cargando

En twitter:

Barandal
Sábado 09 febrero, 2019

“Vendrán tiempos bonitos”

•Filosofía de la Cuitlamanía
•El vendedor de esperanzas

ESCALERAS: Desde hace ratito, el pueblo de Veracruz ya conoce la filosofía política del gobernador, encerrada en una frase bíblica:
“Vendrán tiempos bonitos”.
En un principio, hacia el mes de diciembre del año anterior, la frase era otra, la siguiente:
“Vendrán tiempos mejores”.

Luis Velázquez

Luego, hacia finales de diciembre, principios de enero, la cambió por “Tiempos bonitos”.
Ahora, cuando inaugurara la temporada de béisbol la frase sufrió otra Cuarta Transformación, la siguiente:
“Lo bonito de lo bonito”, “¡ay, zandanga, mamá por Dios!”.
Y, bueno, cada quien expresa su estado emocional y madurez social y así, las elites políticas gobiernan.

PASAMANOS: La frase está dicha en futuro. El futuro que nadie conoce. El futuro que está, estaría por llegar, adverso que puede ser, futuro al fin.
Lo decía Napoleón Bonaparte:
“Un político ha de vender esperanzas”.
El góber jarocho, las vende. Vende “los tiempos mejores” y “los tiempos bonitos”.
Sabrá el Señor Todopoderoso de cada quien si cree, primero, en el futuro, y segundo, si cree en la palabra del jefe del Poder Ejecutivo de Veracruz, pues, caray, con tantas promesas y baraturas ofrecidas desde el año 1824 por el primer gobernador, Guadalupe Victoria, 76 mandatarios a la fecha, y un Veracruz en la jodidez, resulta contradictorio que un ciudadano común y sencillo tenga fe en las tres palabras apocalípticas de “Vendrán tiempos bonitos”, muy bonitos, ajá.

CORREDORES: Por ejemplo, habría de preguntar a los familiares de las trescientas personas asesinadas en las últimas 9 semanas y media (así 7 de cada 10 sean malandros como dice el Fiscal) si para ellos ya llegaron “los tiempos bonitos”.
Y desde luego, preguntar a las esposas, los hijos y los padres ancianos de los 300 muertos si son felices en la Cuitlamanía con su frase bíblica de “los tiempos bonitos, muy bonitos”.

BALCONES: Pero también, preguntar a los Colectivos integrados con madres con hijos desaparecidos si ellos ya están sintiendo en su corazones y sus neuronas “los tiempos bonitos” con la búsqueda oficial de los suyos y que la vocera del Solecito, maestra en Letras Hispánicas, Lucy Díaz Genao, calcula en veinte mil, dos mil de los cuales, dijo, solo en la yunicidad.
Ha de preguntarse, claro, a los familiares de las 33 mujeres asesinadas y a los familiares de las 40 personas secuestradas si el advenimiento del nuevo día anunciado por la izquierda en Veracruz ya aterrizó a sus vidas.

VENTANAS: La cantaleta de “los tiempos bonitos, muy bonitos” parece una burla social, una ofensa, una humillación.
Por ejemplo, ni modo que el millón de indígenas, los dos millones de campesinos y los tres millones de obreros, en la miseria y la pobreza y sus familiares y ellos mismos en el desempleo, el subempleo y los salarios de hambre sientan, crean, estén convencidos de que están viviendo, gracias a la Cuitlamanía, “tiempos bonitos, muy bonitos”.
Y se ni diga, claro, preguntar a los vecinos de los poblados de Veracruz que todos los días padecen un virtual Estado de Sitio cuando apenas pardea la tarde se encierran en sus casas dado el creciente y vertiginoso grado de inseguridad, incertidumbre y zozobra.

PUERTAS: Tal es la filosofía política y de comunicación social del gobernador. Su inteligencia y madurez y sentido social apenas y le alcanza para frases bíblicas creyendo que los 8 millones de habitantes de la tierra jarocha le creen su tuitorreo “al pie de la letra”.
Habría, por ejemplo, de dar un seguimiento frío y cerebral a sus redes sociales para cuantificar el número de seguidores y que a primera vista, dice el politólogo Ramón Benítez, anda por los suelos, con una bajísima acústica y que comparados con los millones de seguidores de las hermanitas Kardashian significa una grosería.
Pero, bueno, cada quien se crea su mundo color de rosa.

CERRADURA: Los políticos han caída en una trampa cibernética apostando, como dice AMLO, “a las benditas redes sociales”.
Desde luego, y en la marejada, ninguna duda hay de que repiten el viejo estribillo de los escritores novatos miembros del famoso club de “Tú me lees y yo te leo, tú me aplaudes y yo también, tú hablas mal de mí y me canso ganso que yo también”.
Pero el grueso de la población que tuitorrea es para comunicarse entre sí y contarse sus cositas personales y hacer citas para un sabadaba en el antro salsero.

PATIO: Nueve semanas después de iniciado el nuevo gobierno, el desencanto y la desesperanza son la compañía en cada nuevo amanecer.
Dirán las diputadas locales de izquierda, comandadas por Adriana Paola Linares Capitanachi, distrito de Poza Rica, que es muy pronto para exigir resultados al gobernador, por ejemplo, en materia de seguridad pública.
Pero de igual manera, es demasiado pronto para andar en la locura de prometer el futuro con “tiempos bonitos, muy bonitos”, harta como está la población de tantas promesas incumplidas y de tantas agarraduras de…

BALAUSTRES: Además, está claro: todo indica que el gobernador nadie tiene a su alrededor que le guarde un poquito de estima y afecto (ni siquiera, vaya, en la dirección de Comunicación Social), pues nadie le observa sus resbalones verbales.
Claro, el góber es el Príncipe de Palacio, el tlatoani, el gurú, el jefe máximo, y puede resultar una temeridad una reflexión que lo pudiera llevar, incluso, al despido.
Ya se verá, entonces, el tiempo cuando aterricen “los tiempos bonitos, muy bonitos”.
Por lo pronto, tres policías asesinados (Orizaba, Xalapa y Acayucan) sembraron la desolación familiar sin mirar la luz en el largo y extenso túnel de la muerte.


Deja un comentario

Acerca del blog

Blog de noticias desde Veracruz.
Aquí, deseamos contar la historia de cada día.
Y cada día es un nuevo comienzo.
Y todos los días se empieza de cero...

Portal de noticias de Veracruz.