cargando

En twitter:

Diario de un reportero
Sábado 12 enero, 2019

El municipio 213

Partirán a Ixhuatlán de Madero
•Deshonrar a Heberto Castillo
•Ayuntamientos jodidos


DOMINGO
El municipio 213



El secretario General de Gobierno de Veracruz ha lanzado una romántica idea al carril público, como es crear el municipio número 213 en Veracruz.
Romántica, porque lo hace en medio de un huracán económico y financiero donde el 99.9 por ciento de los municipios de Veracruz y del país están atrapados y sin salida en la incapacidad social.
Pero más todavía:Busca pulverizar el pueblo de Ixhuatlán de Madero para crear otro municipio, la tierra donde nació el ingeniero Heberto Castillo Martínez (1928), el líder moral del movimiento estudiantil del 68, el candidato presidencial que declinara a favor de Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano en una decisión filosófica y política sin paralelo en la historia.
Pero más aún, el segundo candidato de la izquierda de Veracruz a gobernador, en 1992, frente a Patricio Chirinos Calero, luego de que en el año 1986,-->

Luis Velázquez

la profesora Gloria Sánchez, gran dirigente sindical de la Escuela Normal, ungida Senadora de la República, fuera candidata a gobernadora ante Fernando Gutiérrez Barrios.
Y, bueno, en 1992, Cuitláhuac García Jiménez tenía 23 años cuando Heberto Castillo fue candidato al Poder Ejecutivo Estatal, y entonces, quizá, ni siquiera habría pegado propaganda a su favor y/o talachear en la colonia popular donde vivía.

LUNES
Primer filtro, seis diputados


El estado de Oaxaca tiene el mayor número de municipios. 570. Todos, en la pobreza, la miseria y la jodidez, a tal grado que en el siglo anterior, los líderes locales se amparaban para que ningún partido político los obligara a una candidatura incómoda e indeseable.
El estado de Puebla ocupa el segundo nacional con municipios. 217.
Y Veracruz, el tercero, con 212.
Y en caso de que la Cuitlamanía fracture el municipio de Ixhuatlán de Madero equivaldría, primero, y por encima de todo, a un padre en la pobreza con un montón de hijos, todos jodidos en su presente y futuro.
Y en segundo, significaría un atropello político en nombre, ajá, del populismo, a la gran estatura moral de Heberto Castillo.
Por lo pronto, la papa caliente está en manos de 6 diputados locales.
Comisión de Límites Territoriales Intermunicipales: Rodrigo García Escalante (PAN), León David Jiménez Reyes (MORENA) y Jessica Ramírez Cisneros (MORENA).
Y de la Comisión de Gobernación: Adriana Paola Linares Capitanachi y Raymundo Andrade Rivera (MORENA) y María Josefina Gamboa Torales (PAN), la mismita que interpuso solicitud de juicio político contra el secretario General de Gobierno, Éric Cisneros Burgos por acusarla de pertenecer a un cartel, digamos, político.

MARTES
Gallera municipalista


La historia es así en la creación de municipios, digamos, y para referir una fecha, de Fernando López Arias, 1962/1968, a la fecha:
Con López Arias, el municipio de Isla el 14 de noviembre de 1967.
Con Fernando Gutiérrez Barrios, los municipios de Agua Dulce, El Higo, Tres Valles y Nanchital, los cuatro, el mismo día, 26 de noviembre de 1988.
Además, Gutiérrez Barrios los creó en dos años que durara su periodo constitucional porque Carlos Salinas se lo llevó de secretario de Gobernación.
Patricio Chirinos Calero, Carlos A. Carrillo (29 de noviembre de 1996), Tatahuicapan (29 de enero de 1997) y Uxpanapa (20 de enero de 1997).
Y Miguel Alemán, San Rafael y Santiago Sochiapan, el 15 de diciembre del año 2003.
En contraparte, los gobernadores Agustín Acosta Lagunes, Dante Delgado Rannauro, Fidel Herrera Beltrán, Javier Duarte y Miguel Ángel Yunes Linares, ningún municipio crearon ni recrearon.
Hubo, claro, y hacia el final de la yunicidad, el intento de crear un municipio más y fracturar la economía y la vida civil de Santiago Tuxtla para crear el municipio de Tres Zapotes, la ex diputada local, Jazmín Copete, quien ya se soñaba la primera alcaldesa.
Ahora, en la sexta semana, la Cuitlamanía alborotando la gallera municipalista.

MIÉRCOLES
Municipios jodidos


Muchas razones fluyen y confluyen para que los municipios estén jodidos. Incluso, condenados de por vida como si se tratara de una maldición emanada de la caja de Pandora.
Entre otras, las siguientes:
Uno. La corrupción. Yo, dijo Layín, el alcalde de San Blas, robé poquito porque poquito había.
Yo, dijo un ex de Boca del Río, “dejé de ser alcalde y dejé de ser pobre”.
Y al lado de la ola corruptora, la impunidad para todos ellos.
Dos. Los negocios lícitos e ilícitos y que por regla general, se canalizan a través de la obra pública, ya con una compañía constructora propia o de un prestanombre o de unos profesionales a quienes reclaman el diezmo y el doble diezmo.
Tres. Los altísimos sueldos para los jefes y los privilegios para las barbies en turno.
Cuatro. La excesiva burocracia.
Cinco. La frivolidad en el gasto público.
Seis. La mala, pésima distribución del presupuesto.
Siete. El desequilibrio financiero.
Ocho. La falta de apoyos estatal y federal.
Nueve. El colmo: ahora, con AMLO, presidente, achicarán el Ramo 23 en un 70 por ciento bajo el argumento de que los fondos especiales han sido manejados con discrecionalidad, es decir, “ordeñando la vaca”.
El resultado es por todos conocidos: limitados servicios municipios para una población creciente, además de la pésima calidad de los servicios.

JUEVES
Fracaso histórico


En el país, y por añadidura en Veracruz, domina la idea y la percepción de municipios rebasados por una población reclamante.
Pero ya desde Justo Sierra, el secretario de Educación de Benito Juárez, diputado federal a los 30 años, uno de los legisladores en la Constitución de 1857, aseguraba que “la mayoría de los Ayuntamientos, y aun todos ellos, carecían de los recursos necesarios para retribuir el trabajo de sus munícipes” (Daniel Cosío Villegas), y más, mucho más, para enfrentar con dignidad y sin mortificaciones los graves pendientes sociales, los mismitos que todavía hoy se consideran una pesadilla para el 99.9 por ciento de los Ayuntamientos, a excepción, claro, de San Pedro Garza, de Nuevo León.
Se ignora si ahora con la república amorosa y “la honestidad valiente” de AMLO, el presidente, la dura e implacable lucha contra la corrupción política y la austeridad total y absoluta que ha llevado a la reducción salarial de los jefes de jefes, alguna lucecita podría estar alumbrado, de cara al futuro la posibilidad de que por fin los municipios sean autosuficientes.

VIERNES
Más discordia social


Mucho se duda, sin embargo.
Nadie es honesto ni austero por decreto, así sea presidencial, pues por eso mismo, el país ocupa el primer lugar de corrupción política en América Latina y uno de los primeros lugares en el mundo.
Por eso, pareciera que cabildear el municipio número 213 en Veracruz significa que algún cristiano o varios fumaron mota y de la mala para llegar a ese trance esotérico.
Claro, la LXV Legislatura con mayoría simple de MORENA y mayoría calificada de diputados de oposición “tirándose al piso” como fuera el caso del par de mujeres panistas votando por la ley Anti-Wínckler, la Cuitlamanía puede hacer y deshacer pues tiene al Congreso de su lado.
Pero de ser así, en Ixhuatlán de Madero, la tierra de Heberto Castillo (Andrés Manuel López Obrador fue su coordinador de campaña como candidato a gobernador de Veracruz), solo abonará la discordia y la fractura social.
Además, partir Ixhuatlán es tierra fértil para multiplicar la pobreza, la miseria y la jodidez institucional.


Deja un comentario

Acerca del blog

Blog de noticias desde Veracruz.
Aquí, deseamos contar la historia de cada día.
Y cada día es un nuevo comienzo.
Y todos los días se empieza de cero...

Portal de noticias de Veracruz.