cargando

En twitter:

Barandal
Viernes 15 febrero, 2019

Boleto con el diablo

•Alcalde bragado
•Denunció a malandros
•Temor por su vida

ESCALERAS: El arzobispo de Xalapa, Hipólito Reyes Larios, estará rezando unas diez horas diarias, igual que el Papa Juan Pablo II en sus buenos tiempos.
Incluso, ninguna duda de que igual, igualito como le sucedió al Papa Paulo VI una madrugada al despertar y caminar por el pasillo del arzobispado se le aparezca Dios para platicar sobre su pendiente social.

Luis Velázquez

Y es que desde cuando su hermano mayor, Melitón, “Don Meli” le llaman, presidente municipal de Ciudad Mendoza, denunciara que los Zetas, el Cartel Jalisco Nueva Generación y los carteles huachicoleros se han adueñado de su pueblo y de la región, entonces, sacó boleto con el diablo y los días han de significar una pesadilla.

PASAMANOS: “Don Meli” es el primero de los 212 alcaldes de Veracruz en poner los acentos a las íes denunciando a los carteles, los barones de la droga, los jefes máximos de la delincuencia organizada.
Otros ediles, sin embargo, se han referido a ellos pero sin pronunciar nombres.
Incluso, el alcalde de Coatzacoalcos, el morenista Víctor Carranza, dijo que hablaría con ellos para que en nombre de Dios y de la república amorosa y del Código de Ética tan de moda hoy, los convenciera de “colgar los hábitos” de la maldad y pacificar el sur de Veracruz.

CORREDORES: “Don Meli” denunció el eje del mal en su región, partiendo de su pueblo, y por eso mismo, su discurso mediático fue un parteaguas, y a partir de entonces, mínimo, ha de blindarse más, mucho más, pues tarde o temprano los malandros pudieran ajustar cuentas.
Y más, porque tiró gasolina al fuego.
Por ejemplo:
Uno. Días sórdidos y siniestros con el asesinato en Ciudad Mendoza de la hija de la diputada federal de MORENA, al momento, impugne, a partir de que la yunicidad aseguró que los malandros lo habían asesinado por fallar en el operativo.

BALCONES: Dos. La yunicidad ofreció un millón de pesos por la captura de “El bukanan”, el líder narco de la región, acusado como descarrilador de trenes, y nunca nadie pudo o quiso cobrar el rescate.
Tres. En Río Blanco, a un ladito de Ciudad Mendoza, fueron asesinadas dos niñas en un fuego cruzado entre policías y malandros, asegurando en el lado oficial que eran narco/niñas, una de ellas, amante de un jefe narco.

VENTANAS: Cuatro. En Mariano Escobedo, los vecinos colgaron mantas en las paredes avisando al presidente municipal, anexos y conexos, que si detienen a un malandro, lo linchan, pues ha llegado la hora de hacerse justicia por la mano propia.
Cinco. La región ocupa el primer lugar nacional en trenes descarrilados.
Seis. En Orizaba se efectuó la primera rebelión de mujeres en contra del feminicidio fuera de control, desbordado.
Siete. Coatzacoalcos y la región de Córdoba, que incluye Ciudad Mendoza, han sido declarados en el primero y segundo lugar estatal de la violencia desbordada.

PUERTA: Ocho. Las tres edecanes desaparecidas en la yunicidad, originarias de Amatlán y Córdoba, aparecidos sus cadáveres en fosas clandestinas, en la total impunidad, de igual manera como las trece edecanes y modelos desaparecidas en el sexenio de Javier Duarte luego de una fiestecita de políticos y narcos en un rancho de Actopan.
Nueve. El secuestro, desaparición y asesinato el 8 de febrero de 2016 de la reportera Anabel Flores Espinoza, trabajadora de la información en la región de Orizaba, tirado su cadáver en Teziutlán, Puebla.
Diez. Todo Veracruz, convertido en un infierno. Los cárteles y cartelitos moviéndose en el territorio estatal, dueños del día y de la noche, como en su casa, imparables, y sólo falta que alguien por ahí los declarara Huéspedes Distinguidos porque han creado más fuentes de empleo que la secretaría de Desarrollo Económico.

CERRADURA: La vida local está demasiado caliente. Casi casi, un volcán social en erupción. Un río desbordado. Un huracán sin antecedente. Un tsunami del Golfo de México.
Y todavía de ñapa, “Don Meli”, muy valiente, muy bragado, muy echado pa’lante, denunciando con sus nombres a los malandros.
Demasiado riesgoso y peligroso.
Pero, bueno, con las oraciones de su hermano el Arzobispo de seguro estará blindado, igual, por ejemplo, cuando en la guerra de Independencia los campesinos al lado de Miguel Hidalgo se ponían una estampita de la Virgencita de Guadalupe en la tapa de sus sombreros de manga ancha creyendo que así detendrían las balas y el rafagueo de los cañones de los realistas.

PATIO: “Don Meli” denunciando a los malandros se habría sentido, digamos, “el guardián de las puertas del cielo” (Etgar Keret), y como un profeta arrebatado con la espada en la mano soñaría que su denuncia bastaba para que los carteles salieran huyendo de Veracruz.
Pero el negocio es demasiado jugoso y va desde la disputa de la jugosa plaza local para la droga, la autopista federal de sur a norte, los puertos marítimos para el movimiento de la droga al exterior, las pistas clandestinas, el huachicoleo, los secuestros reales y exprés, los feminicidios, los migrantes, el cobro del derecho de piso, las extorsiones y la venta de protección, entre otros rubros.
Y si “Don Meli” pensó que el discurso mediático es suficiente para acabar con el mal sólo las oraciones de su hermano, el arzobispo, lo podrían, digamos, blindar.
Que su Señor Todopoderoso lo cuide, tan cerca que está de un ministro de Dios.
Desde hace más 8 años, la vida en Veracruz es un infierno, y aun cuando el diputado José Manuel Castro Pozos asegura que en el palacio de la Cuitlamanía los demonios merodean, más tiempo tiene dueños de los pueblos oliendo a pólvora.
Ojalá que las Paris Hilton también lo cuiden.


Deja un comentario

Acerca del blog

Blog de noticias desde Veracruz.
Aquí, deseamos contar la historia de cada día.
Y cada día es un nuevo comienzo.
Y todos los días se empieza de cero...

Portal de noticias de Veracruz.