cargando

En twitter:

Historias de desaparecidos
Jueves 17 enero, 2019

Ana Karen, la menor asesinada en Orizaba, dejó la escuela para trabajar en un puesto de memelitas

•Era hija única y ayudaba a su madre, quien ahora vive una doble desgracia, pues no tiene dinero para su funeral
•Un detenido

Antonio Osorio

Ana Karen Castro Aguilar, la adolescente de 16 años de edad, asesinada la madrugada del lunes y encontrada encobijada en una cuartería de la colonia Espinal, vivía sola con su madre, a quien ayudaba trabajando en un puesto de picaditas para conseguir el sustento diario, pero hoy su progenitora no cuenta con el dinero suficiente para hacer frente a los gastos funerarios.
Por ello, en las últimas horas decenas de vecinos, amigos y conocidos de se volcaron en apoyo de la madre de la menor para pedir la colaboración de la ciudadanía e instancias del gobierno, debido a que la mujer no cuenta con el dinero suficiente para enfrentar los gastos funerarios de su hija.
Ana Karen Castro Aguilar, tenía apenas 16 años, era hija única y vivía junto con su madre, Soledad Aguilar Sánchez, en el andador 7 de la unidad habitacional Quetzalcóatl, en la colonia El Espinal.
La madrugada del lunes, la menor fue encontrada sin vida, aparentemente asfixiada, y envuelta en un sarape, atado con hilo, junto al zaguán de una cuartería ubicada en avenida Netzahualcóyotl y calle 15 de la mencionada colonia, cerca de su casa.
Desde hace aproximadamente un año, la adolescente terminó sus estudios en la escuela secundaria general “Quetzacóatl”, pero debido a la falta de recursos ya no pudo continuar con sus estudios. La falta de una figura paterna y de un empleo formal para su madre, la orilló a buscar trabajo, por lo que se acomodó en un local donde venden picaditas y desayunos.
Mientras su madre se encargaba de vender gelatinas, la menor trabajaba todos los días para ganarse unos centavos y así poder sobrevivir con su madre. Por las mañanas trabajaba y en las tardes, los quehaceres del hogar la esperaban, lavar los trastes, arreglar su cuarto y pasar horas junto a su madre, que desde pequeña la quiso tanto, según cuentan sus conocidos.
Pero el pasado lunes, a Soledad se le vino el mundo encima, cuando le avisaron que su hija había aparecido muerta.
Ahora, una doble desgracia la envuelve, ya que por un lado perdió a su única hija, y por otro, ha quedado sola y sin dinero para poder hacer frente a los gastos funerarios, por lo que sus vecinos y conocidos han salido en su apoyo para pedir ayuda de donde sea.
“Ana Karen murió en manos de gente mala sin corazón, la niña era una mujer como tú y como yo, o como tu mamá, tu hermana, tu hija, en fin, Karen vivía sólo con su madre, no había una figura paterna, por eso mismo las dos trabajaban muy duro para ir día a día sobreviviendo”, según comentan los vecinos, amigos y conocidos de las mujeres.
Karen, acusan, tenía 16 años y trabajaba en un puesto de memelitas, mientras que su mami trabajaba vendiendo gelatinas; “como podrán darse cuenta ellas tenían pocos recursos, por eso mismo les pido su ayuda, si alguien gusta cooperar con alguna moneda, billete, o algo en especie ya que como les mencioné, la señora ha quedado sola y no tiene los recursos para el funeral de Karen. En la capilla de la Unidad Quetzalcóatl, junto al féretro de Karen hay una cajita donde pueden dar su granito de arena, sea mucho o sea poco le servirá de mucha ayuda a su mami, hoy fue Karen, pero mañana podría ser cualquiera.... Muchas Gracias y Que Dios Los Bendiga”, escribió un usuario de Facebook en la página de Noticias de Orizaba Online.
El féretro con el cuerpo de la menor fue llevado a la capilla de la unidad habitacional, junto a la cancha de fútbol, donde fueron convocados los vecinos y conocidos de la menor, para acudir a velarla y de paso dar un poco de ayuda a su madre, ya sea en efectivo o en especie.
Algunos amigos, mediante las redes sociales pidieron que el Ayuntamiento, a través del DIF, ayude a la madre de la menor, para pagar aunque sea una parte de los gastos funerarios; otros condenaron el caso y propusieron que se haga una marcha de protesta ante las autoridades, para exigir justicia, ya que Ana Karen fue privada de la vida siendo una niña trabajadora.
Otros ciudadanos lanzaron reclamos contra el gobierno y aseguraron que a pesar de que vivieron en Orizaba actualmente temen regresar a la ciudad, debido a los altos índices de violencia que se han registrado en los últimos años.
Horas después del feminicidio, agentes de la Policía Ministerial capturaron al ex policía municipal de Orizaba, Rufino “N”, de 27 años, alias “El Chiquilín”, quien habría sido delatado por vecinos como quien mató a la menor y luego la llevó a tirar al pasillo de la cuartería.
Se conoció que aun cuando negó haber matado a la adolescente, el sujeto admitió que durante la noche del domingo convivió con ella y estuvieron tomando bebidas alcohólicas en su domicilio.
Por ello quedó a disposición de la Fiscalía Especializada en Delitos contra la Familia, como presunto responsable del delito de homicidio calificado.


Deja un comentario

Acerca del blog

Blog de noticias desde Veracruz.
Aquí, deseamos contar la historia de cada día.
Y cada día es un nuevo comienzo.
Y todos los días se empieza de cero...

Portal de noticias de Veracruz.