización”, y “si quieren indemnización, que suban -a la sierra- y vamos a darles”, señaló uno de los usuarios.

”NOS VAN A MATAR, PERO -NUESTROS FAMILIARES- VAN A VENIR POR USTEDES” DECÍA UN SECUESTRADOR AL SER TORTURADO

”Nos van a matar, pero -nuestros familiares- van a venir por ustedes”, gritaba uno de los cuatro sujetos mientras era atacado por una turba, la tarde del jueves 21, tras haber sido capturados, cuando trataban de secuestrar a dos maestros.
Eran cerca de las 6 de la tarde cuando unos 500 habitantes de Soledad Atzompa decidieron terminar con el flagelo que desde el año pasado los venía asolando; en menos de 24 horas, sin miramientos, mataron a seis presuntos secuestradores que operaban en la sierra.
Horas antes, los hoy finados habían llegado en dos automóviles y una camioneta de lujo, todos con reporte de robo en la zona de Acultzingo y Balastrera.
Según manifestaron mientras eran sometidos, iban con la intención de llevarse a dos maestros que acababan de salir de dar clases.
Tras una persecución a balazos por la carretera Acultzingo-Soledad Atzompa, en la que un policía resultó lesionado, cuatro presuntos secuestradores fueron detenidos cerca de la comunidad Tetlalzinga, aunque otros dos escaparon.
Los pobladores se organizaron y llegaron al lugar, donde les quitaron a los detenidos a la Policía, para lincharlos.
Refieren testigos que mientras el pueblo sometía a los infractores, varios hombres, algunos encapuchados y otros cubiertos del rostro con paliacates, consiguieron cervezas y aguardiente para estar tomando mientras observaban el castigo.
Contaron que al primero que torturaron le sacaron los ojos, a otro le pegaron con una piedra en la cabeza, hasta destrozarle parte del cráneo, y luego, con una pistola que quien sabe de dónde salió, le dieron de balazos en la cabeza a otros dos. Los hechos habrían sido grabados por varios de los espectadores, que con mucha reserva los guardaron y que ahora son buscados por las autoridades, como parte de las investigaciones.
Luego, como si fuera un ritual, el pueblo sediento de justicia les arrimó basura y unas ramas secas, para prenderles fuego, aunque solo uno de los cuerpos se calcinó casi por completo. Los otros quedaron completos. Uno quedó boca abajo, solo con la ropa interior, y maniatado hacia la espalda; otro, boca arriba, tirado sobre el pavimento, con una señal de vialidad sobre su cuerpo.
Fue hasta cerca de las 22:00 horas cuando el pueblo enardecido dejó entrar a las autoridades, varias patrullas de la Policía Estatal y la Fuerza Civil, así como personal de la Fiscalía que, en medio de la situación tensa, tuvieron que ingresar a tomar conocimiento de los hechos y llevarse los cuerpos. Al día siguiente, los agresores encontraron a otros dos delincuentes escondidos en una alcantarilla y tras golpearlos, también los asesinaron.
El hecho causó conmoción a nivel nacional e internacional, con opiniones compartidas, a favor y en contra del actuar de los habitantes de Soledad Atzompa, uno de los 10 municipios de la Sierra de Zongolica, que por décadas ha padecido pobreza extrema porque los gobiernos se olvidaron de ellos.
El 19 de febrero, dos días antes de que el pueblo decidiera hacer justicia por propia cuenta, había sido secuestrado el profesor de preescolar Sergio Heriberto Domínguez Cid, ex alcalde de Tequila, otro municipio enclavado en la Sierra de Zongolica; cuando regresaba de dar clases en un Jardín de Niños de la comunidad de Poxcautla, fue plagiado por sujetos armados que posteriormente le exigieron a su familia un rescate de 10 millones de pesos por su liberación.

TRAS VISITA TARDÍA DE CUITLÁHUAC A LA ZONA DE CONFLICTO CIVILES LO CRITICAN

Cerca de las 15:00 horas, un convoy de más de 20 patrullas de la Policía Estatal y Fuerza Civil, apoyados con una tanqueta, custodiando al gobernador Cuitláhuac García, ingresaron a la cabecera municipal, provocando expectación de decenas de pobladores, quienes se congregan por la celebración de la fiesta patronal en honor a la Virgen de la Soledad, con eventos religiosos y culturales, como bailables y danzas prehispánicas.
En el Palacio Municipal, durante más de tres horas se prolongó la reunión del gobernador, quien junto con sus secretarios de Seguridad, Salud y Educación, habló con el alcalde, Armando Pérez de los Santos, así como con agentes y subagentes municipales, y las guardias comunitarias.
Luego, el gobernador se apresuró hacia la camioneta para retirarse, pero al ser interceptado por reporteros, ante quienes aseguró que entre los acuerdos tomados estuvo el reforzamiento de la seguridad; el restablecimiento de las clases en todos los niveles educativos y apoyos en materia de Salud.
A las guardias comunitarias les dijo que tienen que actuar con apego a la ley, “recuerden que deben hacerlo a través de las formas legales”, expuso.
Y agregó que “estamos apoyando al alcalde y tenemos que atender el problema, nosotros no nos íbamos a hacer ‘ojo de hormiga’, y esperamos que todas las demás autoridades también actúen, el alcalde. Sin embargo, admitió que se llegó a varios acuerdos, pero aseguró que están guardados y vamos a responder, quedamos en regresar para hacer la primera entrega”.
Sin embargo, aunque el gobernador fue recibido por el pueblo, muchos habitantes repudiaron su llegada tardía a la zona.
“Se ve muy mono con su coronita de flores, como para ofrenda a los dioses, lo deberían sacrificar en un cerro por inútil”, dijo Jorge Tejeda, mientras que Héctor Espinosa publicó “¿Cómo... resguardado ...??? ¿Y por qué tanta seguridad ...??? ¿A qué le tienes miedo ???”

RELACIONAN A SECUESTRADORES CON JEFE DE GRUPO DELINCUENCIAL

En el transcurso de la mañana del domingo, cuatro de los seis presuntos secuestradores linchados y quemados, fueron reconocidos por sus familiares, pero también relacionados con el presunto líder de un grupo delincuencial, Roberto de los Santos de Jesús, alias “El Bukanas”, por quien el anterior gobierno estatal ofreció una recompensa de hasta 5 millones de pesos, y se le atribuyeron diversos hechos delictivos cometidos en la zona.
Las víctimas fueron identificadas como Carlos Manuel Alonso Santos y Jesús Ángel Soriano Santos, de 17 años de edad, originarios de Alcutzingo. Los otros dos fueron Gerardo Serrano Cruz y Ángel Gustavo Rodríguez de Jesús, de 20 y 26 años, el primero de Acultzingo y el segundo de Puebla.
Según versiones, por la coincidencia de apellidos, los dos primeros estarían relacionados con el jefe delictivo.
De acuerdo con reportes, se sabe que los hoy finados, antes de ser linchados, ya habían sido ubicados e identificados como parte de un grupo que se presume que es de más de 30 sujetos, quienes desde mediados del año pasado empezaron a entrar a la zona para secuestrar a maestros rurales. El mismo grupo, según se conoció, habría cometido robos a trenes y tráileres en el tramo de Acultzingo a Ciudad Mendoza.
Luego de conocerse que los familiares de las víctimas acudieron a identificarlas y a reclamar sus cuerpos, decenas de pobladores, a través de las redes sociales, ratificaron el actuar del pueblo y se burlaron diciendo que “ahora solo falta que los familiares de los secuestradores pidan indemnización al municipio por lo sucedido”.
Otros, como Daysi Amayo, señalaron que “ni modos, si en sus casas no los educaron, en la calle lo harán. Así que hay que formar a unos hijos de bien y evitemos esto. No me burlo, pero se lo buscaron”. Mientras que Hernán Hernández Flores consideró que “siempre les sale una cosa con tal de que el pueblo se sienta culpable...pero es un hecho de que el pueblo no es tonto y los que viven ahí o trabajan saben del terror que hay para poder subir y bajar...cero tolerancia a los rateros y secuestradores”, y Juan Pérez “si quieren indemnización que suban, vamos a darles”.
Santa Dormido condenó que “dos de ellos son de Vicente Guerrero, Puebla, uno es hasta familia del síndico municipal. Es una tristeza que siendo familia de una persona que tiene puesto en la presidencia de una comunidad termine de esta manera”.


Deja un comentario

Acerca del blog

Blog de noticias desde Veracruz.
Aquí, deseamos contar la historia de cada día.
Y cada día es un nuevo comienzo.
Y todos los días se empieza de cero...

Portal de noticias de Veracruz.